I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Mi primera noche en un club (Nathan Valassi) +18

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Mar Ago 25, 2015 10:23 pm
Le había costado mucho valor decidirse, pero aquí estaba, en una de esas salas BDSM que hasta ahora solo conocía por internet. Sentado en un taburete en la barra sin apenas atreverse a levantar la vista de la misma, pero allí estaba.

La etiqueta exigía cuero o ropa interior, así que allí estaba en bóxer. Cuando descubrió lo de la estricta etiqueta y las taquillas de la entrada, a poco le dio un infarto. Estuvo a punto de salir corriendo. Pero había decido seguir adelante. Si se acobardaba se iría de Beverly como había llegado, sin experimentar nada nuevo. Este curso era una oportunidad para desmadrarse sin temor a las consecuencias y tenía que aprovecharlo. Llevaba fantaseando con el BDSM desde los 17. Y, por algún motivo, aunque había salido del armario y confesado su condición de gay a todo el mundo, esa faceta de su sexualidad la llevaba con temor, con vergüenza. Solo alimentada con videos que devoraba con ansia escondido como una rata cuando nadie podía descubrirle.

La música era tecno intenso y los demás se movían por allí como Pedro por su casa mientras él daba vueltas a su copa, avergonzado de su casi desnudez, aunque otros fueran en bolas. Era un chico de belleza anglosajona, es decir de rasgos muy particulares pero resultones según el ángulo en que le miraras, pelo ondulado y piel blancucha.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Mar Ago 25, 2015 11:22 pm
Esta es una de aquellas veces en las que el impulso de salir de la rutina  dejarme llevar por sus profundos deseos de liberar su alma de aquel yugo de la normalidad, da frutos y sin atajos se digna a asistir a uno de esos clubes VIP a los que últimamente no ha ido. Lleva un bolso pequeño con lo necesario, su vestimenta y zapatos correctos, además de una muda de ropa por si acaso y algunos artículos de aseo personal.  

Tras salir de su mansión en un perfecto traje negro, aparca el coche en el estacionamiento privado y le deja las llaves al guardia que ya le conoce. Entra a la sección de vestidores, y como es costumbre se cambia de ropa sin cortarse al haber otros allí.

Se traslada después al pasillo, viste unos pantaloncillos de cuero ajustados, que permiten claramente observar aquel bulto entre sus piernas que no pasa desapercibido por nadie. Botas militares y guantes de cuero con los dedos cortados. Se adentra en la zona más pública, en donde existe una barra y un espacio abierto en el cual a veces se pueden ver parejas intimando sobre una cama improvisada acondicionada a los estándares de aquel club.

Observa el lugar, recordando buenas escenas y chicos a los cuales ya ha "castigado", saluda a algunos que le reconocen pero le causa curiosidad ver a un chico que parece demasiado tímido como para acercarse a mirar las escenas eróticas. A paso seguro se dirige a la barra, justo al lado del chico que pudo ver, pidiendo un whisky doble y quedándose allí de pie hasta obtener su trago.

- ¿Primera vez en el club? - Pregunta con cautela, sonriendo con aquel carisma y aire sensual que le caracterizaba. Mira de reojo al muchacho, en detalle pero con sutileza para no asustarle si era demasiado tímido aún.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Miér Ago 26, 2015 5:25 am
Alguien le habló, provocando que diese un respingo. Era un hombre que podría ser su padre por edad, aunque ya quisiera su padre conservarse así y tener esa constitución. Soltó una risa tímida y de acarició un mechón de pelo de la nuca con la mano enredárselo.

-Se me nota a leguas, ¿verdad? Supongo que siempre hay una primera vez para todo.– Añadió, señalando una obviedad. –Al menos me he atrevido a venir. Llevó mirando anuncios de lugares como este, desde que supe que venía a vivir a Beverly. Pero no tenía muy claro si los visitaría en persona.- No sabía porque le era tan sincero. Quizá los nervios y no querer que se creara un silencio incomodo. Pero el moreno parecía alguien en quien podías confiar, o al menos eso le parecía a Okie. Que cayó bajo el influjo del carisma del otro como una mosca en una telaraña. –Tú pareces conocer el lugar… y a la gente.- No se le escapaba que algunos no paraban de mirar al moreno. –Joder, soy un maleducado. Me llamó Okie, si sé que es raro, significa “de Oklahoma”.

Parecía uno de los que estaba en su salsa, y desde luego conocía el código de vestimenta, encajaba en él a la perfección. Contempló con discreción a su nuevo acompañante de barra, un rápido vistazo mientras se pedía la bebida. Sus mitones de cuero eran una prenda morbosa, aunque no tanto como las botas de estilo militar, parecían de las caras. Con una caña alta con cordones perfectamente distribuidos y atados. El pantalón tenía su encanto, aunque el bulto que marcaba se llevaba toda la atención.

Apartó la mirada en cuanto terminó de pedir, no queriendo ser pescado cotilleándole. Aun se sentía como un turista. Las veces que había hablado con gente interesada en este tema había sido por chat, siendo el cotilla con un nickname anodino que habla y cotillea pero jamás manda una foto o queda de verdad. Coloquialmente, un pajillero. Hoy había venido en persona y dado la cara, pero se seguía sintiendo como un intruso, un pajillero.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Jue Ago 27, 2015 3:38 pm
El bartender le hace entrega de su trago mientras el chico le habla, piensa que ha encontrado a una buena presa, después de todo no ha pasado por allí en algunas semanas. Le parece tierno escuchar que viene por primera vez a un lugar de ese tipo, sonrie elegantemente mientras le da un primer sorbo a su bebida antes de poder contestarle.

- Siempre hay una primera vez, no hay que tener vergüenza por ello. - Menciona con una voz conciliadora, pues sabía que el chico probablemente se encontraba aún nervioso de estar allí en un lugar desconocido. - Al menos hiciste una pequeña investigación, otros no se atreven siquiera a buscar este tipo de clubes por miedo al ridículo. - Afirma, dejándole en claro que ha sido valiente el haber entrado esa noche al club, dándole ánimos para continuar allí a pesar de sentirse todavía tímido. Sonrió después, socarrón, pues hacía bastante tiempo que se la pasaba en ese club y en otros de la ciudad de Beverly Hills. - He venido aquí desde hace un par de años, no soy ajeno a los que acostumbran venir. - Indica sonriendo todavía, mientras un par de chicos le saludan desde cerca del pequeño escenario.  

Bebe tranquilamente de su trago, observando como comienza a reunirse un poco más de gente alrededor del "escenario", seguramente algunos empezarán con sus juegos y otros podrán entretener la vista mientras esperan a entrar a otras habitaciones.

- Un placer, Okie. Soy Nathan... si quieres puedo darte el tour de inicio. La mayoría de los asistentes ya tienen a quien acudir, y es un poco descortés dejarte aquí solo y sin conocimiento de las instalaciones apropiadamente. - Su voz aterciopelada, varonil y mezclada con aquella elegancia que le distinguía, un claro signo de querer atrapar aún más a aquel chiquillo antes que otro lo hiciera. Le sonríe con carisma, bebiendo de su vaso un par de veces más para saber su respuesta a su propuesta.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Vie Ago 28, 2015 8:07 am
Asintió a las palabras del otro ¿Cuánta gente estaría en su casa viendo videos X inspirados en lugares como este, con las persianas bajadas, las llaves cruzadas en la puerta y el navegador sin historial? Y aquí estaba él, sentado en el lugar. No llegaba a sentirse valiente, pero al menos era sincero consigo mismo y con unas fantasías que aun no sabía si le gustarían en la vida real pero que hay estaban desde que vio por primera vez un video de Van Darkholme.

-No puedes quedarte en la barra toda la noche. Y mejor ir con un guía que te diga donde puedes ir, donde no y las normas sociales del lugar antes que pasearte tu solo con cara de bobo ofendiendo cada dos pasos.- Se dijo a sí mismo. Además la voz de aquel hombre le inspiraba confianza. Parecía una persona amable, y si tenía alguna intención sexual no declarada, sería una sorpresa agradable.

Se levantó del taburete, recolocándose el bóxer. Le cohibía un poco estar solo en ropa interior, si le gustaba el sitio tenía que hacerse con alguna prenda que cumpliese con el código. -Eres muy amable, Nathan. Si no te importa cargar con un novato, acepto tu propuesta.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Lun Ago 31, 2015 12:11 am
Sonrió observando a su alrededor, hacia el escenario pues no quería intimidar demasiado al muchacho nuevo. Quería resultarle atrayente, no un obvio oportunista, y sabía que un tono carismático haría el trabajo. Siguió bebiendo un par de veces más su whisky, saboreándolo bien en la boca pues en verdad era una de sus bebidas alcohólicas favoritas de todos los tiempos.

Sonrió ladino al oír que el chico aceptaba su propuesta, asintió satisfecho y le vio levantarse del taburete. Le causó cierta gracia notar como se ajustaba la ropa interior, seguramente aún se sentía cohibido, siendo su primera vez era normal sentirse de esa manera ante lo desconocido.

- En absoluto. No eres una carga, eres un aprendiz entre todos nosotros, no vemos muchos de esos por aquí si te digo la verdad. - Dijo el mayor, tomando su vaso para llevarlo con él mientras daba algunos pasos hacia el escenario. - Primero que todo, debes saber que éste es sólo el Hall de entrada. Tras las puertas hay pasillos, que llevan a diferentes niveles. Empezaremos por los básicos, y luego veremos si quieres continuar ¿está bien? - Menciona manteniendo un tono neutral, un poco más serio que antes pues le enseñaría el lugar después de todo. - Si te sientes incómodo, o no quieres continuar el tour sólo dímelo. Si no te agrada que alguien se acerque demasiado, guíñame el ojo y te lo quitaré de encima. Aunque no creo que se atrevan a molestarte, si estás acompañado por mí. - Agrega dejando en claro que si al chico no le agradaba algo podía acudir a él, sabía bien que a veces los demás podrían pecar de curiosidad odiosa y era un fastidio. Le guió a una de las puertas abriéndola para que ambos pasaran, un pasillo con luz a media intensidad y cuadros de diferentes artistas en las paredes lo adornaban.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Lun Ago 31, 2015 1:15 pm
Posiblemente Okie fuera un mal pensado pero una cosa era ser amable un poco y otra darle un tour con tanta amabilidad y ofreciéndose a alejar a quien quiera que le molestara. O este hombre no tenía amigos o quería algo de él, ya fuera amistad, sexo o que lo tuviera en cuenta como referente para mantenerle en el top de populares. Le lanzo una mirada discreta de nuevo. Aunque le sacaba unos cuantos años, aquel hombre se conservaba muy bien y si lo mirabas cuando no se daba cuenta tenía una expresión más decidida y masculina de la que le había dejado ver hasta ahora, que lejos de disgustarle le atraía considerablemente. Más que su faceta de anfitrión dulce.

-Está bien, no te preocupes, si alguien me acosa ansioso de probar al nuevo lo intento alejar educadamente o te guiño el ojo. Eres muy amable. Supongo que este aprendiz ha encontrado un buen “master”.- En aquella frase la palabra tenia la acepción de maestro, pero no dejaba de ser la misma palabra que para “amo”. Aunque había tratado de soltar su frase con doble sentido de manera estilosa y seguro de si mismo, se sentía tembloroso como un flan, o como un ratón que tuviera que cruzar una autopista.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Jue Sep 03, 2015 5:13 pm
Sonrió plácidamente al oír lo que decía el más joven, y más cuando este se atrevía a mencionar la palabras "master". Una pequeña ola de excitación recorrió su espina dorsal, mientras le daba un vistazo ahora por completo tras levantarse el menor del taburete del bar.

Unos pasos más, alejándose de aquel lugar y podía notar también que el chico a pesar de haber dicho aquellas palabras con una expresión "segura" se encontraba lejos de estarlo completamente. Él podía intuirlo más que verlo pues quizás el muchacho podía ocultarlo, pero sus ojos no mentían.

- Para hacerte llamar un master, dependerá totalmente de la otra persona. - Menciona sonriente, caminando ya por el pasillo para adentrarse a las instalaciones. Otra especie de Hall al final del pasillo les dio la bienvenida, esta vez con dos guardias apostados en 2 puertas. Nathan alzó la mano, yendo hacia la puerta de la izquierda y el guardia que estaba allí abrió para que ambos se encaminaran hacia aquella habitación. - Este es el primer nivel, presentaciones y conocer a los demás. La parte más social de la estadía, aquí es donde la mayoría acuerda sus encuentros y próximas citas. - Comenta al chico saludando con la mano a varios que le miran interesados, también hay un pequeño bar y sillones para que la gente pueda sentarse a charlar. Pantallas en las paredes mostrando imágenes de diferentes escenas BSDM, objetos decorativos y pinturas aludiendo al mismo tema. Una decoración elegante, una visión moderna del vintage.

- Tendré que presentarte un poco, vamos. - Le dice después de beber un par de sorbos de su whisky hasta terminarlo, dejando el vaso en una de las bandejas que los camareros llevaban vacías.

Los trabajadores del lugar llevaban un uniforme acorde, los chicos; máscaras para proteger su identidad, una camiseta de color negro con transparencias, boxers de cuero y botines militares. Las chicas, un bikini de cuero con tachas decorativas, tacones altos y máscara.

Nathan se acercó a un grupo de personas, varios hombres maduros y mujeres de la misma edad, con chicos y chicas jóvenes atendiéndoles. El mayor sonrió elegantemente, alargando la mano para tomar las de las mujeres y besarles sutilmente, a los hombres un apretón de manos.

- Buenas noches... tenemos un nuevo integrante, Okie. - Comenta sonriendo, mientras los demás escudriñan al más joven de pies a cabeza. Todos ellos se presentaron, interesados en el nuevo a pesar de no intentar nada incorrecto. La presencia de Nathan al parecer calmaba ciertos ánimos, pues se notaba en los ojos de aquellos frente a él que había algo más que respeto en ellos.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Vie Sep 04, 2015 1:57 pm
Okie no pudo evitar sentirse un poco sobrepasado por lo que veía. Ni de lejos habría imaginado que hubiera dos personas de seguridad en la misma sala vigilando sendas puertas. Es verdad que le habían cobrado una puñalada por la entrada y otra por la copa, pero aun así no veía este negocio rentable con tanto empleado, mantenimiento, limpieza y lujo. Su mente vagó, imaginándose que quizá algunos de los presentes fueran socios que aportaran cuotas a cambio de algún privilegio especial.

La sala en la que entraron parecía sacada de una novela. La decoración era llamativa, aunque no podía evitar que la vista se fuera a las pantallas. No había nada que no hubiera visto nunca, de hecho algunos vídeos ya los había visto. Pero lo que de normal contemplaba en su portátil, escondido como una rata, aquí estaba expuesto y era tan común que parecía ser el único que le prestaba algo de atención. Apartó la mirada antes de emplalmarse. En su boxer seria demasiado evidente, aun en reposo no costaría mucho identificar la forma de lo que contenía.

La gente terminó de descolocarle: camareros pululando por allí en perfecto incógnito a la par que exhibicionismo y un grupo de personas, de las que no se le paso por alto que eran todos de edad madura mientras que los que les servían eran jovencitos de su misma edad. Su teoría de una logia de patrocinadores cobraba fuerza. ¿El tal Nathan se había dejado a su fiel seguidor jovencito en casa y por eso perdía el tiempo mostrándole el lugar? ¿O había merito en convencer a los de su edad en que se quedaran? ¿Que pasaba con los dominantes jóvenes pero pobres, podían usar el local pero no tenían acceso a las reuniones que aquí ocurrían? Eran un sinfin de dudas que recorrían su mente. Estaba intranquilo, había abandonado su área de confort y aquí, si se aburría o se sentía a disgusto, no podía escapar haciendo clic en la X de cerrar el navegador.

Cuando se sintió observado tan descaradamente tuvo sensaciones encontradas. Por un lado, veía en algunos ojos la promesa de darle lo que buscaba, y más. Por otro, se sentía como una oveja entre lobos. Devolvió todos los saludos que le hicieron, añadiendo al final un -es un placer conocerles- Sin darse cuenta se había pegado a Nathan hasta rozarse. Era como buscar protección de los lobos a la sombra de un lobo.

Se dio cuenta de que todos los sumisos o se habían quedado donde estaban, sin acercarse a su presentación en sociedad o bien adoptaban posiciones que marcaban la jerarquía, así que imitó a los chicos de su edad que tenia delante, arrodillados junto a sus respectivos dueños y adopto esa postura junto a Nathan, pegado a su pierna izquierda. De inmediato sintió que toda la atención que pesaba sobre él por parte de aquellas personas desaparecía, disolviéndose o convirtiéndose en curiosidad y envidia que ya no le tenía a él por objetivo sino a Nathan. Con el que había comenzado un juego peligroso, o al menos intenso. Aunque si sus intenciones hacia él no eran de ese tipo, habría cometido un patinazo brutal. Pero estaba tan seguro de que sí que se permitió besarle la pierna y arrimar la cabeza como si esperara caricias en su pelo rizado. Era un alivio poder centrarse en solo una persona e ignorar las intenciones de los demás.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Lun Sep 07, 2015 11:06 pm
Regresar al club había sido una especie de alivio, ver rostros conocidos y a jovencitos tan dispuestos a entregarse era de lo más placentero de observar. Y tras entrar al lugar, encontrar a un joven solitario en la barra su noche ya se había alegrado un poco más.

Era de esperarse que al adentrarse en los pasillos y demás salones del club, Okie se sorprendiera con lo que podía divisar. Le causó cierta ternura el notar que el chico ponía su atención en las pantallas que mostraban imágenes alusivas al tema del BDSM, y sobretodo después al fijarse en como iban vestidos los camareros que servían a la gente mientras estaban en sus propios mundos.

El presentarle a aquellos que se encontraban en el salón, algo como una exposición en sociedad si lo mirabas como parte de la iniciación en aquella subcultura, hacía más digerible el experimentar el ambiente que se vivía allí. A pesar de tener dobles intenciones al principio, nunca sospechó que Okie fuera tan "fácil" de acaparar tras verle adoptar la posición de los demás sumisos. Alzó una ceja ante este acto, pero luego sonrió placenteramente al ver las caras de "envidia" que ahora tenían aquellos sujetos que antes faltaba poco para que se lo comieran vivo. El tenerle pegado a su pierna, y luego recibiendo un beso en la misma le causó una sonrisa satisfecha en los labios. Hizo un gesto a un camarero para pedirle otro whisky, y casualmente alcanzó la cabeza de Okie para acariciarle el cabello con suavidad.

- Okie, de pie. - Ordenó el mayor, mirando al chico a los ojos con un aire más intenso y más dominante. Si el muchacho había decidido adoptar aquella posición ante él, le tomaría por el momento como suyo, hasta que el mismo indicara su verdadera naturaleza si es que no deseaba continuar con él de esa manera. Había intuido que al verse presionado por las miradas de los demás, tal vez este se había precipitado para no parecer fuera de lugar. - Todavía no terminamos el tour... discúlpennos caballeros y damas. - Indica sonriendo carismáticamente, mientras ponía una mano tras la baja espalda de Okie y así guiarle hasta que el camarero le entregara su bebida.

Bebió del nuevo vaso de whisky, relamiéndose los labios para acercarse a la oreja más cercana del muchacho y hablarle con una voz aterciopelada y más grave.

- No te apresures... tenemos mucho que ver antes de que siquiera decidas ponerte bajo el cuidado de algún master. - Mencionó con seriedad, respirando en su oreja sólo para ver cómo este reaccionaba. - Si gustas puedo probarte al final del tour, no haré nada que no quieras... - Agrega acariciando sutilmente su baja espalda con su pulgar, por el camino de su columna vertebral mientras su aliento choca contra su lóbulo. Un pequeño roce con su nariz en aquel mismo lugar, antes de separarse del chico y guiarle hasta una puerta al fondo del salón.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Mar Sep 08, 2015 5:43 am
Sentir la mano del otro entre sus rizos le calmó. Parecía que no se tomaba a mal su atrevimiento. Era un alivio. Había acudido a sus pies en busca de refugio y si ahora lo echaba de ahí ya podía salir corriendo del lugar antes de que se lo comieran las hienas. Por no hablar del ridículo. Cerró los ojos sintiendo su roce con una sonrisa, le gustaba.

Las reglas del juego habían cambiado, la mirada del otro, su tono de voz, su lenguaje corporal eran distintos. Mucho más estimulante. Se levantó sin rechistar, contento de alejarse de aquella gente. Algunos resultaban interesantes y parecían simpáticos, pero en general le hacían sentirse como un pavo el día de acción de gracias.

Resopló nervioso al sentir su aliento en la oreja, un temblor le recorrió el cuerpo. –Lo… lo siento no quería molestarte. Es solo que alguna de esa gente no parecía tan amable y paciente como tu. Por favor, no te rías pero el señor de canas me dio miedo.- El pulgar del otro le provocó un nuevo escalofrío, así como que la piel se le pusiera de gallina. –Me gustaría mucho que fueses tu quien me probara. No sé porque, pero me inspiras confianza.– Se dejaba guiar hacia la puerta de aquel hormiguero subterráneo dedicado al vicio. La conversación que estaban teniendo y los gestos del otro sobre su cuerpo le estaban despertando la entrepierna. Trató de relajarse y respirar hondo. No quería caminar empalmado por el pornobunker.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Jue Sep 10, 2015 6:41 pm
Le agradó percibir la reacción del chico hacia sus caricias, sólo eran un pequeño incetivo si quería continuar con él aquella noche y quién sabe desde allí en adelante pues le parecía un buen objeto de experimentación. Joven, inexperto y sobretodo con ganas de complacer a quién le tomara de sumiso, era perfecto.

Sonrió por la forma en que le estaba respondiendo, y más cuando mencionó al sujeto de canas, aquel tipo no era para nada alguien de quién preocuparse. Aunque entendía perfectamente que Okie no estuviera acostumbrado a ser observado de forma tan descarada, su timidez lo demostraba con creces.

- No estoy molesto, sólo es un consejo. - Indicó mientras sus labios se curvaban a una sonrisa ladina, respirando un poco más sobre la oreja del menor pues le gustó como este tembló con tan poco estimulo. Continuó sus caricias con el pulgar, suave y relajado sobre su baja espalda, sonrió de nuevo y asintió complacido. - Si es así, podemos hacer algo al respecto más tarde. - Declaró el mayor irradiando una suerte de aire más dominante, quería dejarles claro a los demás que el muchacho ya estaba "tomado", había sido demasiado fácil poder conseguir a aquel jovencito y aprovecharía la oportunidad.

Pudo notar que quizás Okie se estaba animando más de lo necesario, su ropa interior delataba con facilidad lo que pasaba bajo esta. Sonrió y miró hacia otro lado, intentando que el chico no se sintiera avergonzado por ello. Le llevó hasta la puerta, ahora entrarían a una especie de salón más oscuro y con algunos cubículos lo suficientemente grandes para que cupiera una cama o similar. Algunos de estos tenían la puerta cerrada, otros no la tenían y se podía divisar con claridad que la atmósfera estaba llena de sexo. Gemidos, gruñidos, y todo tipo de sonidos que conllevaban el acto carnal, más algunos otros que eran sonidos de golpeteos y otros.

- Este es el salón donde se puede ver y participar, acordándose lo que se hará en el salón anterior. - Explica yendo por fuera de cada cubículo, guiando a Okie a través del salón para que pudiera apreciar con detalle lo que pasaba en ese lugar.

Varios se quedaban en la puerta de algún cubículo mirando la acción, Nathan guió a Okie hacia uno de los cubículos en donde habían 3 personas. Un sumiso y dos dominantes, el sumiso encadenado con grilletes y una cadena que lo mantenía en una posición Strappado, uno de los dominantes golpeaba sus nalgas con una fusta y el otro le follaba la boca.  

- ¿Te gusta lo que ves? - Preguntó él sonriendo ladino, bajando unos centímetros su mano en la espalda del menor para acariciarle jugando en el borde de sus boxers. Ese tipo de escenas le gustaba, era un calentamiento previo. - Ellos llevan una relación de 3, vienen aquí hace más de 2 años. - Comenta relamiéndose los labios al oír los gemidos y los pequeños azotes, quizás era la ausencia allí pero le estaba haciendo efecto bastante rápido. Su entrepierna comenzó a despertarse, y a notarse mucho más abultada.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Vie Sep 11, 2015 5:54 pm
Okie sentía como el aliento caliente del otro impactaba en su piel, lo que combinado con las caricias que le dedicaba le tenían loco.

Además de que era, o eso creía él, una persona considerada. Le recomendaba tener paciencia y buscar a la persona adecuada. No se aprovechaba de lo rápido que se le había ofrecido. Estaba seguro que de haber hecho aquel gesto de sumisión con el de las canas ahora estaría siendo sometido a algún tipo de burrada sin ser preguntado si estaba dentro o no de sus límites. Además no había dicho “ser entregado” o “ser sometido” sino “puesto al cuidado” aquellas palabras despertaron su interés por el moreno aun más.

La promesa de “hacer algo más tarde” fue el punto de no retorno. Ahora iba a probar cosas que no sabía si le gustarían o no, exploraría facetas de su sexualidad a estrenar. Era como perder la virginidad de nuevo. Desde ese momento el paseo ya no fue un tour turístico, sino una agonía, el tiempo de espera antes de llegar a algo que deseas tanto que preferirías correr en otra dirección por temor.

Lo llevo a la puerta de un cubículo. Allí definitivamente vio en realidad lo que tantas veces había contemplado por internet. Tragó saliva sin terminar de creérselo. ¿Quería él estar así, tragando polla sin control de cuanta le metían en la boca a la vez que le calentaban el culo a fustazos? ¿Entregado e inmovilizado en una posición incómoda? Respiro muy fuerte, el sentido común le gritaba que saliera corriendo de allí.

Pero ¿era el sentido común o una falsa moral implantada por la sociedad? Cerró los ojos y se imaginó estar en el lugar de aquel hombre. No se trataba, al menos para él, de dolor, si no de entrega. Y la respuesta era sí. Podía pensarlo o argumentarlo cuanto quisiera pero su miembro había respondido con una erección tan intensa que casi dolía.

Se pego al moreno, sintiendo su calor en el costado. En teoría para poder murmurar sin molestar a los de dentro, aunque desde luego quería sentirlo cerca por otros motivos. –Me gusta muchísimo. Aunque, si te soy sincero, me gustaría si fueran más lentos y suaves. Menos follarle la boca y azotarle a saco y más recreándose en que lo tienen controlado. No sé si me explico.- se pusó aún más nervioso antes de continuar: -Es como tú y tu mano. Podrías haberla metido en mi bóxer desde hace rato y en cambio disfrutas centímetro a centímetro de mi espalda. No necesitas agarrarme de la nalga directamente como para tomar posesión antes de que algún otro la coja. Por el contrario, sabes que ahora mismo soy tuyo y que puedes jugar cuanto quieras con tu pulgar por mi piel. Volviéndome loco mientras, por cierto.- Le besó el brazo y bajó la mirada al suelo. ¿Y si se había equivocado evaluando la situación y sus intenciones? Igual no había acertado en nada.




Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Vie Sep 11, 2015 7:37 pm
La escena en el cubículo le ponía bastante, el hecho de no haber estado participando últimamente en aquellas sesiones en el club le estaban pasando la cuenta. Le agradó de sobremanera que Okie se acercara más a él, podía sentir su calor y como su cuerpo parecía responder rápidamente ante lo que veía en aquella habitación.

Sonrió ante su respuesta, creía prudente que el chico empezara con algo suave sin llegar a nada más extremo quizás que el bondage o un jugueteo con algún artículo no invasivo. Tenía presente que quizás era aún un chico virginal, o tal vez no, pero en cuanto a aquel ambiente sí. La confianza debía construirse despacio, con pequeños actos hasta llegar a algo más íntimo.

- Entiendo... aunque a mí me gusta bastante este tipo de interacción. - Comenta sonriendo de lado, bajando la mirada un segundo hacia la entrepierna de Okie para darse cuenta de que el muchacho ya está erecto. Sube su pulgar paseándose hasta su cuello, haciendo pequeños círculos para luego devolverse por el mismo camino, disfrutando de su piel y de como su cuerpo despertaba con más energía. Escuchó con mucha atención lo que decía el menor, mirándole con intensidad a los ojos para no perder la conexión. No dejó de sonreír, y bebió de su vaso de whisky hasta acabarlo para después dejarlo por ahí. Se relamió los labios, pegando mucho más al jovencito a su cuerpo, se inclinó hasta quedar a centímetros de sus labios y su mano en la espalda subió hasta sus rizos para acariciarlos con suavidad y obligarle a levantar el rostro para que le vea. - Pensé en meter la mano al interior de tus boxers, masajear tus nalgas y apretarlas con fuerza para luego jugar con mis dedos en tu entrada hasta que gimieras. Pero no es educado tomar decisiones unilaterales con un chico nuevo. - Menciona con tono dominante sin dejar de mirarle, enredando sus dedos en la cabellera del más joven. - Pero ya que lo has mencionado, ¿deseas acompañarme a una de las habitaciones del otro nivel? Son privadas, tienen todo lo necesario para jugar y probar, si es lo que quieres. - Agrega con aire más seductor, usando un tono más grave en la voz y rozando levemente sus labios para dejarle clara la invitación que le estaba haciendo.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Sáb Sep 12, 2015 3:34 pm
Le resultaba intimidante hablar de estas cosas cara a cara con aquel hombre, su mirada era dura. Aun así parecía dispuesto a escucharle, a perder el tiempo en considerar las opiniones de alguien que no sabía nada de este mundo. Por no contar que el pulgar ya no solo se paseaba sino que hacia círculos morbosos en su recorrido.

Cuando terminó de escucharle, lo acerco más a él y le agarro del pelo para levantarle la cabeza. Comparado con lo que ocurría dentro de la habitación aquello era un gesto irrelevante. Pero para el rubio era la primera vez que alguien le hacía algo así. Contuvo la respiración tensándose, pero no asustado, sino expectante, nervioso, ansioso.

Lo que escucho le produjo dos reacciones: la primera, darse cuenta de que, efectivamente, no había entendido nada. Aunque por lo menos, le quedo aún más claro que su compañero era una persona respetuosa. Y la segunda más visceral, en forma de calor invadiéndole conforme se imaginaba la escena que el otro le describía. Sintió como su glande segregaba humedad ante esa situación.

La oferta era más que tentadora, ahora mismo lo deseaba con todas sus fuerzas. Estaba a un paso de entrar en ese mundo nuevo y ya no sentía miedo a lo desconocido o vergüenza. Solo temor de no estar a la altura o hacer algo mal que disgustase a… por una noche, por unas horas al menos, podía decirlo… a su amo.

-Me gustaría mucho que me llevaras- su respiración acelerada y nerviosa impactaba cálida en el otro. Olía a dentífrico de menta y un poco a vodka.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Dom Sep 13, 2015 1:49 pm
Le resultaba un espectáculo privado notar cada reacción del más joven, su cuerpo tensándose y el aroma que brotaba de la humedad en sus boxer, posiblemente precum debido su excitación durante la escena de aquel cubículo y ahora sus palabras directas.

Dejó una de sus manos anclada en la cadera de Okie, separándose de él para luego sonreír lascivo ante la respuesta que le había entregado. Después se giró para quedar tras él, inclinándose hasta que sus labios casi rozaran su lóbulo derecho. Sus manos ahora le sujetaban de la cintura, acariciando levemente la piel de la zona. Su entrepierna abultada y despierta se pegó en su trasero, haciéndole notar lo animada que se había puesto.

- Camina... hacia la puerta de la izquierda al final de la habitación... - Susurró primeramente como una orden, para suavizar su tono y hacerlo más aterciopelado, exhalando sobre su oreja y así el aire caliente la envolviera. - Hablaremos al llegar sobre las condiciones de la sesión, no seré rudo si no lo quieres... ni siquiera intentaré follarte si no lo deseas... - Continuó susurrando, empujándole suavemente hacia delante para que comenzara a caminar. - Tú decides, Okie. - Agrega guiándole sutílmente hacia la puerta que le había indicado antes, rozando su nariz con la parte posterior de su oreja mientras respiraba contra ella.

A pesar de que le dejaba la "responsabilidad" de tomar la decisión de aquello, no perdería la oportunidad de convencerlo a través de pequeños incentivos. Su aliento tras su oreja, los pequeños empujoncitos contra su trasero, las caricias en su cintura, iba a aprovechar el pequeño camino hasta la próxima puerta para interesarle y seducirle.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Miér Sep 16, 2015 11:59 am
Habían cruzado el punto de no retorno, un momento en el que, al menos en el caso de Okie la razón dejaba el timón del barco a las pulsiones y deseos. Las manos del otro en la cadera le hacían temblar, eran cálidas y firmes. Cuando el otro le, como se dice coloquialmente, “arrimó cebolleta” estaba perdido. Sentir una erección ajena le volvía loco, y más en un sitio tan sugerente.

Caminó en la dirección que el otro le indicó, sin dudarlo. Su aliento, su roce, su voz le provocaba algún espasmo y le tenía la respiración agitada y el pulso acelerado. Se mordió el labio, como si aquello pudiese de alguna manera darle una tregua a su mente. Caminó a paso inconstante para provocar algún choque, algún roce del otro en su espalda. –Pero me gustaría que lo hicieras,… con protección.- Añadió lo ultimo un poco inquieto, él daba por sentado que habría condones en algún lugar, a la venta o como parte del material que el lugar ofrecía. Pero mejor asegurar. –Y creo que podre aguantar que seas un poco rudo. Aunque no sé cuánto. N... no tanto como el trió que acabamos de ver.

Entró por la puerta de la izquierda un poco asustado por lo que vería, aunque solo era un pasillo de puertas numeradas. Caminó hasta la que el otro le indicó. Se atrevió a echar la mano hacia atrás, acariciando el costado y la pierna del otro mientras avanzaban.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Lun Sep 21, 2015 12:06 pm
Se deleitaba cada segundo que pasaba en aquella pequeña caminata hacia la otra habitación, el cuerpo de Okie respondía perfectamente a sus estímulos. Quizás no sería rudo en realidad, le bastaría con darle un bocado de lo que el chico pudiera probar antes de aceptar completamente aquel mundo oculto.

El paso inconstante del menor causó varios jadeos durante el trayecto, su entrepierna despierta lograba rozarse contra el trasero del otro y se sentía como un pequeño manjar cada vez que podía hacerlo. El hecho de volver al club, de sentirse cómodo y de alguna forma un poco más libre allí, hacía que su cuerpo se encontrara un tanto sobreestimulado.

Asintió calmadamente ante el comentario de Okie sobre la protección, al menos él siempre procuraba mantener relaciones secuales con preservativo, era una precaución ante cualquier caso. Y era lo más lógico, al no conocer a sus compañeros de cama en situaciones de esa naturaleza. En cambio cuando ya había pasado tiempo, y tenía la certeza de que no había ningún tipo de problemas con la otra persona o él mismo, era más seguro dejar de lado la protección por un momento.

- No te preocupes, en cada habitación hay un dispensador de condones, utensilios de aseo y lubricante. Por eso se paga un alto precio al entrar, aquí se piensa todo por adelantado. - Asegura sonriendo contra el cuello del menor, dejando un par de besos allí como regalo. - Entendido... tú decidirás eso, Okie. - Agrega exhalando el aire caliente de su aliento nuevamente contra su oreja, besándole despacio.  

Traspasaron la puerta correspondiente, y le llevó hacia una de las habitaciones que no contaba con el anuncio en la puerta de "ocupado" en letras rojas. Percibió las manos del jovencito en sus piernas, y sonrió, acariciando los costados de este con suavidad para aminorar su nerviosismo. Desde su bolsillo trasero sacó una tarjeta magnética, pasando esta por el seguro para abrir la puerta que estaba frente a ellos, había elegido una de las habitaciones del centro de todas.

Guió a Okie hasta el interior separándose de él para darle espacio a admirar todo lo que había allí; una gran cama adornada con sábanas de seda roja y almohadas del mismo estilo, un sector con un aparador lleno de implementos de BDSM tales como cuerdas, sillas, una camila, bozales, grilletes, dildos y otros; en la pared cercana a la cama un dispensador de preservativos y alcohol en gel, además de un gabinete con varios tipos de lubricantes y aceites. En una esquina más alejado, un cubículo con un baño básico; retrete, lavamanos y una ducha con puertas de vidrio.    

Nathan se quedó cerca, pero no demasiado para observar por completo como se movía el chico por la habitación. Una de sus manos viajó hasta el bulto en su entrepierna para sobarla, su aura dominante se podía sentir desde que entró allí. Sus ojos disfrutando de la vista, de la semidesnudez del chico, sonrió al ver a su "presa".

- ¿Con qué quieres empezar? Ya que es la primera vez... recomendaría un juego previo. Sentado en una silla, amarrado de pies y manos, desnudo. Con un bozal, una venda en los ojos, eso es opcional. - Comentó rodeando al más joven con aire predador, mirándole desde la cabeza a los pies. - Usaría una pluma, o mis dedos para tocar toda la extensión de tu cuerpo. Sólo tocar... explorar por ahora... y necesito saber tu palabra de seguridad. - Continuó esta vez deteniendo su paso, para mirarle con curiosidad y atención.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Mar Oct 06, 2015 7:47 am
Suspiró aliviado al ver que el sexo seguro estaba más que contemplado en los planes de… quien fuera que planeara este sitio. Era triste tener que desconfiar de todo el mundo, pero lo virus no entienden de confianza ni afecto y cualquiera podía ser portador de algo sin siquiera saberlo.

Los besos en su cuello apartaron de su cabeza pensamientos sobre las ETS y lo llevaron a otros paisajes mentales. Su miembro prácticamente palpitó por la anticipación sentía, el vértigo de verse cada vez más cerca del borde. También intuía la alegría del otro cuando se rozaban, cuando su miembro se chocaba con las nalgas de Okie. Siempre era halagador provocar erecciones en otro, sentirse deseado.

Cuando entraron en aquel cuarto se quedó paralizado, impresionado. Las cuentas seguían sin cuadrarle. Cierto es que pagar la entrada de este lugar costaba un riñón, pero tener un hotel subterráneo, con limpieza y cambio de sabanas era un poco desproporcionado. En cualquier caso, ya que podía disfrutar de las instalaciones, lo haría. Dio unos pasos, contemplando la colección de juguetes con creciente lujuria. Cuando se volvió a mirar a su acompañante, lo vio acariciándose la entrepierna. Mostraba un lenguaje corporal más decidido, más masculino, más arrollador… Okie le bajo la mirada, impresionado. En parte lo hizo impactado por el aspecto del otro, en parte para provocar, bajando los ojos despacio y con una sonrisita cómplice mientras volvía su atención a los juguetes.

Asintió cuando escuchó las palabras del otro. Le proponían un futuro excitante. Si lograba superar su absurdo sentimiento de culpa, sus prejuicios fruto de la cultura judeocristana y puritana en la que había crecido, pronto estaría viviendo una experiencia increíble.

Se acerco a él hasta que se tocaron, apoyando la cabeza en su hombro, mirando al suelo. –Tengo un poco de pánico, pero quiero hacerlo. Creo que lo soportare mejor con los ojos vendados. Mi palabra de seguridad sera “libertad” y… bueno te aconsejo que empecemos antes de que salga corriendo de aquí.- Mientras hablaba agarro los bordes de su bóxer, los dejo caer al suelo entre sus tobillos. Dio un paso hacia atrás abandonándolos, sin atreverse a mirar a Nathan a la cara. Listo para dejarse llevar a la silla en cuestión. Le palpitaba la cabeza: culpa, vergüenza y miedo contra lujuria y deseo.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Sáb Nov 14, 2015 2:32 am
Tras más de un mes sin respuesta, considero el tema abandonado.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Miér Nov 18, 2015 7:14 pm
Sonrió con diversión al sentir la piel del chico contra la suya, al parecer Okie había caído perfectamente en su "trampa". Aunque en realidad no era una trampa, sino una nueva experiencia en su corta vida. No iba a ofrecer algo tan profundo, ni siquiera nada tan perverso, sólo lo justo y necesario para dejarlo prendado de su encanto y experiencia. Dejó que el chico estuviera así de cerca, no lo tocó todavía.

- El pánico es sólo un paso hacia una nueva experiencia, Okie... - Mencionó tras observar como el chico se liberaba de su ropa interior, quedando totalmente desnudo ante él. Sonrió de lado, disfrutando del paisaje que tenía delante, y más cuando el jovencito le indicaba que empezara enseguida o intentaría huir. Se acercó entonces a Okie, levantándole la barbilla con dos dedos y así obligarle a verle a los ojos. - No sientas vergüenza... no estás aquí para ser juzgado. Olvídate del mundo allá afuera, porque en este minuto estás aquí... conmigo. - Dice sonando realmente sincero, usando aquel tono de voz más seductor y profundo para hacerle saber que en verdad no debía sentir ningún tipo de vergüenza en aquella habitación.

Se separa de él unos centímetros, alargando una mano para tomarle de la cintura y guiarle hasta una de las sillas que no contaba con la parte del asiento. La estructura era un poco más gruesa, para que quien se sentara no tuviera problemas de hacerlo. Le indica que se siente allí, mientras él busca en el aparador dos cuerdas. Cuando las encuentra, observa a Okie con una sonrisa pícara, y le rodea para apreciar como queda este en el asiento.

- ¿Estás bien, no te incomoda la silla? - Pregunta quedando frente a él, para inclinarse un poco y separarle los brazos hasta dejarlos detrás del respaldo de la silla. Después se mueve tras la silla, tomando las manos de Okie para amarrarle las muñecas con la cuerda. Despacio y delicadamente, no pretende asustarlo sino más bien invitarle a disfrutar del momento. Se inclina hasta su oreja derecha, para respirar contra ella y susurrarle. - ¿Está muy apretado? - Pregunta seductor, dándole un leve tirón a la cuerda para asegurarse de que el nudo está bien firme. Procede después con las piernas del más joven, tomando la siguiente cuerda para arrodillarse frente a la silla, masajeando con sus dedos los tobillos del chico antes de envolverlos con la cuerda y amarrar con un poco de fuerza estos. Le mira desde abajo, sonriendo lascivamente al apreciar su entrepierna.

Se levanta luego, encontrando con rapidez una venda para tapar los ojos del chico en la silla. Lo hace despacio, masajeando con delicadeza al terminar de amarrar la venda los cabellos del más joven. Mientras su erección se roza contra la espalda de Okie, la silla cuenta con un respaldo abierto y de esa manera Nathan puede juguetear un poco más.

- ¿Estás listo, Okie? Ya no habrá vuelta atrás, si me respondes de forma positiva. - Comenta el mayor alejándose del chico, pasa una mano por los juguetes del aparador haciendo sonar algunos de estos únicamente por diversión.

Silla:


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Jue Nov 19, 2015 1:14 pm
El estudiante se sintió un poco intimidado cuando el otro le hizo mirarle a los ojos. Se sentía torpe e inseguro junto con alguien que parecía moverse por aquí “como Pedro por su casa”. Trato de hacer lo que le sugería, evadirse de nada que no fuera el aquí y ahora.

Se dejo llevar hasta la silla, sintiendo el calor que irradiaba la piel del otro en su cadera. Se acomodó como pudo, tratando de no caerse dentro y terminar dándole explicaciones bizarras a un quiropráctico. –Estoy bien- asintió mientras su mirada estaba fija en las cuerdas que el otro traía.

Esperó impaciente a que el otro terminara de atarlo, sentía su pulso muy acelerado y un leve mareo, como de locura y expectación, como si esto no fuera real del todo. Tras años viendo porno, parecía que estas cosas no fueran reales, que solo ocurrían en la pantalla. Pero aquí estaba. O se había metido dentro de una película o estaba ocurriendo de verdad.

Tembló al sentir su aliento en la oreja –El nudo está perfecto- Luego continuó hablando por nervios, mientras el otro lo amarraba de los tobillos: -Con mi último rollo me atreví a confesarle mis fantasías y se excito con lo de las cuerdas. Aunque, cuando lo intentamos, fue más ridículo que otra cosa.- En efecto la situación era muy distinta: Sus muñecas parecían bien sujetas. En esta ocasión no iba a soltarse con dar un tirón, y así quedaron también sus tobillos. Cuando todo quedo a oscuras, respiró rápido asustado, pero también muy excitado. –Estoy listo. Adelante.

Ahora todo era expectación y misterio, deseo contenido que se liberaría a la velocidad que el otro quisiera. Su miembro apuntaba al techo palpitando y goteando precum. En sus brazos y frete había unos puntos de sudor. Estaba a mil por hora, ente ansioso y vergonzoso ¿estaría a la altura?



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Mar Dic 01, 2015 9:19 pm
Disfrutaba del actuar del muchacho, aquel sentimiento de estar guiando y "adiestrando" a alguien por primera vez era realmente placentero. Le parecía interesante que un chico como él, estuviera deseoso de aprender y sumergirse en aquel mundillo más "secreto". No todos sentían la necesidad de participar en aquellos clubes, ni tampoco experimentar de primera mano lo que en verdad era el BDSM.

Tras guiarle hasta la silla, y ver que se acomodara en esta, se dispuso a realizar lo que había indicado antes. Un buen amarre en sus muñecas, algo que le excitaba en ese proceso era ver cómo la piel del otro se marcaba con la cuerda y así mismo su cuerpo reaccionaba a la presión que se ejercía en la zona.

Luego de saber que estaba bien, y concentrarse en realizar bien el nudo. Podía notar perfectamente que Okie estaba nervioso, después de sus preguntas este parecía intentar calmar su inquietud comentado vivencias de su pasado. Sonrió con algo de ternura, era tan joven y le hacía desear con más ganas tenerlo bajo su dominio.

Ya estaba todo listo, observaba con diversión al jovencito que aseguraba estar preparado para lo que venía. Se quedó de pie frente al chico, sobando su entrepierna un momento mientras disfrutaba de la vista privilegiada. La erección resaltaba bastante en aquella imagen, se mordió los labios y movió su mano sobre su propio bulto para darse placer. Segundos después extendía la mano libre hacia el pecho de Okie, con la punta de sus dedos acarició delicadamente sobre la piel de este. Marcando un camino desde uno de sus pectorales al otro, pasando suavemente con la yema de sus dedos por la zona esperando la reacción de su cuerpo.

Continuó moviendo sus dedos, ligeramente extendiendo el camino hasta su estómago y bajando juguetonamente hasta su entrepierna. Se detuvo allí, alcanzando a tocar el glande del chico un par de veces, sonriendo con malicia pues sabía que su cuerpo no tardaría nada en responder al estímulo provocado.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Okie Darikson el Miér Ene 06, 2016 9:08 am
Todo era oscuridad, su propia respiración agitada, la expectación y la duda. Sentía las gotitas de sudor emerger en su propia piel mientras el tiempo iba más y más lento.

Sintió los dedos ajenos, dio un pequeño respingo por la sorpresa, pero la sensación era agradable. El otro recorría su pecho recreándose en su piel. Se mordió el labio, respirando más fuerte. Sintiendo como el otro recorría su piel ofrecida. Notó su pezón endurecerse, como cuando tienes frío, conforme los dedos ajenos se acercaban a él.

Pero aquello no era nada comparado con sentir al otro bajar por su abdomen, lento pero decidido hacia su entrepierna la mano desapareció antes de tocarle el miembro, dejándole con un subidón de ansiedad y frustración. Pero de repente su glande fue acariciado. La sensación fue más placentera que pajearse. La sintió palpitar y gotear precum ante ese gesto. –mmmmm- Gimoteó. Mientras, por su cabeza pasaban toda clase de ideas que la parte más porno de su subconsciente sacaba a relucir: que no se correría si el otro no lo permitía, que su cuerpo estaba para dar placer a su nuevo dueño, etc. Las típicas fantasías pajeras pero que ahora, atado a una silla, eran jodidamente intensas.

No podía imaginarse el show que estaba dando, que todos estos pensamientos y sensaciones eran evidentes para cualquiera que le viera. Cada toque, cada roce, era un despliegue de sensaciones que invadían su cuerpo y su mente. Y cada vez que movía sus muñecas y tobillos y estos no se movían ni un poco era una fantasía hecha realidad.



Toma mi cuerpo y seduce mi mente. Te regalare mi alma.

STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 54

Fecha de inscripción : 25/08/2015

Localización : Vive en la residencia del St. James

Ver perfil de usuario http://beverly-paradise.foroactivo.mx/t1362-okie-darikson-id#984
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Miér Ene 06, 2016 8:55 pm
Los pequeños sonidos, su respiración agitada, la ansiedad que percibía del más joven le excitaba. Más cuando sólo con unos cuantos toques en su glande, lograba hacerle gotear precum. Lo observó de nuevo, sobando su erección para darse placer y gemir por lo bajo.

Rodeó de nuevo al chico quedándose a sus espaldas, para dejar que una de sus manos recorriera libremente desde el cuello al abdomen del más joven. Mientras que su erección pronto se frotaba contra la espalda de Okie, haciéndole jadear por el contacto de su piel. Luego de subir y bajar un par de veces con su mano, sus dos manos se trasladaron hacia sus costados, acariciando con delicadeza la zona hasta llegar a sus muslos para masajearlos levemente.

Su polla seguía frotándose contra el chico, buscando placer y que este notara lo duro que estaba por aquella escena. Se inclinó hacia adelante, dejando sus labios casi pegados en el lóbulo de su oreja derecha. Jadeando y lamiendo después, provocándole un poco más de lo que ya lo había hecho antes.

Más tarde ambas manos descendieron explorando sus nalgas con paciencia, sus dedos se movían lentamente como marcando cada centímetro de piel para recordar el "mapa". Masajeó la zona dándole suaves apretones, lo justo y necesario para que Okie quisiera más de ello.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Página 1 de 2. 1, 2  Siguiente

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.