I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Noche de estreno [Theo Collins + Noel Camus] +18

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Lun Ago 03, 2015 3:11 pm
A Noel le gustaba el lujo. Mayormente porque siempre lo pagaban otros. Hoy era la presentación de una nueva obra de teatro en el palacio de artes. Un edificio que moderno al estilo americano, pero que trataba de mostrar el porte de los palacios de la opera y los teatros de Europa.

No tenía muy claro de que iba la obra, solo que al chaval que la protagonizaba le sentaba muy bien la túnica y los laureles con los que posaba. El reclamo evidente para la mitad de los que acudieran a verla, la carne siempre vende. Es algo que los carniceros y los chaperos sabían muy bien.

El plan era fantástico: Las personalidades de la ciudad acudirían al evento; Se servirían unos cocteles; verían la obra de teatro; y por ultimo habría una de esas cenas modernas tipo lunch en la sala multiusos. Basicamente todo el mundo depie hablando de lo bonita que habia sido la obra de teatro, soltando algunas referencias leidas de la wikipedia mientras pasaban camareros con miniraciones de bocado que no quitarían el hambre a nadie y copichuelas de champan.

Unos pocos hablarían de chanchullos varios, otros se irían al baño a “empolvarse la nariz” y para las doce… cada mochuelo a su olivo. La situación era divertida porque al ser una ciudad tan gay no sorprendía que el concejal de cultura llevara a un acompañante masculino atractivo, aunque tampoco podían ser tan descarados como si fueran una pareja hetero. Pero básicamente aquella noche Noel era la pilingi guapa en visones que demuestra que su hombre tiene éxito capturando presas atractivas. Solo que en vez de visones llevaba un traje hecho a medida. Lo de que fuera de pago se daba por sentado.

Asintió a unas palabras que su compañero le dedico sobre la obra clasica griega en la que se habían inspirado para hacer este refrito cultural. Mostro interés y admiración, aunque ya lo había leído en el panfletillo. –Que bueno que una obra asi este en nuestra ciudad- Dijo, agradeciendo que las luces se empezaran a apagar. Era más fácil fingir un orgasmo que tomarse en serio a este gente.

***

Noel no tenia ni idea de los mitos griegos, ni de la métrica cuidada. Solo sabía que al comenzar su texto el actor protagonista, había dejado de pensar cochinadas sobre él, dejándose atrapar por sus diálogos y sus angustias. Cuando el muchacho se dejo caer al suelo, con la muerte de su personaje, no pudo evitar derramar algunas lagrimas. Lagrimas que se vieron un poco cuando las luces se encendieron, porque fue el primero en levantarse a aplaudir.

***

Cuando en un momento de aparte, el concejal le dijo que muy bien fingidas sus lagrimas. Noel asintió sonriente como si fueran merito propio, aunque le quedo muy claro que todos esos políticos eran una panda de psicópatas sin sentimientos. Al menos su cliente estaba muy contento porque su acompañante se demostrara más afeminado que él, pero sin perder los papeles propios de la situación.

Deambuló por la sala comun mientras su acompañante se apartaba a conspirar con un secretario de la oficina de urbanismo. Cazó la primera copa de champan de la noche de una bandeja que pasó cerca.
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Lun Ago 03, 2015 6:20 pm
Se avecinaba otro estreno cargado de lujos, estreno al que acudirían personalidades famosas tanto del mundo de la moda, como de la política y del cine, entre otros. Theo estaba nervioso, eso no lo iba a negar, pero tras haber pasado por Broadway nada era misión imposible para él. Aquella obra era una adaptación de un clásico de Grecia, y a Theo le había tocado ser el protagonista. Básicamente el ochenta por ciento del tiempo estaría dialogando para sí mismo frente al teatro, haciendo los monólogos que tan bien se le daban. Por suerte aquella obra no tenía desnudos o escenas de poca ropa –exceptuando los trajes griegos, las togas blancas que se colgaban de uno de sus hombros–, así que no tendría que sentirse cohibido en un estreno tan famoso.

* * *

Cuando terminó la obra se vistió de manera elegante, pantalones de traje, camisa blanca y chaleco negro. Nada de pajaritas ni corbatas. Total, nadie se fijaría en su atuendo en aquella cena. Cuando terminaba de prepararse no hacía más que recordar a aquel joven que se había levantado a aplaudirle en cuanto terminó la obra, sin dar tiempo al resto del público a reaccionar. Era de los pocos jóvenes que acudían al teatro, si bien no sabía si había ido obligado, acompañando a alguien o qué. Suspiró antes de dejar su camerino y acercarse a tal fiesta, sonriendo antes de entrar.

No tuvo un recibimiento entre vítores, cosa que tampoco esperaba ni quería, pero muchos se acercaron a felicitarle. Dio las gracias varias veces y luego, tras un par de fotos, recorrió la sala, ignorando al resto de los actores. Prefería dejar su relación como algo únicamente de trabajo. Fijó su vista en el joven que se había levantado a aplaudirle, solo en ese momento. Con disimulo se acercó a él, cogiendo por el camino una copa, imitándole, de una bandeja que pasó por su lado. Le dio un sorbo antes de ponerse frente a él y alzar hasta la altura de su abdomen una mano; esperaba que el otro se la estrechase.

Supongo que ya sabe mi nombre, pero... Theo. Gracias por lo del teatro. Es la primera persona tan joven que se levanta así para aplaudirme —sus mejillas se sonrojaron ligeramente mientras soltaba una carcajada natural—. ¿Puedo saber su nombre, joven?
Al llamarle joven el parecía mucho más mayor, pero simplemente le gustaba cómo sonaba la palabra. Probablemente no se sacaban muchos años, tampoco. Le observó de arriba abajo y luego paseó la vista por la estancia. Se formó una idea algo desagradable en su mente; ¿estaría acompañando a uno de las docenas de peces gordos que había allí? Seguramente sí, pero no por eso el chico le iba a caer peor.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Mar Ago 04, 2015 4:30 pm
Noel levanto las cejas y sonrió divertido. -Vaya, el protagonista de la velada. ¿Cómo es que no está asaltado por fotógrafos y admiradores?- Le estrechó la mano que el otro le ofrecía. –Noel. Y te ruego que nos tuteemos o voy a saltar por una ventana. Creo que en esta sala solo hay gente que no llega a los treinta o que pasa los cuarenta. Entre los del primer grupo creo que podemos ser menos formales. Además- baja la voz como si le contara un secreto -llevo un rato observando esta fauna y sospecho que contra más educados son entre ellos, más se odian.

-Pero antes que nada, tengo que hacerte una pregunta- da un trago a la copa para crear una pequeña pausa. –¿Alexios y Cyrus tenían un romance? Es eso o no he sabido leer entre líneas nada.- Le dedica una sonrisa – Aunque si no es así me gustaría saber porque Alexios mira a Cyrus antes de morir, y no a su amado oficial.

Espera la respuesta del otro, estudiando sus gestos y miradas tanto o más que la respuesta.



El más pasivo del Verano 2015
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Mar Ago 04, 2015 6:34 pm
Soltó una carcajada divertida y sincera cuando le dio tales razones para tutearse y asintió con el rostro. —Está bien, Noel, te tutearé. Yo también me siento más cómodo, no te voy a mentir —cambió el peso de un pie al otro antes de pegarle un sorbo a la copa, dejándola ya a la mitad. Asintió con el rostro cuando le dijo que le iba a preguntar algo y alzó con ligereza una ceja, temiéndose lo peor. No tenía pluma pero muchas veces le habían preguntado sin más, a oídos de los demás, si era gay o no. No le gustaba hablar de esas cosas en entrevistas y lo llevaba con secretismo.

Sonrió al escuchar que la pregunta era de la obra y terminó por asentir con la cabeza. —Leíste muy bien entre líneas y está claro a quién prefiere Alexios. Si no, hubiese mirado a quien dices, su verdadero amor, incluso aunque acabase de matar en ese duelo a su amante. No quisimos meter escenas explícitas de tal romance para que el espectador lo interpretase, y tú lo has interpretado bien, por lo que veo —sonrió y le guiñó un ojo antes de frotar uno de sus hombros—. De veras, gracias por haber vivido tan bien la obra.

Se terminó la copa y no tardó mucho en intercambiarla, dejando la vacía en una bandeja antes de coger una llena de nuevo. —Ahora es mi turno y espero sinceridad por tu parte. ¿Qué haces aquí? Independientemente de que te haya gustado la obra... ¿por qué has venido? —preguntó en voz baja y acercándose a él para que le oyese bien. No podía permitirse que otros escuchasen tal conversación. Quería saber si sus sospechas de que fuese un chico de compañía, finamente dicho, eran ciertas.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Miér Ago 05, 2015 3:03 pm
Recibió su gesto cercano con sorpresa. –Bueno no es para tanto, seguro que los gafotas pillan un montón de referencias a clásicos que solo ellos conocen. Yo solo me limite a meterme en la historia, como quien ve la tele o el cine. La verdad que si te soy sincero pensaba que no podíais competir, pero veo que me equivocaba. Voy a darle una oportunidad al teatro como pasatiempo.

Espera su pregunta, divertido. ¿Qué querría saber que le pedía sinceridad por su parte? Cuando la escucha no puede evitar sonreír. –Vengo acompañando al concejal de cultura. Es un hombre en auge en el partido y tener a un chico guapo y discreto que llega y se va con él y le ríe las gracias da imagen de seductor y hombre de éxito. Además, así muestra su pertenencia al colectivo gay, imprescindible en esta ciudad.– Le toma del brazo con sutileza y lo acerca a uno de los balcones abiertos. Vista desde fuera la imagen parecía sacada de una película de James Bond. -Evidentemente este paripé esta costándole un dinero que va directo a mi bolsillo, que supongo que es el fondo de tu pregunta. Espero que un hombre de mundo como tú no vaya a escandalizarse de esta transacción.

Contempla la noche desde el balcón, respirando el aire cálido de California. Su compañero de charla le resultaba mentalmente estimulante. La noche prometía no ser tan aburrida como había imaginado.



El más pasivo del Verano 2015
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Miér Ago 05, 2015 7:24 pm
Sin poder contenerlo, sus labios dibujaron una sonrisa al escuchar que quizá tomase el teatro como un pasatiempo. —En ese caso espero que me hagas una visita al camerino cuando vayas a ver alguna de mis obras. Que al menos esta charla sirva para algo —bromeó divertido y con naturalidad para luego callar. Escuchó con atención lo que le decía y antes de que le llevase al balcón echó un vistazo a la sala. Ahí estaba el concejal de cultura, sin preocuparse aparentemente por Noel pero, con toda seguridad, presumiendo de él ante el resto de peces gordos.

Una idea le cruzó la mente... oh, se ganaría el odio del concejal, pero él ganaría algo más. No podía arriesgarse, al fin y al cabo todo dependía de Noel. Le pegó un sorbo a la copa y bufó, negando con el rostro. —Para nada me escandalizo por ello. En mi profesión se hacen cosas así. Una vez pagué a mi guardaespaldas para tener sexo con él, si me permites decirlo. No es que esté a favor de la prostitución, pero si el pagado no se queja y el pagador tiene dinero para permitírselo... ¿por qué no pasar ambos un buen rato?

Dibujó la que él creía que era su mejor sonrisa triunfal y seductora en los labios antes de girarse, apoyarse en el balcón y quedar así frente a Noel. Le pegó otro sorbo a la copa, casi terminándola, y le señaló con ella. Aprovechó que estaban solos en el balcón para preguntarlo de forma normal, no bajando la voz. —No te sientas obligado a responder, Noel, pero... ¿cuánto te está pagando esta noche?
Volvió a mirarle de arriba abajo, sin preocuparse en disimular. Era una idea loca... pero la iba a llevar a cabo, sin duda.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Miér Ago 05, 2015 7:45 pm
-Te tomo la palabra, y vendré a hacerte alguna visita al camerino cuando estrenes tu siguiente obra.- Le lanza una mirada provocativa, le habría lanzado una sonrisa descarada, pero no procedía en esta situación.

Escuchó la anécdota divertido, tanto por el hecho en sí como por la naturalidad con la que el otro hablaba de estos temas. -Vaya, que guardaespaldas más completo. Aunque perdóname que te diga que me parece una falta de profesionalidad por su parte. Esas no son maneras de vigilar tu seguridad. Los guardaespaldas están para ocuparse de que nadie te ataque. Del sexo por dinero nos ocupamos otros gremios, más antiguos según dicen. Por cierto, mi tarjeta.- Le da una tarjeta con la web y el teléfono de los Parris, pero una que por detrás llevaba su móvil personal. No era una deslealtad si lo hacía gratis, fuera de horario. Y si se ponía la túnica para su encuentro estaba dispuesto a darle un buen repaso solo por amor al arte, a esos ojazos de mirada intensa concretamente.

Aunque podían hablar con naturalidad le susurro la cifra en el oído, con un suave mordisco en la oreja que no podía ser visto desde la sala. Ya separándose añadió –Eso es lo que vale contratarme por una noche entera, generalmente para otros menesteres.
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Miér Ago 05, 2015 7:56 pm
En seguida negó con el rostro; no quería que el otro se llevase una mala imagen de su guardaespaldas o de Theo mismo. —Oh, no, fue ya en mi casa, sin peligro alguno. Me comentó que como modelo era una práctica habitual en él, y, bueno... a nadie le viene mal un poco de sexo —terminó por confesar con diversión antes de coger la tarjeta. Observó que no era el nombre de Noel, luego debía de formar parte de una empresa o algo por el estilo. No importaba, pues al darle la vuelta comprobó un teléfono móvil que seguramente era del chico. Le dedicó una sonrisa y guardó la tarjeta.

Escuchó la cifra y aunque alzó las cejas sabía que disponía de ese dinero y más. Soltó un jadeo y sintió un escalofrío de placer ante el mordisco, algo totalmente inesperado. Rápidamente miró hacia dentro, fijando sus ojos en las puertas por las que salieron. Nadie se dio cuenta, por suerte. Se recuperó con otro escalofrío y volvió a mirar aquellos ojos hipnotizantes de Noel. —No sé qué imagen te vas a llevar de mí... pero... puedo doblar esa cifra para que estés conmigo el resto de la noche. Otro día te pagaré otra cantidad, o esperaré a que estés fuera de horario laboral, si se me permite tal indiscrección. Pero hoy... piénsalo. No te obligo a nada. Doblo la cifra y te vienes conmigo; al menos te aseguro que te daré un final, digamos, más feliz. Dudo que ese tipo aguante mucho despierto en la cama.
Al decirlo señaló con la cabeza y de manera disimulada al concejal, que podía ser visto desde donde estaban. Aparte de no estar en muy buena forma se le veía algo ebrio; tal y como dijo Theo, lo más seguro es que durase quince minutos despierto nada más tumbarse en una cama. Y el joven actor sentiría pena al saber que Noel había perdido así una noche, por supuesto, de ahí que estuviese intentando comprarle él para esa noche y lo que restaba de ella.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Miér Ago 05, 2015 8:14 pm
-A vale, me deja más tranquilo. No queremos que te pase nada, por culpa de un guardaespaldas distraído... Ni intrusismo profesional- Sonrie su propio chiste.

-No te asustes, esa es la cifra por noche entera, de normal cobro por horas, la fracción se paga como hora entera. Y, sinceramente, la impresión que me da es que eres un poco caprichoso y loco. ¿Sabes que concejalía decide que obras de teatro tienen subvención o pueden emplear los teatros públicos y cuáles no?- Por no hablar de lo que iba a decirle el conceljal al señor Parris, tambien conocido como su chulo

-Tengo una contraoferta mejor: De vez en cuando mariposeamos por la fiesta, yo para fingir que me aburro si mi acompañante no me hace caso y suplicar su atención ante sus amigotes, tú para hacer contactos. Si me traes al director de la compañía, os presento al concejal, seguro que él agradece más el gesto. Y cuando el borrachín se quede dormido, me doy una ducha y nos encontramos en algún otro lugar. Si te parece esperar mucho, podemos hacer algo en los baños. Si no te parece muy burdo y vulgar, claro.- Terminó su copa tras semejante monologo, aunque nada comparado con los del que tenia delante.

Lo miro antes de decirle con sinceridad: -Es un piropo un poco raro pero… Me gustaría hacerte algo gratis, “me apeteces”.



El más pasivo del Verano 2015
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Miér Ago 05, 2015 8:31 pm
La mirada de Theo se perdió durante unos segundos en el suelo al escuchar las palabras de Noel. Sin duda no era su cabeza sino la entrepierna la que había hablado los últimos cinco minutos. Llevarse a Noel de la fiesta sin dar los dos señales de vida sería muy peligroso y sospechoso, eso era cierto. Entreabrió los labios, aunque como no sabía qué decir agradeció que Noel siguiese hablando. Poco a poco volvía a ser él mismo, ladeando el rostro ante su oferta.

La meditó durante unos segundos, volviendo a perder la vista en la nada. Alzó los ojos y soltó una carcajada al escuchar aquel piropo, y negó con el rostro. —Sería todo un placer para mí... pero al menos una hora te pagaré, Noel... aunque sea por, no sé, las molestias de haber venido hasta aquí —dijo, aunque sabía que no había sido molestia para él ya que había sido su trabajo—. Bueno, ya discutiremos eso más tarde. En cuanto a tu plan... me gusta, no tenemos nada mejor. Sólo tenemos que pensar una excusa por si alguien nos ha visto así, hablando en el balcón y alejados del resto. Y puedo esperar; la espera hará que el acto sea mucho mejor. La idea de hacer algo en el baño es tentadora, sí... y me pone, no te voy a mentir. Pero lo dejaremos para otra ocasión, si te parece.

Le guiñó un ojo y se acercó a él. Sus labios besaron la comisura de los labios de Noel antes de acercarse a su oreja. Le susurró que con aquello le bastaría por ahora. Por supuesto que desde fuera parecía un choque torpe entre ambos rostros, pero estaba claro que Theo lo había hecho para darle un beso, si bien fue en la comisura de sus labios y de pasada. —Volvamos dentro, tenemos unas cuantas estupideces que atender —le aconsejó con un tono divertido en su voz.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Miér Ago 05, 2015 9:01 pm
Su hermano estaría decepcionado. El tigre había cedido a la responsabilidad y el compromiso. Lo cierto es que en parte era así. Aunque le apetecía mucho enrollarse con aquel chico de facciones atípicas y atractivas, no iba a tirar por la borda su relación con los Parris ni darle un mal servicio a un cliente importante. El dinero estaba viniendo en buenas cantidades estos últimos medes y no iba a cerrar el grifo así a lo loco. El dinero también era muy sexy a su manera. El otro se mostro templado al rechazar su oferta de los baños. Ambos iban a mantener sus papeles en este teatro.

Respondió a su oferta de pagarle una hora –Bueno, si insistes- ¿Encontraría el otro morbo en pagar? No sería el primero. Al final el señor Augusto se llevaría también tajada del actor.
El beso del otro le excito, era una promesa de lo que venía después, pero el resto de la noche fue peor, cada vez que lo veía sentía avecinarse algo que los dos deseaban pero no podían cumplir hasta que llegara el momento adecuado.

Incluso volvieron a coincidir en otro momento. Cuando le presento al director de la obra y al protagonista al concejal. El jefe de Theo sabia más sobre cómo manejar este tipo de situaciones, diez minutos después ambos estaban empolvándose juntos la nariz. Ganándose subvenciones a golpe de esnifadas. Eso les dejo solos, hablando de chorradas en las que entrelineas solo podía leerse: Quiero que llegue el momento.

Poco antes de abandonar el lugar busco tropezarse con el actor -Dame tu numero, te mensajeo cuando este libre- le susurro. -¿Te parecería muy raro llevarte a tu casa la túnica de Alexios? Me he quedado con ganas de saber cómo era con Cyrus en la intimidad, si no te importa que me pida ese papel claro.

Así se fue a casa del concejal, que evidentemente se quedó dormido en cuanto cayó a la cama. Hora de marcharse de allí. En cuanto salió de la mansión mando el mensaje: -Estoy libre, solo dame una dirección y acudo.



El más pasivo del Verano 2015
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Jue Ago 06, 2015 4:23 am
Sí, sin duda había sido un movimiento inteligente. Durante toda la noche su vista voló hacia Noel, si bien actuó con naturalidad cuando se toparon juntos. Estaba deseando llevarle a su cama y la espera tan sólo haría que el momento en sí estuviese más cargado de placer. Tuvo varias pequeñas entrevistas para periódicos que saldrían al día siguiente, algunas fotos con gente del ayuntamiento de la ciudad y conversaciones donde, por mucho que intentaban sonsacarle información privada, él no decía nada.

Estaba despidiéndose de algunas personas cuando notó a Noel cerca de él, asintiendo ante sus órdenes. Tras intercambiar los números observó sus ojos. Era una petición peligrosa... pero terminó por asentir con la cabeza y esbozar una sonrisa. Con cuidado de no manchar los trajes de semen todo iría perfecto. Tras despedirse de todos se escabulló a la zona de backstage del teatro y entró en su camerino. Cogió su traje, y tras vigilar que ni siquiera el de seguridad le viese cogió el de Alexios; ambos eran blancos, muy parecidos, pero se distinguían en las decoraciones que tenían. Se escabulló a su moto y condujo con rapidez a su casa.

Pasó al salón, extendió los trajes en el sofá y se quitó el chaleco que llevaba. Se sacó la camisa del pantalón y se desabrochó el primer botón, adoptando así una pose bastante informal. Dio vueltas por la casa hasta recibir el mensaje y con una sonrisa le dio la dirección. Minutos después escuchó el timbre y cuando abrió se asomó a ambos lados; no había nadie por allí, afortunadamente. —Entra —musitó con una sonrisa y cuando lo hizo cerró la puerta y echó la llave. Se quedó observando a Noel y como si le hubiesen dado un latigazo en la espalda para que actuase avanzó hacia él, sujetó su cintura y comenzó a besarle, ladeando el rostro. Saboreó sus labios y dejó que ambas lenguas jugueteasen entre sí mientras una de sus manos navegaba por sus bolsillos. Cogió los billetes que había guardado allí al llegar a casa, que sumaban la cantidad de una hora, y los metió en uno de los bolsillos de Noel—. La próxima vez será gratis, a menos que me hagas pagarte. No me importa, maldición, tienes pinta de ser buenísimo —musitó al cortar el beso y tras darle varios picos más le pidió que le siguiese al salón. Una vez en él, señaló los trajes con una sonrisa triunfal en el rostro.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Jue Ago 06, 2015 4:48 pm
Acudió a la casa del actor, alterado. No le solía poner nervioso la perspectiva de echar un polvo, este en cambio era especial. Le daba morbo el otro, era más que morbo físico, le había impresionado con su forma de ser. Y que estuviera dispuesto a doblar la cifra por él le gustaba muchísimo.

Que en la mente de Noel “pagar el doble” y “hacerlo gratis” fueran piropos hablaba un poco mal de él.

Theo miro a ambos lados, provocando una sonrisa en Noel ¿Un “armarizado” en Beverly? En cualquier caso encontró excitante el arrastre adentro de su casa y el cerrar de la puerta era como un “a la cueva”.

El otro le miro intensamente. Tiger le sonrió, pegado a una pared, dejándose mirar hasta que el actor saltó a por él. Sus lenguas jugaron entre sí con muchísimo morbo. Las horas que habían esperado aun pesaban. Le acaricio el brazo con el que le sujetaba la cintura. Le gustaba que los hombres le sujetaran y acercaran.

Noel lo habría hecho gratis, pero el dinero no le disgustaba, también provocaba en él cierta respuesta, ahora era su responsabilidad hacer que el otro lo pasara como nunca. Y le despertaba unos sentimientos con ciertos matices de entrega por su parte que tampoco hablaban bien de su personalidad.

-Si me dejas con ganas de repetir, será gratis- Le dijo, con complicidad, entre picos. En uno de ellos le beso la nariz en vez de los labios. Se dejo llevar al salón, parecía que la idea del “roleplaying” había excitado a su cliente tanto como a él. Sonrió divertido. –Y hasta te has hecho con el de cyrux. ¡Qué granuja!

Lo llevo a uno de los sillones y lo empujo para hacerle sentarse, Tiger se sentó sobre él con cuidado y volvió a comerlo a “picos”. Tal vez fueran las copas de champan o el morbo de la situación pero se dejo llevar. Comenzo a hablar inventándose absolutamente todo lo que dijo –Naci hace poco más de veinte inviernos en este tranquilo pueblo de agricultures- Le besa y acaricia –Tengo un hermano mayor y tres pequeños- acaricia el pecho del otro y se desabotona su propia camisa –Vivimos del pastoreo de cabras, es una vida sencilla pero feliz. Las noches de verano podemos trasnochar un poco en la loma de al lado de casa, con una botella de licor, y algunos higos secos dulce.- Lleva la mano del otro por su pecho, gimiendo. Aun lleva la camisa, aunque abierta –En esa loma también hay algunos otros chicos del pueblo. Hay uno cuya familia fabrica quesos. Las noches que viene siempre trae un poco. Y tras compartir la comida y el licor solemos yacer juntos.- Se pone de pie frente a él y se suelta los pantalones dejándolos caer y quitándoselos. -No es el único, he compartido mi afecto y entregado mi cuerpo con varios más. Pero- se acerca a él, dejando atrás los zapatos, se los quita empujando cada uno con el otro pie. Se vuelve a sentar sobre su cliente, esta vez solo en bóxer y calcetines –eran solo diversión y pasar el tiempo. No conocí el amor hasta que Alexios llego a nuestro pueblo, buscando valientes que se enrolasen en su ejército. No soy un valiente, ni había luchado nunca pero– Le mira a los ojos –Cuando vi sus ojos supe que moriría por él. Que los dioses del Olimpo me perdonen pero no fue la nobleza y legitimidad de su causa la que me convenció de segirle. Sino su mirada, que me desarmo desde ese momento y para siempre.
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Jue Ago 06, 2015 6:12 pm
Soltó una carcajada sin poder evitarlo cuando le llamó granuja y encogió los hombros aparentando una inocencia que ni de lejos tenía. Si jugaban, jugaban bien y en serio. Se dejó llevar en todo momento, acomodándose en su propio sofá y correspondiendo los cortos besos que el otro le daba. Luego observó el rostro de Noel con una pequeña sonrisa en los labios mientras escuchaba aquella historia. Cuando le besaba no respondía, pues estaba incluso concentrado en aquella historia. Así pues, apenas se enteró cuando le llevó la mano a su torso, si bien es cierto que se lo palpó de arriba abajo y acarició uno de sus pezones.

Si bien no dejó de escuchar la historia, su mente se alejó de ella al ver al otro desnudo a excepción de la ropa interior ante él. Ya estaba a punto de ocurrir, estaba a punto de celebrar el estreno como mejor podía. Sus manos se desplazaron lentamente, como si le costase, y acarició sus costados y sus muslos, escuchando atentamente sus palabras. Clavó sus ojos en los de Noel cuando le miró y una ancha sonrisa invadió sus labios ante aquel comentario de sus ojos. Sin poder evitarlo subió una de las manos de su costado a su nuca y le atrajo hacia sí, besándole y jugando con su lengua. Poco a poco se giró, hasta dejar sentado a Noel. Acabó de pie frente a él y tras quitarse los zapatos como él comenzó a desbotonarse la camisa.

Toda mi familia ha sido integrante del gran ejército griego casi desde el nacimiento del imperio helenístico. Por supuesto, sólo buscamos a hombres fieros y valientes, que no vacilen por nada —fue bajando la voz según se acercaba a él, desabrochándose del todo la camisa. Le imitó y le instó a que acariciase todo su pálido torso, desde el cuello hasta el borde del pantalón mientras él mismo se iba sacando la camisa por las mangas—. Un día estábamos faltos de hombres, y recorrimos todos los pueblos de la zona; cada vez se nos unían más y más hombres, si bien yo buscaba a alguien en especial —se había apartado de encima de él para ir deslizándose los pantalones hacia abajo, mostrando sus bóxers blancos y apretados a Noel. Volvió a sentarse en su entrepierna, llevándole las manos a Noel a sus propios muslos y dejándole que tocase donde quisiera—. Encontré a ese alguien especial, y sin duda su revelación me ha abierto un mundo nuevo. Ahora, le invito a que cumpla las tradiciones de mi familia y vista los ropajes que vestimos.

Buscó sus labios y los besó mientras cogía sus muñecas, se levantaba de encima de Noel y le levantaba, lentamente. —Dejemos la sorpresa para más tarde —le pidió, refiriéndose a quitarse los bóxer una vez estuviesen cubiertos para así descubrir lo que tenían entre las piernas una vez intimasen con los trajes. Se acercó a ellos, sin dejar el rol de griego, y tras colocarse el suyo, con un pectoral al aire, cogió el que había usado su compañero de reparto y lo deslizó con suavidad por su cuerpo. Se lo abrochó en un hombro y posó una mano en el pectoral que le quedaba libre, clavando las yemas de los dedos antes de pasar el pulgar por su pezón—. Tal y como sospechaba, a ese alguien especial le quedan de lujo nuestros trajes. Sin duda, he sabido decidir, pues no sólo será mi soldado más leal... sino mi amante.

Tras aquella palabras le sujetó las nalgas y le alzó en el aire, instándole a que le rodease con las piernas. Una vez lo hizo caminó hasta toparse con la ventana. Apoyó a Noel en ella, con cuidado de no hacer mucha presión contra el cristal, y comenzó a besar sus labios. Esta vez se dejó de tonterías, besando sus labios con toda la pasión que pudo. Sus labios se abrían y cerraban acompasados a los de Noel, mientras de vez en cuando su lengua inundaba la boca del castaño.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Jue Ago 06, 2015 7:15 pm
Sentía las caricias los besos, el suave juego sobre su pezón, cosas que le hacían temblar de gusto. Pero también noto la atención del otro. Era la primera vez que alguien, y mucho menos alguien que hubiese pagado, le prestaba atención real. Aunque también era la primera vez que la historia era un poco más compleja que “me he mojado la camiseta ¿Te importa que me la quite?” o “me das crema solar en la espalda que yo no llego”. En cualquier caso la atención del otro le gustaba, le daba morbo, aunque también inseguridad. No sabía nada sobre griegos, ni sobre la Ilíada ni sobre nada realmente. Posiblemente quien hubiese inventado a Cyrux se volvería loco de rabia si le oyera hablar.

Su historia fue recompensada con un beso. Un beso en el que Theo le atraía hacia sí, algo que le encantaba. Un beso con juego de lenguas. Morboso. Comiéndose la boca el uno al otro con pasión. La respiración de Tiger se acelero, disfrutando.

Luego le tocó al otro. Noel le escucho atento, tanto a lo que decía como a lo que transmitía. Aunque también le acaricio, incluso se incorporó un poco para besarle el abdomen mientras se descamisaba. Al sentirlo encima le acaricio las rodillas y los muslos, como él le indicaba. Y sus manos ya iban directas hacia el miembro del otro. Podía verlo con claridad, marcado en el Boxer. Quería tocarlo y sentirlo. Pero se contuvo, aquella noche había descubierto una nueva forma de placer, el posponer y desear en vez de ir directamente al grano. Así que se acerco despacio, pero no llego a tocar, retiro las manos para volver acercarse. Finalmente no pudo resistirse y le  acaricio el paquete, aquel bóxer blanco era demasiado provocador. Paso su mano con suavidad, dejando que las yemas de sus dedos sintiesen la forma de su miembro viril a través de la tela.

Se dejo levantar y llevar, nervioso, sintiendo el morbo que le provocaba que el otro le sujetara las muñecas con delicadeza pero firmeza. El traje le quedaba de coña a Theo, sin duda el que lo diseño sabía lo que movía a los ciudadanos de Beverly, lo que les gustaba.   El otro le valía, pese a no ser suyo. Y pronto tuvo la mano del otro en su pezón… Ya no era Theo… definitivamente era Alexis. Tiger, o más bien cyrux, le miro a los ojos mientras el actor ponía de nuevo la mano en su pectoral y su pezón. Le acaricio el brazo, sujetando la mano contra su pecho, dándole permiso para tocarle cuanto quisiera, con la respiración a mil mientras el otro le declaraba su amante.

Se dejó llevar apretando al otro por las caderas con sus piernas, deseando que no hubiese espacio entre ellos. Mientras se besaban acariciaba el pelo del otro con una mano, mientras con el otro brazo mantenía el abrazo a su espalda. Se dejo comer la boca con pasión rindiendo su boca como un pobre pastor de cabras a un flamante general de la capital. ¿Le habían subido de golpe todas las copas de la noche? Le miraba a los ojos, con admiración con pasión, era la primera vez que se metía tan bien en un papel.

Cuando tuvo que soltarse un poco y poner pies en el suelo le beso el cuello, con dulzura, sin dejar de acariciar el pelo rojizo del otro. Le susurro al oído. -Solo soy un pobre pastor. Sé que, la nuestra, será una pasión escondida. Pero te deseo, aun de esta manera. Te hare feliz en la clandestinidad. Desde ahora la noche es mi diosa porque me permite ir a tu tienda y entregarme a ti, mi general. Mi amado.- Sus labios besaron todo lo que la túnica dejaba ver de su pecho. Mas valía quitárselas pronto o no respondía de romper la de aquel hombre con sus propias manos en un arrebato.
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Jue Ago 06, 2015 7:33 pm
Al encontrarse de nuevo con sus ojos le dedicó una sonrisa y luego alzó la cabeza, dejándole así todo su cuello a su disposición. De su boca escapaban suaves jadeos, mientras una de sus manos se metían en el pelo de Noel, tirando muy suavemente de él para indicarle que le gustaba. —La pasión en clandestinidad se disfruta mucho más. Todas las noches, mi tienda estará abierta para ti, mi fiel guerrero...

Fue bajando la voz al sentir los besos por toda su piel, incluido el pectoral. Sin duda el otro estaba besando toda la piel que le quedaba descubierta. Su entrepierna ya estaba endurecida del todo, así que con cuidado, intentando no molestar al otro en esos besos, se metió las manos bajo la túnica y se deshizo de los bóxer, tirándolos al suelo con un pie. Su miembro, ya erecto, se alzó y se marcó entre ambos, creando un duro abultamiento en la túnica. El roce con la tela le hizo soltar un suave gemido, así que buscó los labios de Noel para ahogarlo.

Y solo tú, mi fiel guerrero, podrás disfrutar de una espada mucho más valiosa que la de acero —susurró contra su boca con un tono divertido—. Haz lo mismo, mi amado... venga... —le ordenó, sonriendo al ver que parecía obedecerle. Una vez ambos estaban desnudos bajo las túnicas griegas acercó su entrepierna a la suya y acarició su duro miembro con el suyo propio. Ante el placer que estaba sintiendo sabía que era mejor deshacerse ya de la ropa.

Así pues, su mano derecha agarró su propia túnica y la izquierda la de Noel. Le guiñó un ojo antes de desabrocharlas a la vez. Ambas cayeron al suelo, revelando la desnudez de los dos. Bajó la vista a su entrepierna y esbozó una gran sonrisa al ver lo que tenía entre las piernas. Su mano derecha sujetó su miembro y comenzó a masturbarlo, mientras empezaba a besuquearle la oreja. Sí, a Theo le gustaba participar en el sexo; no le gustaba pagar –o en el sexo sin pagar– para que le hiciesen una mamada y luego cabalgasen sobre él hasta correrse. No, le gustaba disfrutar el trozo de carne que compraba y asegurar que ambos sintiesen todo el placer que pudiesen. —Elegí más que bien a mi amante, por lo que veo —musitó entre besos, moviéndose de su oreja a su cuello.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Jue Ago 06, 2015 8:13 pm
Noel gimió al sentir el suave tirón de pelo. Besándole el cuello con un poco menos de dulzura y más fuerte, aunque ni de lejos como para marcarle un chupón.

El otro libero su miembro, marcando la tienda de campaña en la tela. Noel estaba como loco, se imaginaba a cyrux, escuchando que el general griego al que deseaba le esperaba a él, y solo a él, todas las noches para darle “espada de carne” y se sentía derretir.

Noel se metió la mano bajo la túnica, quitarse su propio bóxer. Fue un poco más complejo pues lo empleó para limpiarse el glande de liquido pre seminal antes de quitárselo. Era muy húmedo y ya llevaba un buen rato soltando algunas gotas.

Después se pegaron frotándose sin más impedimento que las telas. ¿Son las que iban a usar para la próxima función? Noel se apartó un poco, si seguían así iban a manchar la del otro actor.  Sonrió a su giño y espero a que el otro les liberara de la ropa. Sospechaba que las de la antigüedad no tendrían un cierre tan sencillo.

Antes de que Tiger pudiese lanzarse a darle todo el placer del mundo, él se adelanto, agarrándole el miembro y pajeandoselo suavemente. No le quedo más remedio que dar un paso hacia atrás y apoyarse en el cristal, dejándose hacer. -Me alegro que te guste- Le respondió entre gemidos. Se mordió el labio y tembló ante sus caricias,  manteniéndole la mirada sin pudor. Tenía los ojos vidriosos de placer. No fingía los temblores, ni evidentemente su nuevo derrame de líquido preseminal humedeciéndole el capullo. Igual de sinceros eran sus espasmos y los gemidos que cada roce de los labios del otro en su cuello le provocaban. El cuello siempre había sido su punto débil.

Cuando los dedos de Noel se metieron en el pelo del actor, acariciando su cabeza y apretándola contra su cuello, comenzaron a caer las primeras gotas de agua. El gritito de placer que dio al sentir tanto morbo en el cuello fue seguido del ruido de gotas impactando contra el cristal y los tejados.

Noel comenzó entonces el contraataque, agarro el miembro del otro, también muy bien dotado, y comenzó a acariciarlo. –Me has prometido una espada que disfrutar.- dijo girando para poner al otro frente a sí, con la espalda contra la ventana.  Noel el besuqueo la oreja el cuello, el pecho,… era evidente que iba a bajar a comérsela. Pero del cuello volvió a su boca. Si, iba a comérsela, pero antes que quedara bien claro que lo hacía con gusto. Y la mejor manera de demostrarlo era besarlo con pasión, comerle la boca mientras se la acariciaba, besarle la nariz, la barbilla,…

Ya llovía a pleno rendimiento y se oía algún rayo lejano cuando comenzó de nuevo de su descenso. Disfruto de toda la piel de su torso, incluso le dio un suave mordisco en un pezón. Cuando quedó de rodillas comenzó su trabajo, pero sin prisa. Besando antes de lamer y lamiendo antes de mamar. Mirándole a los ojos mientras le besaba y lamia el capullo y el tronco. Sin apartar la mirada cuando comenzó a metérsela en la boca. Sus manos le acariciaron las piernas y el torso.
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Jue Ago 06, 2015 8:40 pm
Theo se entregó como pudo a Noel, moviendo su mano con rapidez de arriba abajo entorno a su miembro, consiguiendo así que la paja fuese cada vez más rápida. No necesitaba saliva, pues el propio Noel parecía estar chorreando líquiso preseminal como un adolescente en un sueño húmedo. Su propio miembro parecía crecer y ponerse aún más duro, si bien estaba erecto en todo su esplendor, del placer que aquello, que además acababa de empezar, le estaba otorgando.

Y mientras tanto regalaba todo tipo de beso y caricias con la boca en su cuello, disfrutando de los arranques de placer que sufría Noel de repente. Dejó escapar un pequeño gemido al notar la mano del otro en su miembro y se dejó hacer. Poco a poco, mientras cambiaban las tornas, se apoyó él en el cristal y soltó su miembro, lamiendo de su mano el líquido preseminal que quedó en ella sin importarle qué pensase el otro. Es más, a lo mejor hasta le gustaba tal acto. Asintió ante tal recordatorio; mantenía la promesa. Alzó el rostro, soltando pequeños jadeos con cada beso que recibía, hasta que se topó con sus labios. Le siguió el beso, respirando por la boca con intensidad cuando los labios de Noel se encargaban de otra zona de su cuerpo.

Tenía la piel y el vello erizados de placer, y soltó un quejido placentero al sentir el mordisco en el pezón, que al instante le endureció ambos mientras resoplaba de placer. Ya no sabía si eran Theo y Noel o aún eran los griegos, pero siguiesen jugando o no, iba a disfrutar de aquello como nunca. No había ignorado la lluvia; de hecho, aquella tormenta veraniega había llegado en el mejor momento, parecía acompañarles hasta que terminasen la faena. Bajó la vista, sintiendo escalofríos cada vez que los labios o la lengua de Noel se posaban en su glande y su venado tronco. Sentía unas ganas tremendas de apoyarle la cabeza contra la pared y llevar él las riendas, pero debía dejar que el otro llevase el ritmo... se lo merecía...

Aun así, bajó una mano a sus cabellos mientras con la otra se acariciaba el abdomen, topándose a veces con una de las manos de Noel. Sus labios se entreabrieron cuando comenzó a tragarse su miembro y soltó un jadeo de excitación y sorpresa a partes iguales al ver que apenas le era difícil seguir tragando. El agarre en sus cabellos se hizo más fuerte, por culpa del placer, pero seguía dejando a Noel llevar el timón. Cuando su cabeza comenzó a moverse su abdomen se encogió hasta hacer desaparecer sus abdominales, de puro placer, y su respiración se aumentó mientras su mano se amoldaba mejor a su cabeza. Seguía sin dominarle, tan sólo le ayudada dándole un pequeño empujón a su coronilla cuando se trabaga su miembro y un pequeño tirón de su pelo hacia atrás cuando se lo sacaba de la boca. Sin duda la espera había y estaba mereciendo la espera.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Vie Ago 07, 2015 3:48 am
Mientras cambiaban las tornas, pudo ver como el otro se lamia su humedad de la mano. Aquello le encendió, su compañero de juego era un vicioso y eso le gustaba mucho. Le recompensó con una mamada de profesional, tragándose su miembro entero. Con una mano acariciaba sus piernas, con la otra su abdomen y pecho. Esta última mano se cruzaba a veces con la del otro, momento en el que pasaba su mano suavemente sobre la otra, o entrelazaban los dedos.

No había olvidado el gemido que el otro le había regalado cuando se ocupo de su pezón. Así que la mano del torso, solía viajar a ellos. Los tenia sensibles y endurecidos, y el rubio se ocupó de ellos con vicio, rozando su dedos por encima y alrededor o incuso apretándolos suavemente. No como un pellizco, sino con la palma de la mano sobre su pectoral pero el pezón entre dos de sus dedos. Presionando suavemente, deslizando la mano.

Aquello no le distraía del asunto principal que se traía entre manos, o mejor dicho en la boca. El otro ya estaba a mil, su mano enredada en sus cabellos, lejos de molestarle le excitaba. Solo le daba un suave tirón o empujón en las embestidas de su boca. Noel gemía, completamente cachondo. Cuando su boca llegaba al final, retenía el miembro del otro unos segundos completamente dentro, mientras con la mano de las piernas se abrazaba fuerte a estas, como si quisiese quedarse así para siempre, con su polla en la garganta, acariciando sus abdominales apretados con mimo. Pero esos segundos acababan y volvía a sacarla, pero solo para repetir la operación.

Cuando lo hizo suficientes veces como para resultar previsible cambio el juego y se la saco de la boca para volver a lamerla. Bien desde abajo, sintiéndola sobre la cara, bien atrapándola entre el pubis de su dueño y sus propios labios y lengua. Se agarraba a sus caderas con morbo, y solo aparto de allí una mano cuando le apeteció empezar a acariciarle el escroto entre lamidas. En ningún momento le aparto la mirada.

Los ojos de Theo tenían vicio y una chispa de la pasión salvaje y arrolladora que tanto le gustaba, pero también brillaban con inteligencia. Sospechaba que la simbología de sus gestos y movimientos, los pensamientos calientes que los provocaban, eran entendidos por el otro. Theo tenía un cuerpo para la pasión… incluido el cerebro.

Quería entregarse más a él, desatarlo. Así que volvió a comérsela, pero a la segunda tragada se aparto y le miro –Esta bien si me comandas, tú eres el general y yo el soldado- acarició la mano del otro que le sujetaba el pelo y volvió a comérsela, esperando su reacción.



El más pasivo del Verano 2015
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Vie Ago 07, 2015 1:17 pm
Theo estaba disfrutando como nunca había disfrutado con el trato que estaba recibiendo. Su cuerpo se retorcía suavemente de placer, haciendo que su cadera se moviese en suaves serpenteos contra la boca de Noel para que no dejase de mamársela de aquella manera tan magistral. Cuando realizó aquello de retener el miembro por completo en su boca tiró más de su pelo, no para apartarse sino como un gesto que le salía por sí solo del placer que sentía. Aun así, nada le dio más placer que, al notar que su miembro no era recibido por su cálida y espesa boca de nuevo, bajar la vista y ver que lo regaba de lametones de todas las maneras posibles. El sudor comenzaba a llenar su pálido cuerpo, al mismo ritmo al que su respiración y sus jadeos aumentaban.

Sin duda lo que más le encantaba era que los ojos de ambos no se hubiesen separado en ningún momento, que todo el rato se estuviesen mirando el uno al otro, excepto cuando Theo echaba el rostro hacia atrás, contra el cristal, de placer, claro. Cuando escuchó que le parecía bien que mandase sobre él asintió con el rostro, si bien le dejó unos cuantos segundos más a lo suyo, admirando cómo se la tragaba. Acabó por tirar de su pelo hasta que su miembro quedó de nuevo al aire, cubierto de una espesa capa de saliva de Noel. Le guiñó un ojo y se agachó para besar sus labios; una vez se dio por satisfecho le movió por el suelo hasta que Noel acabó con la espalda contra la ventana. Le apoyó la cabeza contra el cristal, por el cual caían gotas y gotas de agua de aquella tormenta, y pasó una mano por su pelo. —Abre la boca, mi fiel guerrero y amante.

Era una orden; que le diese libertad desató en él una vena dominante, si bien no iba a golpearle ni nada por el estilo. Le guiñó el ojo de nuevo, para que viese que no iba a atacarle ni nada por el estilo, y cuando lo hizo colocó la mano restante en la barbilla del otro, asegurándose de que no la cerraba. Él mismo dirigió su miembro a su boca y cuando el otro amoldó los labios a su diámetros, echó la cadera hacia delante. Lo introdujo del todo, soltando un gruñido placentero al sentir su glande en el comienzo de su garganta y los labios del otro frotándose contra su pubis. Se detuvo unos instantes así antes de empezar a mover la cadera de atrás adelante, embistiendo contra su boca.

Comenzó a soltar pequeños gemidos de placer, mientras su mano izquierda agarraba con más fuerza su barbilla y su derecha navegaba entre sus mechones de pelo. Fijó la vista en el cristal, viendo en él reflejada la escena de sexo que estaban teniendo por la oscuridad que, excepto cuando había relámpagos, sumía a la noche. Eso le excitó más, cosa que se notó en el aumento de ritmo de sus embestidas contra su boca. Si no se detenía en los próximos minutos sabía que acabaría corriéndose y si bien no tenía problemas para volver a erectarse y eyacular por segunda vez no sabía si Noel estaría satisfecho con esa idea.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Vie Ago 07, 2015 6:24 pm
La noche estaba trayéndoles sudor, gemidos, morbo,...

Noel estaba desatado, de algún modo el actor había despertado en él sensaciones que no tenía desde hacia muchísimo tiempo, impulsándole a entregarse más y más. El otro no le miraba como si fuese un trofeo o un trozo de carne, parecía comprenderle, disfrutar de sus juegos. Noel podía abrirse a él con honestidad, mostrándole su naturaleza viciosa sin sentirse sucio.

El otro tomo el poder y entrega que le ofrecía y tiro de su pelo, separándole de su miembro. Noel sitio la ternura en el giño de ojo. Jugarían duro pero dentro de los límites. Le comió la boca acorde a la posición (él de rodillas y el otro de pie) Es decir, entreabriendo los labios para él, dejando entrar en su boca la lengua del otro. Sus movimientos compensaban los del otro desde abajo. Se podia mostrar mucha sumisión y entrega en un beso.

Se dejó llevar a la ventana, el cristal estaba fresco lo cual era de agradecer en una sala que estaban calentando tanto entre los dos. Trato de darle una chupada en el pulgar al otro antes de que empleara su mano en agarrarle la barbilla y gimió al contacto de su mano en el pelo.

Obedeció la orden de su general y abrió la boca, amorrando sus labios alrededor del miembro del otro. También acomodo su garganta para tratar de que le entrase con facilidad de la boca a la misma.

Comenzó una buena follada de boca. Resultaba un vaivén duro, era difícil respirar, mantener la posición para evitar que una embestida un poco desviada le hiciera toser o arquearse. A diferencia de la felación aquí no pintaba mucho, solo servía para darle placer al otro. Sin embargo disfrutaba de la entrega, sentía placer en ser usado así, en que su cuerpo provocase gemidos y temblores en el del otro. Era parte de su naturaleza complaciente y ninfómana. Y era una delicia ver a Theo así: Tensando su cuerpo, sudando, agarrándole fuerte. Estaba convencido de que el actor estaba disfrutando por completo, liberándose del censor mental y actuando por instinto.

Lo mismo pasaba con él, apretó los labios aun mas, tratando de succionar y salivar todo lo posible. Sentía al actor calentarse mucho con esto, le miro a los ojos y acaricio sus piernas y caderas. Si quería llenarle la boca, no se opondría, aunque técnicamente debiera hacerlo por la seguridad sanitaria.
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Vie Ago 07, 2015 6:55 pm
Cada vez estaba más fuera de sí, dejando revelar su naturaleza sedienta de sexo, una naturaleza que en realidad todas las personas tenían. Aun así, sabía que ni con la embestida más fuerte que impulsó hacia su boca le haría daño; la parte más cuidadosa de Theo se encargaba de ello. Era un hombre de contrastes, algo que se veía en la manera en que agarraba su barbilla y follaba su boca a la vez que le regalaba suaves caricias en el pelo.

Sus ojos bajaron, fijándose en los de Noel, si bien la vista de su miembro entrando y saliendo de su boca era más tentadora que sus ojos. Pero no, tenía una extraña atracción hacia éstos. Los gemidos cada eran mayores y más altos, al igual que los escalofríos que atacaban su cuerpo. Quería estallar en su boca, pero no sabía si debía... ¿y la precaución? Por supuesto, cuando entrase en él por detrás usaría preservativo, pero jamás pensaría que...

Le atacó un gran escalofrío seguido de un gemido tan intenso que se oyó más que la tormenta que azotaba fuera. Su miembro se sacudió dentro de la boca de Noel y comenzó a soltar lefa contra su garganta, si bien notó en su mismo miembro que se acumulaba en su boca. Su respiración estaba muy agitada y pequeños gemidos le atacaban mientras, echando suavemente la cadera hacia atrás, los últimos chorros de semen abandonaban sus testículos. No iba a obligarle a tragárselo si no quería. Era algo que dependía de Noel. Cuando su miembro se deslizó del todo de entre sus labios soltó su cabeza y puso una mano contra el cristal, resoplando de placer. Le costó unos segundos hablar con normalidad, pues su respiración estaba agitada.

Mi soldado... no he podido resistirme... espero que no te haya disgustado. Por supuesto, la tarea de esta noche no ha terminado, pero te doy unos minutos para que te asees si así lo deseas —le cogió las manos para ponerle en pie y sin importarle qué hubiese hecho con su semen, es decir, sin siquiera importarle que aún tuviese restos en su boca, le besó. La higiene le estaba importando poco aquella noche, al menos por ahora. De nuevo se veía su contraste; le ayudaba a ponerse en pie y le regalaba besos mientras le comunicaba que aún quedaba sexo por delante—. Por supuesto, tengo que encontrar una forma de vaciar a mi soldado antes de seguir, pues veo que nada ha cambiado por aquí abajo... —susurró, mientras su mano derecha recorría el pecho del otro, luego el abdomen y finalmente su entrepierna. Su índice viajó desde la base de su miembro hasta el glande, donde se topó con líquido preseminal que volvió a llevarse a la boca. No, esa noche no le daría placer con la boca, al menos no en el miembro. Eso lo guardaría para futuras noches, si es que las había—. ¿Quiere mi más fiel soldado terminar, o prefiere esperar a la segunda ronda? —preguntó mientras su mano volvía a regalar caricias por todo su miembro, desde la base hasta el glande pasando por el frenillo. La humedad que mostraba le estaba encantando.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Sáb Ago 08, 2015 4:22 pm
No todo el mundo podía mantenerle la mirada a alguien que te estuviera taladrando la boca de manera salvaje. Pero para Noel no había problema y menos cuando la mirada que se encontraba no tenia desprecio ni triunfo sino morbo compartido. Sí, a uno le gustaba que le dieran rabo hasta en el permiso de conducir y el otro sabia como darlo. Pero eso no le hacía a uno con permiso para depreciar al otro, solo los hacía compañeros ideales para morbosear. Aunque desde luego había sumisión y entrega, era parte del morbo de este juego que se traían.

El otro se corrió en su boca, soltando un gemido espectacular. Fue todo un espectáculo: su cuerpo firme tensarse de puro placer, marcando hasta el último musculo de su anatomía. Los disparos de leche caliente que le llenaron la boca. Aquello no estaba permitido, era un riesgo para la salud de Noel y sus futuros clientes. Aun así ignoro los protocolos de seguridad y le miró a los ojos. Cuando dijo que esperaba que no le hubiese disgustado abrió la boca mostrándole el regalo que le había dejado y tragándoselo después con un guiño. Incluso se lanzo un poco adelante para tomarle las últimas gotas, para dejar a su general bien limpio. Pero él le levanto y le beso fuerte, sin importarle que aun tuviera restos de su lefada en la boca. Aquella actitud tan “guarra” por parte del otro le volvió loco, le abrazo comiéndose la boca como nunca. No estaba besándole como un soldado griego, ni como tiger el scort, le estaba besando como él mismo, fuera quien fuese. –¿Como podría disgustarme un regalo tan especial de mi general?

Luego el otro comenzó a dedicarle algunos roces, verle comerse de nuevo su líquido preseminal le volvió a encender. Se pego a él, apoyando la cabeza en su hombro, dejándose hacer tembloroso, el otro le estaba llevando a un estado mental en el que cualquiera de esos roces podría hacerle estallar como una botella de champan. Sobre todo los del frenillo. –Como guste mi señor, aunque sería un honor hacerlo contigo dentro. Hacer coincidir mi primera y tu segunda.- Se mantenía en la misma postura, de pie y apoyando la cabeza contra él, separados solo a la distancia necesaria para que le pudiese pajear. Le gustaba mucho el olor de su cuello y lamio algunas gotas de sudor. Lo hizo con mimo.



El más pasivo del Verano 2015
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Theo Collins el Sáb Ago 08, 2015 7:16 pm
Al observar a Noel apoyarse en su hombro, escondió el rostro en su cuello y le besó la zona, hasta llegar a su oreja, que mordisqueó ligeramente con los dientes. Su mano seguía acariciando su miembro, más que masturbándolo. Terminó por cerrar los dedos entorno a su miembro y le pajeó durante varios minutos, los suficientes para ver al otro estremecerse de placer pero no para correrse. Alargar el momento le daría más placer a Noel. Luego le hizo separarse unos centímetros para besarle los labios, jugueteando con ambas lenguas.

Así será, entonces... —musitó mientras le agarraba ambas nalgas y le llevaba hacia la mesa. La tormenta seguía azotando con fuerza, una larga tormenta de verano, por sin saber por qué al actor le parecía algo más excitante. Si se metía en el rol siempre podía ser una tormenta que azotaba fuera de la tienda de campaña en la que se estaba acostando con su soldado—. Hazle un favor a tu general... Túmbate boca arriba en la mesa, con el trasero en el borde y las piernas algo alzadas. Vuelvo en dos segundos.

Le besó en la primera pausa y él mismo despejó la mesa, quitando varios libros y guiones de ésta, dejando espacio libre a Noel. Le guiñó un ojo y se dirigió con rapidez al dormitorio, sacando un preservativo de la mesilla. Observó la caja y tras meditar si sacar un segundo pensó que no. No quería forzar a Noel ni obligarle a hacerlo más veces si no quería o si no tenía ganas. Se dirigió de nuevo al salón, sonriendo al ver que le obedeció. Dejó el preservativo en la mesa, cogió las piernas de Noel y se las alzó, atrayéndole un poco más hacia el borde. —Voy a asegurarme de que mi soldado más leal no sufra —comentó en su rol de general griego antes de agacharse, sin dejar que bajase las piernas.

Separó sus nalgas y observó sin pudor alguno su ano. No tardó en segregar saliva y lanzar un escupitajo contra él, usando la lengua para extender la saliva antes de que cayese al suelo. No tardó tampoco en hundir le rostro entre sus nalgas y comenzar a dilatarle con la lengua, únicamente con ella. De vez en cuando se ayudaba con un dedo para acelerar el proceso, pero se limitaba a usar la lengua todo lo que podía. Notaba cómo cada vez entraba con más falicidad en él e incluso se aseguró de escupir en su interior, sin dejar de lamer su orificio. No necesitó nada más que tal acción para volver a estar increíblemente duro, con el miembro casi doliéndole por la falta de atención. No tardaría mucho; tan sólo quería seguir observando al otro retorcerse de placer, mientras sus manos seguían asegurándose de que no bajaba las piernas.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 100

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Noel Camus el Mar Ago 11, 2015 9:40 am
Se dejo llevar al cielo por esos labios que le lamieron desde el cuello hasta la oreja, soltando un gemido sincero cuando se la mordió. Continuo apoyado sobre él, dejándole jugar con su miembro, duro como una piedra y goteante. Le gustaba como le trataba, “edgeandolo” sentir que la velocidad bajaba conforme te acercabas a la meta. Que el orgasmo fuera deseadísimo, ansiado con locura y solo cuando el otro le dejara. Otra forma de sumisión, en este caso entregada a su general griego. El hombre de cuyos besos no se cansaba y cuyas lenguas debían ser ya buenas amigas.

Se dejo llevar a la mesa. –No es un favor, es un honor- dijo dejándose caer en la mesa, ocupando un sitio que hasta ahora había sido de un libreto de Hamlet. Esperó tumbado, con los pies en el suelo, aunque elevo rápidamente las piernas cuando lo oyó regresar, se mordisqueo el labio al ver que traía un condón.

Le hizo una promesa que de inmediato empezó a cumplir, bajando a dilatarle. Noel no podía evitar gemir ante lo que el otro le hacía, la forma en la que le dilataba. Se agarró a los bordes de la mesa, casi clavando las uñas en la madera. Temblaba fuera de control, el otro iba a matar… de placer. Finalmente se dejó de tonterías y grito un poco de puro vicio. Si le hacía gritar con la legua ¿que pasaría cuando usase un miembro que para nada era de héroe griego (A los helenos les gustaban pequeños, y no era el caso de este)? La sola anticipación de ser penetrado por Theo le hizo humedecerse aun más el glande. –No sabéis cuanto os deseo, mi general… MMMHHHFFF…- Tragó saliva. Se sentía dilatadísimo, listo para lo que el otro quisiera. –Tomame Alexios. Quiero que entres victorioso en mi interior, Al igual que entras en las ciudades de tus enemigos.- Tembló un poco ante un ultimo lametón –Te juro por Zeus, que nos ilumina con sus relámpagos, que si no me poseéis pronto, me volveré loco.

Sonrió un poco, era la primera vez que decía “follame” de una manera tan culta, aunque el chico que tenía delante lo merecía.
INACTIVES
INACTIVES
Mensajes : 82

Fecha de inscripción : 13/07/2015

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1101-el-tigre-de-beverli-
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 3. 1, 2, 3  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.