I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Give me your best shot! [ Killian ]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Xavier Farron el Vie Feb 26, 2016 5:01 pm
Hacía ya más de un año que su residencia era Beverly Hills aunque en aquel transcurso de tiempo había tenido que trasladar todo el equipo y acciones de la empresa a la mansión donde vivían los hermanos. Su hermana no dejaba de decirle que se trataba del mejor lugar donde mejorar la ansiedad que aterrorizaba al menor debido a las posibilidades de socializar que el lugar demostraba. Más que nada debido a la gran población homosexual que podrían llegar a entender lo mucho que sufría Xavier a pesar de carecer de problemas físicos debido a que no considerarían de entrada que era una mentira. El castaño seguía diciendo que era una razón estúpida por la que mudarse y mucho más estúpido creer que la mayoría de las personas en cualquier, sea cual fuere su orientación sexual, fueran tan cerradas de mente. Hacía muchos años que los ataques de ansiedad se habían manifestado en distintas personas. Sabía que ella tramaba algo desde el principio, pero no quiso pensar demasiado en ello. Siempre se contaban cualquier cosa. ¿Cuál podría ser el verdadero motivo para mudarse de su ciudad natal? Hogar de demasiados dolorosos recuerdos, sí, pero su hogar. Ahora que las cosas se habían relajado en la empresa quizá pudiera investigar más sobre aquel asunto.

No podía dejar de pensar en lo que le podría estar ocultando su propia hermana que siempre le había confiado su mundo mientras paseaba tranquilamente algo más de medianoche. No era una sorpresa que le gustara pasear algo tarde. El manto de estrellas siempre le había gustado y le resultaba tranquilizador en cierta medida. Por no decir que las calles por las que paseaba apenas circulaban viandantes. El factor delictivo nunca le había preocupado, siempre había creído que podría arreglárselas. Hasta aquel momento de su vida lo había hecho, después de todo. Cuando paseaba solo y nadie le molestaba solía perder la noción del tiempo. Por ello se sorprendió al verse sacado de su mundo particular al oír un forcejeo cerca. Al parecer en un callejón. Al girar por la esquina pudo ver que dos hombres estaban, claramente peleando. Debido a la oscuridad fue incapaz de ver el arma de fuego. — ¡Eh! — Gritó para que aquellos presuntos borrachos se apartaran. Al dar dos pasos más, resonó el sonido de un disparo. Xavier parpadeó, notando como le picaba un costado. Se llevó la mano a la zona, notando la humedad de la sangre. Se apoyó en la pared, tratando de recordar lo que había que hacer al resultar herido. "Comprobar si hay orificio de salida." — Mierda. —
ELITE
ELITE
Mensajes : 75

Fecha de inscripción : 30/10/2014

Localización : En tus sueños +18.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Killian Beleriand el Dom Feb 28, 2016 12:02 am
12: 30 am, la hora perfecta para ponerse manos a la obra; la mayoría duerme como para que te cachen practicando acciones incorrectas. Beleriand esperaba a un nuevo comprador en uno de los callejones de Wilshire; era interesante como a las 12:30 pm podría estar abarrotado de autos y personas cruzando las calles pero al oscurecer todos se ocultan; bueno, tampoco es que desaparecieran apenas el sol se escondiera pero ya era más de la medianoche como para pastorearse por la avenida como si fueran las siete de la noche. Estacionó el auto a una cuadra en la calle de atrás y caminó hasta quedar en medio de dicho callejón, a unos metros de un contenedor de basura. Ya su organismo se ha acostumbrado a trabajar a altas horas de la noche como para no tener ningún indicio de sueño, no en ese momento cuando está por lograr una venta más; esperó paciente con las manos en los bolsillos del abrigo, sin embargo no pudo mantenerlos ahí todo el tiempo ya que los sacó para poder encender su cigarrillo que se lo terminó acabando apenas llegó su comprador. Todo iba de acuerdo a lo planeado en la mente de Killian hasta que al tipo le dio por pasarse de listo queriendo irse sin pagar lo que debía, claramente un tipo como Kill no va a dar fiado a nadie más que a su familia o amigos íntimos pero el hombre no entendía que no podría volver a casa si antes el mayor no recibía el pago; fue entonces que el también drogado comprador se puso impertinente amenazándole con la arma que acababa de adquirir; era una mini pistola que podría hacer mucho daño a pesar del diminuto tamaño, sabrá dios o el diablo el motivo por la cual se la compró pero en ese instante si tenía claro para que la utilizaría; Lian iba armado como siempre pero no por ser un traficante de las mismas, quiere decir que le agrade dispararlas en cualquier momento y en cualquier sitio; las cosas no son así, si quiere mantenerse ignorado por la ley de Beverly Hills debe tener un bajo perfil, ser solo un millonario más de la zona. El sujeto en verdad estaba mal, antes de que pudiera salirse una bala y alertar a alguien, el castaño se abalanzó contra él, iniciando un forcejeo del cual alguien podría salir herido o ileso según lo controlaran.
Se oyó un disparo, Killian abrió los ojos echando mierda en su interior, el otro salió corriendo dejándole la pequeñeja autora del delito en sus manos. Kill bien podría haber hecho lo mismo pero no, en vez de salir despavorido a su auto, salió al encuentro del muchacho que fue herido de gravedad en el costado, perfecto, se quedó sin venta y con un problema más, en otros tiempos si lo hubiera dejado desangrándose hasta morir pero no solo lo hacía por él sino por su hermano, quien con sus palabras endulzan el corazón del traficante. Inmediatamente le rodeó de la cintura para llevárselo al carro sin importarle si oponía o no resistencia a ser ayudado por su verdugo, lo metió en la parte trasera y condujo a velocidad de rayo hasta su casa.


CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 120

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Xavier Farron el Dom Feb 28, 2016 6:34 am
Xavier era ajeno a las maquinaciones de aquellos dos hombres. A estas alturas debería haber aprendido la lección de llevar siempre un guardaespaldas consigo como le decía su hermana, pero era incapaz de poner en riesgo la vida de alguien para salvar la propia. Aquel no debería ser el trabajo de nadie, ni siquiera de las fuerzas del orden. Cada vida era valiosa y brillante por si misma, aunque las acciones de alguien pudieran oscurecer su brillo. Por supuesto había muchísimas personas que ni siquiera pensaban sobre ello. Arrollaban a los demás sin pensar en lo que una familia podría llegar a echar de menos. Siendo sinceros, aquel pensamiento era lo que retenía al joven empresario en el mundo de los vivos. Solo el dolor insufrible que sentiría December de verse sin su hermano pequeño le retenían como cadenas para no cometer una locura. Aún así se ponía en peligro a si mismo sabiendo que cualquier cosa podría salir mal cuando ayudaba a algún organismo de las fuerzas del orden, o cuando investigaba por si mismo un caso y así poder denunciarlo a la policía con suficientes pruebas para que hicieran algo. Siempre estaba en una zona de peligro por un motivo u otro, y ni siquiera el pensamiento de su hermana podía contenerlo. No. Si podía ayudar a alguien, era responsabilidad de cualquiera hacerlo. Si estaba en su mano, si era una probabilidad, no tenía ninguna opción. Su cuerpo se movía más rápido que su cerebro al pensar cuando se trataba de ayudar a alguien de forma simple y llanamente desinteresada.

No podía creer que hubiera sido tan estúpido. No podía creer que había entrado en un callejón a plena noche oscura sin luz alguna que pudiera iluminar las facciones o manos de aquellos dos que se habían peleado probablemente por un fallo en alguna transacción. Sí, Xavier era inteligente, pero olvidaba su propia protección cuando veía la posibilidad de alguien pudiera salir herido. Nunca se le ocurría que pudiera salir herido; porque su vida no era importante. Jadeó notándose algo débil, apoyándose con todo su cuerpo en la pared. Debía de llamar a una ambulancia, pero sus manos le fallaban. ¡Genial! Justo cuando necesitaba algo la ansiedad desbarataba sus planes. No era la primera vez que recibía un disparo, y mucho menos la primera vez que sentía aquel frío húmedo y el dolor invadía su cuerpo. Justo cuando iba a dejarse caer al suelo alguien le tomó por la cintura. Parecía que alguien no estaba totalmente interesado en su propio beneficio. Rodeó los hombros ajenos con un brazo para poder apoyarse en él. El camino hacia el vehículo resultó un infierno. Una vez en el coche, rió un poco, a sabiendas de que no irían a ningún hospital. — Normalmente siempre hay una cena antes de ir a la casa de alguien. — Sí, él podía bromear en cualquier situación. Con un poco de esfuerzo se llevó una mano a la zona de la espalda, maldiciendo en silencio. — La... la bala sigue dentro. — Informó, pues incluso en ese estado no era un completo inútil.
ELITE
ELITE
Mensajes : 75

Fecha de inscripción : 30/10/2014

Localización : En tus sueños +18.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Killian Beleriand el Mar Mar 01, 2016 8:41 pm
La fortuna de esas horas en la calle es que apenas y unas cuantas almas se cruzó en su camino por lo que podía ir en el papel de Toretto sin problemas policiacos; claro, igual estar alerta de cualquier patrulla camuflajeada en los rincones; esos tipos solo buscan cualquier excusa para multarte. En el trayecto pudo escuchar sus quejidos y también sus palabras; a pesar de la situación en la que se encontraba; aún tenía ánimos de reírse; al menos no es de esos que empiezan a gritar y pataletear como chiquillos; digo, cada quien reacciona diferente a una herida de bala pero son precisamente esos los que no le agradan, a los que podría tirar de su carro en media avenida. Si, le oía pero le ignoraba al no comentarle nada, no dijo ni media palabra en el automóvil, solo sonrisas ladinas por sus comentarios. La puerta del garaje se iluminó con los focos delanteros del carro, la barrera se deslizo y metió el auto, abrió la portezuela del lado derecho para sacar al muchacho llevándolo hasta un cuarto de la misma manera que lo introdujo en el coche. Lo recostó en la cama y a prisa fue en busca de los utensilios que necesitaba para sacar la alojada bala. Le rompió la camisa justo en la zona a tratar y unas pinzas fueron introducidas en su interior, así se ha sacado muchas el joven Beleriand, esta no sería la excepción. No, no había perforado algo importante pero bastaba para que se desangrara bajo las sabanas; al sacarla, la metió en un frasco y fue entonces que una mujer que cruza los cincuenta años de edad, apareció con botiquín en mano. Ella le curaría la herida al menos por esa noche, Killian se levantó de la cama dejándole el espacio a la dama que ha trabajado con él desde ya hace tiempo como una mujer multiusos. Dejaría que terminara su labor para hablar con él o a lo mejor dejarle descansar y a primera hora poder dialogar, sin embargo; no resistiría la ansiedad de poder aclarar el asunto y si, amenazarle si era necesario.
Se quedó en la sala pensando en lo sucedido hasta que la voz ronca de la fémina lo sacó del pantano mental que ya estaba construyendo; tomó aire y fue directo a la habitación de la víctima esperando porque aún estuviera despierto. Nuevamente ocupó su lugar a lado del joven, mucho más joven a comparación de él; no cruzaba los treinta, eso era seguro; se lo quedó observando y sobre todo al vendaje rojizo en su abdomen; las cosas debían arreglarse ahí, no saldría de esa casa hasta que asegurara su silencio-Hey…tú-le movió el hombro para que abriera los ojos


CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 120

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Xavier Farron el Miér Mar 02, 2016 5:17 am
Mientras todavía estaba consciente se centraba en pensar sobre las posibilidades que existían de pasear a una hora no muy usual para entonces recibir por accidente un disparo. Aunque todo era posible en aquel mundo de probabilidades y casualidades, estaba bastante seguro de que eso no le pasaría a demasiada gente. Otro ejemplo del caso de mala suerte que sufría el joven toda su vida. Parecía como si atrajera los incidentes que pudieran hacer algún tipo daño. Los atraía o bien los buscaba, debía ser una de las dos opciones. De todas maneras al no verse capaz de hacer más trabajo de reconocimiento en la herida de bala no hizo otra cosa al respecto sino mirar los ojos de su supuesto caballero en brillante armadura a través del espejo retrovisor. Obviamente mayor que él, se preguntó en silencio el motivo por el que no le había dejado tirado en aquel callejón antes de que nadie pudiera llamar a la policía. Piedad humana, supuso. De todas formas no quiso pensar más sobre ello y enfocarse en mantenerse despierto a través del dolor. Se llevó la mano libre a uno de sus brazos para pellizcar el mismo y así provocar un dolor agudo que pudiera mantenerlo despierto, al contrario que aquel dolor somnoliento en el costado. No era ningún médico, pero en las películas era mala señal quedarse dormido si no se había tratado la herida. Al juzgar por la localización de la herida, no habría tocado nada grave. El problema seguramente sería el continuo desangramiento. Se acercara o no a la verdad, puede que no fuera un doctor, pero no era estúpido.

No tuvo fuerzas para mantenerse despierto a través de trucos baratos como un pellizco cuando llegaron ya al garaje de la casa en la que sería un invitado y un herido. No opuso resistencia alguna cuando el desconocido le sacó del coche para ser llevado probablemente a alguna habitación donde sería tratado, para luego entonces asegurarse de que no diría nada. Después de todo seguía siendo aquel muchacho que era un genio. Mientras el hombre le dejaba solo en la cama, se vio en la soledad y tranquilidad de la inconsciencia. En sus sueños apenas se quejaba; desde pequeño debido a su historial había sido resistente al dolor al verse enfrentado con él cada día demasiadas veces. Solo veía fragmentos de lo que ocurría. Aquel hombre tratando su herida, entonces la llegada de una mujer de avanzada edad. Solo ante el pequeño movimiento de su hombro que claramente reclamaba su atención entreabrió los ojos, todavía convaleciente, por supuesto. Sonrió ligeramente como siempre hacía. — Tengo nombre, tú. Xavier — Reclamó, observando sus ojos. — Escucha, no soy idiota, ¿vale? Sé como va esto. No puedo decir nada de ti. Lo capto. — Además, puede que le debiera la vida. Una deuda así era importante. — ¿Cuándo tengo el alta? ¿O me voy ya? — Dijo medio bromeando, a sabiendas de que ni podría mantenerse en pie debido a la falta de sangre.
ELITE
ELITE
Mensajes : 75

Fecha de inscripción : 30/10/2014

Localización : En tus sueños +18.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Killian Beleriand el Vie Mar 04, 2016 4:33 pm
Si, estaba despierto y su respuesta le hizo sonreír, el “hey , tú” fueron las primeras palabras que articuló ya que había hecho caso omiso a cualquier cosa que le dijo en el camino-Xavier…-repitió su nombre en voz baja. Lo siguiente le gustó; estaba completamente consiente de lo que estar ahí significaba; si, lo había hecho por culpabilidad pero más que nada por callar cualquier acusación en su contra-¿Lo captas? ¿Y lo aceptas?-entrecerró la mirada manteniendo está firmemente en la suya. Una cosa es que lo entendiera y otra que admitiera en voz alta que no haría nada para perjudicarle-Bueno, Xavier, no, no puedes irte todavía, espera un par de días y podrás largarte a seguir tu vida, solo una cosa, no haré que prometas nada, las promesas se rompen al final de cuentas pero si llegas a abrir la boca supongo que tienes alguna idea de lo que puede pasar-no, no es de amenazar bruscamente a gritos y con una expresión de ogro, sino sereno y cortés-No necesito explicarlo, ¿cierto?-arqueó la ceja derecha. No es de esos que tenga una lista larga de muertos pero cuando es justo y necesario derramar sangre, tiene que hacerlo; es precisamente por eso que su hermana y madre se alejaron de él pero su hermanito permaneció a su lado como la mano derecha de sus negocios, aunque claro, el jamás ha apretado el gatillo, del trabajo sucio se encarga el mayor, ha tenido discusiones con él debido a eso, quiere ser como Killian pero este se niega a que tenga asesinatos en su conciencia-¿Cómo te sientes?-miró de re ojo nuevamente la zona afectada-¿Vas a querer algo de comer?, puedo pedir que te lo traigan-no sabía si era estudiante, trabajaba o sabrá dios que, pero aunque quisiera irse de ahí, no podía, apenas y lograba moverse, mucho menos ponerse de pie y caminar como si nada-¿Estudias, trabajas?, ¿A qué te dedicas?-preguntó interesado por saber de su invitado-Ah, y por cierto, soy Killian-se presentó secamente alzando los hombros. Afortunadamente no estaba su hermano para cuestionarle sobre el huésped inesperado y la gente que trabaja para él no pregunta, solo obedece.


CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 120

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Xavier Farron el Vie Mar 04, 2016 5:16 pm
No le resultaba ajena la reacción que estaba causando en su salvador. Por supuesto no iba a perder la oportunidad de analizarle tanto como pudiera. Era lo menos que podía hacer para entretenerse mientras hablaba. El cerebro de Xavier no funcionaba como el de la mayoría de la gente. Su cerebro sencillamente iba demasiado rápido incluso para que su lengua articulara palabra alguna, por lo que solía pensar siempre. Era uno de los principales motivos por los que era incapaz de descansar de forma adecuada. Las corrientes eléctricas apenas paraban. Otra parte eran las pesadillas, la hiperactividad del resto de su cuerpo y el insomnio. En pocas palabras, no le faltaba de nada. Deseó por un segundo ser capaz de curar su propio dolor. Nunca había pensado en ello. Solo en los demás. Siempre en los demás. Pero ahora estaba causando problemas a su salvador aunque en parte hubiese sido su ejecutor. Quería poder relajarse de algún modo, pero veía imposible que pudiera tranquilizarse en un lugar que le era totalmente extraño en el que no podía controlar nada. Solo confiar en las buenas intenciones de aquel hombre. No le consolaba la idea, precisamente.

Pudo oír perfectamente como el mayor repetía su nombre en voz baja como si tratara de memorizarlo, siendo algo importante. Sabía lo que tocaba ahora. Había vivido demasiadas veces situaciones parecidas como para que alguien pudiera impresionarle a aquellas alturas. — Sí, lo acepto. — Dijo con simpleza, para a continuación escuchar lo más próximo que tendría a una explicación de su situación. — No, no necesitas hacer nada. — Odiaba que los demás jugaran con él; odiaba que los demás pudieran tenerle en control. Y ahí estaba. Frágil, prácticamente inmóvil, además de herido. Fue entonces cuando el bienestar del joven pareció preocuparle entonces. — Me escuece un poco... pero creo que es normal. — Articuló con un suspiro, para luego negar con la cabeza. — Solo un poco de agua. — No podía negar que estaba sediento. Rió ligeramente ante el torpedo de preguntas, pues era Xavier quien normalmente hablaba demasiado o más rápido de lo normal. — No voy a mentir, Killian. Ojalá te hubiera conocido de otra manera. — Esbozó una pequeña sonrisa, para entonces contestar su siguiente pregunta. — En cuanto al trabajo... soy el presidente de una empresa. No te preocupes. Llamaré a mi hermana de vez en cuando para que no se preocupe. Puedes estar delante cuando hable con ella, claro.
ELITE
ELITE
Mensajes : 75

Fecha de inscripción : 30/10/2014

Localización : En tus sueños +18.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Killian Beleriand el Vie Mar 04, 2016 6:17 pm
No tenía que darle explicaciones de nada…bueno, otra persona de buen corazón y honesta si le hubiera explicado a detalle lo que pasó o bien podría mentirle y decirle que él también fue una víctima de aquel hombre que escapó en la oscuridad; pero Killian no es del todo noble para confesarse a un extraño el por qué precisamente esa persona está postrado en una cama; podríamos decir que se lo debe, una respuesta concreta y precisa de lo que sucedió en ese callejón pero ¿acaso no debería agradecerle por estarlo cuidando?; si, supongo que lo haría tarde o temprano “Gracias por dispararme, cabrón”, podría odiarlo por haberle incrustado una bala en el cuerpo y amarlo por no dejarlo tirado en plena madrugada y volverlo a odiar por no ser atendido en un hospital y así sucesivamente, razones para detestarlo como para no.

Al parecer no tendría problemas con él, ni era un cobarde que estuviese lloriqueando por su vida ni tampoco un gallo de pecho erguido para amenazarle o enfrentarse a Beleriand; simplemente aceptaba la realidad como debe ser-Muy bien, así no tendremos problemas y te recuperarás más pronto de lo planeado. En unos días volverás de nuevo a la rutina-la odiosa y tediosa rutina que hasta a veces a él mismo le pesa.-Si, es normal, te dispararon con una pistola real, no con una de juguete-se levantó quedando con las rodillas pegadas al borde de la cama-Agua será-reafirmó innecesariamente-Algunas veces conoces personas en el momento equivocado y de la manera incorrecta, seguro que no es la primera vez que te pasa, ¿o sí?-bueno , no es como que si fuera muy normal ser balaceado y cuidado por tu agresor-Vaya…así que presidente, ¿de qué va la empresa?, quizá podamos hacer negocios…-no, no pudo aguantar la seriedad en el rostro pues soltó una leve risilla por lo dicho, no sería lógico que aceptara hacer futuros tratos con él a pesar de que ahora ya los estaba haciendo pero por mera necesidad.-Te traigo el agua- le comunicó dejándolo con la palabra en la boca; al volver estiró la mano con el vaso medio lleno en ella—Claro, te daré el celular en cuanto lo vea oportuno-le hizo saber pues le había quitado llaves, billetera y móvil-¿Sabes? Me da curiosidad saber si ya antes has pasado por algo así, te notas muy tranquilo y no es común que alguien reaccione así, quizá ya tengas experiencia en cautiverio-se cruzó de brazos sonriendo ensanchadamente


CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 120

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Xavier Farron el Sáb Mar 05, 2016 10:30 am
Por supuesto aquel hombre le debía explicaciones. Había hecho aquello lo que una persona decente o al menos con una cierta conciencia habría hecho. Entendía las contradicciones que toda la situación suponía, pero igualmente creía necesario saber la naturaleza de su herida. En cuanto al resto, como el motivo por el que fue disparado o por qué Killian estaba forcejeando con otro hombre, no le importaban en absoluto. Claro que estaría mintiendo si decía que no le causaba curiosidad, pero no resultaba importante. Al menos no en esos momentos donde la parte del trato era ser cuidado y el castaño se olvidaría de todo aquel asunto. Resultaría difícil mentir a su hermana mayor una vez estuvieran cara a cara debido a que la pelirroja le conocía demasiado bien; vería la incomodidad al moverse o cualquier gesto. Después de todo no era la primera vez que resultaba disparado. Ni secuestrado, técnicamente, a pesar de la falta de cicatrices en su cuerpo, salvo una en el hombro de forma semi-circular, como si fuera un mordisco. Se trataba de un mordisco, a decir verdad.

Killian se estaba asegurando de que Xavier no fuera un idiota de algún tipo. Lo entendía a la vez que se sentía ofendido. No resultaba ningún secreto que tenía bastante orgullo y odiaba que le manipularan de cualquier forma. Sobretodo desconocidos. De todas maneras debía centrarse en relajarse tanto como pudiera en aquella habitación desconocida para mejorarse lo más rápido posible. No dijo nada respeto a la palabra "rutina", aunque definitivamente eso no podía aplicarse a los horarios del joven en absoluto. Ante su pequeña mofa con lo de pistola de juguete puso los ojos en blanco. No valía la pena molestarse por lo que le decía alguien desconocido... aunque le estaba cuidando. — Conozco la diferencia muy bien. — Dijo soltando un suspiro, cerrando los ojos por un momento para abrirlos al volver a oír la voz de Killian. — Normalmente no conozco gente gracias a una bala. — Dijo con simpleza, humedeciendo su labio superior. Sabía que estaba bromeando, pero no pudo evitar reír ante la estupidez. — Quizá, solo si estoy borracho o alucinando. — Contestó, aliviado al notar demasiada incomodidad si se reía. Tomó el vaso de agua con una mano mientras escuchaba lo que estaba insinuando: se lo había quitado todo. Bufó un poco, para luego darle un buen trago al agua mientras escuchaba lo que decía. — No es como si importara, ¿no? Dejemos el asunto ahí. Dijo, observando su gran sonrisa. ¿Le hacía gracia el sufrimiento ajeno, o algo por el estilo? Dejo el vaso en la mesa de noche que tenía cerca, haciendo una mueca al estirar un poco el brazo. — Muy bien, Killshot, ¿tienes planeado mirarme como un acosador los días que esté aquí? — Le recriminó, poniéndole un mote de inmediato.
ELITE
ELITE
Mensajes : 75

Fecha de inscripción : 30/10/2014

Localización : En tus sueños +18.

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Killian Beleriand el Lun Mar 07, 2016 3:18 pm
-Créeme, no estas ni borracho ni alucinando y en lo que a mí respecta, los mejores amigos y peores enemigos los he conocido gracias a una bala-no tan exacto como lo que ocurrió con Xavier y Killian pero se pueden encontrar similitudes. Guardó silencio en lo que tomaba agua, miró su reloj, ya era tarde y a primera hora debía ir a arreglar asuntos personales; había quedado de visitar a la nueva futura familia, la novia de su hermano, no conoce mucho de ella pero por la poca información que el menor le ha dado, parece ser una profesora de primaria, pobre mujer al fijarse en la persona equivocada y no es porque el muchacho no sea un buen prospecto pero lo que lo rodea no asegura un futuro optimista para la futura pareja; he de suponer que él ha sido sincero para decirle la verdad de quien es y lo que su familia hace y si no, pobre chica, ha entrado y salir no será sencillo, si es que existe una remota posibilidad de hacerlo.
-¿Es en serio?, ¿Killshot?-frunció el ceño para rodar los ojos luego, pero pensándolo bien, no sonaba tan mal, incluso le quedaba-Al final se oye bien, ¿seguro que te salió de inmediato? o ¿todo este tiempo estabas pensando cómo llamarme?-no le molestaba, ha tenido todo tipo de apodos y este era el mejor de todos-Puedo hacer lo que quiera, es mi casa, si te miro o no, es mi problema, ¿te incomoda?-se dirigió a una segunda puerta abriendo esta-Este es el baño, no sé cuánto de demore llegar, si te arrastrarás o no-caminó hasta la ventana que estaba cerrada y con cortinas impidiendo el paso de la luz lunar-podrías escaparte por aquí pero la tendrás difícil-no solo tenía como tecnología a su gente sino a la tecnología-la mujer que te atendió es la que lo estará haciendo para cualquier cosa, comida, ducha, tu herida o para entretenimiento, lo que sea, llámala a ella-sacó del bolsillo de la chamarra una campanita-solo muévela, te escuchará-se lo dejó sobre la mesita-¿Alguna otra cosa que se te ofrezca antes de que te deje descansar?-he de suponer que lo que menos quería era charlar con Killian y solo dormirse para no sentir dolor o tal vez necesitaba mantenerse despierto y distraído con otras cosas para no centrarse en su aflicción al no poder conciliar el sueño.




CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 120

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.