I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Unexpected encounters - Erik

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Miér Sep 30, 2015 7:23 pm
El estilo literario de Coriolan distaba mucho de tener matices reales, cuando su fuerte eran las historias fantásticas o aquellas recreadas solo por su imaginación; sin embargo, por obtener un poco de dinero extra, se agenciaba la redacción de algunos artículos en revisas o diarios que por lo menos reconocían su particular manera de describir un evento sin dejar de ser informativo. No era el trabajo favorito del joven escritor, pero le aseguraba cierta laxitud a fin de mes, además de distraerse en los eventos a los que se le solicitara asistir. En tal oportunidad, una nueva y reconocida marca de ropa y accesorios lanzaba una nada modesta tienda en la mejor zona del boulevard de la ciudad. Coriolan debía estar ahí, vivir el evento y escribir un artículo. Nada que no hubiera hecho antes.

No por eso no le dio importancia y separó una buena tenida para esa noche, sin perder el estilo sencillo que buscaba consolidar. Odiaría que lo tomaran demasiado en serio cuando él mismo no lo hacía. Era un escritor, no el responsable de la cura del cáncer. Se apareció temprano al sitio, grande, muy bien ambientado y lleno de algunas de las personas más importantes del mundo de la moda local. Todo era bastante tranquilo, sin nada que se saliera de lo que por norma solían ser esa clase de eventos. Cogió una copa de vino blanco y empezó a pasearse por los alrededores para registrar lo que sucedía. Sin embargo, lo que diferenciaría esa presentación de todas las demás era la presencia de alguien que puso en jaque a todos los sentidos de Coriolan. Estaba helado, tieso, vulnerable.

En tal instante fue como si hubiera revivido todo en un par de milisegundos que se hicieron horas en su mente. Aquella temporada en Francia, aquellos encuentros furtivos que al inicio no pasaban de un par de besos y manos sudorosas que temían conectarse la una con la otra. Habían pasado los años y al mismo tiempo era como si todo hubiera sucedido instantes atrás. Todavía podía sentir el aliento de Erik mezclarse con el suyo, ese aroma particular que tan ebrio lo ponía y ni hablar del tono tostado de su suave piel. Estaba idéntico en la medida de como lo recordaba y, al mismo tiempo, estaba mucho mejor que antes. Mientras, la copa que sostenía en una mano amenazaba con quebrarse, a la par que la otra recorría su propia nuca en un esfuerzo por mantener la cordura. Suspiró hondo, bebió todo el contenido de su copa y dirigió su paso hacia él. Era la oportunidad de abordarlo ahora que no estaba ocupado con nadie más.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Erik B. Rousseau el Dom Oct 04, 2015 4:33 am
Amanecer con un trabajo nuevo era lo que más ánimo me daba en esos días tan rutinarios. La tarde anterior había recibido una llamada para realizar una sesión de fotos para una de las marcas de ropa más importantes y reconocidas del mundo, y que casualmente tenía una tienda en la zona central de Beverly Hills. Hacía tiempo que no volvía a las portadas por temas universitarios y el poco tiempo que tenía para ello, por tanto me venía bastante bien volver a aparecer en ese mundo de la moda. Seguramente, cuando publicaran la sesión de fotos, recibiría más llamadas y otras ofertas, entonces no podía negarme a aquello, las oportunidades solo surgían una vez en la vida y tenía que saber aprovecharlas para beneficiarme en un futuro. En realidad, vivía de ello, combinaba mis estudios en la universidad, con mi trabajo de modelo para sacar algún dinero extra, aunque no me hiciera falta en esos momentos.

El mundo de la fama también era todo un reto. La mayoría de los adolescentes y jóvenes que se dedicaban al oficio eran unos egocéntricos y mimados por sus padres. En cambio, yo era todo lo contrario, solían decírmelo siempre, por eso les llamaba la atención a las agencias de modelos y fotógrafos. Mi padre, un magnate de las empresas, que estaba en la dirección de muchas de las más famosas, siempre había tenido la vida solucionada ya que ganaba el dinero suficiente como para mantenernos a mi hermano y a mí, y tener una gran mansión en la zona más rica de los Estados Unidos. Nunca se preocupó por mí, sí en el sentido familiar, pero a la hora de tener que superar un obstáculo, me las tenía que arreglar yo sólo, siempre me decía que para llegar a lo más alto hay que empezar poco a poco y sin la ayuda de nadie. Y fue de esa forma, desde una temprana edad empecé a trabajar en cualquier local para ganar dinero y llegar a donde estaba ahora, sin su ayuda. No había nada mejor que ver como un padre admira a su hijo, y eso era lo que me sucedía hoy en día.

Cuando terminé de arreglarme con mi propio estilo, siempre queriendo llamar la atención con la ropa, llegué a la tienda para empezar a recibir instrucciones. Allí no era el único modelo, estaban dos o tres más dando vueltas y probándose todo para comenzar con la sesión. Había redactores, periodistas, y fotógrafos por todas partes. Los flashes eran cegadores, podías escuchar como te llamaban por todas partes; la cabeza me daba vueltas. Pero hubo un momento mucho más desconcertante aún. Mientras entablaba una conversación con mis compañeros y el fotógrafo, a lo lejos pude ver a alguien que me sonaba demasiado, o que por lo menos, me llamaba la atención desde allí. - ¿Me podéis disculpar un momento? Ahora vuelvo. - les comenté con una sonrisa, ahora que estábamos haciendo un descanso, era mi momento para aprovechar y acercarme a aquel chico que tanta curiosidad me transmitía.

Nuestras miradas se habían conectado. Conforme me acercaba, él también lo hacía. No podía ser. ¿Era él? Aún recordaba sus labios contra los míos, rozando mi piel, su fulminante mirada, sus lentas caricias, y nuestros cuerpos pegados el uno al otro. Debía ser un sueño. - ¿C-Cori? ¿Eres tú? - dije una vez lo tenía en frente de mí. Eché un vistazo de arriba abajo y una sonrisa se dibujó en mi rostro. No podía negarlo, estaba mucho más atractivo y maduro que años atrás. Un cosquilleo me revolvió el estómago y no pude evitar morderme el labio inferior y ponerme algo nervioso. - Oh dios mío... ¿Qué haces aquí? Tu estabas en Francia... Y yo... Hmmm... No me lo puedo creer. - comentaba una y otra vez. Quería abrazarle, debía hacerlo, pero no sabía si estaba bien después de todo lo que había pasado entre nosotros. La distancia nos había separado, pero el destino no parecía que quisiera hacerlo. Debía esperar su reacción, para saber si estaba igual de feliz por verme, o tal vez no.




Erik Ben Rousseau

 
'x'
STUDENTS
STUDENTS
Mensajes : 179

Fecha de inscripción : 10/10/2014

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Lun Oct 05, 2015 3:46 pm
Esbozaba una sonrisa a medida que su paso lo acercaba más a Erik. Mientras más cerca, más guapo lo notaba. Los recuerdos de esa temporada en Francia volvieron a su mente sin importar que fueran ya 6 años desde aquello. Era mucho tiempo en el que no había sabido nada de quien consideró, en su momento, el amor de su vida. Ambos eran jóvenes en ese entonces, pero Coriolan nunca había sido de los que hacía o pensaba las cosas a medias. Sabía que podía estarse dejando llevar por los sentimientos de una primera relación, pero así como era decidido, podía ser arriesgado con él, sus acciones y sentimientos. Si bien los recuerdos removían sentimientos que no se habían apagado, el tiempo no había pasado en vano. No podía suponer nada hasta que hablara con él. Podía hasta estar casado y con hijos.

¿Qué hacía en un lugar como ese y, sobre todo, en la misma ciudad que él? Siempre lo encontró interesado en el modelaje y en el negocio de su familia, ambos motivos para que estuviera de algún modo involucrado con el evento que se estaba dando en ese momento. Para Coriolan nada importaba más que hablar con Erik y saber qué había sido de su vida en tanto tiempo - Soy yo, el mismo de siempre, Erik - Claro que había cambiado, pero confiaba en tener en él todo lo que el menor en el pasado encontró interesante. Las diferencias entre ellos eran notorias, empezando por el estrato social; sin embargo, el joven escritor nunca dejó que eso le quitara las posibilidades con él. Se demostraba con que su relación había sido buena. Quizás por ello fue tan doloroso tener que despedirse, algo en lo que Coriolan no era nada bueno - Vivo acá hace ya cierto tiempo. Me volví escritor, tal como te lo decía siempre - Sonrió. Vaya que le estaba sacando una de sus mejores sonrisas con demasiada facilidad.

Han pasado muchos años desde lo de Francia. Regresé a Canadá y luego acá al terminar la universidad, pero tú... - No podía con su genio ni con el hecho de que Erik estaba increíblemente guapo. Lo vio de pies a cabeza - Te ves muy bien - Fue una frase que sintió salió con demasiada discreción, pero sentía que necesitaba mantener cierta calma o no sabía de lo que era capaz. Podía ser alguien tranquilo casi todo el tiempo, pero recordaba bien que su lado más emocionado era uno que hasta la fecha solo Erik era capaz de sacar a flote - No me digas que al final te inclinaste al modelaje ¿O es esto por uno de los negocios de tu familia? - Estaba interesado en él, en saber de su vida, lo que hacía. Rogaba con que su presencia en la ciudad no fuera solo temporal. Habían varias cosas pendientes entre ellos.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.