I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

First Day of a New Life [Griffon A. +18]

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Marshall T. Thompson el Miér Sep 21, 2016 1:01 pm
Mi vida había cambiado en un abrir y cerrar de ojos. O probablemente había sido un cambio mucho más largo y tortuoso. Los pasos los había dado yo al inicio, dando lugar a que toda la tragedia socioeconómica cayera sobre mi familia. Ahora no les tenía a mi lado, pero tampoco tenía mis ropas de diseñador, mis pares de llaves de autos deportivos, el celular más moderno que me acompañaba en todo momento, o las notificaciones que avisaban que tendría una nueva sesión de sexo en poco. Los lujos, los caprichos, todo había finiquitado y en su lugar se reemplazaba con un sucio mundo que se abría ante mis ojos.

Según el hombre mi propio padre había ofrecido el trato. Según el hombre mi propio padre había decidido que su vida era más importante que mi libertad, la de su hijo menor. Sacudí la cabeza repetidas veces ante la horrible idea que trataba de meter a mi cabeza, no tenía una especial relación con mi padre pero sabía que no podía ser tan descarado, vil y frío, debía tener un límite, y ese límite tenía que ser yo, ¿cierto?

Pero no había tiempo para pensar en las mil alternativas o razones por las cuales esto sucedía. Solo sabía que estaba ocurriendo y yo era la nueva víctima en una serie de horribles experiencias que seguro viviría.

En el camino hacia abajo forcejeé contra dos hombres grandes que me llevaban hacia mi destino, me repetían que muchos hombres se iban a divertir con mi morenito cuerpo, que querían ver mi rostro cubierto en la lefa de cientos de clientes que pagarían una cantidad tan baja por verme realmente humillado, a mí, al hijo de un traficante que había traicionado a grandes nombres de Estados Unidos, a mí, a un ex riquillo que pensaba convertirse en un gran deportista, a mí, al que tenía una camisa “Lacoste” y ropa interior “Calvin Klein” en camino a aquel horrible destino.

Déjenme ir, tengo amigos… tengo amigos ricos, puedo pedirles dinero, puedo darles mucho dinero si me dejan ir, por favor —les rogué a los gorilas que terminaron por empujarme dentro de aquel extenso sótano mientras se reían y repetían que en cualquier momento mi nuevo propietario aparecería. Griffon Arkwright aparecería en mi vida, esta vez no para amenazarme, sino para poseerme.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 7

Fecha de inscripción : 17/09/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por A. Griffon Arkwright el Sáb Sep 24, 2016 2:57 pm
Me paseo en albornoz porque me da la puta gana. El tejido es oscuro y hace color con mi ropa interior, un bóxer prieto y negro de Armani. El albornoz, abierto y sin abrochar, deja al descubierto mi pecho y mis piernas recubiertas de vello bien repartido. Mis músculos están rígidos, fuertes y bien marcados. Tanto en el tronco superior como en el inferior muestro los mismos síntomas, pero no solo de machacarme en el gimnasio sino también, por el elevado esfuerzo físico que acabo de realizar. Voy completamente descalzo por los pasillos de mi local estrella. Desde el parking he dejado un reguero a mi paso. La bolsa de plástico negra que sujeto entre mis manos tiene alguna que otra perdida. Sudo. La muy condenada pesa y mucho. Noto el sudor acumulándose entre mi pecho y mis antebrazos. Los huevos también me están sudando. Estoy agotado y encima, tengo ganas incontrolables de cagar. Subo las escaleras de emergencia y accedo al segundo piso. No es bueno que los clientes me vean de esta guisa en el local; aunque la realidad es que, en el pasado, ya lo ha hecho. Quizás no es buena idea que me vean acompañado de viejos amigos. No es bueno que me vean con nadie en este estado.

Cuando llego al baño del segundo piso dejo caer la bolsa. Esta suena con fuerza y de su interior, sigue brotando ese líquido pegajoso y espeso. Me meto en una puta cabina y no me extraña ver restos de mierda en su interior. La taza está salpicada de orina y en el interior hay un truño de dimensiones más que considerables. En la zona de la cisterna hay restos de lefa, alguien debe haberse pegado una buena paja en ese mismo lugar. Del bolsillo exterior de mi albornoz saco un cigarrillo. Lo enciendo mientras dejo caer mi ropa interior hasta los tobillos. Mis duras nalgas se posan sobre la taza llena de orina. Ni siquiera tiro de la cadena. Cago y lo hago de maravilla. Tanto alcohol, mierdas que me meto y estilo de vida hacen que esté siempre con el estómago revuelto. El líquido que sale de la bolsa se cuela ahora por debajo de mi cabina. Cuando termino me levanto sudando ahora, aún más. Me limpio el culo con un trozo de papel considerable. Joder, parece que no termino nunca así que entre calada y calada dejo la tarea a medio hacer. Si alguien pasara la lengua entre mis nalgas encontraría una curiosa mezcla de restos de mierda y sudor. Antes de salir del baño me agacho y agarro con ambas manos mi prenda de última colección. El puto calzoncillo me queda jodidamente ajustado. Pocas personas pueden presumir de tener una joya como la mía entre las piernas.

Salgo rumbo a las plantas inferiores, concretamente me dirijo al sótano. Tomo la bolsa de nuevo y la cargo hasta el último trayecto. Rory y su primo me ven pasar y me saluda. Un gesto vale para que capten lo siguiente que deben hacer; limpiar los restos que siguen cayendo de la bolsa que sujeto. Bajo la escalera. Unos últimos pasos. Cuando llego al sótano aprecio que no tenemos ventanas. La iluminación es muy tenue y el aire huele a cerrado y rancio. Hay muchas puertas, todas ellas cerradas bajo candado y llave. Me topo con un señor adinerado de unos setenta y cinco años. Le saludo con una sonrisa, pues es un cliente, aunque hoy haya decidido no gastar más de diez dólares en un chico. Cuando veo a tres de mis hombres dejo caer la puta bolsa al suelo. La cabeza de Morales sale rodando del interior de la bolsa. Su mano también se puede apreciar al quedar ahora abierta. – Cocinadlo todo bien para los perros – hablando de perros y viendo el resultado de mi último ajuste de cuentas, recuerdo la novedad que guardo entre las paredes del sótano. Nadie traiciona a Mr. Arkwright y sale ileso. El padre del chico, aquel al que tanto aprecio muestro durante años, me ha traicionado. Por suerte, he conseguido un pago que me ayuda y me satisface en mis momentos de duda. Enciendo otro maldito cigarrillo y me dirijo a aquella sala donde antes encerrábamos a los perros. Huele a mierda, todavía hay heces en el suelo; algunas de estas resecas. Escucho la voz del chico, sus intentos de sobornos y lamentos. Entro en la sala y me coloco desafiante justo delante del joven. Debe estar aterrado. Me encanta que lo estén antes de follarles el coño. No le digo nada, simplemente sonrío.


god damnit!
△ god damnit! | god damnit! | god damnit! ▽

CUNTS WHERE I HAVE CUM. JOIN THEM!:




CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 183

Fecha de inscripción : 26/01/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marshall T. Thompson el Sáb Sep 24, 2016 4:09 pm
Estar dentro de aquel sótano con tan mala iluminación me hacía sentir paranoico. El aroma y el entorno me hacían enloquecer. En otro momento habría llevado mi mano a mi nariz para taparla y tratar de ahuyentar las pestes que había ahí dentro, no obstante era imposible de hacer cuando mi nerviosismo tomaba lo mejor de mí y me hacía moverme de un lado a otro con la histeria inyectada en mi sistema. Mi mente no dejaba de repasar los últimos días de mi vida, ver a mi familia despedirse, ver a mi padre repetirme que esto había sido mi culpa, que se habían enterado por no poder mantener mi boca cerrada. Fruncí mi nariz ante tales recuerdos y mordí mi labio tratando de encontrar una salida a mi alrededor. Escuchaba algunos gemidos detrás de las interminables puertas y por instinto llegué a tapar mis orejas un par de segundos, una cacofonía horrible me rodeaba y me hacía tragar saliva con miedo, pensando que en algún momento yo sería uno de ellos, gimiendo con locura y desesperación, con pavor y odio, gritando por una pausa, rogando por un poco de cordura y misericordia.

Y de pronto, la puerta se abre y veo entrar a Griffon. Volver a verlo hace que me estremezca, un escalofrío recorre mi cuerpo ante la imagen del hombre mayor. Se encuentra vestido de una manera que en otro momento me hubiera parecido divertida, me habría burlado de él, repitiendo que era un marica por usar tales prendas, pero Griffon parecía de todos menos marica, su cuerpo estaba sudado, su aspecto demacrado y dominante indicaba que distaba mucho del cuidado e higiene que cualquier otro podría tener, yo siempre había llevado una higiene mejor, tenía piel suave por cremas hidratantes muy costosas, tenía manos carentes de cualquier marca por trabajo, estaba ajeno a rompeduras de huesos o cicatrices, era ahora un niño desvalido tras la pérdida de la fortuna familiar.

Tomé la parte inferior de mi camisa cara, aferrándome a ella con miedo. Seguramente las prendas que llevaba puestas yo costaba más que la mayoría de las vidas de los chicos que desprendían gemidos y llanto detrás de estas puertas, pero no creía valer tanto tampoco yo ahora.— Hice lo que me pediste… traicioné a mi padre, ¿por qué… por qué me haces esto, dude? No lo merezco, ¡no lo merezco! —grité histérico, buscando tratar con la parte más lógica que pudiera haber en él.— Te puedo dar dinero, te puedo dar otra cosa pero no puedes hacer esto, no es… no es legal, no es moral, no lo merezco. —y repetía, considerando que yo debía tener un gran futuro brillante, o al menos uno en donde pudiera disfrutar de mi libertad.
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 7

Fecha de inscripción : 17/09/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por A. Griffon Arkwright el Lun Sep 26, 2016 7:29 am
Mi sombra se dibuja monstruosa sobre el suelo lleno de heces y excrementos. La tenue luz de la estancia hace que se proyecte larga y borrosa. La forma deja de ser casi humana – ¿De verdad crees que tienes poder, o dinero suficiente, como para poder compensarme de otra forma? – hago una pausa mientras enciendo uno de aquellos cigarrillos que siempre me acompañan. El puto niñato grita e implora perdón de fondo - ¿Con quién coño te crees que estás hablando crio? – Tras dar unos pasos más al frente llevo una mano hacia atrás. Sin corte alguno, y pese a ser visto por muchos otros, me llevo el índice y el corazón a la grieta existente entre mis nalgas – ¡Joder! me tendría que haber limpiado mejor. Mierda puta. Que puta basura. – los restos de excrementos que no había limpiado bien producían ahora cierto picor en mi ano. La vagancia hizo que no utilizara todo el papel necesario. Mis dedos ejercen una violenta presión sobre mi ropa interior. Parte del tejido se sumerge entre mis fornidas y duras nalgas. Se adentran y establecen contacto directo con mi ano y alrededores. La sensación de alivio es inmediata cuando muevo los dedos en todas direcciones a modo de toallita que limpie todo aquel desbarajuste.

Tras acabar mi tarea me acerco al chico y deposito los dedos, que hace apenas unos segundos he introducido en mi culo, cerca de la nariz del muchacho. Mis chicos se ríen y yo miro aquellos ojos rebosantes de verdadero terror. – Lo único que puedes hacer ahora es dejar de lloriquear. No intentes comprarme con dinero de papá. Tu papaíto es el que te ha vendido a cambio de su vida. Me resultas molesto. Mucho. No querrás verme enfadado. – sentencio – Tu vida a partir de hoy carece de valor. Eres inferior a mis perros y por ello, vas a vivir a partir de ahora aquí. Rodeado de mierda, así que será mejor que te acostumbres pronto al sabor de ella. – mis chicos están alborotados por la forma en la que hablo a mi nuevo perro. Mis dedos vuelven al interior de mi culo y me rasco. Rascarse es agradable. Pero mis últimas palabras evocan una idea en mi mente mucho mejor. – Tumbadlo boca arriba – ordeno tras hacer un gesto con las manos.

Mis duros hombres doblegan al muchacho y hacen que pronto su espalda y trasero establezcan contacto directo con la suciedad y mierda del suelo. Apuro la última calada de mi cigarrilo y me acerco al chico. Mientras es forzado noto como el gordo y grandullón de Vincent aprovecha el momento para agarrar las partes del nuevo esclavo. Me molesta que toquen a mis chicos sin permiso, pero esta vez lo dejo pasar por alto. El chico está aterrado y sigue gritando y pidiendo el perdón. Cuatro hombres le sujetan contra el suelo. Dos a cada lado. De pie me sitúo justo encima de él. Sonrío mirando su cara. Luego me giro, doblo el albornoz para que no se manche en el suelo, y dejo caer mi ropa interior hasta mis tobillos. Con un pie a cada lado del cuerpo del chico encuentro el equilibro perfecto. Sigo sujetando mi caro albornoz para que no caiga al suelo. Mi miembro, sin erección, se muestra imponente y cae casi hasta mis rodillas. Pesa demasiado, siempre he pensado que pesa demasiado. Con una especie de sentadilla acerco mi trasero al rostro del chico. Supongo que a medida que bajo el joven puede apreciar el interior de mi grieta recubierta de oscuro y fuerte vello. El vello debe estar teñido de una especie de amarillo perteneciente a los restos de mierda de mi cagada anterior. Su voz se apaga cuando mi culo sella su boca. Con unos movimientos gráciles subo de arriba abajo sentado sobre su cara. A momentos me detengo e introduzco su nariz en la cavidad de mi ano. Se siente jodidamente bien cuando esta esparce mis restos de excremento entre las musculadas paredes de mis nalgas. Noto que le cuesta respirar en esa posición, así que aguando la postura cuando estoy sobre si nariz. Mi polla cuelga y toca su cuello y la parte superior de su pecho. Deseo hacerlo así que orino encima del joven. Su camisa poco a poco se empapa. Sigo sentado sobre su cara. Noto que se agita y mueve. El tejido de su ropa deja ir viendo el vello de su cuerpo, su silueta y cada centímetro de su anatomía. He bebido tanto que el proceso se alarga bastante. – Yo te bautizo, en el nombre del Padre, del Hijo, y del Espíritu Santo. – bromeo y mis chicos sueltan una carcajada ante tras grotesco espectáculo y semejante blasfemia. Como si se tratase de un perro, acabo de marcar mi nueva propiedad. Por un segundo hago una nueva sentadilla y me levanto un poco. La cara del chico es ahora de miedo y asco. Su rostro está teñido por una especie de crema amarilla. Me descojono de él y me vuelvo a sentar sobre su cara. Esta vez, dejando caer mucho más peso corporal sobre su cabeza. Espero que use la lengua pronto. Quiero que quede bien limpio.


god damnit!
△ god damnit! | god damnit! | god damnit! ▽

CUNTS WHERE I HAVE CUM. JOIN THEM!:




CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 183

Fecha de inscripción : 26/01/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marshall T. Thompson el Mar Sep 27, 2016 3:03 am
EMPLOYEES
EMPLOYEES
Mensajes : 7

Fecha de inscripción : 17/09/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por A. Griffon Arkwright el Sáb Oct 01, 2016 10:49 am
Vitoreos, sonrisas histéricas, ataques de risa, revuelo y hasta aplausos. Esa es la banda sonora que tiene la degradación total de una persona. Con mi meada, Marshall T. Thompson deja de ser humano. Pasa a formar parte de una organización de culto, una organización en donde en jerarquía se verá superado hasta por los perros que empleamos para alertar a la entrada del club. Su nueva estancia y vida le harán una idea de todo lo que deja atrás. Con Mr. Arkwright no se juega y eso, se lo hago demostrar cuando libero el ultimo chorro de orín sobre su barbilla; cuando noto que algo de meados cae en el interior de su boca pese a encontrarme yo sentado sobre su rostro. Sobre la marcha decido enviar al padre unas fotos de la suerte que correrá su hijo entre nosotros. El papá se la ha jugado al propio hijo. Supongo que prefería salvar su vida, e imperio, gracias a la entrega de su hijito. Lo que también creo es que papá jamás pensaría que esta suerte caería sobre su heredero. La muerte hubiera sido un final mucho más digno. Que tu hijo, aquel que lleva tus apellidos, se acabe convirtiendo en una putita cuya vida valga menos de diez dólares debe ser una verdadera pesadilla para alguien, que se cree importante, dentro de este oscuro mundo.

Las heces de los perros que rodean al muchacho se humedecen cuando mi orina, abundante, empapa al chico y posteriormente, el suelo. El chico yace sobre un charco de mugre y meados. Me levanto y noto que inevitablemente, mi bata se llena de mierda en la parte inferior. Decido quitármela y hacerla a un lado. La tiro al suelo y la dejo allí mientras se empapa de orín y mierda. Ahora de pie veo el color ocre de su cara. Permanezco de pie tan solo cubierto con mi ropa interior. Esa que muestra mis duras nalgas y mi grotesco miembro, ahora, ligeramente en erección. La crema de mi culo impregna su rostro. Denoto restos de heces sobre su tabique y labios. La sensación de picor es mucho menor, ya casi ha desaparecido. Sin miramientos decido que el trabajo debe quedar bien hecho. Me vuelvo a colocar en posición y libero de nuevo mis nalgas recubiertas de vello bien repartido. Mis nalgas aprietan con fuerza el rostro del chico y se centran sobre la nariz y boca. Enciendo un nuevo cigarrillo y disfruto durante un par de segundos. Los suficientes para que el chico comience a convulsionar y agitarse por ausencia de aire. – Si quieres seguir respirando deberás limpiar todo eso primero – digo con tono calmado e impasible. Mi voz, siempre tan dura, áspera severa y tosca. No tardo en notar como la ausencia de aire le da solo una oportunidad. O el chico comienza a lamer mi culo o este, morirá asfixiado por el culo y ano de su nuevo propietario. Me inquieto al pensar lo agradable que se debe sentir su lengua limpiando cada rincón de mi ano recubierto de restos de excrementos.

Con una nueva señal animo a los chicos que se acerquen. Lo hacen entre risas y bajo la mirada del terror del muchacho. Mientras espero que lama mi culo les obligo que meen. Que todos y cada uno de ellos orinen sobre nosotros. El calvo y feo de Owen es el primero en sacar su polla. Llena de pelos y pequeña, pero con una buena cadencia de disparo. Rory y el negro tienen grandes rabos. Rory lo tiene bastante duro pues sabe sus preferencias desde hace tiempo. Sabe que alguna que otra vez le he dejado follarse a estos putos esclavos. Los chicos mean. Un sinfín de pollas nos rodean. Orinan, se burlan y ríen. Una fuerte lluvia dorada cae sobre el cuerpo, casi inerte por asfixia, del joven de piel oscura. Inevitablemente, al estar sentado sobre la cara del muchacho, me llevo parte del recado. Mis pies descalzos, gemelos y hasta un poco de mis partes, se ven impregnados por las meadas de mis chicos. El joven Marshall T. Thompson, mi nuevo juguete, está completamente calado de pies a cabeza. A decir verdad, de pies a cuello, pues su cabeza anda ocupada en otra tarea. Una en la que se pone en juego su propia vida. Limpiar un culo con su lengua, o morir de una manera bastante extravagante.


god damnit!
△ god damnit! | god damnit! | god damnit! ▽

CUNTS WHERE I HAVE CUM. JOIN THEM!:




CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 183

Fecha de inscripción : 26/01/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.