I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Es normal que le temas a lo que no conoces - Pyotr I. Romántsev - +18

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 22, 2015 10:30 am
Todos en esta vida merecemos tener una segunda oportunidad, la vida nunca ha sido fácil para la humanidad, siempre hay problemas en ella y es algo normal porque a base de cada uno de estos problemas nos hacen fuerte; es cierto hay errores más grandes que otros pero eso no te hace bueno o malo, y si fuese ese el caso, siempre encontrábamos una segunda vuelta, una segunda vez de poder enderezar el camino y así es como se encontraban los hermanos Romántsev, con una segunda oportunidad de mejorar su vida, de ser alguien pero sobre todo de quererse y protegerse ellos mismos de cualquier adversidad que pudiese encontrarse en sus vidas.

Era un viernes por la tarde Dima después de salir de sus clases como siempre iba directo a su casa, de hecho se podría decir que la rutina del ruso era de la casa al colegio, del colegio a la casa, nunca pasaba a ir a otro lado nada más cuando su hermano lo mandase algún lado a comprar utensilios  para el uso de la casa o ir a comprar los artículos para la comida, pero esta vez tenía que llegar temprano al hogar, ya que había acordado con su hermano para comer juntos, como regularmente lo hacían.  

Pronto llego al hogar de los hermanos rusos, un lugar decente algo desordenado porque no habían tenido tiempo para arreglar, pero a la vez un lugar cómodo y cálido, donde reinaba la linda relación de hermandad, un amor único que no se podía comparar con el de nadie, como siempre fue con su hermano el cual se encontraba sentado en la sala frente al televisor viendo algún programa de los que tanto le gustaba, se acercó le dio un pico en los labios como regularmente lo hacía a pesar de que su hermano le molestara que lo hiciera “porque no estaba bien visto” le valía al menor de los rusos simplemente quería sentir más cariño de su hermano,  Pyo le explico a su hermano menor que no disponía de mucho tiempo así que sería mejor comer rápido, pues tenía todavía unas cosas pensadas por hacer y luego irse a su trabajo nocturno.

Y así ocurrieron, después de comer el hermano mayor se tuvo que retirar del recinto, dejando solo al menor ocupando su tiempo libre en dejar limpia la casa, era lo mínimo que podía hacer por su hermano que trabajaba para sostener a ambos, manteniendo en cierta forma hasta los estudios que hoy en día Dima estaba teniendo, se encontraba tan agradecido que muchas veces busco una oportunidad de trabajo para poder ayudar a su hermano pero al final Pyo siempre le encontraba y casi le obligaba a dejar de trabajar para que simplemente cumpliera con la única obligación que le había puesto hacer, que era estudiar.

Así paso el tiempo de Dima limpiando toda la casa  que si bien no era tan grande le gustaba hacer las cosas perfectas y que si iba a limpiar algo, este quedara impecable, pronto dieron las once de la noche, tarde para ir a su trabajo en el antro donde trabajaba y temprano para irse a dormir así que sería mejor esperar a su hermano que pronto seria la hora de regreso, se fue a duchar para después ponerse su pijama que conformaba un short y una playera de tirantes, camino hasta la televisión la prendió, busco una película porno que ver, para su suerte encontró una de temática homosexual así que sería perfecto para reanimar esa noche, se hecho en todo el sofá quedando perdido en las imágenes que pasaban en el aparato. 
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Dom Ago 23, 2015 2:29 pm
Estar en sus zapatos nunca habría sido siquiera considerado por alguien más, nadie desearía estar en su posición puesto que las posibilidades de sobrevivir eran realmente escasas, y ¿Cómo no considerarlo?, si la cabeza del Ruso tenía precio y su rostro era uno de los más buscados por la policía en aquel lugar..una fama que ciertamente no había pedido y que por sobre todo un día le costaría la vida, de eso estaba seguro.

Nunca podía apagar en su cabeza aquella voz que le sugería un destino cruel y sangriento, sabía que no tendría un final agradable y que algún día la vida terminaría por alcanzarle, más se esforzaba en vivir el día a día, disfrutar de lo que podía al máximo y por sobre todo asegurarse de que cuando no estuviese a su lado al menos su hermano menor no tendría que acudir a nadie, ese era su meta en la vida, sacarlo adelante y hacerlo un hombre de bien, todo lo que él nunca podría ser.

El trabajo para él solía ser árduo y constante, muy pocas veces se tomaba un respiro puesto que hacerlo significaba quizás una posibilidad de disminuir sus ingresos, trabajaba por el dinero exclusivamente, no conocía profesión o vocación que exigiesen su atención, simplemente le importaban los billetes verdes y el valor que estos tenían en una sociedad consumista como la que le rodeaba. Había conseguido un techo donde vivir para ambos y si bien no tenían grandes lujos al menos podía llamar a aquella estructura un hogar, uno que ciertamente no habían tenido jamás ya que no consideraba como tal a aquella antigua vida de la que huyeron.

Aquel día llegó aproximadamente a las cinco de la tarde tras una complicada mañana, ser guardaespaldas no era una tarea sencilla sobre todo si tenías que ser el escudo ambulante y humano de un político corrupto, blanco de cualquier organización o mente criminal que quisiera deshacerse de él. Tan sólo pisar el terreno de su propiedad se dejó caer sobre el sofá y estirar sus pies sobre la mesita de noche que existía, el televisor fue su amigo en aquel instante mostrándole un juego de rugby de un equipo que no conocía pero que se le hacía interesante en aquel momento; la puerta sonó lo que indicaba que su hermanito llegaba, tras verlo pasar y acercarse lo iba a saludar más al sentir los labios de este sobre los suyos se removió lentamente con el ceño fruncido..nunca lograba hacerle entender que no era algo que pudiese hacer como si nada, simplemente no le parecía adecuado.

Cenaron juntos y pronto Pyotr se marchó como todas las noches lo hacía, antes de hacerlo siempre le besaba la frente a su hermano y le decía cúanto lo amaba puesto que realmente no estaba seguro de si volvería, claro está siempre se esforzaba al máximo para regresar con él y no dejarle sin embargo era muy consciente de los riesgos que tomaba. Faltando quince minutos para la una de la madrugada se deslizó por la puerta lentamente, intentando no hacer ruido pensando que su hermanito estaría despierto sin embargo la luz de la televisión le alertó que quizás no era así, en la pantalla se veía un par de imágenes que correspondían a una película porno de dos tíos que se daban como caña, la cabeza de su hermano se movió en su dirección dándole a entender que no estaba durmiendo-Veo que la estás pasando bien..demasiado bien-agregó colocando una mano sobre su costado para afirmarse mientras dejaba las llaves sobre la mesita y se sentaba a su lado lentamente, había recibido unos buenos golpes pero intentaba parecer que no era así, aunque el corte en su ceja no podría ocultarlo-¿No deberías estar durmiendo?-preguntó mirándole.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Ago 29, 2015 11:11 am
La noche estaba siendo muy tranquila solamente el televisor y un chico ruso que disfrutaba de una buena película porno, la cual la temática era de dos chicos que se conocieron en la escuela quedando después en un salón del mismo edificio, tal lugar para que les sirviera como refugio para una buena charla y como siempre terminar enrollándose. Al ruso le excitaba ese tipo de cintas era demasiado su gusto  que se le podía ver entre sus piernas su miembro que se encontraba erecto y este simplemente se rosaba con sus manos aquel espacio pues antes de terminar masturbándose quería terminar la película, ya después tendría tiempo en masturbarse con tanta tranquilidad imaginándose que él era un actor porno junto con su hermano y que de igual forma harían un acto sexual que los llevara a otro mundo.

Pasó poco tiempo después de sus pensamientos lujuriosos cuando un par de pasos los distrajeron los cuales provenían de la entrada principal, pero el ruso menor no quiso levantarse puesto que lo más seguro es que fuese su hermano mayor y así fue, era su gran hermano el que había llegado, un hombre alto, moreno con un cuerpo corpulento pero no exageradamente, que pintaba para ser modelo pero sabía que al ruso mayor no le gustaría, pero lo que distinguía aparte de la personalidad de Pyo, eran ese par de ojos azules, una tonalidad un poco extraña que ni el mismo Dima tenia – me la estoy pasando demasiado bien hermano… pero a falta de compañía yo mismo tengo que darme cariño – pasa una de su mano rosando sobre su entre pierna su bulto que aún se encontraba semi-erecto tratando de provocar al ruso mayor.

Visualizo a su hermano era muy poco lo que se podía ver pues la escases de luz hacia que no fuese todo visible y apenas pudiera ver lo que sería el contorno  o la figura enorme – debería estar dormido… pero preferí esperar a tu regreso, mientras mírame me estaba distrayendo –  cambio de posición levantándose del sofá y luego sentarse a un lado del cuerpo del moreno tratando se ver que todo estuviera bien, pues muchas ocasiones me llevaba la sorpresa que venía con algún golpe y el día de hoy no sería una excepción su hermano tenía una herida en su ceja izquierda la cual se veía reciente - ¿Qué te ha pasado? – pregunto preocupado por el mayor levantándose enseguida a encender la luz, viendo mejor lo que sería la lesión sobre el borde del ojo.

No era la primera vez que el ruso mayor llegaba en esas condiciones, condición mala y raras con una justificación hasta a veces absurdas, puesto que su trabajo como guardaespaldas había termina ya su turno - ¿Quién te ha provocado esto? – pronto fue por el maletín que se encontraba guardado en el baño, un maletín de primeros auxilios el cual le había servido mucho para atender a su hermano, su hermano brabucón que por X o Y terminaba en riñas o por tonto terminaba con un “golpe” con quien sabe que cosas.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Mar Sep 01, 2015 7:44 pm
Siempre se había caracterizado por ser un sujeto duro, tanto física como mentalmente por lo cual era casi imposible que se quejase de algo, no, él en limitadas ocasiones demostraba sus sentimientos o emociones y no solía confiar en nadie para ello, relativamente lo hacía con su hermano menor pero prefería limitar la información con el fin de no preocupar a Dima que seguramente se volvería loco si se enterase de la verdad.

Pyotr siempre había asumido su responsabilidad con Dima, era el mayor y por tanto en él residía la clave de la felicidad de este, sus acciones no sólo le afectaban a él sino que a ambos y ante el más mínimo error podría sumirlos en un problema del que no podría asegurar salir..ilesos al menos. Por un futuro para ambos, donde el dinero lamentablemente era el centro de todo debía de hacer cosas que no le gustaban, una de ellas era ser guardaespaldas de gente que no aparentaba ser demasiado merecedora de ello..pero otra muy distinta y la más riesgosa era que cada noche participaba en peleas clandestinas donde apostaba dinero por quién noqueaba a quién, ganando una cantidad mayor a veces que la que le aportaba su "trabajo" diurno.

Tras llegar a su hogar, se deslizó lentamente, evitando en todo momento demostrar su estado, tenía unos cuantos moretones y cortes pero nada grave, tras ver al menor observando la televisión y el tipo de programa que veía rodó los ojos y rió por lo bajo-¿Cariño?..vaya, no recordaba que estabas falto de cariño-agregó mirándole con los ojos fijos en él, sin embargo estos se desviaron ante el movimiento del menor a su entrepierna.

Tras dejarse caer al lado de este consideró que la luz podría ayudarle y encubrir su herida en el rostro, lamentablemente la suerte nunca estaba de su lado y el pequeño de los hermanos se sentó a su lado observándole-Si ya veo..qué distracción Dima..-le miró con una risa, acto seguido se arrepintió de ello puesto que consideraba que se había delatado a si mismo al mostrarle el rostro-Nada, no es algo importante-comentó alzando una mano para detenerle pero este ya se había levantado y le examinaba como si se tratase de un Doctor.

Le miraba mientras el menor se paseaba de un lado a otro, movió su cabeza en señal de rendición puesto que ya sabía lo que vendría..una charla, un sermón y quizás si tenía suerte no agregaría un nuevo moretón a su colección-Nadie, gajes del oficio pequeñito-agregó endulzando sus palabras para distraerlo y evitar todo lo que podría suceder-Estoy bien, de verdad-agregó usando todo su poder y fuerza de voluntad para manejarlo, esperando no alargar algo que no debería.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Sáb Sep 19, 2015 12:34 am
Era muy tonto su hermano, tonto porque en ocasiones no entendía en verdad lo que el menor necesitaba, una necesidad que iba más allá de cosas materiales o simplemente que le diera dinero, de hecho lo que el pedía no se podría comprar con dinero, no tenía precio, no era algo que tuviera una remuneración monetaria o por lo menos no para Dima – sabes bien que siempre un hombre necesita cariño en su vida – comento mientras sacaba un par de cosas del botiquín de primeros auxilios, empezó primero con limpiarse las manos con gel antibacterial, luego sacar un par de gazas, alcohol, algodón y unas cinta para pegar – explícame que te ha sucedido… esto no pasa porque si – le miro un poco enfurecido le chocaba al menor de los rusos ver a su hermano herido, no era su primera vez que llegase en esa condición y lo malo que siempre las respuestas nunca eran tan convincentes de hecho en ocasiones eran demasiadas absurdas.

En el rostro del menor ruso se le podía ver preocupación pero a la vez enojo, realmente era un golpe bajo ver así a su hermano, no le gustaba no le agradaba, el pensar que alguna de las noches no regresaría por ser guardaespaldas me daba temor, no porque él me mantuviera sino porque estaba tan ligado a él que le daba miedo el pensar que pasaría sin su presencia, lo más seguro es que no encontrara un motivo para poder seguir – creo que tu trabajo te está trayendo muchos problemas – tome unos cuantos algodones para empezar a limpiar poco a poco la “herida” más grande que era la de la ceja, limpio un poco y después tomo otro pedazo de algodón pero esta vez le puso alcohol para limpiar la herida – aguántate, si te has aguantado estos golpes, que no aguantes un poco de ardor Pyotr – suspiro, mientras ladeaba mi rostro como de desaprobación después de curar sus heridas tendría que hablar seriamente con él, esto no podía seguir sucediendo.


Tomo un par de gazas haciendo un par de cortes en ella para colocarse sobre la ceja dañada y después utilizar la cinta para poder pegarla por lo menos se podría decir que había limpiado la abertura de la ceja que era lo que más me preocupaba, me senté sobre la meza de centro observando el rostro de su hermano mayor, el verlo en ese estado que si bien no era grabe, pero tampoco agradable para mi vista me enojaba y me daban ganas de ir con su jefe para exigirle que no lo metiera en problemas, pero al final el trabajo del ruso mayor era proteger a quien le pagara - ¿tienes alguna herida más que curarte? – pregunto de forma seria el menor, su rostro demostraba que estaba molesto, no solo con su hermano sino por quien le había hecho daño al único hombre que quería que estuviera completo sin tener ningún rasguño.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.