I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Pour out (drank) | Jerome Bourdeu +18

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por A. Griffon Arkwright el Sáb Nov 12, 2016 5:04 pm
Sé que mañana será uno de esos días en los que, nada más despierte, seguiré notando ese incesante zumbido en mis oídos. No solo el pitido, sino también el sabor a alcohol y tabaco. La música suena con demasiada fuerza, tanta que puede que los vecinos duden si llamar o no a miembros de la autoridad de Beverly Hills. Conozco ya la respuesta. Nadie se va a atrever. Nadie lo hará. Nadie lleva la contraria a Mr. Arkwright. Absolutamente nadie. Miro a mi alrededor y me siento protagonista en esta especie de bacanal. Cuando miro a los invitados me cuesta centrar sus rostros. Muchos de estos están distorsionados. Se ven duplicados. El mundo parece ralentizado a mi alrededor. Parece como si alguien estuviera presionando mi frente mientras que otro se encargase de verter cenizas y ascuas sobre mis ojos. Al menos los invitados parecen estar pasándoselo bien. Supongo que en el fondo yo tampoco me lo he pasado nada mal. La gente que me rodea está prácticamente desnuda. Algunos se han desprendido por completo ya de sus ropas. Aunque ya les he visto, se me hace raro ver a mis hombres desnudos a mi alrededor. Se me hace jodidamente raro ver como se follan los unos a los otros como verdaderos animales. Shitskin ha perdido el control. El puto negro se ha puesto hasta el culo de todo. Ha intentado seguirme el ritmo, pero no ha sido capaz de conseguirlo. Jim parece disfrutar de cada embestida. El retrasado de Jim, no solo por su comportamiento sino por su leve discapacidad, parece disfrutar de lo lindo. No cuesta verle cascándosela por cualquier lugar, pero esto es mucho más extraño. El puto colocón de farlopa y alcohol me impiden analizar bien la situación. Me impide pensar en represarías o actos, que literalmente, pudieran salvar el culo del grandullón. Al otro lado de la piscina y sobre el césped, Jim ha bajado los pantalones del negro y le folla el grotesco culo, gimiendo como un perro desesperado. Supongo que simplemente quiere venganza. El bueno y retrasado de Jim es motivo constante de burlas por parte de mis chicos.

Apoyado, con los codos sobre el borde de la piscina, permanezco y contemplo un poco más el espectáculo. Luego decido echar otro vistazo alrededor de mi jardín. La decoración minimalista no lo ha sido tanto en cuanto al precio. Los chicos han estado horas poniendo cosas donde los especialistas le han ido indicando. Una vela por aquí y unos cuantos focos por allá. No sé muy bien que celebro, solo sé que tengo ganas de ponerme hasta las cejas de todo. La pastilla azul que me tomo en grandes cantidades también indica que es una noche de mal comportamiento. Una noche en la que ya he probado gran parte del elenco de The Red Joint. Mi buque insignia me ha proporcionado muchas horas de diversión. Cuando el trabajo o las situaciones me superan, acudo al centro y me follo durante horas a un buen puñado de muchachos. Sentado sobre una de las escalinatas que sirven de acceso a la inmensa piscina espero. Dos de mis empleados del bar se han tirado ahora al agua. No tardan en comerse a besos y en tocarse sus zonas más íntimas con deseo. Al bajar la vista noto una enorme sombra que me observa. Todo el largo y ancho de mi monstruosa polla, aún erecta por la pastilla, puede ser apreciados desde la superficie. Estoy completamente desnudo bajo el agua.

El ruido de un nuevo chapoteo llama mi atención ahora en el borde de la piscina. Denis, uno de mis primeros escorts en el club sale ahora del agua. Apoya sus rudos brazos sobre el borde y se alza con elegancia. Su culo se muestra sugerente y provoca cuando el chico sale de espaldas del agua. El mismo culo que llevo cerca de dos horas trabajando y follando bajo el agua. Cuando se inclina para salir temo que derrame algo de mi puta lefa sobre la superficie del agua. Llevo tanto embistiéndole que aún debe quedar algo ahí dentro. Detrás de mi cabeza tengo la copa de aquel selecto whiskey. Tomo un nuevo trago y la vuelvo a dejar en su sitio. Vuelvo a mirar mi erecto rabo desde la superficie. Introduzco una mano debajo del agua y agarro mi polla. La descapucho y tiro de ella un poco hacia atrás. Restos de semen, que han quedado atrapados dentro, salen ahora hacia la superficie. Llevo como cuatro chicos y de no estar drogado y haciendo uso de la viagra, sé que sería incapaz de seguir el ritmo. Tengo las pelotas secas, pero no tengo ganas de moverme de la piscina ni de sociabilizar con el resto de animales. Debo admitir que siento algo de frio tras estar tanto tiempo en el agua. Aviso a uno de mis hombres y me informan del siguiente. El nuevo. Aún no he tenido oportunidad de catarlo. Dicen que es muy válido. Eso espero. No quiero tener que lastimarlo para que así sea. La curiosidad me mata por saber quién será el nuevo. Necesito y pronto a alguien que me caliente y me acompañe bajo el agua. Me informan que el chico está a punto de llegar. Debe sentirse nervioso. Debe estarlo. Me lo voy a follar. Lo haré.
CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 183

Fecha de inscripción : 26/01/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jerome Bourdeu el Lun Nov 14, 2016 10:09 am
Desde mi llegada a este sitio no me había sentido tan nervioso, llevaba un par de horas tronándome los dedos mientras intentaba decidir que era mejor usar en esos momentos… ¿Importaba? Seguramente no. Por lo que había escuchado sobre mi empleador terminaría desnudo encima de cualquier sitio pero aun así no quería dar una mala impresión, no quería que pensara que no me tomaba enserio el empleo. Solté un ligero suspiro mientras me tumbaba en la cama, mi piel desnuda se estremeció ligeramente al sentir las finas sabanas de seda. Me llevé las manos hasta el rostro y después de pensarlo por unos segundos cogí el suspensorio de color negro que estaba al lado. Lo puse despreocupadamente sobre mi hombro derecho mientras me levantaba en dirección al tocador de la habitación, me miré en el espejo tomando un poco de humectante con los dedos y empezando a deslizarlos sobre mi piel desnuda. Deslicé mis dedos por cada centímetro de mis piernas mientras frotaba el humectante con cuidado, troné mi cuello ligeramente con un movimiento antes de colocarme el suspensorio cuidando que quedará perfectamente amoldado. Me coloqué un poco de mi loción favorita traída desde Francia, no demasiada como para hostigar de primer impulso sino la suficiente para dejar una buena impresión. Tomé una camisa negra de manga corta que me quedaba completamente ceñida, un pantalón de vestir de lino del mismo tono, zapatos recién comprados y al terminar de arreglarme salí en dirección a mi encuentro.

El calor del lugar era soportable, mucho más que las miradas de los otros chicos al verme pasar. Mis ropas dejaban muy poco a la imaginación. Respiré con fastidio mientras me colocaba mis lentes de sol y subía al auto que me llevaría hasta el lugar indicado. El trayecto hasta aquel sitio me pareció de lo más tranquilo, no quise preguntar nada al chofer y de hecho permanecí en silencio al igual que él hasta que se estacionó y dijo: - Te están esperando – asentí con una pequeña sonrisa mientras bajaba del automóvil e ingresaba en aquel lugar.

Quité las gafas de mis ojos y las colgué en la camisa mientras caminaba con paso firme hacia el interior del lugar, un sitio bastante interesante. Respiré profundamente mientras llegaba hasta la recepción del mismo, un sujeto con una sonrisa que deslumbraba pero que me parecía excesiva me recibió sin muchas preguntas: “ Te están esperando” resonó en mi cabeza. Sin cruzar muchas palabras fui guiado hasta donde se encontraba Mr. Arkwright, mis ojos analizaron la situación que pasaba frente a ellos y poco a poco mi nerviosismo fue desapareciendo y una sonrisa socarrona y lasciva se fue haciendo presente en mi rostro. “Saben divertirse” pensé mientras desabotonaba un poco mi camisa pues me pareció estar excesivamente vestido en esos momentos. Caminé con la mayor seguridad que pude con rumbo a la orilla de la piscina dónde se encontraba el hombre al que iba a ver, estaba nervioso no era posible negarlo pero trataba de actuar con la mayor naturalidad posible.

-¡Bonjour!- comenté con mi marcado acento francés mientras llegaba hasta el lado de Mr. Arkwright. El hombre era tal y como me lo habían descrito por lo que me sentí un tanto más tranquilo. Le dediqué una mirada mientras me inclinaba un poco para mirarle al rostro. –Soy Jey - comenté con un tono completamente lascivo sin dejar de mirarle.


Que l'amour des choses est tout simplement ce que je ne pense pas


Edad : 26

Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 07/11/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por A. Griffon Arkwright el Lun Nov 14, 2016 7:29 pm
Los pasos que escucho me hacen detectar que el chico ya está aquí. No hace falta tener el oído demasiado afinado, pese al colocón y la música, como para ser capaz de distinguir las pisadas de la única persona con calzado de toda la puta fiesta. Parece que quiere impresionarme. Espero que lo consiga. Por un instante cierro los ojos y decido no darme aún la vuelta. Me llevo la copa a mis labios y disfruto del aroma a barril viejo. Disfruto de la suavidad del licor colándose entre la comisura de mis labios. Suavidad que contrarresta con el ardor y quemazón que produce el añejo whiskey adentrándose por mi garganta. El hielo ya se desliza y toca y enfría mis labios, debo buscar a alguien que me rellene y rápido la condenada copa. Salpico un poco de agua fuera cuando decido girarme al escuchar su extraña voz. Cuando decido dejar la copa vacía ya sobre el borde de la piscina. Como odio el puto acento francés. Que puta tirria y asco me dan el condenado acento gabacho. Debo tomar medida, debo meter algo pronto en su puta boca para conseguir que se calle. De momento solo me he parado a ver sus zapatos. Nuevos, quizás para la ocasión de este primer encuentro. Lo primero que busca mi distorsionada mirada es la atención de uno de los putos camareros. Solo espero que ellos no hayan decidido meterse en medio de la puta orgia. Cuando lo doy por perdido y creo que debe estar felándosela a cualquier desgraciado de la fiesta, consigo dar con uno. Un simple gesto me vale para hacerle entender que lo único que quiero es otra puñetera copa. Espero que no tarde o tendré que ir a buscarla yo mismo.

Mis labios siguen aún fríos por el último sorbo. La gélida sensación contrarresta con el enorme calor que siento en mi grotesca polla. Al menos durante dos horas más tendré y sentiré el efecto de la cuantiosa ingesta de viagra que tomo al poco de iniciar el evento. La farlopa tampoco ayuda a que baje. – Joder Jey, o como coño te llames, hablas demasiado – me sincero denotando en mi voz el alto estado de embriaguez – ¿Quién coño te ha dado permiso para hablar? – muevo la cabeza a modo de desaprobación – Maldita sea gabacho, el whiskey da muchas ganas de mear ¿te pasa igual? – digo sin aún haberle mirado la cara. Sin corte alguno vuelvo a apoyar mis codos sobre el borde de la piscina. Los dos de enfrente ya ha comenzado a darse por el puto culo en uno de los extremos de esta. Lo veo doble, así que parecen cuatro montándoselo al otro lado. Apoyado sobre mis codos decido levantar las piernas y dejar que estas floten. El vello rasurado se puede intuir en mis perfectamente musculadas piernas. El tamaño de mis pies es casi tan grande y grotesco como el de mi polla. Me gusta tener los pies grandes, puedo patear mejor. Con la postura que adopto mi monstruo no tarda en asomar a la superficie. – Oh sí.  Joder sí – hago la cabeza para atrás y cierro los ojos. Agarro con un puño el tronco de mi rabo, lo descapullo primero y meo en medio de la puta piscina. Una ingente cantidad de orina brota de mi erecto y enorme rabo. Los meados brotan como si de una fuente se tratase. Llegan bastante alto y caen en forma de arco sobre la superficie de la puñetera piscina. – Joder gabacho. ¿Te gusta no es así? – No sé si hago referencia a mi monstruoso rabo o a la meada en sí. La verdad es que me siento bastante orgulloso de los dos.

Con un gemido acaba todo. El chorro pierde intensidad. Acaban por caer un ligero hilo de meados por el tronco de mi polla. Del agujero de mi nabo brotan unas tres últimas gotas que caen por mi rabo y se entremezclan con el agua de la piscina. El agua a mi alrededor se vuelve ligeramente más cálida. Me viene bien, pues llevo un tiempo sintiendo algo de frio. – Esto ya es otra puta cosa – me río yo solo sin saber muy bien por qué. Finalmente decido darme ya la vuelta. Me incorporo torpe, pues llevo mucho tiempo sentado. Agarrado al borde comienzo a ponerme recto. Me cuesta con todo lo que llevo encima, me cuesta guardar un poco el equilibrio. Cuando veo al chico lo veo por duplicado, pero el rostro que veo me gusta. La ropa ajustada que lleva crea bastante expectativas sobre lo que encontrar debajo. Al incorporarme parte del agua de la piscina lo hace conmigo. De mi pelo caen gotas de agua. Agua que recorre todo mi trabajado cuerpo. Las gotas recorren mi pecho y mi esculpido abdomen. Pasan también por los hoyuelos de mi espalda y acarician mis duras y desmedidas nalgas; nalgas que siempre abultan exageradamente todas mis prendas de vestir. Se cuelan gotas por mi raja, por mi polla por supuesto y por mis huevos. De mis cuádriceps cae también agua, agua que llega y encharca la zona de mis pies. Sin poder remediarlo, estoy encañonando al puto muchacho con mi grotesca herramienta de trabajo. A su lado percibo que soy más alto que él, pues mi casi metro noventa me hace sacarle un buen puñado de centímetros. – Parece que mamá te dijo que trataras de impresionarme -  hago clara alusión a la ropa del gabacho. – Ven vamos. – Tomo al chico de la mano no sin antes propinarle un bocado en los labios – Mierda el agua se va a enfriar, debes probar mis meados. – cuando me quiero dar cuenta percibo que el chico aún está vestido. Qué estúpido, el colocón me impide pensar con claridad. – Franchute de mierda, ¿Dónde coño te crees que vas con esas pintas de niño bueno? ¿Sabes para que pollas estás aquí? ¿Eh pedazo de mierda? Voy a preñarte. A hacer desaparecer toda la poca inocencia que pudiera quedar en ti. – hago una pausa y en esta noto la acelerada respiración del muchacho. – Bien… – Con una fuerza devastadora decido tomarme la voluntad por mis propias manos. Desgarro la prenda de arriba del crio haciendo saltar unos cuantos botones. - ¡¡¡¡Vamos joder!!! ¡¡¡Despierta!!!- digo enfadado y humillándole. - ¡¡Me voy a enfriar!! – con esas últimas ordenes me dirijo de nuevo al agua. Dejo claro al chico que se deshaga de toda aquella parafernalia. Que se desnude cuando antes y acuda al agua conmigo. Vuelvo a adoptar la postura que empleo para mear en el agua. Esta vez señalo mi rabo – Ven. Siéntate aquí. ¡¡Vamos joder!! ¡¡Encima mío!! ¡¡¡¡¡¡YAAAAA!!!!!! – espero que el chico sea capaz de seguir mi insaciable y violento ritmo.
CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 183

Fecha de inscripción : 26/01/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jerome Bourdeu el Miér Nov 16, 2016 3:36 pm
Estoy a la expectativa de saber que pasara, al menos nadie ha hecho reparo en mi desde que comencé a acercarme a la piscina y eso me deja un tanto más tranquilo puesto que no quiero tener que lidiar con nadie más; estoy por un objetivo y ese objetivo se encuentra en la piscina frente a mí.  El tono que usa Mr. Arkwright me hace torcer ligeramente el gesto y para mi fortuna aún no se encuentra mirándome. Está ebrio y por alguna extraña razón eso, sumado a su manera de hablar comienza a excitarme. No sé si responder a sus preguntas puesto que no quiero enfadarle, creo que ya cometí el primero error al hablar sin que me lo pidiese y no quiero que eso continúe. También pude notar que mi acento le molesta un poco por lo que mentalmente me hago a la idea de que no debo usarlo, después de todo hablo muy bien su idioma como para creer que le impresionaré hablando francés. Dos errores.

Cuando levanta las pineras no puedo evitar no mirar el monstruo que emerge de entre las aguas y al verle siento como mi entrepierna comienza a moverse como inspirado por lo que mis ojos están viendo. Cuando su orina comienza a brotar en el aire siento como una corriente de calor me invade todo el cuerpo, el hombre sabe cómo llamar la atención y no es para menos al ver todo lo que ocurre a mi alrededor. Me quedo a la expectativa y cuando pregunta si es que me gusta, aunque no sé muy bien a que se refiere, deje escapar un: –Si - de mi boca y sin notarlo ya he llevado mi mano derecha hasta mi polla que comienza a ponerse más dura. El aroma de su orina brotando me ha llenado por completo la nariz pero lejos de ser molesto es un aroma completamente soportable, un aroma que embriaga y que ocasiona algo extraño en mí, algo que me hace relamerme los labios mientras le miro detenidamente.

Su risa me produce cierta incertidumbre pero no quiero cometer otro error, espero pacientemente a seguir sus indicaciones. Cuando sale del agua inmediatamente mis ojos van a recorrer su cuerpo, su bien trabajado y moldeado cuerpo. Muerdo ligeramente  mi labio inferior al percatarme del semejante hombre que tengo frente e inevitablemente comienzo a imaginarme cómo será el follar con él. Es más alto que yo y por lo tanto más fuerte, eso me gusta y me calienta un tanto más pero no al mismo nivel que cuando desabotona con fuerza mi camisa, tuve que suprimir un pequeño gemido por la excitación que me provocó su acción. –Claro - es lo único que atino a decir al verlo volver al agua, sus palabras llenas de advertencias y groserías consiguieron excitarme por completo y antes de siquiera darme cuenta ya estoy completamente desnudo. Ni siquiera he reparado en dejarme el suspensorio para estar un poco más cómodo, me tiro a la piscina para estar sobre él. Pocas veces he tenido ganas de tirarme a un tío y esta vez son casi incontenibles.

Comienzo a subir mi cuerpo sobre el de Mr. Arkwrtght y siento su piel desnuda rozando la mía. El agua está caliente debido a sus meados y eso me excita. Le miró fijamente al rostro mientras comienzo a frotar mis nalgas contra su enorme polla. –Es enorme - susurro sin dejar de mirarle ni de moverme. Estoy ansioso, sé que dolerá pero quiero que su polla entre en mí, quiero sentirla ya por lo que continuo acomodándome, sé que él quiere hacerlo rudo y probablemente eso dolerá pero me preparo mentalmente. Es mi prueba de fuego y no quiero fallar.


Que l'amour des choses est tout simplement ce que je ne pense pas


Edad : 26

Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 07/11/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por A. Griffon Arkwright el Jue Nov 17, 2016 7:16 pm
El puto chico me altera. Algo en él me saca de los putos nervios. Quizás sea el frio que siento, ese que eriza mi piel y levanta el escaso bello rasurado de mi cuerpo. Otros culparían mi actual desesperación y estado a la ingente cantidad de alcohol y drogas que llevo ingeridas en lo que llevamos de noche. Joder, espero que con las putas voces que le doy en el borde de la piscina el menor reaccione. Otros nos miran. Muchos me evitan. Siempre lo hacen. Evitan estar presentes en momentos como este en los que me altero. No sé cuántos chicos ineptos han acabado siendo comida para los perros que custodian la enorme finca de mi local más emblemático. Por suerte, el gabacho reacciona. Ya estoy sentado sobre aquel mismo escalón donde llevaba permaneciendo gran parte de la maldita noche. La música que ambienta el evento se vuelve más rápida, más violenta. Me inspira a acometer terribles y grotescas embestidas. No me puede quedar mucha lefa. Llevo ya corriéndome dentro de cinco anos, estos con sus respectivos cinco propietarios. En parte eso me alivia. Puedo follar durante mucho más tiempo. Joder que si puedo.

Tarda un poco más de lo que me gustaría en deshacerse de toda aquella ropa. Más bien la que le queda. Finalmente lo consigue y para cuando me quiero dar cuenta, el rubio me salpica ligeramente cuando se incorpora al agua. Veo sus suaves y duras nalgas pasar a tan solo unos centímetros de mi rostro. Se me vuelve a abrir el hambre. Mi polla bombea y puedo sentir en su interior los latidos de mi propio corazón. Tengo ganas de tomarle e impedir que se siente en su trono, pero sé que lo que está por llegar será aún mejor. Eso no me impide evitar pensar comerme aquel suculento melocotón. Aquel culo resulta ser un verdadero pecado. Me contengo y evito meter mi sucia lengua en el interior de aquel prieto ano. Me contengo de pasar violentamente mi lengua de arriba abajo. La piel del chico pronto me calienta. A nuestro alrededor huele inevitablemente a orina. Orina entremezclada con cloro y agua estancada. Mi meada aún da cierto grado de calidez al agua que baña nuestros cuerpos desnudos. La luna, lejana en el firmamento, se destapa de aquellas nubes. Quiere estar presente y ser espectadora de la violación al joven. – Lo es. Pronto la sentirás en tu coño prieto. Espero que te guste ser empalado debajo del agua. Voy a preñarte – hago una pausa mientras el menor se acomoda sobre su trono. Mi polla acaricia su espalda y sus nalgas – No sé para qué coño te hablo. Seguro no entiendes nada. Puto gabacho de mierda – tiro de su pelo. Lo suelto y mordisqueo su cuello mientras mis dedos atormentan un poco sus pezones bajo el agua. Me entretengo varios minutos haciendo aquello. Un ritmo cada vez mayor. Nunca fueron caricias, pero ahora es un verdadero tormento.

El roce de la piel es pleno. Su amplia e impoluta espalda se apoya por completo sobre mi marcado abdomen y corpulento pecho. Sus nalgas acarician mi pelvis y se ven atormentadas por mi grotesco rabo en erección. Mis amplios bíceps rodean, inmovilizan y abrazan el tronco superior del menor. Sus piernas rudas y fuertes reposan sobre las mías, estas, aún peor. El roce es pleno. Tanto que no sé ni cómo coño colocarme para no empalarlo ante el mínimo movimiento que realice. No hay otra opción así que decido agarrar mi polla y colocarla erecta detrás de su espalda, presionando sus lumbares. Mi polla queda presa entre estos últimos y mis sobresalientes abdominales. Soy su puto dueño. Por eso lo poseo tan tan cerca.

Nuestros cuerpos son ahora uno. Pronto lo serán aún más. Mi mano derecha abandona la tarea de aquel tormento para su pezón más próximo a esta. Mis dedos se sumergen más bajo el agua. Empujan hacia arriba la parte posterior del muslo del menor. Lo tiro un poco hacia arriba y al mover su cuerpo, mi polla vuelve a quedar libre. Tras el pequeño empujón estimulo con violencia la zona de su perineo, aquella que recorre la distancia entre la parte posterior de sus pelotas y el comienzo de su ano. Espero encontrarme un coño bien prieto. Pero no. La puta tiene un coño jodidamente abierto. Pese a la poca estimulación está bastante abierto. Mis dedos perciben eso enseguida. En vez de meter uno meto de primeras tres. Podría seguir con aquellas caricias, pero el coño del gabacho está a otro nivel. Ni el puño sería suficiente. Me detengo en su oído – Tienes un coño impresionante – le reconozco el mérito pese a que no suelo hacerlo – Estoy seguro que tras la follada y preñada de hoy podré convertirte en una buena madre. Puta, pero una grandísima madre. ¡Joder! – digo cachondo como un puto semental antes de sumergir mi otra mano y agarrar su otro muslo. Le tiro un poco hacia adelante y salpicamos algo de agua. Levanto sus nalgas y busco con mi polla aquel atrevido orificio. A la primera, fallo y taladro una de sus nalgas. A la segunda, tan solo consigo recorrer de arriba abajo su raja con mi rabaco. A la tercera, por fin lo consigo. Estaba demasiado abierto. Era demasiado atrevido. Joder tenía que haber entrado a la primera. No es así. No debo subestimar nunca la monstruosidad que es y representa mi polla. Ningún coño que libre de la magnitud de mi taladro. Ni siquiera, los coños tan expertos como los del muchacho que me calienta sentado sobre mi rudo cuerpo. Literalmente le empalo. Suela como a un jalón provocado sobre un tejido. El menor se estremece. Mi glande entra. Un treinta por cierto del largo del tronco de mi puto rabo también. Sin lubricar no parece entrar bien. Poco a poco el empalado irá siendo atravesado. Aunque intente incorporarse para huir no puede. Le tengo sujeto entre mis brazos. Su única puta opción es sentarse sobre el trono. Poco a poco irá bajando. Poco a poco tomará la plenitud de mi majestuoso rabo. Es ley de física, de esa que enseñan en primero. Agotado no tendrá otra opción que sentarse sobre lo que tengo entre las piernas. Poco a poco se deslizará. Todo estará dentro de su puñetero ano. – Brutal joder, ha sonado a desgarro. – un leve hilo de sangre sale proyectado hacia la superficie. He roto otro puto coño. Joder. Uno más. Debería anotarlo y añadirlo a una puta colección.


god damnit!
△ god damnit! | god damnit! | god damnit! ▽

CUNTS WHERE I HAVE CUM. JOIN THEM!:




CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 183

Fecha de inscripción : 26/01/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Jerome Bourdeu el Mar Dic 06, 2016 3:29 pm
Mi mente ha volado lejos, se ha ido a un lugar del que no hay un fácil retorno. Lo hago siempre, lo hago desde que tengo memoria pues aquella sensación que estoy por sentir no es una de mis favoritas, al menos no en el plano astral en el que soy consciente. Las manos del otro comienzan a torturarme, deduzco rápidamente que le encanta tener el control aunque eso no es difícil de notar. Su tortura sobre mi cuerpo es fuerte pero también es algo que disfruto por lo que mis gemidos están en esa delgada línea entre el placer y el sufrimiento, un sufrimiento soportable y que no quiero que termine, no quiero que esos dedos dejen de torturar mis pezones puesto que me excitan más de lo que nunca alguien me había excitado. ¿Sera el sitio? ¿Será el morbo que me produce que haya más mirando? Por qué nos miran, sé que todos están mirando como el amo se va a joder al nuevo y eso también logra incrementar mi lívido.

Ahogo un gemido de dolor cuando sus dedos entran mi culo, es un experto en lo que hace pero no puedo evitar que duela, mi mente no se ha ido tan lejos como he querido y no me queda más que disfrutar de aquello… o soportar el dolor, lo que sea más fácil. Relamo mis labios mientras tengo los ojos cerrados sintiendo como hace de mi lo que viene en gana. Es algo que no hago muy seguido pero necesito el dinero, necesito el trabajo y está es la única forma de tenerlo. Muerdo mis labios cuando siento su caliente y enorme polla rozando mi espalda, respiró profundamente pues sé lo que viene a continuación y sé que dolerá.

Sus palabras me excitan pero no logro responder nada, estoy sumergido en el limbo del dolor y el deseo que me produce este hombre. La primera estocada da completamente contra una de mis nalgas y abro ligeramente los ojos, quiero guiarlo pero él tiene el control de todo, tiene el control de mí en esos momentos y no puedo hacer nada. La segunda roza mi raja y aumenta el calor de mi cuerpo y mis ganas por tenerlo dentro. La tercera da en el blanco y ahogo un grito en la garganta aunque emana de mi un gemido gutural. Duele como el diablo y comienzo a retorcerme, intento escapar para sacarla de mí pero me tiene completamente sujeto, me ha mareado un poco pero aprieto los dientes y los ojos para alejar aquella sensación. Duele demasiado pero sé que no hay escapatoria de esto. Respiro profundamente e intento moverme para ayudarle a entrar. Siento como algo caliente sale de mí y el mareo aumenta ligeramente pero no hay marcha atrás.

Poco a poco cuando el dolor y el mareo se van controlando comienzo a moverme para acomodarme sobre el falo que tengo en el culo, sigue doliendo pero por alguna extraña razón lo quiero tener todo dentro de mí y comienzo a empujar mi cuerpo hacia abajo sintiendo como su enorme miembro va abriendo y destrozando mi ano, duele pero llega un momento en que el dolor se vuelve placentero, ha llegado más allá de mi punto “G” y quiero que siga así. El agua no ayudaba a lubricar mucho pero quizá la sangre que sale de mi culo ayuda un tanto más, sigo empujando mi cuerpo hacia abajo mientras me como aquella verga por el culo. No quiero que quede nada fuera.


Que l'amour des choses est tout simplement ce que je ne pense pas


Edad : 26

Mensajes : 17

Fecha de inscripción : 07/11/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por A. Griffon Arkwright el Dom Ene 15, 2017 4:12 pm
El gabacho intenta ser complaciente. Lo intenta mientras termino de acomodarme en el interior de su ano. Las paredes de su minúsculo agujero intentar expulsar al intruso con aquellas excitantes contracciones. Yo me aferro y abrazo el tronco y torso del muchacho. Impido que intente una retirada y que piense en abandonar aquel delicioso trono que le espera coronar con toda su mejor leche. Mi piel nota que algo de agua ha entrado junto a mi polla al interior del muchacho. Esto no facilita para nada la lubricación y por ello, me lleva algún que otro intento de más conseguir sentirme cómodo dentro del menor. Mi enorme polla se queda por un instante estancada y no tira ni para arriba ni para abajo. El francesito intenta dejar caer su peso sobre mi rabo para solventar la situación. Gime, grita y se estremece por el dolor. Mi mano agarra su barbilla. Pego por completo mi definido pecho y abdomen a su espalda. Le agarro y acerco mi cara a la suya, casi mejilla contra mejilla. Supongo que puede percibir mi hedor a alcohol, drogas y tabaco. Le digo cerdadas y el posible castigo que tendrá si no me complace. Le indico que aprecie su vida. Que abra ese ano y que sea sumamente complaciente. Me produce suma pereza producir un nuevo desgarro en aquella piscina a otro de mis chicos. Esa misma tarde produje la baja de dos chicos para lo que quedaba de semana. Soy un puto hombre de negocios. No me gusta perder dinero pese al placer que me suele producir un seco y estrecho ano. Un ano que acabe en sangrado. En esa metálica calidez empapando mi rabo.

Sé que puede ser contraproducente. Por un lado, las cerdadas que le digo al oído ayudan a dilatar su ano. Por otro lado, las amenazas de ese calibre pueden hacer que las paredes del ano se sellen y la penetración sea mucho más violenta. Miro hacia abajo y veo un ligero hilo de sangre que sale de la zona desde la que se produce la violación. Por el atasco siento que le estoy empalando. Le impido ir hacia arriba. El cansancio de sus propias piernas, producido por su peso, hace que vaya hacia abajo. En sus gemidos y rostro observo que, en el fondo, lo desea. Mi barbilla se apoya sobre su cuello y hombro. Estoy borracho, drogado hasta las cejas y sumamente adormilado. No dejo que vaya hacia arriba. Doy un paso más. Mi pelvis se mueve lentamente. Mis duras nalgas rebotan contra el escalón de la piscina. Mis huevos copian ese movimiento, un patrón ascendente y descendente. Mis pelotas rebotan. Mi glande se adentra. El menor sufre, pero yo me limito y penetro.

Recorro su abdomen una vez más con mis dedos. Vuelvo a revivir su tormento. Me encanta el contraste de una piel joven en comparación a una más curtida como la mía. Hasta debajo del agua puedo sentir aquella suavidad. Pellizco los pezones. Luego los agarro, los aprieto y los atormento. Mi polla disfruta de mayor libertad. Produzco algún ligero desgarro. Pero mi polla ya se desliza por las paredes de su prieta vagina. En movimientos circulares molesto sus pezones con mis nudillos; como el resto de mis manos, están ásperos, callosos y producen cierta sensación de lija. Manos de hombre rudo y trabajador. Manos de un hombre curtido y experimentado. Por un momento pienso que es incapaz de seguir. Parece estar a punto de desfallecer. Cuando creo que piensa en tirar la toalla, noto que ejerce presión hacia abajo. El chico lucha contra el grosor de mi rabo. Su ano intenta abarcarlo todo. Grito. Me excito. Me hago hacia atrás y aumento el ritmo de las embestidas. Mis nalgas duelen ligeramente tras tanto rebote sobre el margen de la piscina. La musculatura de mis piernas y abdomen se marcan por completo con el levantamiento del peso del muchacho. Un espeso principio de lefa comienza a salir de mi uretra. Pienso preñar al puto menor. Pienso y deseo hacerlo.


god damnit!
△ god damnit! | god damnit! | god damnit! ▽

CUNTS WHERE I HAVE CUM. JOIN THEM!:




CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 183

Fecha de inscripción : 26/01/2016

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.