I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

canyon park [David C. Greenson + Anthony Walker]+18

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Ago 11, 2015 8:10 pm
Jueves 12:41

Tomó la decisión el jueves, tras colgar el telefono de su despacho. El viernes se marchaba al Gran Cañon, una escapada hasta el domingo o el lunes. El paisaje vacio y limpio le ayudaría a despejar la mente. Beverly podía ser muy cargante. Y sus habitantes más.

A veces pensaba en la paz que sentía en la granja de sus padres adoptivos. El padre murió poco después de su adopción, aunque recuerda con cariño las lecciones de la vida que le enseñó. Allí pasó años de trabajo duro, pero eran su familia.

Por desgracia en aquel momento no tenia ningún amante con quien compartir la experiencia. Uno de sus últimos ligues le había hecho tragarse algunos episodios del doctor who. Una cosa para frikis que no iba con él. Pero si en algo se identificaba con el doctor, es que, sin acompañante, el viajar no le motivaba.

Necesitaba alguien que le abrazase por la noche, tras un buen polvo. Alguien a quien ver sonreír al compartir los placeres de la vida.  No lo dudó busco en la web chicos de pago. Prefería otro tipo de relación, pero andaba justo de tiempo.

Cuando vio las piernas de uno de los chicos abrió el servicio de correo y comenzó a redactar:



David ¿Te apetece una escapada? Tres días y dos noches en una cabina de lujo cerca del Gran Cañon. Paseos en la naturaleza y paisajes asombrosos, coger un poco de moreno, comer bien y quizá alguna visita a algún spa, y por supuesto buen sexo por las noches… y siempre que te apetezca.

Yo pago todo como es lógico y además a ti te doy lo que pones que cobras por una noche completa por cada ocho horas que estemos juntos, ya sea paseando o jugando en la piscina.

-El dinero te lo entrego por adelantado, y ya no volvemos a hablar de ese asunto en todo el viaje.

-No pretendo que te finjas enamorado ni ninguna locura así. Solo tener un trato agradable y educado dentro y fuera de la cama.

-No se toman fotos ni videos, al menos no en los que salga yo.

-Te recojo el viernes temprano en el punto de Beverly que me indiques y te dejo en ese mismo punto el domingo noche o el lunes al medio día (Te pago el lunes entero)

-Solo soy activo, pero no me gusta que se me hagan los muertos en la cama ni que se me sometan. Los prefiero movidos y morbosos, e incluso un poco dominantes si llegamos a jugar ese tipo de situaciones.

-Si quieres, puedes venir a mi casa a conocerme esta tarde. Si no, podemos resolver cualquier duda y acordar si aceptas o no por correo.

Un saludo. Anthony

PD: Permite que te diga que tienes unas piernas escandalosamente atractivas.



Como siempre conciso y sin pérdidas de tiempo. ¿Aceptaría el otro? Solo había una manera de saberlo: SEND!
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por David C. Greenson el Mar Ago 11, 2015 9:10 pm
Era pasado medio día y David estaba mortalmente aburrido. Últimamente su actividad laboral estaba bajando demasiado pero no tanto como para hacer un daño considerable a su economía, por fortuna siempre contaba con sus ahorros y no restaría demasiado el que sacara algo de dinero para mantener su estilo de vida. A él no le iba eso de presumir que tenía mucho dinero. Encendió la laptop para revisar si tenía nuevos mensajes provenientes de su pagina de internet y le agradó ver que había recibido no hacía mucho un nuevo mensaje. Abrió el link y se puso a leer la oferta de un posible cliente.
Conforme iba leyendo se fue interesando poco a poco en lo que le ofrecían, en lo que tenía que hacer, pero sobretodo en la posibilidad de pasar un fin de semana de visita en el Gran Cañón. ¿Quién sería suficientemente estúpido para negarse a un viaje gratis a ese magnifico lugar? David no. Además siendo honesto consigo mismo, según por lo que leía, el otro hombre era alguien interesante y tan solo necesitaba compañía con el extra del sexo.-Bien, vamos a responderte señor Gran Cañón-murmuró hablandose a si mismo y dio click en el lugar en donde tenía que escribir la respuesta al email.

Me parece interesante tu propuesta, Anthony, en especial la idea de pasar un tiempo en el Gran Cañón. Tus condiciones me parecen apropiadas y puedo asegurarte que no es necesaria la preocupación por las fotografías o vídeos, no me gusta que me tomen imágenes a menos que no incluyan mi rostro, es por seguridad personal. Sobre el sexo, me interesa tu petición, te garantizo que no tendrás queja alguna sobre mi en la cama, haré lo que pides y no seré como un cadáver. Del resto no hay nada que especificar ni aclarar, me parece bien el pago y lo que me propones para encontrarnos.
Si no es mucha molestia me gustaría que nos viéramos esta tarde en tu casa, más que nada para conocerte personalmente antes del viaje y así saber un poco más con quien voy a tratar durante este fin de semana. Si aceptas que nos veamos espero una respuesta con la dirección de tu casa.

Saludos. David

PD. Gracias por ese halago, me da a entender que disfrutarás mucho de esas piernas durante el tiempo que estemos juntos.


Sonrió de lado suavemente y luego de darle una releída a lo que había escrito dio click en el botón de ENVIAR y se quedó sentado frente a la laptop para esperar una respuesta a su mensaje, si bien en su mente ya estaba organizando que era lo que necesitaría empacar y una que otra cosita extra para hacer una buena experiencia de este trabajo.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Miér Ago 12, 2015 3:16 am
Jueves 17:51
Los miraba a todos sin creerse lo que oía, la gran crisis era que una maquina se había averiado. Desde en punto los asesores se dedicaban a discutir si cargar con la culpa al de mantenimiento, o a todos los obreros del turno en el que ocurrió. La esquizofrenia laboral había llegado a su reino. Desde que comenzó la crisis, el mundo laboral se había vuelto loco y la gente prefería apuñalar a un compañero antes que presentar un “problema” a un superior. Entendía que con otros jefes, que ante la noticia de tener que gastar dinero se dedicaban a cortar cabezas, fuera así, pero con él esto era un sinsentido. ¿Se volvía todo el mundo retrasado mental cuando ponía el culo en la junta de dirección?

Pensar en la palabra culo le hizo recordar su inminente escapada y por tanto en el chico de las piernas que quitaban el hipo. Abrió el correo personal en su móvil, la tablet que tenía delante era de la empresa y al final entre cokies e historiales siempre se veía todo.

Sonrió al ver que se animaba al viaje y comenzó a responder:



Perfecto entonces, mi dirección es Monovale Drive 135, es la prolongación de Carolwood Drive. Si no te parece inadecuado, vente en bañador y hablamos en piscina. Pásate a partir de las 19:00 cuando quieras.

Un  Saludo.



Tras enviar el mensaje acabó con el disparate. –Esa máquina dura cinco años, la nuestra ha aguantado siete. Si hubiesen leído la documentación técnica verían que a nuestros chicos de mantenimiento hay que darles una medalla, no echarles la culpa por que las cosas se estropeen con el uso. ¿Somos una empresa que especula hasta con el último centavo que tiene o una seria donde tenemos un fondo para reponer suministros y hacer frente a contingencias? Cámbienla y dejen de ahogarse en un vaso de agua.– Se levantó y se largó de allí, pensando si debía despedirlos a todos ellos.
Jueves 18:56
A la hora acordada, estaba en la piscina, alternando hacer algunos largos con descansar en una tumbona. Era un poco tarde ya, pero aun quedaba un buen rato de sol y el aire caliente del verano californiano permitiría seguir en bañador hasta bien entrada la noche. De normal se bañaba desnudo, pero no queria darle al otro la imagen de que estaba salido total y que iban a estar follando las 72 horas que iban a compartir.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por David C. Greenson el Miér Ago 12, 2015 10:54 pm
Como no recibió respuesta de manera pronta, David apagó la laptop por un rato y se dispuso a empezar a hacer las maletas, no es que fuera a necesitar demasiada ropa pero prefería llevar de más a que le faltara algo. Cuando tuvo todo en orden se ocupó en otras cosas que tenía pendientes dentro de su hogar, además tenía que preparar el que su departamento quedara seguro durante su ausencia. No fue sino hasta más tarde que encendió de nuevo la laptop que se dio cuenta que ya tenía respuesta a su mensaje. Observó la dirección y la buscó en internet para darse un poco idea de a donde tenía que ir.
Revisó el reloj y como se dio cuenta que ya no faltaba mucho para la hora que le habían indicado podía llegar a la casa de su cliente por lo que apagó la laptop y se metió a darse una ducha ligera. Ya una vez listo se puso un bañador tipo boxer que le llegaba a la mitad de las piernas y una camiseta de tirantes, sería todo lo escort que quisieran pero tampoco era exhibicionista. Dejó su departamento cerrado y tomó un taxi hasta la casa de su cliente, no porque no tuviera auto sino porque  cabía la posibilidad de que el fin de semana iniciara desde ahora, por eso llevaba la maleta con sus cosas a su lado.
Finalmente llegó el taxi a la dirección adecuada y luego de pagar miró fijamente la casa con bastante sorpresa, en efecto se trataba de alguien adinerado por lo que la paga sería buena, si bien eso lo tenía garantizado con las tarifas que tenía en su página de internet. Tocó al timbre y luego esperó a que lo recibieran. Un mozo tomó su maleta y le indicó el camino hasta la piscina en donde le dijeron que lo estaba esperando Anthony. Se quitó la camiseta para dejarla a un lado y presentarse como le habían pedido. Miró a su alrededor otro poco y al final encontró a su cliente.
Lo que vio lo dejó bastante... interesado, por llamarlo de alguna manera. Era un hombre atractivo físicamente, muy a su modo, con todo y la barba que cargaba. No disimuló para nada el que lo examinaba con la mirada.-Buenas tardes, Anthony-saludó con educación y le lanzó una sonrisa coqueta. Por lo que podía ver las cosas se pondrían bastante interesantes durante este fin de semana que estaría acompañando a aquel hombre que se encontraba en la piscina. No le costaría demasiado el dejar de lado el tener que pretender algo, después de todo, ahora mismo estaba comprobando que con solo ver a su cliente se estaba excitando.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Ago 13, 2015 6:15 am
Anthony asomó del agua tras un rato nadando, sacudió la cabeza para quitarse el agua. Cuando se froto los ojos con la mano y los abrió vio que el chico de las piernas de escándalo ya había llegado. Y, efectivamente, era muy atractivo. Además la forma de su mandíbula y la configuración de su rostro eran masculinas. Esto, junto con el hecho de que se apreciase vello en sus piernas, creaba una imagen que le gustaba mucho. Además su mirada parecía estudiarle sin mucho reparo.

El empresario se acercó al borde de la piscina, apoyando los brazos en el suelo con el cuerpo aun en el agua. Desde esta posición podía mirar cómodamente al otro de cintura para abajo. Se le adivinada un buen miembro bajo el bañador. Que fuera totalmente activo no quitaba para que le gustara masajearle la herramienta al otro mientras tenían sexo. -Hola David.- Le sonrió como si le conociera de toda la vida. –No seas tímido, acércate.

Aun así tras su descarada mirada al bañador del otro, levantó la cabeza para mirarle a la cara. No iba a tratarlo como un trozo de carne, le interesaba la persona en conjunto. –El agua está estupenda, le ha dado el sol todo el día y ahora que empieza a ponerse esta casi mas caliente que el aire.-

En teoría hoy solo iban a hablar y acordar si comenzaban la aventura al día siguiente, pero decidió (no sabía si con el cerebro o con la polla) que ya que estaba aquí quizá quisiese trabajar un poco. Decidido a probarlo ya hoy mismo (o al menos proponerlo) tenía que tomar algunos preparativos.

Salió por el borde de la piscina. Podría haber usado la escalerilla, pero ¿De qué sirve echarle horas y horas al gimnasio personal si luego no enseñas los resultados? Se acercó a él y le puso la mano en el hombro, deslizándola un par de milímetros para hacer roce, mirándole a los ojos. Pareciera que fuera a besarlo o hacerle algo sexual, pero simplemente le dijo: -En un momento estoy contigo. Como si estuvieras en tu casa.- Señaló con la cabeza la zona de piscina y tumbonas y se marchó hacia el edificio.

Pese a la “urgencia” que sentía dio las órdenes con calma y educación. Quería una cena fría servida en la mesa de la cocina, algo que lo mismo sirviera para cenar que para ir picoteando a ratos. Cuando estuviese lista, tanto el cocinero como el mozo podían tomarse el resto del día libre. En otras palabras abandonar la mansión dejándoles solos.

Anthony había diseñado su hogar de manera que los homeworkers no vivieran en el mismo edificio que él, sino que tuvieran su propia construcción y su propio jardín a un discreto muro de seto del suyo. Todo el mundo sabía lo que pasaba con los jovencitos que venían de visita, pero no tenia porque hacerles verlo u oírlo desde sus dormitorios personales. Al igual que él nunca pasaba al edificio anexo, entendía que eso era la vida privada de ellos y que no tenía que inmiscuirse.
Se aseguró que la vinoteca tuviese las botellas adecuadas y levanto una ceja sorprendido cuando el mozo le pregunto qué hacer con la maleta del joven visitante. Pidió que la dejaran en el hall, que el mismo se ocupaba.

Cinco minutos después salía al jardín de nuevo, buscando al chico con la mirada. En las manos llevaba dos vasos grandes de limonada. –Es casera. Si te gusta hay una jarra fría en la nevera con más. También hay refrescos y cervezas.

(Si anda por allí le da el vaso. Si está dentro del agua deja ambos sobre una mesita de mimbre y se dirige hacia el agua)
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por David C. Greenson el Jue Ago 13, 2015 6:13 pm
Podía sentir las miradas del mayor sobre su cuerpo, cosa que lo excitó aun más que antes, eso era algo bastante normal con David, lo extasiaba el que otros admiraran su bien trabajado cuerpo y como lo cuidaba para complacerlos. Cuando le pidió Anthony que acercara lo hizo pero no se metió aun en la piscina puesto que quería saber antes que pasaría entre ellos o si solo sería una charla, sin embargo por el momento lo único que pasó fue que el otro le comentó que la temperatura del agua era ideal. Estaba por meterse al agua cuando vio que Anthony salía así que se detuvo antes de dar otro paso y dejó que el mayor se le acercara para hacerle esa caricia mientras le decía esas palabras.
La cercanía entre ambos le hizo pensar que quizá le iba a besar pero no fue así, cosa que decepcionó un poco al castaño, pero no tanto como para demostrarlo en el rostro, no quería tampoco echar a perder el momento solo por algo que bien podría pasar después-De acuerdo, aquí estaré esperando-le dijo usando un tono ligeramente coqueto en la voz y en cuanto lo perdió de vista David se acercó a la orilla de la piscina para mirar un poco mejor el lugar a su alrededor. Simplemente era un lugar inmenso e impresionante, el sueño de cualquiera que deseara tener una vida llena de lujos y comodidades. El castaño había tenido ese sueño más de una vez, incluso sabía que si se lo proponía podría obtenerlo pero a él en realidad no le iba ese tipo de lujos y despilfarro.
Había aprendido de la peor manera que el dinero se debía de cuidar y no planeaba desperdiciarlo todo en casas y lujos. Sabiendo que estaba solo se quitó el bañador que llevaba puesto y se metió en la piscina, comprobando así que en efecto el agua estaba caliente pero no tanto como para incomodarlo. David era un fiel fanático del invierno, aborrecía el calor pero sabía que el nadar en una buena piscina solamente se podría realmente disfrutar cuando se estuviera en verano por lo que eso hizo. Dio un par de vueltas a lo largo de la piscina y finalmente se acercó a la orilla a esperar a que su cliente regresara. Cuando lo vio aparecer con las limonadas sonrió de lado escuchando la explicación que el otro le daba.
-Más tarde podremos beberla, ahora ven que el agua está deliciosa-propuso emocionado y luego, apartándose de la orilla de la piscina, dejó que el otro viera que estaba totalmente desnudo. No sabía en realidad que ideas tuviera el mayor sobre que quisiera hacer ahora, pero a David lo tentaba demasiado la idea de empezar desde hoy la aventura del viaje que iban a tener. ¿Porque no? No le caería nada mal tener algo de sexo antes de hacer ese viaje al Gran Cañón, por que con todo y la idea de pasar cuatro días teniendo sexo con Anthony en su casa no le ganaba a la idea de hacerlo en un lugar de lujo en aquel lugar tan fenomenal. Quizá si lo convencía en este viaje en un futuro lo podían volver a contratar y hacer su fantasía de tener un maratón de sexo en la casa del mayor.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Ago 14, 2015 8:08 pm
Anthony sonrió al ver la escena. Que conste en acta que él había intentando ser amable e ir paso a paso para no follárselo en la piscina a los dos minutos de conocerse. Aunque el chico vendiera su cuerpo, no era un comprador maleducado. Si hoy solo hubieran hablado de las condiciones del viaje, los limites, etc. habría estado bien para él. Pero esto desde luego era mejor.

Dio un trago a la suya y dejo ambos vasos en una mesa exterior antes de acudir al borde de la piscina y dar un salto de cabeza. No era digno de olimpiadas, pero sí de alguien que da uso a su piscina día si, día también. El agua caliente lo recibió rodeando su piel. Se movió bajo el agua en dirección a su acompañante, esbozando una sonrisa conforme le venía a la cabeza la BSO de tiburón.

Acaricio su piernaza mientras emergía a su lado, sacudiendo la cabeza para quitarse el agua. Su mano izquierda se había quedado en la nalga derecha del chico. -Por lo que veo, el trabajo te interesa. Pensé que hoy me harías leerme el contrato y negociar las clausulas y hasta mañana nada de nada. Aunque lo prefiero así, la verdad.

Sus dedos acariciaban la piel del otro con morbo, rozándole el cachete pero sin llegar a tocarle la raja aun. Le sonríe mientras lo hace. -¿A qué esta a temperatura perfecta?- En su mirada podía verse el deseo de comérselo, pero prefería ir despacio, respetando al otro.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por David C. Greenson el Dom Ago 16, 2015 5:19 pm
Observó como el mayor entraba al agua de un clavado que si bien no era profesional si era digno de admirarse y causar un poco de envidia para los que no podían hacer algo como eso. Al no verlo emerger luego del clavado miró a su alrededor tratando de encontrarlo pero algo le dijo que lo mejor sería idea del mayor. Y entonces sintió que algo sujetaba su pierna y dejo escapar un ligero grito de susto. En verdad creía que saldría por otra parte de la piscina. Prestó atención a lo que dijo el mayor y se dio cuenta que tenía razón, había acelerado un poco las cosas.
Esto le hizo pensar en varias cosas y en como arreglar ese pequeño desliz de rapidez que había cometido.-Como sabrás yo relaciono perfectamente bien el placer con el trabajo así que no veo porque no podamos tener el uno sin el otro-le dijo con un tono seductor que prometía muchas cosas. Sentía bien en donde estaba la mano del otro cosa que hizo que su cuerpo se pegara un poco con el ajeno, solo un roce para provocarlo.
-Me gusta la temperatura del agua pero preferiría que estuviera un poco más fría-comentó apartandose del otro y nadando un poco a su alrededor.-Sobre el contrato, tengo una copia entre mis cosas, después de nadar podemos leerlo y si tienes dudas las aclaramos-añadió. Él no tenía dudas sobre lo que se le había pedido pero igual más valía que preguntara si el mayor tenía alguna duda, era mejor así para evitar futuros problemas. Una vez más se acercó a Anthony y le acarició el rostro de manera muy ligera. Estaba jugando con fuego y le fascinaba.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Ago 18, 2015 3:14 pm
Anthony escuchó sus palabras, divertido. Mezclar placer y trabajo era una buena idea aunque en su caso se limitaba a asegurarse que la maquina del café tuviera un producto aceptable. Si lo llevaba a otro tipo de placer no creía que sus operarios se lo tomaran muy bien… Aunque seguro que alguno disfrutaba de acostarse con el jefazo, él prefería separar ambas facetas. El otro le dio un roce muy morboso que lo calentó de inmediato.

El chico nado cerca suyo. El pelo mojado le sentaba muy bien. –Se irá enfriando conforme pase el rato, aunque no me extrañaría que la hicieras hervir. Pareces una persona muy caliente- Nadó en su dirección escuchándole atento, con una sonrisa de cómplice. Suponía que lo del contrato era una broma o que este chico llevaba algunas clausulas por escrito pero más como “lista de mis condiciones” que como “contrato”. Se imaginaba la cara del notario leyéndolo antes de guardarlo… Aunque igual no se escandalizaba, a lo mejor se pajeaba como un mono leyendo las guarradas que sí se podían hacer y las que no.

Cuando el otro se calló, Anthony se sumergió delante de él, muy cerca. Emergió pegado a él lamiéndole desde el ombligo hasta el pecho por debajo del agua, continuando hasta morderle la nuez con delicadeza y morbo antes de subir a hacer lo propio con su barbilla. –Me fio de ti, no hablemos más de eso. A partir de ahora solo disfruta y pásatelo bien.- Una de las piernas del empresario se coló entre las del joven, sintiéndolas. Pronto su cuádriceps roraba el miembro de su compañero.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por David C. Greenson el Vie Ago 21, 2015 6:35 pm
David escuchó las palabras del mayor en respuesta a su comentario sobre la temperatura del agua y luego soltó una risa ligera.-Si bueno, se necesitaría un poco más que yo para hacer hervir el agua... quien sabe, a lo mejor contigo junto conmigo lo podemos lograr-le dijo para luego guiñarle un ojo. Charlaron sobre un par de cosas más referentes al negocio que los tenía aquí juntos pero más que nada era mera formalidad de parte del escort ya que en realidad no tenía un contrato escrito, hacía demasiado tiempo que había dejado de confiar en los abogados. Además para el castaño lo que importaba era recibir el pago por sus servicios y con eso bastaba.
De pronto lo perdió de vista pero pronto sintió como Anthony emergía del agua mientras lamía su torso, pero lo que lo excitó un poco más de lo que estaba ya fue aquella mordida en esa zona de su cuello. David se estremeció ligeramente, sin lugar a dudas el lugar más erogeno del joven era su cuello y el mayor había iniciado por buen camino proporcionándole atención a su cuello. Puntos a su favor.-Lo que usted ordene caballero-murmuró aprovechando la cercanía de su cuerpo con el del Anthony y luego dejó escapar un gemido de sus labios por la fricción que pronto sintió sobre su miembro. Sobra decir que David comenzó a moverse buscando más roces que aliviaran un poco su excitación, pero no tanto como para correrse aún.
Llevó sus manos al cabello ajeno y enredo sus dedos en éste para jalar un poco y así acercarlo a él para poder besarle. Pocas veces había tenido la oportunidad de besar a un hombre con barba pero hasta ahora habían sido experiencias placenteras por lo que esperaba que con Anthony no fuera la excepción. Además primero quería saber si el otro estaba interesado en besos en los labios por lo que no terminó de acortar la distancia entre sus labios y los ajenos, dejando así que fuera él quien tomara la última decisión.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 22, 2015 7:39 am
Anthony sonrió divertido cuando el otro le tiro del pelo. Le gustaba que los chicos con los que estaba tuviesen iniciativa propia. Se dejo pegar a él y le besó, aunque sería más correcto decir que le comió la boca. Los besos eran con morbo. Le recorría los labios con la lengua. No se había olvidado del placer que el otro había demostrado en el cuello, quería investigar si ralamente era un punto erógeno.

Empujó despacio al otro hasta que lo tuvo con la espalda en la pared de la piscina, presiono con su pierna entre las del joven atrapándole el miembro entre el pubis y su cuádriceps. No para hacerle daño, solo para que sintiera presión y calor pero no pudiera moverse apenas, para que al negarle ahora el roce, se pusiera más loco y caliente y cuando lo lograra estuviera a mil. Apresándolo de esta manera, le cogió el pelo y tiro despacio hacia atrás, llevando la vista del chico al cielo y dejándole su cuello expuesto. –Que cuello más bonito tienes- Le dijo para que su cerebro, el órgano más sexual del cuerpo, le anticipara lo que se le venía encima.

Lo volvió a besar la nuez le lamio el cuello despacio, del hombro hacia la cabeza, presionando con la lengua húmeda mientras lo recorría lentamente. También lo beso, succionando un poco, ni de lejos como para dejar una marca, solo lo justo para que notara el tirón de la piel, incluso le dio algunos suaves mordiscos.

Estudiaba sus reacciones, buscando que volvía loco al otro y que no. Iba a usar esa información en los próximos días. Quería darle muchísimo placer al joven y sobretodo ponerlo muy caliente.

Poco a poco lo fue soltando, volviendo a besarle en los labios y dándole un suave roce en su miembro conforme apartaba la mano. Nada de pajearlo, solo un roce desde la base hasta la punta para seguir calentándolo más y más.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por David C. Greenson el Lun Ago 24, 2015 6:41 pm
Sin lugar a dudas había obtenido un buen trato con este cliente, captaba fácilmente las señales que David le daba sobre que era lo que le gustaba y sin dudarlo atendía a sus necesidades, cosa que en un futuro lo tendría en cuenta para atender como era debido a Anthony. Le cedió el mando cuando el mayor lo llevó hasta que quedara recargado contra la pared de la piscina pero ésto no significó que se quedó totalmente a merced del otro. Lo tenía bastante excitado, atontado y sin encontrar una manera de aliviar la excitación, estaba cayendo victima de su propio juego pero a él no le molestaba por el contrario le parecía bastante tentador el recibir una cucharada de su propia medicina.-Todo para ti-soltó en una especie de murmullo y gemido, presintiendo que era lo que vendría a continuación. Movió su cabeza para darle todo el espacio que necesitara y cerró los ojos, sabiendo que de ésta manera los demás sentidos ayudaría a mejorar la experiencia.
Todo lo que le hacía el mayor le parecía excitante pero si había algo que lo volvía loco eran las pequeñas mordidas que le estaban proporcionando. Su cuerpo se estremecía involuntariamente y uno que otro gemido se escapaba de sus labios, él por lo general no solía ser vocal al tener sexo pero poco a poco se había acostumbrado a ello por petición de ciertos clientes, por eso ahora le salía con más naturalidad. Abrió los ojos cuando sintió que los labios en su cuello se alejaban para ahora besarle la boca cosa que David aprovechó para ahogar un gemido causado por la caricia en su miembro. Demasiado tentar y nada de acción, era hora de que el castaño tomara de nuevo las riendas de la situación. Si bien era más "ligero" que Anthony, de forma lenta e imperceptible lo fue moviendo hasta hacer que fuera el mayor quien estuviera contra la pared de la piscina.-Creo, señor, que es hora de que me deje darle una probada de lo que sucederá este fin de semana-dijo seductoramente para luego señalar la orilla de la piscina-Necesito que te sientes acá arriba-pidió y luego guiñó un ojo.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Ago 25, 2015 6:51 pm
Los temblores involuntarios del chico se le hacían deliciosos, incitándole a mordisquear más y más, a lamer aquel cuello sexy. Olió el pelo del otro, entre su higiene y el cloro de la piscina no había mucho que notar, pero aun así algo de su suave olor corporal pudo cazar, un leve atisbo. Ya lo haría sudar de verdad y descubriría a que olía y sabia de verdad. Si, el mayor era un poco primitivo pero había chicos guapísimos que provocaban rechazo y otros más normalitos que le volvían loco con la mezcla de perfume y olor propio. O solo con el olor propio, el sudor si era reciente, podía resultarle muy erótico.

Se dejo empujar con una sonrisa, le volvía loco que sus compañeros tomasen la iniciativa. Terminó pegado a la pared, las tornas habían cambiado. Aunque su sonrisa se perdió un instante. –Por favor no me vuelvas a llamar señor. Ya sé que no somos amigos, pero al menos tratémonos con confianza. No me hables de usted y tutéame.- No quería sentirse un viejo verde pagando a un jovencito guapin para que se le abriera de piernas. De hecho esperaba que el tal David disfrutara. Que le hubiese pagado no significa que no fuera a intentar hacerle gemir como un loco colapsado de placer.

En cualquier caso se subió para sentarse en el borde de la piscina, le gustaba mucho las posibilidades que aquello ofrecía. Estaba más empalmado que un mono ninfomano, y se sentó con las piernas separadas, ofreciéndole una buena imagen. Le sacaba años, si, pero aun estaba en una buena edad. Y más cuando te cuidas y te gusta tener un cuerpo definido.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por David C. Greenson el Miér Ago 26, 2015 7:23 pm
-De acuerdo, Anthony, te hablaré de tu para que no te sientas incomodo, después de todo luego de este fin de semana conocerás hasta el último rincón de mi cuerpo-mientras hablaba acaricio el pecho ajeno, enredando un poco sus dedos en el cabello ahí expuesto. A David no le importaba mucho si sus clientes se depilaban o no, pero no podía negar que el pecho de Anthony era bastante atractivo, bien formado con el ejercicio y se notaba que se cuidaba bastante. El castaño salió de sus pensamientos justo a tiempo para ver como el mayor se sentaba en la orilla de la piscina, tal y como se lo habían pedido.
David no hizo intento alguno por ocultar como se relamió los labios al ver lo que le esperaba. No recordaba bien en que momento el mayor se había quitado el bañador pero no le importaba, después de todo ese trozo de tela solo se hubiera convertido en una molestia.-Bastante apetitoso-murmuró en voz algo alta para lo escuchara su acompañante. Sin más preámbulos se metió entre las piernas del mayor y cual niño en dulcería llevó sus manos al premio principal. Le acarició el miembro desde la base hasta la punta, pasando el pulgar por la cabeza del pene de Anthony y luego volvió a bajar su mano.
Repitió el movimiento en un ritmo lento, algo tortuoso pero cuando menos se lo esperaba el que estaba recibiendo el placer, el castaño cambiaba el ritmo, y luego regresaba al ritmo lento. Le gustaba jugar asi sin marcar un solo ritmo, no dejarle preveer como serían las caricias. Acercó su rostro al del mayor y le mordió con un poco de fuerza el labio inferior. No dejó que Anthony reaccionara ya que comenzó a hacer un camino de besos, lamidas y mordidas por todo su cuello, clavícula y una parte del pecho, poniendo especial cuidado en los pezones del otro.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Ago 30, 2015 9:05 am
El otro comenzó a trabajarle la entrepierna. Anthony solo pudo gemir de placer, totalmente cachondo por como lo hacía. Había temido que aquello fuera a ser una mamada exprés antes de ponérsele a 4 patas en el césped. Pero por el contrario a David no le importaba gastar tiempo en jugar, en disfrutar. Y había dado con uno de los morbos del empresario, que separó un poco más las piernas y se recostó hacia atrás, sentado en la orilla, con los pies en el agua y las manos apoyadas en el suelo hacia atrás. Cerró los ojos para que el sol no le dañara y se limito a sentir, con la respiración alterada. Gimiendo con cada roce rápido, temblando y suspirando cuando el otro bajaba el ritmo. Disfrutando de estar entregado a aquel chico tan morboso.

Sonrió al sentir los labios del otro en el cuello, estiro una mano para acariciarle mientras le hacia un sendero de besos. Se le escapo un gemido cuando el otro se centro en sus pezones, muy sensibles. –ufffff- atinó a decir cuando pasaba de uno a otro. Enredó su mano en el pelo del otro, acariciando su cabeza y después descendió lentamente por su espalda hasta acariciarle una nalga. la manoseó despacio sin apretarla ni nada duro, solo sintiendola.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por David C. Greenson el Lun Ago 31, 2015 8:54 pm
Estaba haciendo un buen uso de su conocimiento para darle placer a Anthony cosa que satisfacía a David ya que ese era su trabajo pero sobretodo él también sentía placer al hacer ésto. Soltó un suave gemido al sentir la mano en una de sus nalgas, le fascinaba que jugaran con ellas y no fueran como algunos que solamente se iban por lo de en medio y se acabó. Éste gesto del mayor hizo que a ojos del castaño se mereciera una recompensa por lo que se apartó un poco de sus pezones, no sin antes regalarles a cada uno una pequeña mordida e hizo un camino de besos descendiendo hasta la entrepierna de Anthony. Bajó su mano hasta la base del miembro y con la lengua le dio pequeñas lamidas, como si fuera un chico inocente que estuviera dando por primera vez una mamada a otra persona.
Claro que pronto se cansó de su juego y sin apartar los ojos de los del mayor introdujo el miembro ajeno en su boca, solo la cabeza y succionó con algo de fuerza, saboreando así el líquido pre-eyaculatorio. Amargo como siempre pero con un toque que lo diferenciaba de pasados sabores, suponía como siempre que era el sabor natural de Anthony. Sin esperar a que le dijeran nada o el otro hiciera algo de un solo movimiento se introdujo el resto del pene de Tony. Siempre se había enorgullecido de no tener el reflejo de las nauseas y una vez más lo demostró esperando causar una buena impresión en el mayor aunque le importaba más el que ésto lo excitara otro poco.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 06/08/2015

Ver perfil de usuario

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Sep 03, 2015 2:09 pm
Soltó un gemido ante cada mordida de pezón, le gustaba que aquel chico fuese tan seguro y decidido y no andase cortando el rollo para preguntarle si algo le gustaba o no. Se imaginó a donde llevaban sus besos, pero aun así su recorrido le tuvo en vilo, recibiendo placer de cada beso, cada gesto, cada avance. El chico se la cogió de la base y lamió su glande como si fuese un chupa chus, lo cual provoco que el empresario goteara más liquido preseminal, totalmente cachondo.

Finalmente el otro comenzó a chuparle en serio, mirándole a los ojos. Anthony le mantuvo la mirada, sonriendole, acariciándole los hombros el pelo,... Sin empujarle en ningún momento, dejando que el otro llevase el ritmo y profundidad que quisiera. Su miembro palpitaba en la boca del otro, lo sentía como una piedra pero mandandole mensajes de placer a cada movimiento del joven. Se dejó hacer hasta que sintió que se estaba calentando demasiado. En ese momento acarició al otro por los hombros, apartandolo lo suficiente para tener sitio en el que dejarse caer al agua entre la pared y él. Cuando emergió, le beso intensamente, mordisqueándole el labio y lo llevo a la orilla.

-Cambió de turno- dijo divertido, ayudándole a ponerse en otra postura. -tumbate en el suelo- le indicó mientras lo sacaba del agua un poco. De esta manera, al joven le quedaba el abdomen y el pecho en el suelo, fuera de la piscina, pero con las piernas en L, las rodillas contra el muro de baldosines cuadrados y los pies dentro del agua. Esto le dejaba a Anthony un espectáculo inmejorable.

Comenzó a manosearle las piernas, a besarlas, a masajearle los pies. Le amasó las nalgas, con vicio pero sin pasarse de apretar. Finalmente arrimó su cara, mordiéndole un cachete, luego el otro y lamiendo ambos, intercalando algún suave mordisco non chupón. Terminó lamiéndole la raja y presionando con la lengua en su entrada. No con prisa por dilatarle para follárselo, sino buscando darle todo el placer de un buen beso negro. O al menos intentandolo. Sus manos le acariciaban la parte de atrás de los muslos mientras su lengua se entretenía en su ojete, apretando despacio y húmedo.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.