I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

The Day Before You Came [Jason]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Demian Greenwood el Dom Abr 24, 2016 1:41 pm
Era mi último día antes de empezar las clases en la universidad y con eso el comienzo de una nueva etapa de mi vida comenzaba. Observe un momento el retrato de mi madre y mi padre y suspire algo cansado, en realidad era pena y nostalgia, pero si me preguntarán diría que era cansancio por el viaje largo cruzando el atlántico desde Londrés hasta la costa oeste de Estados Unidos, entonces me embarque a una nueva vida y una nueva oportunidad de empezar de nuevo. En un nuevo país, en una nueva ciudad, nueva universidad, nuevos profesores, compañeros y amigos y quizás cuantas cosas más podría encontrar en la fabulosa Beverly Hills, era sin duda un paraíso en dónde todo era posible obtener si tienes dinero y estatus, algo que tenía de sobra pero también a la vez necesitas talento y personalidad para enfrentarte a una ciudad donde impera el colectivo homosexual más grande de mundo.

Es una especie de ciudad gay que a pesar de ser fabulosa y brillante escondía también las flaquezas y riquezas de todo tipo de hombres, para mí todo esto era nuevo en Londres la cosa no era tan abierta y me sorprendía a veces de ver a hombres esculturales cómo modelos de pasarela caminar de la mano enfundados en ropa carisima, paseando aquellos mini perros o en sus autos último modelo y bajar a la playa mostrando todos sus atributos enmarcados en una diminuta sunga. Supongo que podría adaptarme a esta forma de vida americana, era un artista amante de las artes plásticas y musicales, fashionista con un armario repleto de ropa exclusiva durante mi etapa de modelaje, tenía un fabuloso BMW convertible plateado. Sólo faltaba e perro y el novio. Tampoco es que anduviera en plan de casorio, peor quizás sí conocer a alguien interesante que me acompañe a conocer mejor esta nueva ciudad y a compartir este nuevo estilo de vida.

Tras manejar un par de kilómetros llegue hasta la playa, ya era tarde por lo que no había mucha gente en ese momento y pronto comenzaría el atardecer algo que deseaba ver con ansias pues sin duda son muy distintos a los atardeceres grises y taciturnos de Londres. Acá se respiraba color, energía, luz, brisa de mar, alegría, romance, encanto sensual y todo eso se conjugaba en el atardecer. Aún faltaban horas por lo que aprovecharía bien el tiempo para disfrutar en la playa aquel último día libre del resto de mis días. Baje a la playa y busqué un lugar apartado de la gente, por lo general soy más reservado y timido, de hecho si se me acercan tiendo a ser frió cortante o introvertido tartamudo o en última instancia el divo engreído, pero una vez que me conocen puedo dar rienda suelta a mi desbordante personalidad y darme de conocer tal cual soy, Demian Greenwood. Me senté un momento en la arena mirando hacía el mar, hacia calor pero el aire marino era refrescante y puro, llenaba mis pulmones de vibrante emoción.


Última edición por Demian Greenwood el Dom Abr 24, 2016 8:23 pm, editado 1 vez


ELITE
ELITE
Mensajes : 18

Fecha de inscripción : 21/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jason B. Cooper el Dom Abr 24, 2016 6:06 pm
No podía pedir más, esta ciudad era lo que necesitaba desde hace mucho tiempo, era genial vivir en California, amaba este clima calido, la vida nocturna era muy agradable pero no podía tapar el sol con un dedo, sabia que algo me faltaba, sin embargo no dejaría que eso me consumiera, viviría mi vida como la quería aun cuando estaba solo en casa todas las noches. Hoy seria diferente, había quedado con unos amigos de ir a la playa para distraernos y pasar un buen rato, algunos iban en la universidad y querían disfrutar que era su ultimo día de libertad antes de que se metieran de lleno con sus estudios, era raro que me hiciera amigos tan jóvenes pero es lo que había en Beverly y por vivir en un vecindario donde hay una fraternidad, afortunadamente era al final de la calle y no me molestaban en lo más mínimo cuando hacían sus descomunales fiestas, es más, hasta me invitaban.

Fuimos a la playa en la camioneta de uno de mis amigos, íbamos solamente cuatro hombres a una gran fiesta en la playa, yo quería divertirme, pasar un rato dentro del mar, asolearme y conocer gente nueva aun cuando fueran chicos menores que yo, pase mi vida con gente mayor que yo porque cometí el grandisimo error de enamorarme de alguien mayor que yo, no pude disfrutar del todo mi adolescencia adulta, nunca asistí a una universidad, me perdí de mucho y ahora ya soy un adulto y estoy recuperando el tiempo que perdí con ese idiota de Richard. Al llegar todos fueron por su lado, cada uno quería hacer cosas diferentes, yo siendo el más grande me toco quedarme a un lado de la camioneta y montarme la mesa con la gran sombrilla, no me molesto la verdad, así pude ponerme algo de bloqueador y las gafas para disfrutar de la brisa salina mientras esos idiotas se divertían.

Despues de un rato, esos idiotas no venían así que me canse y fui a darme una buena refrescada al mar. Me quite la tank top y deje las gafas en la mesa para ir al mar. El agua estaba fría pero refrescante, fue genial sentir el agua cubriendo mi gran cuerpo, nade un rato y sentía en los pies como la arena se movía, la sensación de las ondas en el agua que movían mi cuerpo me hacían recordar muchas cosas. Al regresar del agua a mi lugar note que cerca de ahí, casi casi parecía que estaba con nosotros, estaba un muchacho de muy buen ver. - Hola, ¿Qué tal? - salude pues me imagine que era amigo de estos tontos. Tome mis gafas y me las puse, despues la toalla para secarme, debería tomar un poco de sol. Puse la toalla en la arena y me recosté, casi a un lado del chico - Soy Jason por cierto, un gusto ¿Con quien vienes? - me daba curiosidad a quien de esos tres le había creído sus mentiras para venir y esperarlo.




'cause i've done some things that i can't speak
ELITE
ELITE
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 22/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Demian Greenwood el Dom Abr 24, 2016 8:04 pm
Estaba muy concentrado mirando el mar que no me percate en que momento llego una panda de adolescentes cómo sacados de una mala película americana de teenagers, todos en traje de baños, con cuerpo de gimnasio, con lentes de sol, con cara de fiesteros y que iban a la playa seguramente a buscar alguien con quién compartir las sábanas. Cómo esa típica escena dónde se arma un fiestón y terminan todos muertos en la arena. Digamos que yo soy más tranquilo, más sereno y algo clásico, no me gusta mucho andar de fiesta en fiesta además que todo era distinto en Londres, principalmente las fiestas se desarrollaban en la noche y eran más elegantes y sutiles, no terminaban en orgías en la playa. En fin, no estaba allí para criticar, se suponía que debía conocer gente y si me pongo a criticar todo de seguro ganaré la fama de odiado o estirado, si en el fondo soy un chico normal más allá de los modales refinados y la vestimenta cara, era alguien muy sensible y que añoraba en el fondo encontrar a alguien especial y no sentirme solo.

Suspire mientras veía a los chicos nadar felices, cuanta envidia pues yo no sabía nadar por lo menos en el mar, me vería bastante ridiculo intentado saltar una ola sin tragar toda el agua y rodar como una foca bebe, se burlarían de mí completamente aquellos tipos y no estaba para hacer payaso de nadie. Sin embargo fije mi vista en uno de aquellos chicos, pues sinceramente lucia grande, en todo sentido era cómo ancho de todos lados pero con un cuerpo esculpido y tan marcado que provocaba algo de temor y los tatuajes cubrían parte de su cuerpo como dibujando suaves lineas en ese cuerpo tostado y perfecto, me sentí algo nervioso ante su presencia, vamos que imponía su figura y me hacía contener el aire algo ofuscado. Era alto y corpulento, se notaba mayor, por lo menos más que aquellos tipejos con los que andaba, me llamaba la atención que anduviera con esos. Era un madurito pero aún conservaba su juventud. Me quede mirándole algo embobado, nunca me había pasado que me quedará tanto tiempo mirando a otro hombre y me mordí el labio impaciente cuando vi que se acercaba a dónde yo estaba con su cuerpo mojado y brillante y de pronto me hablo de la nada. ¿De todos los hombres de la playa me estaba hablando a mí?.

- ¿T-Te conozco de algún lado?... Disculpa creo que te confundiste con otro - Le conteste con mi típico y marcado acento británico, algo nervioso pues no ayudaba mucho el hecho de que estuviera él de pie frotándose el cuerpo con la toalla y yo sentado en la arena sintiéndome tan pequeño ante su imagen. ¿Por qué siempre me pongo tan nervioso en estas situaciones? Entonces se recostó al lado mió y aunque suene tonto podía sentir su calor y humedad vibrar aun sin tocarme y aquella sensación provocó un escalofrió en mi cuerpo algo helado en ese momento pues aún estaba vestido. Se presento entonces con una sonrisa que me hizo sonrojar un poco, por suerte que andaba con mis gafas de sol Dolce&Gabbana - Soy Demian, soy nuevo en la ciudad, bueno en el país en realidad... - Me presente aclarando la garganta para que mi voz sonar más normal y no un siseo intermitente.

Comprendí que aquel hombre pensaba que yo andaba con la pandilla de amigotes y me confundía con uno de aquellos - Y no conozco a tus amigos... Y ahora que lo veo bien no parecen ser buenos amigos si te dejan sólo... - Suspire mientras jugaba con la arena dibujando círculos con el dedo, mas que nada para ocultar los nervios que aquel chico me provocaba al estar tan cerca. En realidad aquellos eran unos cretinos y lo habían dejado solo con todas las cosas cómo si fuera un cuidador, sentí que se habían pasado con él. ¿Cómo dejan a un ser tan fabuloso así sólo en la playa? - Si quieres puedo acompañarte, traje refrescos y bocadillos, no es mucho pero si tu quieres... Digo para algo que sirva la mesa ¿No crees?... -

Le sonreí un momento mientras le señalaba la mochila en la cual traía sándwiches y otras cosas que no dudaría en compartir si él lo deseaba. Soy un chico precavido y preparado para todo, además que se veía solitario aquel grandote cómo si realmente necesitara estar con alguien o solamente conversar. Se veía muy solo en el fondo y más aún que los críos con los que andaba le habían dejado botado. Sacudí la cabeza cómo queriendo aclarar mi mente y le sonreí entusiasmado y me quite los lentes de sol un momento, no me gustaba hablar con alguien sin verlo bien a los ojos - ¿Vives por acá cerca Jason? -


Última edición por Demian Greenwood el Lun Abr 25, 2016 3:35 am, editado 1 vez


ELITE
ELITE
Mensajes : 18

Fecha de inscripción : 21/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jason B. Cooper el Lun Abr 25, 2016 12:15 am
Al escuchar su acento pude darme cuenta que él no era de por aquí, era británico o australiano, bueno eso es lo que pensaba yo desde el primer instante, seguro y es de otro lado y yo ya asumí algo que no pero tampoco era algo fuera de este mundo. Despues él lo confirmo - Se nota por tu acento - le dije sonriente, me encantaba la gente extranjera porque tenían otras formas de vivir, sus culturas son diferentes y me encantaba hacerme amigo de esas personas para que así me enseñen sus costumbres o lo típico de sus países. Ahora vino el momento de vergüenza cuando él me dijo que no venia con ninguno de mis amigos, simplemente se coloco casualmente donde estábamos puesto nosotros, empecé a reír divertidisimo de esto - Hombre, lo siento pensé que eras algún amigo de mis amigos y por eso estabas tan cerca de nuestra mesa - sonaba a que lo quería correr pero nada de eso - Eh pero que puedes quedarte aquí eh no hay problema, además eres el primer chico con el que platico así que mucho mejor - era la verdad, si tenia con quien platicar pues mucho mejor.

- Mis amigos son más... jóvenes y me hicieron venir porque se va a poner muy bueno en la tarde con los fuegos artificiales y la fogata, dije... ¿por que no? Digo, es mejor que quedarme a ver repeticiones de partidos en casa ¿No crees? - reí un poco y me acomode un poco para tomar bien el sol, debí haberme traído otro tipo de ropa para que me bronceara parejo de las piernas. - Muchas gracias Demian, acepto tu invitación y es más podríamos compartir los bocadillos que nosotros también traemos, no quiero hacerle la groseria a tu amable invitación - no suelo ser grosero y me pareció que esa era una buena opción, sacar ambos la comida y compartirla, quien sabe en ocasiones compartir las cosas es mejor. Vi a Demian, es un muchacho muy lindo y su acento es bastante coqueto si me lo preguntan - Pues algo así, vivo en Beverly Hills, más o menos una hora de camino - me quite las gafas para verlo aun cuando el puto sol me daba en la cara - Tienes un acento británico ¿Me equivoco?. Dijiste que eres nuevo en el país ¿No? me imagino que te habrás mudado hace poco ¿Te está gustando la ciudad? - pregunte interesado.




'cause i've done some things that i can't speak
ELITE
ELITE
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 22/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Demian Greenwood el Lun Abr 25, 2016 3:31 am
Me quede un momento escuchándole, me gustaba ese acento tan relajado para hablar a diferencia del mio mas sutil, por lo menos parecía ser alguien muy agradable y eso me hizo calmar un poco mis nervios iniciales, por lo menos lucía muy interesado en conocerme y saber más sobre mis orígenes - Así es, soy extranjero... Llegue hace dos días de hecho... - Le conteste con una sonrisa, de hecho aún sentía los efectos del largo viaje en el cuerpo por lo que me dolía un poco el cuello por lo que a veces lo estiraba un momento al escuchar que pensaba que venía con sus amigos lo que me hizo reír sonrojado algo avergonzado me rasque la cabeza - Espero que no te moleste entonces, no me había dado cuenta que estaban acá ustedes... D-Disculpa - Suspire al notar que él también lucía algo avergonzado pero tampoco era algo tan terrible, era común que la gente se encontrara en la playa y se confundiera. - Bueno tu igual eres el primer chico con el que platico.. Un gusto Jason encantado de conocerte - Extendí la mano en un gesto cortes y sofisticado para así saludarle aunque era algo extraña tanta formalidad y más aún cuando yo estaba vestido y el prácticamente sin nada de ropa.

Debo admitir que el impacto que provocó en mí al verle por primera vez ya no era tan fuerte, ya me sentía algo más relajado aunque de vez en cuando intentaba no mirarlo demasiado a los ojos u a otras partes de su cuerpo, era algo inevitable era un cuerpo demasiado perfecto y proporcionado, supongo que a él le gustaba que lo miraran y provocar esa reacción en los demás, por algo usaba ese mini bañador. Lo había visto a lo lejos pero ahora evitaba bajar la mirada. No mirare su entrepierna - Eso de fuegos artificiales me parece interesante, me podría quedar hasta más tarde para ver el espectáculo... - Comente entusiasmado al escuchar lo de la fiesta, suponía que muchos comenzarían su ciclo estudiantil mañana y que esta sería la gran despedida, enhorabuena había decidido venir a la playa me gustaba mucho ver los fuegos artificiales y las fogatas. Cuando mencionó lo de los partidos me imagine que se refería a que quizás era un jugador de fútbol y eso explicaría, sólo en parte, lo enormemente trabajado que era su cuerpo, lo otro sería campeón de lucha libre - Bueno acá tienen su propio fútbol, el americano... No lo entiendo mucho, yo soy más del fútbol original, el que se hace con los pies... Pero si, sin duda es mejor estar acá en la playa que encerrado viendo televisión, podría cantar en la fogata - Le seguí hablando en un tono amable pero siempre dejando ese tono misterioso y elegante que me caracterizaba.

Se me escapo una sonrisa nerviosa cuando me invitó también a comer lo que habían traído él y sus amigos que en estos momentos quién sabe dónde andarían pues no daban señales de vida pero mejor aún para así estar a solas con el mayor y conocerle mejor, por lo general cuando hay mucha gente cerca me cohíbo más fácil y a no ser que haya una guitarra y un micrófono me quedaba callado. Por lo menos el extraño me hacia sentir a gusto - Gracias a ti, eres muy amable, pero no quiero molestar quizás tus amigos se molesten... Pero si estoy contigo no creo que haya problemas... Podemos compartir - Asentí coqueto, aunque no sé si podría decirse coquetear, nunca se en realidad cuando lo hago, pero supongo que tenía algo que ver con mi forma de sonreír y mirar al otro de una forma agradable - Que bien, yo vivo también en Beverly Hills ahora no me preguntes calles y eso porque no sé jaja... Aún debo acostumbrarme a manejar por la izquierda - Le comente encantado al saber que viviríamos cerca y quizás nos volveríamos a ver en otra oportunidad o por casualidad.

Me senté de rodillas en la toalla para buscar la comida que llevaba en la mochila, un termo con té,  obviamente no dejaría el té nunca en la vida, una botella de soda, jugo, sándwiches de pollo, unas empanaditas de queso, rollitos de sushi de atún, palta y camarón tempura, panecillos de canela y unos bollos de chocolate, en fin de todo ya que tenía hambre y en realidad no sé cocinar, por lo que había comprado todo hecho y era mejor tener para más tarde, nunca imagine que terminaría comiendo con un fabuloso hombre. Me puse de pie para dejar las cosas en la mesa dejando lo más ordenado posible, hasta con los cubiertos, vasos, palitos de sushi y servilletas - Sírvete lo que quieras Jason... - Le invite con un gesto amable - Si soy de Inglaterra, que observador, vine a estudiar y si es muy bonita la ciudad muy soleada y llena de alegría... Muy colorida - Le comentaba mientras colocaba todo en su lugar y luego volvía a sentarme en la toalla, mas que nada por que quería estar cerca de él y cómo que él seguía allí secándose tomando el sol dejando que su cuerpo se tostara un poco más, me quede un momento mirándole más de lo debido y sacudí la cabeza avergonzado - Tu debes ser americano sin duda, aunque podrías ser perfectamente canadiense o ruso dicen que son más grandes y altos jaja ¿Cuanto mides?... Me veo como un hobbit a tu lado... - Sonreí algo bromista pues realmente al lado mió se veía grande, fácilmente podría tomarme en brazos y cargarme o si se giraba sobre mí en ese instante podría aplastarme contra la arena - ¿En que ciudad naciste? Es mi primera vez en Estados Unidos, pero mi hermano vive en New York -


ELITE
ELITE
Mensajes : 18

Fecha de inscripción : 21/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jason B. Cooper el Lun Abr 25, 2016 3:24 pm
Estreche su mano para corresponder su educado gesto, yo también era así pero me había vuelto cínico, la gente por aquí no era tan educada como en Nueva York pero igual fue agradable ver que este muchacho si tenia las bases correctas, bueno algo así. Acepto quedarse o al menos eso parecía, se quedaría para ver los fuegos artificiales, yo mentiría si decía que no había venido a eso, la verdad es que me gustaban mucho y más si era en la playa, ahora, si iba acompañado pues mejor. - Genial entonces, va a ser muy buen espectáculo, bueno eso me han dicho y además vi que traían unos fuegos artificiales muy grandes, seguro que no lo olvidas - sonreí a medas. Sentía más y más caliente el cuerpo como era de esperarse. - Oh si, el soccer - respondí a lo que él decía, yo no era tan fan pero es lo que él dijo, en este país el americano es lo más popular - Nunca me he enterado bien de que van esos partidos pero igual los vería si es que me quedo encerrado - me reí un poco.

- No te preocupes por eso, que esos idiotas me han dejado aquí cuidando el fuerte, si se quedan sin comida ya es su culpa ¿No? - no soy una mala persona por pensar así ¿Cierto? si lo fuera igual no cambiaría nada las cosas, toda acción tiene sus consecuencias y en este caso, al dejarme solo yo iba a conocer a alguien, fue una suerte que fuera tan agradable y lindo, era obvio que lo siguiente iba a involucrar comida. - Igual son muy tranquilos ellos, no se enojarían por eso, de hecho seguro te dará una gran bienvenida - me reí un poco, por alguna razón me imagine que lo mojarían con agua salada o algo así. Demian es bastante simpático, me estaba haciendo reír bastante - Me imagino que ha de ser difícil manejar del otro lado o tal vez no, nunca lo he intentado - sonaba complicado pero es porque yo no sabia hacer demasiado fuera de mi taller y la cocina. - Ponto te aprenderas todas las calles, la vida en Beverly no es calmada y vas a salir de casa si o si, por obvias razones te las aprenderas - me incorpore para sentarme y suspirar.

Comenzó a sacar su comida y me quede sorprendido - Tú si que comes eh - me reí, claro que no pensaba que había comprado todo eso para comérselo él solo, aunque sea posible. Todo se veía muy bien, se me había antojado las empanadas de queso así que tome una y empecé a comer, a comparación del otro yo si que comía mucho y digo comparación porque no hay posibilidad de que alguien coma más que yo. Yo fui por la canasta, solo traíamos emparedados largos de queso, jamón, pollo y vegetarianos, unas latas de soda y solo eso, somos muy... ingeniosos. - Yo mido uno noventa y seis, mi madre me alimento demasiado... además vengo de una familia de gigantes - me reí de nuevo y le di un leve empujón con el hombro - No te ves tan chico, en todo caso eso puede ser atractivo para las chicas - hasta el momento no podía aventurarme y decir que él es homosexual. - Yo nací en St. Louis, pero viví desde los dieciocho en Nueva York, tal vez conozco a tu hermano, quien sabe jajaja Nueva York es muy grande y pequeña a la vez, todo depende de los círculos en los que andes - tomo más de la comida de Demian y comía sin remordimiento - Oye, perdona, parece que me terminare tu comida, debería al menos invitarte a cenar a casa y que te termines la comida de allá - le sonríe de lado a lado y una mirada coqueta.




'cause i've done some things that i can't speak
ELITE
ELITE
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 22/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Demian Greenwood el Lun Abr 25, 2016 4:37 pm
Recordé aquellas fastuosas y elegantes fiestas frente al London Eye al borde del Tamesis en donde lanzaban miles de fuegos artificiales, era una forma de iluminar la ciudad de las nieblas y a la vez mantener tibio el espíritu británico. Como fuera a Jason parecía gustarle la idea de que me quedará más tiempo a ver el espectáculo, aunque mañana tendría que madrugar pero por otro lado tampoco quería irme menos ahora que estabamos conversando y conociéndonos, me sentía encantado por su presencia que a pesar de ser tan grande e imponente me hacía sentir seguro y cómodo. - En Londrés es muy común que lancen fuegos artificiales frente al Big Ben, es realmente hermoso... Supongo que acá igual lo será... Más si estoy acompañado en un experto en la pirotecnia - Comente con una sonrisa al ver cómo el mayor se explayaba en eso de los fuegos, no por nada en Estados Unidos cada 4 de Julio hacían explotar los cielos con luces de colores que quizás desde Londrés podrían verse. También eran fanáticos del fútbol americano, algo que no entendía y que me sería difícil de practicar ya que para eso tendría que ser un acorazado tipo Jason, yo prefería el soccer, el polo, el lacrosse, la natación o el esgrima algo difícil de encontrar en la televisión americana - Tendremos que buscar un deporte que nos guste a ambos entonces jeje... Por un momento pensé que eras deportista, digo tienes el cuerpo perfecto para hacer cualquier tipo de deporte que requiera fuerza -.

Me quede un momento admirando su cuerpo que a estas alturas ya se había secado por el sol y ahora brillaba como si fuera aceite de oliva, me gustaba que fuera rapado le daba un aire más serio pero a la vez dejaba ver mejor esos ojos claros, era rubio sin duda pues el fino cabello sobre su cabeza lo delataba. Era sin duda un autentico americano - Jaja eres como el daddy del grupo entonces, ¿Cuantos años tienes?... N-No lo tomes a mal, digo no me molesta que seas mayor, al contrario... - Trague saliva algo nervioso, no quería que se sintiera mal por el tema de la edad y tampoco podía llegar y decirle que me gustaban los hombres más maduros, aún no sabía su condición sexual y aún no estaba en la suficiente confianza como para coquetearle y tirarle los trastes a la primera, no quería que pensará que era de esos chicos fáciles que se derriten ante el primer musculin rubio y tatuado que se les pasa por la vista. - Espero conocer a tus amigos más adelante, en una de esas los veré en el college... - Me aclare un poco la garganta y bebí un poco de té para así cambiar de tema rotundamente para evitar un debate generacional. No era mi intención, sólo quería conocerle más. Además a él parecía gustarle estar con gente más joven, pues su forma de hablar de sus amigos francamente me hacía reír mucho, y la forma en que habíamos congeniado a primeras denotaba que sabía muy bien como caer en gracia a alguien menor.

Cada vez que le escuchaba contestar algo con sus bromas me hacía sonreír, y es que era bastante cómico ademas de que su sonrisa era bastante seductora, era un lujo mirarle - Es un poco raro pero ya me acostumbraré a conducir y conocer las calles, además en Beverly todos parecen tener autos o mansiones con piscina gigante y bolsos con perros diminutos jaja... Es una ciudad muy lujosa para mí y eso que vengo de una familia millonaria, pero acá como que todo se ostenta más ¿No crees?... Los ingleses somos más austeros - Le comente ya que si bien soy un chico de gustos refinados, sobretodo con respecto a la moda, seguía siendo muy sencillo en mi haber y de gustos simples, mientras que acá parece que se le da más importancia a la apariencia y a derrochar el dinero y que todos te vean haciéndolo. - Pero eso no significa que no sepa divertirme... - Le guiñe un ojo cómplice, digamos que en mi primera adolescencia siempre andaba envuelto en la bohemia nocturna de Londres y francamente sabía divertirme a lo grande. Me senté para acompañarle al ver que veía todo lo que llevaba para comer, en realidad era harta comida para una sola persona, pero se supone que tenía que guardar para mañana, pero tan solo verle comer me hizo sentir contento, él se veía muy feliz sin duda disfrutaba la comida y yo feliz le miraba comer, por mi que me dejara sin nada con tal de que estuviera contento. - D-Descuida come todo lo que quieras nomas, en realidad no soy muy bueno cocinando así que compre estas cosas para hoy y mañana pero veo que tenias mucha hambre... Me dejaras sin nada así que creo que tendré que aceptar que me invites a cenar jeje ¿Sabes cocinar Jay? ¿Te puedo decir Jay verdad? Tu dime cómo quieras y mi hermano se llama David Greenwood, somos los hermanitos bosquesverdes jaja -.

Le hablaba en un tono bromista obviamente no quería que pensara que me molestaba la situación y así elegí uno de los sándwiches que él había traído para así intercambiar y saborear, parecía casero por lo menos, quizás hecho por las mismas manos del mayor lo que le daba un sabor especial a la comida y que me hacía probarlo con más ganas. Ya a esas alturas me sentía en plena confianza de incluso querer ponerle un apodo. Bebí nuevamente té para tragar y me limpie con la servilleta - ¡Wow! Eres bien alto de seguro eres tu el que tiene suerte con las chicas... O los chicos... Digo eres guapo, bien rico... Es decir, están ricos los emparedados - Exclame algo sorprendido y por poco siento que me atoro algo avergonzado y timido por mi comentario, no sabría cómo lo tomaría y sentí mis mejillas sonrojarse. Por lo menos se daría cuenta que mi tema no iba por el lado de las chicas ya que era obvio que le estaba diciendo que lo encontraba atractivo y no sólo cómo un cumplido, el calor en mi rostro además me delataba. Comencé a toser un poco cómo si me estuviera atorando ahora no sólo era vergüenza realmente sentía que me faltaba el aire y le hice una seña a Jason pues no podía hablar mientras me golpeaba el pecho, tenía una miga de pan metida no se dónde. Y para más remate me estaba asfixiando frente a aquel chico que tanto me cautivaba. Literalmente me estaba muriendo de vergüenza.


Última edición por Demian Greenwood el Mar Abr 26, 2016 12:49 am, editado 1 vez


ELITE
ELITE
Mensajes : 18

Fecha de inscripción : 21/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jason B. Cooper el Lun Abr 25, 2016 11:45 pm
Me quedaba claro que Demian me estaba checando o de lo contrario no habría hecho ese comentario sobre mi físico, eso tampoco quería decir que era gay, eso solo lo hacia observador o alguna clase de obsesivo con el cuerpo humano. - Hago deporte extremo cada que tengo tiempo, me gusta bastante pero siempre me ejercito, tengo un gimnasio en casa - dije con una sonrisa, no me gustaba presumir de la gran mansión que tengo en casa y las cosas que tengo pero un poquito no hacia daño. Me reí cuando me dijo daddy, yo antes era quien solía llamar así a mi ex - Tengo treinta y tres años, mi edad no me acompleja, de hecho estoy disfrutando mucho mis treinta, creo que me ha hecho mejor ligando - lamí mis labios, me encantaba ser un daddy aunque nunca nadie me había llamado así, pero la idea me encantaba. - Seguro andan ligando por ahí, son jóvenes y ya sabes... los jóvenes tienen la calentura más puesta que uno que ya es más maduro, yo solo espero a encontrar a la persona indicada, soy selectivo en cuanto a eso - me encogí de hombros y tome una lata de soda para refrescar mi boca y seguir comiendo.

- Yo pensaba que era todo lo contrario, pero es que Beverly es una zona bastante cara, de hecho casi todo California. Yo igualmente tengo mi dinero y no me quejo, pero si me gusta ahorrar en lo que pueda, no por tener dinero lo vas a despilfarrar ¿Cierto? - aunque cuando lo gastaba en mis gustos, no había quien me reprochara, tenia un auto muy caro y modelo del año. No me sentí mal por comerme su comida, yo había sido sincero cuando le dije lo de la cena - Perfecto Demian, si quieres podemos ir a cenar esta noche, puedes elegir el lugar que quieras, yo como de todo, no creas que estos musculos son solo por hacer ejercicio - y así de la nada tenia una cita aunque no era una cita romántica o con otras intenciones, despues de todo por eso me encantaba venir a la playa, conocias gente y te hacías nuevos amigos. - Y claro que me puedes decir Jay, todos mis amigos me dicen así y tu al dejarme comerme tus cosas pues ya puedes decirme Jay o como quieras - me reí y para callarme me metí más comida ala boca.

Lo siguiente si que me dejo confundido, no sabia si de verdad se había equivocado y me dijo rico o se refería a los emparedados, esperaba que fuera la segunda porque fue muy agradable, nadie me había dicho eso y eso como hombre me excitaba, claro que ahí no dejaría que eso pasara, se me notaria bastante. - Ser alto es una ventaja para muchas cosas y me da suerte con los chicos, soy hom.. - entonces me di cuenta que Demian se estaba ahogando, seguro se le atoro algo de comida en la garganta. Me puse de pie rápidamente y lo rodee con los brazos a la altura del estomago para darle una buena exprimida y hacer que expulsara el pedazo de comida que tenia atorado. No hizo falta un segundo intento, tenia una fuerza obvia y Demian con su cuerpo delgado lo hizo más fácil - Hey hey, ¿estas bien? Claro que no, te estabas ahogado - fui por una botella con agua - Toma, bebe un poco y respira lentamente... si que me diste un susto, seria horrible que hayamos planeado una cita y te mueras antes - me reí un poco y le di unas frotadas en la espalda.




'cause i've done some things that i can't speak
ELITE
ELITE
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 22/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Demian Greenwood el Mar Abr 26, 2016 12:32 am
Sentía un dolor en la traquea cómo si estuviera bloqueada y trataba de respirar en vano, por suerte el mayor supo reaccionar a tiempo y con total rapidez y precisión se puso detrás mio rodeándome por la espalda y apretó con sus fuertes manos la base de mi estomago de forma certera haciendo que diera una ligera arcada y expulsara la bola de comida atascada en la vía respiratoria, pude entonces respirar aliviado y por un momento me sentí muy a gusto al estar rodeado por sus brazos y que me hubiera salvado. Aún me costaba respirar y seguía con el rostro rojo y los ojos algo llorosos por el esfuerzo pero estaba a salvo gracias a él. Acepté la botella con agua y bebí con cuidado, me dolía un poco al tragar pero ya había pasado lo peor - Arghh.... N-No sé que me paso... Gracias, me has salvado la vida, ahora te debo una... - Le abrace de forma espontanea en un tono agradecido y algo tierno, realmente era como un daddy protector y por un momento no me importó que estuviera pegado a su pecho desnudo y que el me diera palmaditas en la espalda, o que la gente pudiera vernos, por suerte no habían curiosos viendo la patética escena de mi ahogo. Tras unos segundos prudentes me despegué de él y le sonreí agradecido - Eres mi nuevo héroe, Daddy Jay jaja - Le dije bromista intentando mantener la calma y la normalidad luego de aquel extraño momento. Vamos que podría haber muerto, esa experiencia cercana a la muerte te hace replantear un poco las cosas, de que la vida hay que disfrutarla a cada instante porque uno nunca sabe cuando la parca viene a buscarlo. Tampoco significaba que iba a reventarme y pasar de fiesta en fiesta desde ahora pero por lo menos intentaría disfrutar sobretodo de estar en compañía de Jason y a no ponerme tan nervioso y no tener miedo de expresar lo que pensaba o sentía.

Suspire hondamente y sonreí. Era cierto habíamos programado una cita aquella misma noche, sería mi primera cita no sólo en esta ciudad, sino la primera cita en general que tenía con otro hombre estaba dando un enorme paso sin duda. - Ni lo digas, no queremos terminar con la cita en la clínica... - Le convide a que volviera a sentarse demostrándole que ya estaba bien y que podía seguir comiendo y me seque el sudor del rostro con un pañuelo - Creo que más rato me meteré al agua que con el ahogo me dio hasta calor... Si que eres fuerte Jay y muy inteligente, no todos saben que hacer en estos casos - Le conteste casi felicitándolo, ya que por lo general muchos musculitos eran descerebrados pero Jason combinaba físico y mente por igual de forma armoniosa. Era el hombre perfecto, inteligente, culto, sensible, sexy, guapo, fuerte, rico. ¿Que mujer no lo querría? ¿U hombre? Yo lo querría, podría llegar a quererlo. Volví a suspirar mientras tomaba un rollito de sushi con cuidado esta vez para no repetir la escena anterior. - Tranquilo, ya estoy mejor fue más el susto que otra cosa... No sé cómo logras comer tanto y no atorarte jaja, tienes razón ser alto tiene sus ventajas y tanto musculo son perfectos, un sólo apretón y listo... Pero ser pequeño tiene sus ventajas igual... Dicen que todo grandote necesita un chiquito a su lado - Le dije en un tono cómplice guiñándole un ojo.

"¿Estas coqueteando con el mayor Demian? Podría ser tu padre", me preguntaba a mi mismo extrañado por aquel avance por lo menos no me había vuelto a atorar, bueno no realmente, mi padre tenía más de cincuenta y si bien era calvo como un huevo estaba arrugado como pasa, en cambio el otro era un peladito sexy cuya edad le sentaba muy bien de hecho estaba en su mejor momento, era un perfecto daddy cómo de película porno, en este caso yo sería un twink de esos con los que ligan siempre en las películas. Ojala la vida fuera tan simple como una película guarra, pero no a mis veintiún años seguía siendo virgen mientras el resto de los chicos del mundo ya lo habían hecho con Pedro, Juan y Diego y estaban más gastados que llanta de bicicleta, en realidad me aterraba un poco acostarme con otro hombre por primera vez, que además ni siquiera lo disfrutara y me doliera a mares, y que aquello fuera sólo un follada tonta sin sentido, en realidad buscaba alguien a quien amar realmente y entregarme, algo muy difícil de encontrar en este mundo. Aún no sabía si aquel daddy era gay, quizás sólo estaba fantaseando en vano y era incluso homofobo y me sacaría la madre si le coqueteaba. Pero por un momento pensé que iba a decirme algo al respecto antes de que lo interrumpiera con mi asfixiadera y me asalto la duda. - ¿I-Ibas a decirme algo antes de que me atorará cómo un bebe verdad? ¿Que ibas a contarme? -


ELITE
ELITE
Mensajes : 18

Fecha de inscripción : 21/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jason B. Cooper el Mar Abr 26, 2016 1:41 am
El arranque momentáneo de Demian me tomo por sorpresa, no me molesto para nada, de hecho fue agradable, es bastante agradecido el muchacho y no podía negarme, es bastante agradable. - No te preocupes Demian, no es nada, no iba a dejar que te ahogaras, eso seria un disparate, era lo correcto por hacer - lo que si me impacto bastante fue cuando me llamo Daddy, me hizo sonrojar un poco porque era bastante divertido y pervertido a la vez. Me sentí aliviado cuando se separo de mi porque tenerlo tan cera y poder oler su rico aroma no podía traer nada bueno, yo era muy de olores y eso la mayor parte del tiempo me excitaba demasiado y no quería que Demian pensara que yo soy un pervertido aunque lo soy, solamente en la cama, además si me estaba diciendo Daddy no me ayudaba en nada, así que solo desvié la mirada para ver a gente desagradable ponerse bloqueador solar, simplemente no necesitaba esto ahora mismo, debía controlarme más, tal vez por la falta de intimidad en el ultimo mes. Sacudí la cabeza para dejar de pensar en eso, la culpa la tenia él.

Era obvio que Demian me estaba coqueteando un poco, la verdad es que no me molestaba para nada de hecho es lo que quería porque no quería volverme loco por lo que él me estaba provocando y esto no significaba que iba a intentar algo con él, solo que así no me sentiria frustrado. - Ham... no recuerdo lo que estaba hablando - me reí nervioso, realmente ya no se lo que estaba hablando con él. Entonces mis amigos llegaron, cada uno llego con alguien, no perdían el tiempo y eso me hizo gracia, yo les presente a Demian obviamente y sorprendentemente no dijeron nada, no se burlaron ni mencionaron nada, solo le dieron la bienvenida a Demian al grupo, ya eramos ocho en total. Uno de ellos propuso que hiciéramos una competencia de castillos de arena, así matariamos el tiempo de aquí a la hora de la fiesta. La idea era dos equipos de cuatro contra cuatro a ver quien hacia el mejor castillo en dos horas. - ¿Que dices Demian, te animas a ser de mi equipo? - no le quedaba de otra, ya se habían formado los equipos. Pusieron un cronometro para empezar la competencia, eramos Demian, yo, mi amigo y su amiga, mía migo es heterosexual de hecho y claro.

Empezamos a marcar el terreno y traíamos arena a esa área marcada, al no tener una cubeta o algún recipiente, tome la canasta, la vacié y junte arena para llevar,a mis musculos me ayudarían para la tarea, era el único del equipo tan grande y fuerte. Dejamos que Demian y mi amigo se encargaran de distribuir la arena mientras la rubia y yo traíamos arena y agua para ir moldeando el castillo. Así paso la primera hora, ya íbamos a la mitad, iba a ser un gran castigo pero aun nos faltaba bastante. Al termino de dos horas ambos equipos hicieron sus castillos pero uno era claramente el vencedor y ese era el nuestro gracias a las ideas de Demian, el nuestro se veía seco y bien hecho mientras que el de los otros era una plasta húmeda. Al celebrar cargue a Demian entre mis brazos y no me di cuenta que eso podría iniciar algo, igual no importaba, estaba bien con eso si pasaba o sino. - Tú nos hiciste ganar! - estaba pasando un buen rato. Además el sol ya estaba descendiendo, en un rato más seria la fiesta de arena en la playa. - Oye, aun falta un rato para la fiesta, ¿Quieres ir a caminar y comprar un helado? - esperaba que me dijera que si, él me gustaba y estaba decidido a ver si yo le gustaba a él o solo me había hecho ideas bobas con sus coqueteos.




'cause i've done some things that i can't speak
ELITE
ELITE
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 22/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Demian Greenwood el Mar Abr 26, 2016 1:59 pm
No sabía si se molestaba por decirle Daddy pero al parecer algo le provocaba al mayor, quizás mi tono inglés provocador o aquel significado algo más sexual, no quería que pensara mal de mí y que pensara que quería seducirlo solamente por su físico o por su aparente riqueza, aquel hombre despertaba mi interés cómo nunca antes me había pasado. De seguro tenía fila de chicos a su disposición con cuales divertirse y que estarían dispuestos a hacer lo que quisieran con él, no estaba ni ahí con pasear con un crió como yo que nunca había estado con nadie y mucho menos sentir una emoción cercana a enamorarse. No obstante con Jason me sentía muy a gusto, era muy agradable y atento y al parecer yo también le agradaba pues habíamos congeniado a primeras y no tenía que actuar como un frió y engreído inglés, aquel americano sacaba lo mejor de mí sin darse cuenta. - Gracias de verdad... Te ganaste esa cita totalmente, no suelo tener muchas citas pero contigo lo estoy pasando muy bien - Le confesé, en realidad nunca había tenido una cita, pero tampoco quería decirle aquello y que me malinterpretara o pensará que era un novato, no era una cita romántica sólo de conocidos que se estaban haciendo amigos, pero no podía negar que había algo más dando vueltas por ahí entre mi cabeza y el mayor. Note que se puso algo nervioso con mi pregunta, era la primera vez que lo veía así y lo encontré tan adorable que me tuve que aguantar las ganas de abrazarlo de nuevo y darle un beso. Algo quería decirme pero no se atrevía quizás por miedo o porque malinterpretara sus palabras, quizás debía decirle algo yo y entonces del dicho al hecho iba a contarle que en realidad me gustaban los chicos y sobretodo él - Jay, yo en realidad... Quería decirte que... - Estaba a punto de que salieran el resto de las palabras de mi boca y soltar toda esa emoción contenida, cuando fui interrumpido abruptamente por los amigos de Jason que regresaban al lugar y no pude completar la oración quedando con un nudo en la garganta. Suspire y sonreí algo azaroso pero salude con elocuencia y gracia a los presentes, todos parecían ser de mi edad y me recibieron con alegría mientras se presentaban - Hola soy Demian Greenwood, soy su vecino de playa jaja... Un gusto chicos... - Les conteste en un tono jocoso mientras estrechaba las manos de los caballeros y les daba un beso gentil a las damas como todo un gentleman inglés.

No sé en que momento entremedio de la conversa y la comida se les ocurrió armar una competencia de castillos de arena y aplaudí entusiasmado por la idea, de reojo mire a Jason esperando poder estar en su equipo, no le quedaría otra ya que yo era el pajarito nuevo que la llevaba, a él parecía encantarle la idea de que estuviera en su equipo pues estaba muy contento - ¡Claro Jay! Soy buen arquitecto... Les daremos una paliza - Le dije dándole una palmada y entonces se separaron los equipos y quede con la chica rubia y el que parecía ser su novio, era un chico bien guapo pero al lado de Jason no había comparación. Nos distribuimos el trabajo en equipo para hacer el mejor castillo y recordé mis clases de escultura y alfarería, así que comencé a guiar para hacer una especie de plato gigante con la arena para que fuera la base de la estructura. Hacia un poco de calor y la arena me molestaba por lo que me quite la fina camiseta de Armani y quede con el torso desnudo - Bien tenemos que hacer una base bien firme y necesitamos unos cuantos pilares... Que bueno que siempre ando preparado - Sonreí mientras tomaba los palitos de sushi e iba colocándolos en las esquinas para que funcionaran como pilares los fui amoldando con la mezcla de arena y agua para que quedara firme. Luego con el cuchillo fui modelando las paredes, las torres y almenas, me divertía haciendo aquello mientras veía al otro equipo cómo hacían un castillo muy deplorable y obviamente me deleitaba con la vista de Jay que continuamente traía más y mas arena con sus fuertes brazos y ayudaba a construir note que sus manos eran propias de un artista o de alguien que sabía como ocupar las manos.

Recién ahí me percate que al parecer todos andaban emparejados y recién ahí caí en cuenta de que el único soltero era Jason y por lo tanto yo era su pareja. ¿Acaso sus amigos pensaban que yo tenía algo más con Jason? Por lo menos mientras Jay y el otro chico estaban con los baldes cera del mar, la chica rubia me dijo que hacíamos una pareja muy adorable y que Jason estaba muy contento conmigo que hace tiempo no le veía así por otro chico, osea sin darse cuenta la tipa me estaba confirmando que a Jason le gustaban los hombres y lejos de molestarme me sonroje más - ¿Tu crees eso? E-En realidad lo conocí recién hoy... - Iba a decir algo más pero en ese momento llegaron los hombres con el cargamento de arena. El castillo estaba quedando genial - Falta decorarlo un poco... Son puntos extras - Le sonreí a Jason mientras tomaba un par de servilletas rojas y hacia unas pequeñas banderas para colocarlas en las torres, también le coloque ventanas usando los pequeños pocillos de plástico y hasta un puente hecho con un pedazo de cartón y latas de soda. Todo servía y de pronto aquel castillo de arena parecía el mismísimo Palacio de Buckingham en todo su esplendor. El tiempo se cumplió y era obvio el ganador, el castillo contrario apenas se sostuvo de pie y entonces celebramos todos y entonces maravillosamente Jason me cargó en sus brazos y yo le abrace con tanta fuerza como si el Manchester United hubiera ganado la Premiere League, por un segundo pensé que aquella victoria terminaría en un beso, no me importo que estuviéramos mojados y llenos de arena, yo estaba radiante de felicidad.

- Wow we win!... We are the champions! We are the champions. No time for losers 'Cause we are the champions of the world. - Sonreí cantando contento un poco mientras volvía a poner los pies en el suelo, todos estaban muy felices y celebraban el triunfo - Buen trabajo Jay con esos brazos fue que ganamos que manera de traer arena jeje... Hacemos un buen equipo... - Le guiñe un ojo sin duda aquella tarde estaba convirtiéndose en una de las mejores de toda mi vida y aún faltaba el atardecer y la noche. - Me encantaría, pero ¿Que tal si primero nos sacamos una selfie con el castillo? Ven ponte conmigo, pónganse todos, los perdedores también - Sonreí mientras tomaba mi iPhone 7 y lo ponía en modo de cámara extendiendo el brazo para que aparecieran todos, obviamente quede al lado de Jay abrazándole y con el resto de los amigos alrededor mientras de fondo se veía el lindo castillo. Era una foto hermosa digna de un recuerdo - Quedo genial... Gracias chicos son todos muy simpáticos - Le tome un par de fotos más al castillo y a Jay que se puso también posando, parecía un rey muy hermoso sin duda. Le tome del brazo, en ese momento la rubia que ya a esas alturas era mi amiga, me hacía una seña cómo de que me la jugará con el grandote y solo reí nervioso, todo podía pasar aquella tarde y no me importaría, estaba a gusto y feliz, desde la muerte de mi madre que no me reía. - ¡Vamos a dar una vuelta! Me lo estoy pasando genial Jay... ¿Y tú?... Gracias por este día, me hacía mucha falta... Hace tiempo que no me reía -


ELITE
ELITE
Mensajes : 18

Fecha de inscripción : 21/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jason B. Cooper el Miér Abr 27, 2016 12:09 am
Me gustaban las ideas de Demian aun cuando fueran tan hipsters como tomarse la selfie con el castillo, de igual forma sonreí, estaba contento y que bueno que teníamos una foto para recordar este día. Me puse a lado de Demian, abrazandolo por detrás para estar juntos, el pretexto era simple, debíamos salir todos en la foto junto al castillo, entre más cerca pues mejor. Un par de fotos más y estábamos listos para irnos de paseo antes de que la fiesta comenzara, nadie me extrañaría porque todos tenían a su alguien con quien pasar la tarde y yo quería pasar el rato con Demian porque me agrada bastante su entusiasmo. - Muy bien, vamos entonces Demian - fui rápidamente por mi tanktop y mi calzado para no andar descalzo aun cuando andaramos por la playa, para ir a los helados había que pasar al muelle y no me apetecía andar descalzo. Regrese con Demian y empezamos a caminar por la orilla del mar, mojando nuestros pies mientras íbamos hacia el muelle - Me alegro mucho de que la pasaras bien Demian, me alegro de haberte conocido - me reí un poco, no me dieron nervios, lo que le decía era cierto.

Mientras caminábamos, el sol descendía poco a poco, el cielo se ponía de un color rojo muy intenso, muy impresionante a la vista - Me sorprendió un poco que te llevaras tan bien con todos, de hecho les agradaste mucho, eres bastante social y muy bueno con la gente - le sonreí de lado a lado, el aire nos golpeaba con leve fuerza, fue bastante agradable a decir verdad - Espero quieras volver a reunirte con nosotros, seguro van a hacer alguna fiesta en la semana o tal, me encantaría que vinieras, yo casi no invito a nadie porque no muchas personas soportan a mis amigos, tu pareces llevarte bien con ellos, así no pasare esas interminables fiestas solo - me reí por lo bajo y le di un empujón con el brazo, estaba coqueteando un poco con él y no se si eso sea lo más indicado, aun no se si es homosexual, lo que menos quiero es que se ofenda o se sienta sexualmente acosado, él me cae bien y quiero ser su amigo, sea hetero o no.

Llegamos a la heladería del muelle y entramos, no había cola afortunadamente - ¿De que te gusta el helado Demian? - yo miraba los distintos sabores, no era tan extravagante, solo me limitaba a los sabores básicos así que pedí un Danes, mitad chocolate, mitad vainilla con un poco de nuez y jarabe de fresa. Despues de que nos dieran nuestros helados, seguimos nuestra caminata - Oye Demian quería preguntarte algo - era una duda y de esa manera sabría como actuar - Cuando dijimos que era una cita... me refiero a la cena de más tarde, es una cita de amigos claro, pero lo que quiero sabes es... ¿Eres heterosexual o...? - no se porque siempre me costaba esto con la gente que conocia.




'cause i've done some things that i can't speak
ELITE
ELITE
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 22/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Demian Greenwood el Miér Abr 27, 2016 1:41 am
Sonreí mientras me limpiaba con la toalla los restos de arena y me colocaba la camisa nuevamente y las sandalias, me despedí de momento del resto del grupo pues ya volveríamos a vernos para la fiesta, ahora estaría a solas con Jason y aprovecharía ese instante para dejar que las cosas fluyeran, me sentía muy a gusto con su compañía y cercanía en todo momento, había una especie de química especial, un tacto que se había dado sin forzar las cosas. Sólo había algo de nervios por no saber bien lo que pensaba el otro de mí, de que no me malinterpretara o pensará que me estaba aprovechando de su cortesía y simpatía conmigo, que no sintiera que estaba confundiendo las cosas o sobrepasando el limite de la amistad con el del romance. Pero había algo especial que nunca me había pasado con otro hombre y quería prolongar esa sensación de bienestar lo máximo posible. - Yo igual, es extraño que les haya caído tan bien.... En general soy muy huraño, tímido y distante con la gente, pero contigo no sé que me pasa, me siento muy contento... Me siento cómo soy realmente - Asentí sonriente mientras jugaba con mis pies en el agua algo infantil pero era divertido sentir las aguas cálidas de las playas de California en mis pies, me hacía sentirme libre. - Eso si soy muy bueno, me gusta siempre hacer sonreír a los demás y me preocupo por que se sientan bien... Si tengo que ayudar a alguien siempre estaré allí - Le dije en un tono humilde mordiéndome el labio pegando una ligera palmada en la espalda del grandote.

El atardecer estaba comenzando y el cielo se teñía de malva y violeta, de una forma cálida y hermosa muy romántica, como una pintura de Monet. Era el ambiente propicio para que las parejas expresaran su cariño y amor. En el fondo ambos estabamos solos yo desde siempre y Jay quizás desde cuanto, pero era obvio que la soledad le afectaba tanto como a mí. Notaba al ver como muchos aprovechaban el atardecer para besarse o acurrucarse. Algún día estaría con mi novio y estaríamos igual como esas parejas felices. "¿Sería Jay acaso? Podría alguna vez darme el lujo de estar con alguien así cómo los demás" Miraba a Jason sus ojos se veían aún más brillantes y penetrantes con aquella luz. Suspiré disfrutando el aire que jugaba con mi pelo - ¿De verdad? Por lo menos conmigo fueron muy amables, supongo que les caí muy bien... Con gusto iré a una siguiente fiesta si tu me invitas... - Le dije también coqueto. ¿Él estaba coqueteándome también? Sonreí algo extrañado, era la primera vez que alguien se me insinuaba o por lo menos que quería que se me insinuara. Después de todo ya había descubierto sin quererlo que el mayor ser gay y ademas estaba soltero y quizás yo le atraía. Me agarre entonces de su brazo fingiendo que tenía algo de frió por la brisa una tontería absurda si consideramos que Londres es mucho más helado que Los Ángeles, pero quería tenerle cerca de mí. Era un brazo grande casi el doble de uno de los míos pero a la vez era cálido y suave. Nunca me había sentido tan protegido como ahora.

Llegamos finalmente a la heladería y había poca gente supongo que la mayoría estaba esperando para la fiesta. Mire entusiasmado la barra con todos los helados como un niño pequeño pero rapidamente había escogido mi favorito de toda la vida - Uno de vainilla y chocolate crocante con nueces... Y jarabe de strawberries - Dije con un pequeño grito de satisfacción y note que por azar del destino o casualidad de la vida Jason había escogido el mismo helado que yo y le mire aún más encantado, mi corazón estaba acelerado sólo por algo tan simple de descubrir que compartíamos el mismo gusto - ¡Son los mismos! Esta es una señal - Exclame sorprendido y a Jay pareció llamarle la atención aquello también. Finalmente nos fuimos a comer el helado y seguir con la caminata por el muelle. Entonces pensé que era el momento de aclarar las cosas y decirle lo que me estaba pasando en estos momentos, pero él pareció adelantarse y me sorprendió con aquella pregunta - ¿Tu crees que soy heterosexual?... Yo pensaba que tu eras heterosexual y quizás te apartarías de mí por eso... - Le mire algo curioso ¿No se había dado cuenta que todo el rato he estado coqueteandole? Quizás torpemente por ser un inexperto en las lides románticas, pero por último hubiera notado que no era heterosexual. Note como entonces la boca de Jay estaba manchada de vainilla y me acerque hasta él, poniéndome de puntillas para limpiarle y me apoye con una mano en su hombro mientras sostenía el helado con la otra, me moría de ganas de besarle, pero temía no hacerlo bien y que se espantará y adiós cita, pero finalmente bese tiernamente su mejilla cerca de la comisura de su labio limpiando aquella mancha dulce, me separe tras unos segundos para mirarle a los ojos y le esboce una sonrisa sonrojada - ¿Esto contesta tu pregunta y tus dudas Jay?... -


ELITE
ELITE
Mensajes : 18

Fecha de inscripción : 21/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jason B. Cooper el Miér Abr 27, 2016 2:55 am
Yo podía entender porque Demian pensaba que yo era heterosexual, tengo un físico tosco y masculino lo cual es también estúpido porque el físico no debe determinar la sexualidad de nadie, pero así es la cosa, los estereotipos han arruinado a las personas. Mire a Demian directamente y sonreí un poco - La verdad es que cualquiera podría confundirse, en estos tiempos las preferencias sexuales son variadas y ya no son tan obvias o al menos no necesitan serlo, yo estaba más a favor de que fueras gay, es obvio por que, me agradas bastante - despues de eso él me beso cerca de los labios, fue un momento que no me espere, y antes de que siguiéramos, me acerque a él para besarlo en los labios, no me gustaba perder el tiempo aunque tampoco era de cumplir cada impulso, pero este no podía negármelo. Mis labios cubrieron los ajenos, fue muy dulce el beso no solo porque era un beso al atardecer, sino porque habíamos comido helado los dos y lo hizo más rico.

- Creo que si - me reí un poco, me sentí ahora como un tonto, yo no solía ser así, me sentía tímido de alguna manera, normalmente soy más rápido si alguien me gusta, al menos para dejárselo en claro pero con Demian fue diferente, muy diferente. - Bueno, sigamos que tenemos que llegar a la fiesta, ya pronto empieza - lo iba a tomar de la mano pero se me hizo una cursilería así que caminamos juntos, muy pegados. - Estaba pensando que tal vez podría irme de regreso contigo para ahorrar tiempo, me dejas en mi casa para que me arregle y despues pasas por mi - sonaba extraño que alguien pasara por mi pero era practico, yo no traía mi auto y prefería irme con Demian de regreso, platicariamos más. - No me dijiste aun a donde te gustaría ir a cenar, yo de verdad puedo ir a donde tú quieras, como de todo - aunque si soy honesto con lo que quiero, deseaba cenarme al acompañante más que nada, no se lo diría ahora, aun debía ver como reacciona a ciertos comentarios.




'cause i've done some things that i can't speak
ELITE
ELITE
Mensajes : 26

Fecha de inscripción : 22/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Demian Greenwood el Jue Abr 28, 2016 11:17 pm
Sentía cómo que podía contarle todo al mayor, le tenía plena confianza y eso me hacía sentir seguro, sentía que podíamos llegar a ser grandes amigo o más incluso. Por un instante me imagine cómo sería tener una pareja cómo él y de seguro lo pasaríamos muy bien además de que podriamos apoyarnos en todo. Quería conocerlo mejor sus gustos, sus miedos, sus rabias, sus alegrías sus penas y algún día ser parte de todo eso. No sería fácil porque nunca he tenido una relación pero tampoco me negaría esta vez a tener algo si se daba la ocasión y si habían sentimientos de por medio. Me sentí más tranquilo de saber que ambos teníamos las mismas preferencias sexuales - En realidad tenía la duda pues vamos tienes toda la apariencia de un heterosexual, pero hubo algo que me hizo pensar distinto... Tu también me agradas bastante y esperaba que fueras gay... - Sonreí venciendo mis medos y las trabas típicas que los estereotipos de la sociedad imponen. Aquel beso timido se volvió entonces de pronto en un beso más profundo y cálido, suspire mientras probaba esos labios dulces y sentí como si flotar en el aire del atardecer rodeado de aquella atmósfera especial y romántica que entregaba la playa

- ¿Sabes que acabas de darme mi primer beso, Jay?... - Dije sonrojado y azaroso mirándole algo tonto y timido, me gustaba que él también se sintiera así cómo volado, me relamí los labios como queriendo atesorar ese primer beso - Me gusto mucho... Supongo que no será el último - Le dije en un tono bajito, llevando mi dedo a mi labio en un tono curioso, había sido todo tan diferente nunca me hubiera atrevido a besar a otro hombre menos en publico y ahora lo había hecho, se había dado todo para que quisiera ese beso y no me arrepentiría nunca de habérselo dado. - Vamos a la fiesta... - Sonreí mientras caminaba muy cerca de él, tampoco quería ser demasiado meloso ni cargante, sólo ser acorde a la situación tan bonita que se había dado. Escuche su propuesta de que lo llevara en mi auto a su casa, lo encontré muy tierno y a la vez sugerente, era una forma de decirme que quería que fuera a su casa antes de cenar, me encantaría conocer su casa en realidad

- Claro, por mi no hay problema yo te paso a dejar y así aprovecho de saber en donde vives... - Asentí dándole una suave caricia en la mano la cual finalmente tome para seguir caminando, me encantaría saber hasta dónde llegaríamos aquella noche larga, pero me dejaría sorprender, tampoco quería apresurarme de a primeras y sabía que él estaba probando hasta dónde sería capaz de llegar con él. No negaría que tenía algo de nervios, sólo esperaba que con el paso de las horas él dejara todos mis nervios atrás. Escuche su pregunta y pensé un momento algo que pudiera gustarnos a ambos y luego le sugerí entusiasmado - Yo igual cómo de todo, pero tengo ganas de comer algo bien americano bueno italo americano en realidad... ¿Que tal unas pizzas?... Algo simple y rico, a mi me encantan y de seguro acá son más ricas que en Londres, además se que te gusta comer harto ¿Que opinas, Jay? -.


ELITE
ELITE
Mensajes : 18

Fecha de inscripción : 21/04/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.