I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Aquí estamos de nuevo. — Privado.

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Invitado el Jue Ene 14, 2016 11:27 am
DOMINGO.
23:00hs.
Mansión de un agente publicitario.


La fiesta "Black and white" que celebraba todos los enero el agente Jefferson Greyson, eran épicas. No importaba el clima fresco o el hecho de que era invierno: era una tradición que nadie que se respetase en el mundo del deporte negaría su asistencia. En su caso, había sido convencido por su agente, para que pudiera relacionarse, abrirse al ambiente y distenderse un poco antes de retomar la temporada. Todos, según sus palabras, necesitaban un momento de distracciones y sin compromiso alguno. En su caso, la situación era un poco más compleja, pero no por ello iba a perder la oportunidad de ir al evento.

Camisa negra, pantalón blanco y zapatos negros fue su atuendo. Siempre hay que ir con ambos colores, era regla general. Había llegado hacía unos cuarenta minutos, aunque no había tenido tiempo de llegar ni a la mitad de la fiesta. Entre fotógrafos afuera y uno que otro jugador que por allí andaba, la verdad que Dipper había pasado saludando, siendo felicitado y hasta unos cuantos recordaron su gran jugada en el último partido.

Pero todo eso dejó de tener importancia cuando sus ojos lo descubrieron. Su sonrisa, se descendió un poco, pero la disimuló rápidamente. Sus ojos lo buscaron en un claro movimiento para mantenerse a distancia. No lo estaba evitando, simplemente... no estaba seguro que fuera buena idea hablarle como si nada. Un nudo se apoderó de su estómago, aunque sin embargo, hizo de tripas corazón. No debía ser estúpido. Ambos habían hecho aquella locura, juntos, y juntos estaban en ello... quisieran o no. Se dijo en su mente que era de niños chicos evitarlo como si le tuviera miedo. Aunque de algo estaba seguro: él no tenía el coraje de ir a hablarle. Estaba seguro que no era una buena idea.

Así que siguió con aquel grupo que estaba charlando, aunque sus ojos dos por tres se encontraban con los de Hector en la distancia. Sí, era mejor estar de lejos.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hector Piazzi el Jue Ene 14, 2016 2:51 pm
Primera vez que iba a esa fiesta. Sus compañeros de equipo le habían hecho saber que debía ir, que era casi obligado, así que ahí estaba, vestido para la ocasión, con camisa blanca y negro en lo demás. Joder, aquello parecía un baile de un ajedrez viviente, todos de ambos colores, mezclados. Ese no era su mundo, y sin embargo debía de acostumbrarse a ello. Por suerte los deportistas de su deporte no eran muy reclamados para este tipo de actos y no debería de pasar mucho por todo esto. Además, estaría un rato, se tomaría algo y se iría para casa. Muy pocos debían de conocerle allí exceptuando sus compañeros de equipo y quizás alguien más que estuviese especializado en su deporte.

Bueno, y alguno más. Observó a Dipper lejos, con un grupo de personas. Y sus miradas se cruzaron. Alzó la mano para saludar pero no le devolvió el saludo y más bien quitó la vista, centrándose en la gente que estaba con él. Aquello le hizo fruncir el ceño. ¿No quería saludarle? Joder, ¿Qué había hecho? Recordó mentalmente el momento, hacía ya unas dos semanas. Se habían conocido en un acto donde se reunían deportistas de Los Ángeles y San Francisco. No fue difícil saber que se gustaban y habían terminado en una habitación cerca,a con la puerta cerrada y bloqueada y con Héctor follándose aquel culo contra la pared. A él le había parecido un gran polvo pero quizás le había hecho daño o algo así. No lo recordaba todo con exactitud pero tenía una pequeña preocupación.

Sin embargo todo pasó de largo mientras la fiesta proseguía. Tras unos cuarenta minutos algunos del grupo decidieron ir al servicio y el quedó casi solo. Aprovechó ese momento para disculparse. Había bebido un vodka por lo que se notaba un poco más suelto. Al apenas beber alcohol aquello ya era suficiente para hacer de Héctor un poco más atrevido. Aprovechó que el otro se encontraba en la barra para abordarlo.- No sé porque...pero me evitas. Y llevo preguntándome eso toda la noche. Así que solo quiero saberlo y me iré por donde he venido...- Dijo aquello mirando al frente, como si no hablase con él. Al fin y al cabo era lo que parecía. No quería molestarle más que aquello.


   
BURGHERDOM
BURGHERDOM
Mensajes : 205

Fecha de inscripción : 10/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Ene 15, 2016 5:04 am
No lo estaba evitando. Simplemente estaba resistiendo a la tentación que el otro representaba para él. Además, un sentimiento de culpa le afectaba cada vez que sus ojos buscaban en la fiesta a Hector. Sentía como que todos en aquella sala sabían la verdad y si los veían juntos, podrían sospechar. Él dependía de su carrera. Porque si bien era un quarterback famoso, aún no se había labrado la fama suficiente como para hacer y deshacer su vida a su antojo. Estaba regido por las reglas modernas y en esas reglas no siempre era bien visto un jugador profesional gay. Menos en un deporte como el fútbol americano, deporte de hombres como solían decir.

No lo evitaba porque Hector fuera un mal polvo que no valiera la pena, sino más bien todo lo contrario. Lo evitaba porque sabía que estar cerca suyo doblegaba su voluntad. Porque Hector era guapo, mucho, y tenía ese no-sé-qué de los que te envuelven y sin dudas te dejas arrastrar. Pero sabía que era mejor estar de lejos, quizás saludar si coincidían - y rezaba al cielo eso no pasara, la verdad - pero más que eso iba a ser imposible. Estaba convencido de que debía estar lejos. Tanto así que por un momento se dejó coquetear por una modelo que estaba por allí. Dipper le siguió el juego, aunque su mente no estaba para ser un seductor rompecorazones como se esperaba de él. Al final solo la dejó hablar, le sonreía y ella estaba feliz.

Agradeció al cielo que necesitara ir a no sé donde a hacer no sé qué, pero que le daba exactamente igual a decir verdad. Casi corrió hasta la barra a pedir un trago bien fuerte, uno que se bajó de un sorbo. Pero no fue hasta que el escozor de lo que bebió le quemó la garganta que la voz de Hector llegó a sus oídos. Se encontró con el otro a su lado, hablándole. Todo lo que había evitado, sucediendo. Le miró unos instantes antes de hablar. —Creo que te has confundido. —Comentó con tranquilidad y ahora pidió un vaso más suave que lo anterior. Aunque con un poco de alcohol, cualquiera, se volvía más suelto. —No quiero que te vallas, solo... —guardó silencio un instante. Por su mente pasó aquella noche, lo sucedido, lo que le gustó... al final solo negó y bebió su trago. —Solo ha sido una mala noche. —Comento. No era lo que se decía debía decirle, pero la verdad Hector le parecía un hombre interesante como colega y como alguien que hablar, y iba a ser muy infantil poner distancia entre ambos. —¿Qué tal has estado? —Preguntó. Se dijo que lo mejor era actuar con normalidad. Nadie en la sala podría saber lo que habían hecho.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hector Piazzi el Vie Ene 15, 2016 6:00 am
Sonrió apenas mientras dirigía la mirada al que tenía al lado. Solo por un momento, mientras esperaba a que le pusiesen la cerveza. De esa forma podría seguir bebiendo sin apenas tomar alcohol.- Bien. He estado bien. Espero que tu también.- Cuando le dieron el botellín se volteó, quedando apoyado en la barra, mirando hacia donde estaban todos, observando.- ¿Una mala noche? No se...si acaso aburrida, pero no mala. Dile a cualquiera que estar rodeado de las estrellas del deporte y de otros lares es pasar una mala noche.- Silbó por ello.- Quizás se sintiesen un poquito ofendidos.

Héctor no había dejado en claro sus gustos sexuales en el equipo. Creía que no era necesario aunque sabía que debía ser discreto para no llamar la atención de cierta facción mucho más conservadora. No quería cargarse su prometedora carrera por un par de polvos. Aún así había sido fichado por su equipo proveniente del equipo de una universidad como Sant James...lo que había provocado revuelo entre los seguidores más acérrimos en su día. Sin embargo el apodo de joven promesa había podido con cualquier tipo de protesta.

- Si. Aburrida es la palabra. Creo que me iré en poco...a hacer algo más...no se, a hacer algo.- Su risa salió, despreocupada. Se mantuvo en silencio unos segundos, los necesarios para beber del botellín un largo trago.- ¿Y tu?- ¿Aquello era una invitación o una pregunta sin más? Esperaría a ver la respuesta del otro.


   
BURGHERDOM
BURGHERDOM
Mensajes : 205

Fecha de inscripción : 10/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Invitado el Vie Ene 15, 2016 12:13 pm
—Pues... diría que son muy sensibles en todo caso. —Comentó, mientras se apoyaba igual que el otro, con la vista en el frente. Al final entendía que Hector había captado sus preocupaciones, o eso quería creer a decir verdad. Ambos estaban en un mundo donde los prejuicios estaban a la orden del día y además ambos tenían unas carreras prometedoras que no querían simplemente ver arruinadas por un acostón. Era lo único que en cierta medida consolada a un preocupado Dipper. —Pero al final siempre sabemos que los de aquí, en el fondo, son todos unas reinas del dramas. —Ladeó una sonrisa y luego bebió del vaso que le habían servido. Su mirada se perdió en la multitud y saludo en la distancia a uno que otro amigo, quienes claramente ya tenían la víctima de la noche: una muchacha ingenua que no sabían donde se metían.

Por unos momentos se quedó allí, en silencio, con el sonido de la música de la fiesta de fondo. El lugar de verdad explotaba de personas, principalmente famosos. Estaba convencido que si no hubiera sido él, se hubiera divertido. Al final en los últimos tiempos había estado más asustado que disfrutando de la vida. Tenía un miedo a meter la pata y cargarse todo lo que había logrado y era ese miedo el que a veces lo ponía en situaciones complejas, para prueba la que estaba viviendo con Hector en este momento. Si no tuviera el miedo de que le dejaran de patitas en la calle a los segundos, le hubiera dado un buen morreo, pero claro, hacerlo era como fomentar el escándalo más jugoso desde que la Kardashian se había grabado teniendo sexo con su novio. No iba a ser él quién diera de comer a los buitres de la prensa.

Aunque ante sus últimas palabras apenas desvió la mirada. Luego volvió a ver al frente, como si nada hubiese sucedido. Se dijo en su mente que no debía responder nada directo, o por lo menos, tenía que simplemente evitar esas palabras. —Yo... no sé que haré. —Se encogió de hombros.—¿Qué te refieres por algo? —No aguantó la curiosidad. Bebió el último sorbo de la bebida y dejó el vaso en el mostrador. —¿Ya encontraste una jovencita como víctima? —Bromeó, ladeando una sonrisa y luego riendo por lo bajo.
Invitado
Invitado

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Hector Piazzi el Vie Ene 15, 2016 7:30 pm
- Pues no.- Negó con su rostro.- La verdad es que no encontré a nadie, ni tengo a nadie en mente.- Dirigió la vista al muchacho de su lado.- Más o menos...- Dejó aquello en el aire mientras seguía observando a todos. No tenía mucho que decir, la verdad. No le ignoraba, no trataba de huirle...pero no era lo mismo, eso desde luego.

- O si. A ti.- Le dirigió la vista, por unos segundos, tranquilo. ¿Quién podía sospechar nada? Solo estaban hablando. Si, hablando de cosas que suponían una follada contra la pared, de un tiempo en el que Dipper le comía la polla o Héctor le follaba la boca hasta ver como su saliva caía hasta el suelo, pero no decían una sola palabra de ello, todo era algo que había ocurrido y que se mantenía en sus mentes.

- Creo, definitivamente, que iré a casa. ¿Tienes mi móvil? No se si lo tienes, si te lo dí o si no me hablaste.- Volvió la mirada al frente. La música acallaba su conversación y solo si alguien estaba alrededor suya podría escucharles, pero no era así.- Podrías verlo. ¿No? Por si necesitas algo, alguna vez...


   
BURGHERDOM
BURGHERDOM
Mensajes : 205

Fecha de inscripción : 10/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.