I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Un cadáver en el ático [Anthony Walker + Gerard J. Giesler] +18

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Miér Ago 12, 2015 3:14 pm

Alvin, si es que ese era su nombre era su última conquista. Un gamberrete de 19 años en rebeldía contra el mundo. Le constaba que tomaba la droga como si fuera chucherías y que vivía solo para el placer y para trabajar su cuerpo. Sospechaba que era un delincuente, que no se cortaba en robar o traficar con sustancias.

Lo había conocido en una entrevista de trabajo, él entrevistaba a absolutamente todos los candidatos personalmente. Por supuesto lo rechazó. No le pareció una persona responsable. Y sin responsabilidad no podías acercarte a sierras automáticas. Una persona torpe estaría fuera de lugar, pero al menos los mecanismos de seguridad podrían evitarle daños. Alguien inmaduro era un peligro para sí y para los demás, por muchos mecanismos que trataran de protegerle. Por no hablar de su actitud chulesca.

Cuando salió al parking, ese mismo día, pillo al niñato rallándole el capo del BMW. Anthony lo cogió del hombro y le metió un buen empujón. El otro trató de responderle con un puñetazo que no le costó mucho detener al vuelo apretándole el puño. Lo que hizo el otro al verse derrotado fue lanzarse a su boca y comerle los labios. Anthony no tenia defensa contra eso, así que lo empujo contra el capo agarrándole de las muñecas y comiéndole la boca de manera salvaje. Al día siguiente borró esa escena del sistema de videocámaras.

De alguna manera terminó seducido. No le gustaba su actitud, pero tenía un cuerpo forjado en el gimnasio para el pecado. Eso es todo lo que hacía: gimnasio, jugar a la consola y drogarse.

Anthony no hacía daño a nadie pasándose a visitarlo de vez en cuando, tomándose algún canuto a medias con él o jugando algunos dobles en la maquina. Si quería comer algo decente tenía que llevarlo él, de hecho solía llenarle la nevera cada vez que lo visitaba. Pero el sexo era salvaje, muy salvaje, y eso le tenía retenido, al menos de momento. Aunque su incapacidad para hacer nada que implicase salir, aunque fuera algo tan simple como ir al cine, lo estaba cansando ya. Evidentemente iba a ser uno de los breves, pero merecía la pena.

Aquella tarde subió las escaleras hasta el ático donde vivía (6º sin ascensor) como tantas otras. Tras tocar el timbre varias veces, se animó a entrar, aunque solo fuera para dejar las bolsas de papel marrón que traía en la nevera. Sacó la mano por la ventana del rellano, moviendo la teja suelta con cuidado y sacando la llave de debajo. No quería saber cuántas veces había perdido sus llaves para llegar a dejarlas allí. Entro en el apartamento, un loft diáfano que a saber con qué ilegalidades pagaba, nada de lujo era una cosa funcional, aunque tenia cierto encanto industrial. Con una reforma y si tuviera ascensor…

-¿Alvin?- No obtuvo respuesta. Se tomó un vaso de agua de la cocina-salón y, tras rellenar la nevera se dispuso a largarse. Pero antes de irse decidió echar un vistazo al dormitorio, -Algún día lo encontrare muerto de una sobredosis de pastillas- Pensó mientras iba hacia allí. Aquel pensamiento era premonitorio…
***

Anthony salió del loft, con la imagen de las sabanas rojas aun clavada en su retina. Rojas por la sangre. Sacó el teléfono con las manos temblorosas, marcando el número de emergencias. –Yo… acabo de encontrar un cadáver, calle falsa 123, 6º piso. Dense prisa por favor.- Se sentó en uno de los escalones del rellano, sintiéndose como en una crisis hipoglucemica, pálido y tembloroso. De haber tenido algo solido en el estomago, habría vomitado.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Gerard J. Giesler el Miér Ago 12, 2015 9:46 pm
Eran alrededor de las 3:25am y mi cuerpo se sentía frío y tembloroso a la vez que sentía un liquido caliente recorriendo mi rostro. Me encontraba de rodillas tratando de recuperar el aliento, el liquido no era mas que mi propia sangre brotando de una gran herida que tenia en la parte superior de la cabeza, no podía asimilar por completo lo que estaba sucediendo mi cabeza estaba tratando de procesar todo...

Había estado acosando a una prostituta que era responsable de la desaparición de varios hombres de Beverly Hills, a pesar de ser esta una zona habitada principalmente por homosexuales aun habían prostitutas que vagaban por la noche y esta mujer era la mas exclusiva, la mas cara, dí con ella gracias a uno de los cadáveres que me llegó a la morgue, nadie en la comisaria se había dado cuenta, este no era un hombre asesinado por resistirse a un robo, era victima de una asesina serial, ella dejaba su marca, tal cual lo hago yo, tal cual hacemos todos los asesinos seriales.

La observé durante una semana para probar mi teoría de que era la culpable y luego contraté a un drogadicto ermitaño de mala muerte cuyo nombre siquiera me molesté en preguntar para que fuese mi carnada, le dije que solo tenia que ir y transmitir un mensaje a la prostituta y el accedió sin problemas, sin embargo esa noche algo fue distinto, la mujer no llegó, apareció otra mujer distinta y le entregó una nota a mi mensajero, no cabía duda, me había metido con una profesional, la mujer sabia que la había estado observando y ahora nos encontrábamos en un duelo, esta era la segunda vez que me topaba con un asesino serial y terminábamos jugando al gato y el ratón.

- LASSEN SIE I..IHR ESONDITE ODER DI..DIESER MANN STIRBT! - gritó el drogadicto leyendo una nota que le entregó la mujer mensajera justo después de que esta se marchase. Mi cuerpo se estremeció por completo, sentía placer y excitación, la mujer me tenia así como yo a ella, me había investigado y sabia que era Alemán así que sabia mi identidad "Sal de tu escondite o este hombre muere" eran las palabras que el drogadicto había dicho o al menos había intentado, estaba claro que no tenia ni idea de que había leído. Me quedé congelado unos segundos y finalmente decidí salir de mi escondite, pero para cuando llegué al punto del callejón donde estaba el drogadicto antes este ya se había marchado.

Sin demora alguna mi rival acesto el primer golpe en la cabeza con un bolso que parecía estar cargado con plomo puro, caí al suelo y me incorporé rápidamente, forcejee con la mujer sin perder mi postura fría, pude ver en sus ojos que era muy parecida a mi, su mirada estaba totalmente fría y enfocada en su objetivo. Metí mi pierna derecha entre las suyas para luego entrelazarla con su pierna izquierda y hacerla caer de espaldas apoyando todo el peso de mi torso, las mujeres habían sido desarrolladas para tolerar mas el dolor, pero los hombres teníamos mejor musculatura y yo no era una victima común que venia por sexo y seria asesinado, estaba claro que yo era el primer monstruo que esta mujer conocía, saque de mi pantalón un puñal y sin duda alguna apuñale a la mujer en el torso 18 veces de forma rápida y sin detenerme en los mismos 18 puntos que solía apuñalar a todas mis victimas. Por ultimo abrí la boca de la mujer y deje mi marca, así como tomé mi souvenir, corté la úvula y la guarde en un tubo de muestras que escondí posteriormente en mi chaqueta.


- Con que eso pasó... - dije una vez mi cerebro terminó de asumir lo sucedido, me quité el pasamontañas que ocultaba mi rostro para palpar mi herida y escuché una botella que caía al piso y se rompía. Gire mi cuello rápidamente y allí estaba aterrado el joven drogadicto al que había contratado, me vio a los ojos una fracción de segundo y se echo a correr perdiéndose en la oscuridad del callejón. Nunca antes me habían descubierto así, me levante rápidamente y caminé hasta mi coche, este cadáver tenia mi sangre gracias a mi herida y no solo eso ahora tenia un testigo, debía deshacerme de ambas osas, fui por gasolina y rocié el cadáver de la asesina prendiéndole fuego. - Nos vemos Rosie... buen duelo - dije con el corazón palpitando de emoción.

Pasaron dos largos días en los que solo me dediqué a averiguar donde vivía el drogadicto hasta que finalmente dí con el pero se encontraba acompañado, esperé al siguiente día y finalmente hice lo que debía. Me rogó por su vida y a pesar de que no era capaz de sentir remordimiento alguno admito que no era su hora de morir, pero no podía arriesgarme a dejar un testigo, primera vez que mataba a alguien que no hubiese investigado o no cometiera crímenes mayores, pero si este joven era un drogadicto que aceptaba cualquier tipo de trabajos de parte de un extraño no me sorprendía que hubiese robado, violado o matado antes por lo que probablemente encajaba en mi perfil de victima.

Le dí un puñetazo en la nariz apenas abrió la puerta para aturdirlo, fue raro... Abrió con una sonrisa. Para luego apuñalarlo rápidamente en los 18 puntos de siempre, fue sorprendente como no cayó al suelo con las primeras puñaladas sino que se mantuvo de pie dando pases de espalda en shock, he de admitir que el joven tenia voluntad de vivir. Lo tiré en la cama de su habitación e iba a tomar mi souvenir cuando de pronto sonó la puerta, alguien mas había llegado, salte rápidamente por la ventana y me quede guindado de la parte de afuera, estaba a gran altura por lo que era imposible escapar de allí.

Escuché que los pasos se detuvieron en la habitación y pasados unos segundos se marcharon a toda prisa, escale la ventana y entré a la habitación de nuevo, no había tiempo podía escuchar como se comunicaba con las autoridades, crucé hasta la cocina a paso ligero y salí por una ventanilla que daba al pasillo del edificio, me quité el pasamontañas y envolví el cuchillo en el. Tenia que averiguar si este hombre sabia de mi. Oculte ambas cosas en el barandal de una ventana y fingí llegar desde el piso de abajo.

- Sucede algo? - pregunté fingiendo preocupación aunque se me notaba como siempre el aura de frialdad que me caracterizaba. Me aproxime al hombre a paso lento y fingí empatia posando una de mis manos en su hombro ya que se le veía bastante conmocionado. - Estas bien? - Pregunté mirando a sus ojos.





El malandro  del Verano

POLICE
POLICE
Edad : 29

Mensajes : 130

Fecha de inscripción : 27/07/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Ago 13, 2015 4:38 am
Un hombre apareció por el pasillo y se interesó por él –Ha habido un asesinato. Al… Alvin está muerto- Daba por sentado que el otro vivía en el edificio y lo conocía. Era tal su estado de shock que ni se fijo en que no era un pelirrojo de esos con la piel llena de pecas hasta el último rincón, sin no uno de los guapos. Bastante masculino. Tampoco se le ocurrió que pudiera ser el asesino, si Grard lo hubiese querido apuñalar a él también, lo habría cogido por sorpresa como a un imbécil.

Pronunciar aquellas palabras en voz alta le hizo tomar consciencia de que quien hacia tres días botaba sobre su miembro entre gemidos, ahora era carne muerta. Se arqueo, solo tosiendo pues el estomago estaba vacío y comenzó a lagrimear.

Otra muerte en una persona cercana, y esta vez no era un accidente genético llamado cáncer, esta vez había sido provocado por otra persona. Alguien había cogido al pequeño y le había arrebatado sesenta o setenta años de vida. Le había negado la posibilidad de madurar y tomar responsabilidades o de seguir tirando su vida por el desagüe. Le habían robado los cumpleaños, las fiestas,… No era una persona muy activa, pero había mil cosas que no vería: quizá ¿Diez?¿Quince? videoconsolas que saldrían al mercado en el futuro. Y cientos de videojuegos con los que no mataría su tiempo.

Pego la cabeza a la pared y comenzó a sollozar, apretando los puños con impotencia.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Gerard J. Giesler el Jue Ago 13, 2015 2:40 pm
Rápidamente idee una coartada y la forma de explicar que hacia en ese lugar viviendo a kilómetros y a la vez me permitía manipular la escena del crimen en caso de que hubiese dejado algún rastro al no poder limpiarla por la interrupción del hombre. - Oh... no... mi Alvin - dije con un tono de voz afligido, siquiera sabia el nombre de mi victima, sin duda este era mi homicidio mas descuidado. Me aleje de Anthony entrando en la habitación a toda prisa, puse mis manos en su pecho para llenarlas de sangre, si habían huellas mías en el lugar diría que intente ayudarlo, también marqué mis manos ensangrentadas en el marco de la ventana donde me había colgado antes, siendo medico forense iba a ser difícil que me creyeran que no me había dado cuenta de que ya estaba muerto, por lo que me tocaba fingir no solo romance, sino luto, independientemente de si le afectaba o no al desconocido de afuera.

- Porque... por que.....? - pregunte lamentándome tratando de sonar un poco fuerte para que el hombre de afuera me escuchase y le dí un beso en los labios al cadáver manchándome mas de sangre.





El malandro  del Verano

POLICE
POLICE
Edad : 29

Mensajes : 130

Fecha de inscripción : 27/07/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 15, 2015 4:58 am
El vecino loco entro en el ático y comenzó a liarla parda. Anthony lo siguió tras dos segundos, aun con los ojos rojos de mediollorar. –¡¿Pero que haces?!- Iba a agarrar a ese imbécil de mierda del hombro y sacarlo de allí, pero se detuvo ante la puerta del dormitorio. No podía entrar donde el cadáver, no podía.  –¡Para, vas a joder la escena del crimen para la policía!- Le grito suplicante. –¡¡Si no paras vas a hacer que no puedan pillar al que lo hizo!!- La idea de no pillar nunca al culpable le enrabieto y salió de nuevo al rellano. Había abrazado la mano de su mujer mientras expiraba y permanecido en la misma habitación que ella mientras llegaba la ambulancia para llevarla a la morgue, pero era distinto. Ella se había ido apagando consumida. Alvin había salido de la vida a patadas.

Lamentaba haber pensado mal del pelirrojo, el pobre también parecía apreciarlo y mucho ¿Familiar? ¿Amigo? ¿Otro amante? No le ponía celoso que se acostara con otros, no eran pareja. Le ponía triste lo poco que sabía sobre Alvin. Ya nunca sabría más sobre ese pícaro. Luego, cuando el pelirrojo viera que el mismo había profanado la escena, y que ya no habría tribunal que aceptara las pruebas que se encontraran aquí, se iba a llevar un buen disgusto.

Se puso a llorar, esta vez ya sin complejos ni disimulo. Mientras escuchaba una sirena de policía acercarse.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Gerard J. Giesler el Sáb Ago 15, 2015 9:51 am
Sonreí al escuchar sus gritos, era precisamente eso lo que yo quería que no se descubriese quien lo había hecho, escuché como el hombre se alejo de la habitación y me dieron unas enormes ganas de tomar mi souvenir, arrancarle la úvula a quien ahora conocía como Alvin, pero las sirenas de mis compañeros llegando a la escena del crimen no me permitirían tomarlo a tiempo, ademas si me revisaban me hallarían culpable.

Abandoné la habitación y seguí el sonido del llanto del hombre para ubicarlo, ahora era el turno de acercarme a el y averiguar si sabia lo que había sucedido hace dos noches. - ¿Quien eres...? ¿Quien hizo esto? - dije fingiendo tristeza en mi rostro, aunque era incapaz de fingir el llanto, mi cara estaba seca excepto por la sangre que ahora pintaba mi boca por besar al cadáver ensangrentado.

Me paré junto al hombre recostándome de una pared y me deje caer deslizándome por esta hasta quedar sentado con las manos ensangrentadas tocando mi cabeza. - ¿Que pasó aquí? - pregunté a lo ultimo siguiendo mi acto, no sentía remordimiento alguno, quizás no era un criminal que necesariamente necesitara que lo eliminara, pero era esto o ir a la cárcel, incluso podría matar al hombre que lloraba en la misma habitación que yo si descubría que sabia algo.





El malandro  del Verano

POLICE
POLICE
Edad : 29

Mensajes : 130

Fecha de inscripción : 27/07/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Ago 16, 2015 10:15 am
Por fin el loco salió del lugar, cualquier abogado que no fuese Lionel hutz podría hacer que el asesino quedara en libertad después de la que debía haber preparado allí dentro. Anthony lo odiaba por eso, aunque no podía evitar compadecerlo. -Me llamo Anthony éramos… amigos. No tengo ni idea de quien ha hecho eso, ni porque. Pero ojala algún día lo cojan y lo encierren para siempre. No sé en qué lio se abría metido Alvin, pero eso… eso ha sido demasiado. Tras una pausa añade -¿Y tú de que lo conocías? Parecias muy unido a él

Era tanto lo que desconocía de Alvin. El muchacho siempre había sido muy reservado, un cobrón frió y duro, aunque se deshacía como algodón de azúcar bajo la lluvia si sabias darle los mimos que necesitaba en la cama. Ahora era la culpa lo que amargaba a Anthony. Debería haberse preocupado más por él, haber tratado de averiguar sobre sus circunstancias, aunque cada vez que le preguntaba pos su vida no obtenía más respuesta que un dedo corazón tieso. Se secó las lagrimas con el dorso de la mano. Tratando de mostrar un poco de compostura.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Gerard J. Giesler el Lun Ago 17, 2015 4:30 am
La reacción del hombre a mi presencia y su reacción ante la muerte de "Alvin" me daba a entender que era alguien especial para el mas no alguien antiguo, por lo que aproveché de jugar un poco. - Nos vimos hace un mes... soy Adolf... - empecé mi historia con sollozos falsos - Lo conocí en un juego Online hace dos años, fuimos novios a distancia y vine solo para conocerlo, pero no era lo que decía ser - Sabia perfectamente que inventar, había visto las consolas y múltiples videojuegos dentro del hogar del joven y lo desordenada que era me daba una idea de como era el chico. - Vine por que volveré en dos días a Alemania y quería ofrecerle que viniera conmigo y empezara de cero, sin mentiras, una vida nueva... - terminé mi historia no muy seguro de si el hombre me creería.

Limpié un par de lagrimas falsas y le di un abrazo fuerte al hombre para luego hacerle un par de preguntas. - Tu eres algún familiar?, hermano mayor quizás? - empecé a indagar en mi saco en búsqueda de un pañuelo para "secarme" mejor las lagrima y luego ofrecérselo al hombre que si se veía mas afectado.





El malandro  del Verano

POLICE
POLICE
Edad : 29

Mensajes : 130

Fecha de inscripción : 27/07/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Ago 18, 2015 3:31 pm
Anthony escucho lo que el otro decía, consternado. El se había encaprichado de Alvin, el pelirrojo se había enamorado. Pobre tipo. –Ojala te hubieras marchado dos días antes y el hubiese aceptado. No sé de que tenía que empezar de cero, pero siempre sospeche que era un pequeño delincuente, aunque quiero creer que con buen corazón en el fondo. ¿Te quieres creer que cuando nos concomimos me rayó el coche con unas llaves?– Hace una mueca medio sonrisa medio llanto al recordar la anécdota.

Acepta el pañuelo y se seca las lágrimas. -No, nada de eso, solo lo conozco desde hace dos meses. Éramos amigos,... con algún roce ocasional. Aunque te juro que nunca mencionó nada de ningún novio.

Se escuchó movimiento por las escaleras. La agente una chica joven de color llegó la primera al rellano. Anthony le indico la puerta. Ella los miro haciéndose cargo de la situación al ver sus caras. Entrón en el piso y medio minuto después comenzó a decir cosas por radio, Anthony no la escuchó. Entonces llegó su compañero, visiblemente cansado por enfrentarse a un 6º sin ascensor.

-Si quieres que quedemos a hablar o algo antes de que te vayas, no dudes en llamarme.- Le dio una tarjeta.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Gerard J. Giesler el Dom Ago 23, 2015 6:59 am
Le dí un par de palmadas en la espalda para reconfortarlo, aunque no me importase los sentimientos del tipo. - No eramos novios exactamente... mas bien pretendíamos serlo, pasábamos mucho tiempo juntos online. - Expliqué al tiempo que llegaban los dos oficiales, el ultimo que llego agotado me reconoció de inmediato y se acercó a mi justo cuando Anthony me daba la tarjeta, - "Llegó rápido Dr. Giesler" - dijo el oficial, tirando por la borda literalmente todo la mentira que había armado para Anthony. - Eh... no... no lo suficiente... - empecé a fingir el llanto preparando mi coartada. - No estoy por trabajo, venia a visitar a la victima y la encontré muerta, este hombre había llegado antes... - Guarde la tarjeta de Anthony en mi chaqueta con una mano mientras le señalaba con la otra, no era mi intención acusarlo, ni mucho menos inculparlo, pero si necesitaba alejar la atención de mí y distraerlo lo suficiente como para que omitiera el hecho de que me habían llamado Dr.Giesler, como explicaría al hombre que llevo mas tiempo de lo dicho en Beverly Hills y ademas de que no solo vine de viaje, sino que vivo acá ahora?

- Estaremos en contacto... - dije al hombre el cual fue retenido en el lugar por el oficial para dar su testimonio, a mi me procesarían luego por trabajar en el departamento, el oficial dio un par de comunicados por la radio y mi superior pidió que se me tomara la declaración en la comisaria. Bajé las escaleras rápido y tome el cuchillo y el pasamontañas de su escondite para subir a mi auto.

Ya habiéndome deshecho de la evidencia llamé a Anthony desde mi teléfono celular, necesitaba hablar con el y definitivamente averiguar si sabia algo de mi conexión con Alvin, no podía arriesgarme a ir a prisión por una cadena de errores tan tonta. - Hola?, Soy Adolf, me acabas de dar tu tarjeta hace unos 40 minutos - dije saludando al teléfono celular.





El malandro  del Verano

POLICE
POLICE
Edad : 29

Mensajes : 130

Fecha de inscripción : 27/07/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Ago 25, 2015 6:16 pm
Anthony no era imbécil y trabajaba realizando entrevistas de trabajo. Le tocaba descubrir mentirijillas en el curriculum de la gente, pequeñas incoherencias. Y que un policía conociera al pelirrojo por otro nombre le hacía sospechar que aquí había gato encerrado. No se le pasaba por la cabeza que el pelirrojo fuera el asesino, eso sería estúpido. Tras darle muchas vueltas, la conclusión más obvia que se le ocurría era que Alvin hubiese sido reclutado como soplón o agente infiltrado y que su contacto con la policía fuera a través del pelirrojo haciéndose pasar por medico en vez de poli. Y a juzgar por su reacción la relación entre ambos no era solo profesional. Aunque recordar la sangre en los labios del otro le daba arcadas, había que estar un poco mal para besar un cadáver.

De camino a la comisaria recupero el sentido común y llamo a su abogado, no para que acudiese (era un experto en derecho comercial) si no para que buscara y contratara a uno más puesto en estos temas. Ya en comisaría, declaró todo lo que sabía, que no era mucho bajo la atenta mirada de su abogado. Una vez que salió de allí, el poder costear al mejor bufete de la ciudad le hizo intocable para la policía. Por no hablar de que una escena del crimen donde un chiflado a manoseado todo y hasta se ha morreado con el cadáver era judicialmente nula. Cualquier prueba que encontraran los forenses seria irrelevante.

Cuando le sonó el teléfono su respuesta fue tan sincera como directa. -Lo siento Adolf, mi abogado me ha dicho que no hable con nadie, tengo que colgarte.-

Unos días después pudo presentar algunos testigos que corroboraron la aventura de Alvin y Anthony y el caso paso al olvido, al menos para el empresario cuyo gesto de despedida fue sufragarle un bonito funeral al que no asistió. Solo un par de veces visitó la tumba y al final termino olvidando a aquel chico, como a cualquier exrollete.

El lumbersexual no sabía nada de lo ocurrido, eso quedaba más que claro. Continuó su vida ajeno al pelirrojo y sus investigaciones.

También se quedo ajeno a lo que fuera que ocurriese con él. Si alguien le había preguntado sobre él en su declaración, habría contado lo que recordase sobre el presunto noviazgo con el alemán. El policía lo había visto al llegar. Y comerle los morros al muerto no quedaba bien en su historial profesional. Pero todo aquello era ajeno al empresario que siguió con su vida donde la manufactura industrial de productos madereros era el día a día.

Fuera de juego:
Perdóname que sea tan brusco como sincero. No le veo mucha lógica a la historia, no paras de tirarte piedras a tu propio tejado y tomar giros argumentales de lo más indirectos: En vez de acudir en calidad de poli te plantas como amante bandido tras justo cometer el crimen. Desmontas la escena. En vez de cargarte a Alvin por malo (Yo que sé, podrías decir que vendía crack en la guardería o que apuñalo a alguien) te montas una película enrevesada no, lo siguiente. Vamos que no le veo ninguna lógica a todo este hilo. Lo siento, pero no me van las historias tan enrevesadas. Que no digo ni que sea mejor ni peor, pero sencillamente a mí no me gustan. Si quieres poner un post de despedida y cerrar el tema te lo agradeceré.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.