I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Remembering the old times | Nathan Valassi

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Isaac R. Conman el Miér Ago 05, 2015 8:25 pm
Habían pasado dos semanas desde la gran noche y ya lo echaba de menos. No sólo a Nathan en sí sino a lo que hicimos. No era enamoramiento, por supuesto. Tan sólo que no me habría importado repetir lo mismo a la semana siguiente, pero entre unas cosas y otras la situación no surgió. Aprovechando que tenía el día libre había enviado un mensaje a Nathan para vernos para comer, recomendando yo mismo el restaurante en el que verse; para mi sorpresa, aceptó. Cabe mencionar que nos dimos los números de teléfono antes de que el taxi me llevase de vuelta a la ciudad.

Tras acicalarme un poco me dirigí con tiempo al restaurante para coger mesa, en caso de que se fuesen ocupando. Una vez sentado en ella recordé la mañana siguiente a tan espléndida noche. Desperté a Nathan estimulándole con la boca hasta que eyaculó, lo hicimos una vez más y por último nos ayudamos mutuamente con las manos a descargar en plena ducha. Por supuesto, apenas salía nada de nosotros, y con razón. Nunca había tenido tanto sexo seguido y estuve dos días y medio con agujetas, con punzadas de dolor naciendo de mi trasero y atacando mis piernas. Pero mereció mucho la pena.

Estaba tan sumido en mis pensamientos que el móvil resbaló de mis manos, cayendo en la mesa. Di un respingo y al segundo me encontré con Nathan ante mí. Me puse en pie y le dediqué una gran sonrisa antes de abrir los brazos y rodearle con ellos. Palmeé su espalda, por si acaso le importaba el qué dirán; no quería que quedase como un abrazo cariñoso a menos que el otro diese muestras de ello. Eso sí, antes de separarme me permití frotar una de mis mejillas con su barba, como un gato en busca de cariños. —Buenos días, Nathan. Espero que todo te vaya bien. ¿Qué tal en la empresa? —no me di cuenta de que, a pesar de haberme separado, seguía sujetando sus antebrazos.


STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 136

Fecha de inscripción : 21/02/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Miér Ago 05, 2015 11:06 pm
El trabajo había estado cargado de reuniones y algunos altercados con clientes nuevos queriendo tratos que no estaban a sus alturas, como buen empresario sabía que debía calmar las aguas para luego decidir si tomar o no aquellas propuestas. Lo que más le faltó aquellas dos semanas fue tener a Isaac nuevamente en su cama, ese jovencito había dejado un apetito sexual que no podía satisfacer simplemente con la mano o la boca de alguien poco atractivo y talentoso con la lengua.

Recordaba con especial goce aquella noche que pasó con el muchacho, había sido una suerte encontrarle en el club y después llevarlo hasta su cama para darle lo que merecía. Una noche de lo más satisfactoria, sin contar con el despertar de la mañana siguiente para continuar con aquel jugueteo y más sexo. En verdad le extrañaba, le quería ver otra vez y sin duda esas dos semanas habían sido una pequeña tortura.

Que Isaac concertara una cita, le hizo muy feliz, era la excusa perfecta para poder huir de la oficina y animarse a continuar el día más entretenido. No tardó demasiado en llegar al restaurante, llevaba un traje como siempre por la oficina, divisó a Isaac pensativo en la mesa y sonrió al verle de esa manera. Correspondió su abrazo apretándole un poco contra él, su mano dispuesta en la baja espalda del chico acariciándole sutilmente pues estaban en público. Le agradó de sobremanera que frotara su mejilla contra su barba, y ni siquiera se molestó en querer separarse completamente de él al notar que sujetaba sus antebrazos.

- Todo bien, pero no hablemos de mi trabajo que voy a aburrirte. - Contesta sonriendo de lado, bajando la mirada hasta sus labios y aprovechando la cercanía que tenían todavía simplemente se inclinó hacia adelante para besarle juguetón. - ¿Crees que me importa que nos vean aquí? - Mencionó en un susurro pícaro sin separarse demasiado de Isaac, dándole otro pequeño beso en los labios antes de separarse por completo y tomar asiento frente a él. - Eres mi salvador... si no me hubieras enviado el mensaje estaría aún en la oficina, rodando los ojos por lo poco de paciencia que me quedaba. - Indicó lo primero con una gran sonrisa en los labios, acomodándose en la silla de forma varonil. Y luego mostró signos de fastidio, ya no quería recordar a aquellas personas discutiendo en la sala de juntas.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Isaac R. Conman el Sáb Ago 08, 2015 1:03 pm
Aquello no era una cita, eso lo tenía claro desde el principio... al menos no una cita amorosa. Nathan era un adulto con la vida fija y clara; no quería nada serio conmigo y yo lo aceptaba, pues así todo era mucho más excitante. Alcé las cejas impresionado al sentir el beso, pero aproveché y agarré sus antebrazos con algo de más fuerza mientras seguía su beso. Negué con el rostro ante su pregunta, aunque luego me encogí de hombros. Realmente no sabía la respuesta; supuse que era no, después de aquel beso... seguido de otro más pequeño que me hizo sonreír. —Pues no, por lo visto no te importa que nos vean. Pensaba que eras de esos que lo llevan todo secreto, ya sabes... el reservado, y todo eso... es igual, me alegra que no te moleste.

Esbocé una sonrisa mientras me sentaba frente a él y le echaba una rápida ojeada a la carta, sin tener hambre de nada en particular. —Oh, así que ahora soy tu salvador. Supongo que eso tiene algún tipo de recompensa, ¿no? —solté una carcajada y me froté una mejilla y la barbilla, que comenzaban a tener algo de barba. Se me veía mucho mejor. Mi jefe había dejado de acosarme y su hijo pasaba de mí; ahora simplemente trabajaba limpiando la casa y haciendo las tareas que me mandaban. No había más sexo entre medias, ahora que la esposa de mi jefe había tenido su segundo hijo. Todo era mejor así. No vivía con el miedo de terminar tumbado en el escritorio de mi jefe para que se desahoguase; y no, no echaba de menos esos dólares extras que me daba por dicho trabajo. Suspiré al ver que me había perdido en mis recuerdos y le dediqué una amplia sonrisa.

Vives muy estresado, Nathan. Deberías tener a alguien que se encargue de la parte aburrida de tu trabajo. Pero vamos, si te estresas tampoco me importa, porque siempre puedo darte un masaje cada vez que me lo pidas —encogí un hombro con ligereza. Lo que más me gustaba de todo aquello era que fuera de la cama –o el lugar donde lo hiciésemos– éramos como dos viejos amigos. Una vez desnudos eramos dos almas sedientas de sexo, pero aparte de eso... me encantaba nuestra relación, si bien llevaba en pie desde hacía sólo dos semanas y sólo nos habíamos visto, sin contar este día, una vez. Con excelentes resultados, eso sí—. A mí me va mucho mejor, ¿sabes? Sigo en ese trabajo, pero ahora... bueno, soy más libre, por así decirlo. Ya no me... —callé al ver que una camarera se acercaba a su mesa, y cambié de tema—. ¿Qué vas a pedir? Y, por cierto... yo invito.


STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 136

Fecha de inscripción : 21/02/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Dom Ago 09, 2015 12:36 am
Sonrió de lado al ver la sorpresa en los ojos de Isaac al besarle, le encantó que le sujetara un poco más fuerte los antebrazos para seguir su beso. Aquellas reacciones le agradaban, pues de esa manera podía conocerle un poco más. Sonrió un poco más al escuchar lo que decía el chico, y tomó la carta para echarle un vistazo mientras.

- No estoy haciendo nada malo, no me molesta mostrar al mundo que estoy viendo a un chico atractivo. - Dice ladino mirándole coqueto, ahora que veía a Isaac con más luz y en la normalidad de un restaurant podía decir que no se había equivocado la noche que le llevó a su mansión.

- Por supuesto que tendrás una recompensa... un hombre de negocios siempre debe tener premios para quienes le resultan beneficiosos. - Dice alzando las cejas de forma sugerente, ha leído un poco la carta y ya sabe más o menos qué quiere pedir. Aprovecha de observar más sutilmente al muchacho, su incipiente barba y como se rascaba, se le notaba más descansado y más ánimado podría decir. Sonrió al oír el suspiro, alzando la ceja por ello unos segundos.

- Es verdad... pero de todas formas me agrada el estrés y amo mi trabajo. - Contestó encogiéndose de hombros, amaba su trabajo aunque eso significara estar en constante tensión. Sonrió por aquello del masaje, sin duda le pediría uno de esos días que fuera a darle masajes. - Vaya, lo tendré en cuenta... si lo necesito te aseguro que llamaré insistentemente hasta que vayas a mi casa. - Comenta soltando una leve risita, dejando la carta en la mesa pues ya había elegido su comida. Sonrió satisfecho de oír que a Isaac le estaba yendo mejor, le agradaba escucharlo pues él era joven y merecía tener buenas condiciones de vida. Frunció el ceño al no poder oír el resto de lo que quería decir ell muchacho, torció los labios y tomó la carta para indicar lo que quería pedir. - A ver... una ensalada griega, y pasta carbonara...- Señaló el mayor, sonriéndole a la camarera. - Tu invitas la comida, yo las bebidas. - Inquirió Nathan, sin darle oportunidad a cambiar de opinión respecto a ello. - Traiganos el mejor vino tinto, por favor. - Agregó de inmediato a su pedido.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Isaac R. Conman el Miér Ago 12, 2015 10:04 am
Sin duda Nathan sabía cómo tratar con chicos, pues no hacía más que arrancarme sonrisas con sus palabras. No sabía si era yo o cada vez que un joven quedaba con él actuaba así, pero ahora mismo no estaba teniendo ante mí a un estresante empresario ni a una bestia del sexo si no a un hombre normal y corriente con el que poder coquetear. Y eso, sin duda, era lo que más me gustaba. Le sonreí con ligereza cuando dijo que tendría mi recompensa, si bien no tenía por qué ser necesariamente sexo.

Sabía que no iba a ir a mayores, de hecho no quería que fuese a mayores, pero ver con más frecuencia a Nathan no me importaría en absoluto. Tal vez una o dos veces, tres si éramos generosos, por semana, algo así. Pedía demasiado, en el fondo. Volví a ojear la carta mientras el otro hacía su pedido y ladeé el rostro pensativo hasta que escuché que el otro invitaría a la bebida. Abrí la boca, sin tiempo para rechistar. —Está bien... pues yo quiero... una lasaña vegetal y una ensalada césar, gracias. —. Le extendí la carta a la camarera y luego me crucé de brazos sobre la mesa, con el rostro aún ladeado y sin quitar la vista de Nathan.

—Bueno, supongo que si no amases tu trabajo no seguirías en él —razoné encogiendo un hombro y juguetée con la servilleta mientras la camarera traía el vino para que Nathan diese el visto bueno. Cuando sirvieron por fin ambas copas, entrechoqué la mía con la del mayor a modo de brindis y le pegué un sorbo antes de seguir hablando—. ¿A qué hora sales hoy? Podríamos ir a mi casa. Aunque, bueno, es igual de grande que el tamaño de tu salón, pero bueno —solté una carcajada; no me quejaba de mi piso, para ser un antiguo estudiante casi sin blanca no estaba nada mal—. Puedo hacer yo la cena, y eso. Hago un pollo al horno con mostaza y miel que te encantaría... ¡ah, y también sé hacer muchos postres! —intenté persuadirle para que aceptase, si bien tenía mejores cosas que ofrecerle que la comida, y le dediqué un guiño algo tímido.


STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 136

Fecha de inscripción : 21/02/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Dom Ago 16, 2015 4:12 pm
Estar allí con Isaac le hacía sentir totalmente relajado, alejado del estrés que estaba teniendo por asuntos del trabajo. Le miraba y simplemente recordaba la noche que habían pasado juntos, y los deseos de volver a verle que habían seguido a las dos semanas restantes que ahora habían terminado. Un pequeño suspiro brotó de sus labios por esos pensamientos, y observó a Isaac con más detalle después de ordenar su pedido, mientras el otro hacía lo mismo y la mesera anotaba en su libreta.

Asintió pasando un dedo por sus labios al oír al chico, era verdad pues si no amara su trabajo estaría haciendo algunas otras cosas menos legales o incluso no tendría todo lo que ya había logrado a través de los años.

- Exacto... estaría seguramente hecho un soltero que abusa del fideicomiso de la familia hasta terminarlo. - Se ríe socarrón, relamiéndose los labios como un gesto casual y no tan coqueto como lo desearía. Vio a la camarera regresar, abriendo el vino y después pasarle la copa. Con un gesto de lo más elegante olió el vino, para luego beber un poco de este y asentir con la cabeza a la chica. Sonrió ante el brindis que hacía Isaac, chocando también su copa. - Si me lo pides, podría irme contigo después de la comida. No estoy de humor para regresar a la oficina de todos modos. - Mencionó sonando un poco más serio al hablar de su trabajo, dándole un largo sorbo al vino para saborearlo en su paladar. - Creo que el tamaño de tu casa no importa, lo importante es que estés tu allí para atender bien a tu invitado. - Respondió con aire sensual, sonriendo ladino mientras le miraba a los ojos. Se relamió los labios tras el vino, soltando un poco el nudo de su corbata pues se suponía que ya estaba fuera del trabajo. - Me encantaría probar tu mano, no es que me queje de mi cocinero en casa, pero quiero variar un poco en el menú. - Sonrió divertido, correspondiendo el guiño tímido alargando la mano sobre la mesa para tomarle una mano y acariciarle suavemente. - Estoy seguro de que tus postres son exquisitos... - Afirmó sonriendo con aire seductor, obviamente con doble sentido incluido, aunque también deseaba probar su comida si estaba dispuesto a cocinar para él.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Isaac R. Conman el Jue Sep 03, 2015 2:40 pm
Cuando el vino fue servido, cogí la copa y le di un pequeño sorbo, saboreándolo aunque ya lo hubiese hecho Nathan antes. Luego sonreí y le di un buen trago, tragándolo casi sin saborear. —Bueno, lo de soltero lo tienes igual, así que el cambio no sería tan grande —reí divertido y luego me acomodé, poniendo los brazos sobre la mesa pero dejando la copa de vino en una de las manos para beber de vez en cuando de ella en lo que nos traían la comida.

Sonreí ante sus siguientes palabras, encogiendo ligeramente un hombro. Era cierto que lo importante no era la casa sino yo mismo, pero casi que hablo en boca de todos al decir que todos juzgamos la casa de alguien, al menos los primeros minutos. —Si quieres venir ahora, no voy a ser yo quien se niegue... Y bueno, a mí ya me conoces así que me temo que no habrá ninguna sorpresa... a menos que mi comida sea lo más delicioso del mundo —le guiñé un ojo, también con doble sentido. No insinuaba nada, tan sólo lo dejaba caer.

Trajeron la comida, así que solté su mano, aunque me molestase el cortar aquellas caricias que tanto me gustaban, y tras remover la ensalada probé un poco de la lasaña. Ladeé el rostro y asentí con la cabeza, como si fuese Nathan quien la hubiese hecho y yo un juez. —Si quieres probar sólo tienes que decírmelo, Nat —sonreí, esta vez sin mostrar la dentadura, una sonrisa casi tímida, y seguí comiendo, intercalando pinchazos de la lasaña con algo de ensalada.


STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 136

Fecha de inscripción : 21/02/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Jue Sep 03, 2015 6:10 pm
Observó detenidamente como Isaac bebía, o más bien tragaba, el vino sin siquiera saborearlo y una sonrisita más pícara se vio en su rostro. Asintió a lo que decía el otro, alzando su copa para darle la razón al más joven.

- Sí, aunque al principio pensaras lo contrario. - Contestó divertido, bebiendo también más del vino que estaba sin duda delicioso. Aunque imaginaba que el sabor sería mucho más delicioso si estuviera bebiéndolo de la boca del chico, pues recordaba con detalle la exquisita sensación de sus labios atrapando los del menor.

Suspiró un segundo, antes de volver a sonreír y asentir por lo que decía Isaac. La sutil caricia que e estaba entregando, era más bien para complacer su propia necesidad de tocarlo y sentirlo más cerca.

- No creo que me decepciones, la verdad. - Espetó sonriendo ante el nuevo guiño, mirándole intensamente. - Lo que he probado de ti ha sido completamente delicioso, y me gustó, así que dudo que vayas a desilusionar fácilmente. - Dijo con una sonrisita pícara en los labios.

Se mordió el labio inferior ligeramente al tener que soltar al muchacho cuando la comida llegaba a la mesa, al igual que Isaac probó un par de bocados de la ensalada para pasar a tomar un poco de pasta y deleitarse con los distintos aromas que contenía. Sonrió al ver como el chico comía y aprobaba esta asintiendo después de probarla, se relamió los labios un segundo antes de contestarle por si quería probar su lasaña.

- Te lo dejaré saber, aunque por lo que veo está rica ¿verdad? - Dijo alcanzando el vino para darle un par de sorbos, y volver a llevar un poco de pasta a su boca. Aprovechó el silencio para comer, estaba bueno y desde antes había estado hambriento al tener que ocuparse de los problemas en la oficina. - Te ves lindo comiendo... - Comentó el mayor, sonriendo juguetón tras alcanzar la copa de agua y beber de ella.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.