I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Viejos conocidos {Marco} +18 Privado

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Miér Abr 29, 2015 6:19 pm
Una más de aquellas reuniones que debía atender fuera de la oficina, el cliente había especificado un encuentro en uno de los restaurantes más prestigiosos de Beverly Hills ya que no le agradaba estar en lugares tan cerrados como las oficinas. The Ivy, era uno de aquellos restaurantes del cual tenías que practicamente pedir reserva muchos meses por anticipado, pero por suerte él tenía sus contactos y podía reservar cuando más necesitaba.

Luego de estacionar su vehículo en el aparcamiento del restaurant, fue acompañado por un mesero hasta dejarlo en su mesa y recibir la orden. Un vino blanco, y por ahora una ensalada Cesar para esperar a que llegase el susodicho. Llevaba su maletín, el cual estaba a sus pies y asegurado en el lado donde nadie podría pasarlo a llevar.

Llevaba un traje color marfil, aunque hacía bastante calor por lo cual su chaqueta se encontraba colgada perfectamente en la silla donde estaba sentado. Una camisa de color blanco y pequeñas líneas doradas se identificaba perfectamente a través del salón privado y VIP del restaurant. Cuando el vino llegó a su mesa, bebió de él lentamente saboreando el delicioso aroma afrutado que tenía estepara combinarlo con la ensalada, que pronto le abriría el apetito.


Última edición por Nathan Valassi el Lun Sep 21, 2015 12:46 pm, editado 1 vez


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marco Dinosso el Jue Abr 30, 2015 5:51 pm
Al llegar a la ciudad, recordé que una de mis viejas amistades de Nueva York vivía aquí, así que en cuanto llegué me las arreglé para conseguir su teléfono y ponerme en contacto con él. Hacia tiempo que no hablábamos y que no teníamos ningún tipo de contacto, y en este momento no le llamaba con ninguna intención oculta ni sexual, simplemente quería charlar con alguien conocido y retomar algunas amistades que, en su momento, no pudieron dar más de si por la situación entre ambos. Pero no iba a negar que Nathan siempre me había parecido un hombre muy atractivo y, si tenía que pasar algo, desde luego no iba a impedir que pasara y mucho menos iba a echarme atrás si surgía la ocasión. Nunca me había acobardado ante ningún hombre, y esta no sería una de esas.

Habíamos quedado para comer en un restaurante de bastante categoría en Beverly Hills. nunca había estado pero me habían hablado muy bien de él. A pesar de la temperatura quería causarle buena impresión a mi amigo, así que me vestí elegante, con un pantalón vaquero bien combinado con un chaleco y una camisa lisa. Al estar arreglado del todo me miré al espejo y, al ver mi aspecto me vi perfecto. Me monté en el coche y puse rumbo al restaurante. No tardé mucho en llegar y aparqué el coche en el parking privado del restaurante, y me dirigí a la entrada donde le hice saber al camarero que me estaban esperando para comer. Muy amablemente, el joven me acompañó hasta la mesa donde, bebiendo una copa de vino, Nathan me esperaba.

- No has cambiado nada, Nathan. Igual de atractivo que siempre. Me alegro de verte, viejo amigo - dije, acercándome a la mesa, dispuesto a darle un buen abrazo, pues hacía lo menos dos años que no nos veíamos y no hablábamos.

ELITE
ELITE
Mensajes : 318

Fecha de inscripción : 20/04/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Vie Mayo 01, 2015 6:55 pm
Le encantaba poder saborear de aquellos vinos de buena calidad, no se comparaban a nada que valiera menos de 100 dólares. Si aquello lo hacía parecer snob, quizás lo era, toda su vida había vivido de esa manera lujosa y sin miedo a gastar más de lo necesario. El disfrutar de la vida, y sobretodo en esta ciudad, era lo principal para él pues juntaba energías para regresar a casa junto a su familia en Nueva York. Tampoco era que odiara a sus hijos, o a su esposa, pero debía de algún modo liberar todo aquello que sentía y quería como algo instintivo.

Mientras bebía del vino, un par de sorbos más antes de alzar la vista y observar al que sería su acompañante aquella tarde. Frunció el ceño, en señal de confusión ya que desde hace mucho no veía al que ahora estaba de pie frente a él y luego se acomodaba en la mesa. Ladeó la cabeza un poco, sonriendo con curiosidad y dejó la copa de vino en su lugar, pensando en alguna frase cliché o una que fuera oportuna para contestarle a su viejo "amigo". Pero antes de eso, se levantó sonriendo complacido al tenerlo de acompañante. Le correspondió el abrazo, comprobando que el otro había "crecido" un poco más en músculos y tenía una figura de lo más atractiva.

- Marco, ¡qué sorpresa! - Contestó mirándole con real satisfacción, pues era uno de los pocos "amigos" de Nueva York que sabían realmente lo que era de su vida. - Y tú estás de lo más atractivo, parece que fue ayer la última vez que nos vimos. - Agrega sonriendo con diversión, dándole una palmada en el brazo antes de volver a sentarse y mirarle con un poco de incredulidad. - Yo no venía precisamente a almorzar con un viejo amigo, pensaba que era otra reunión con algún cliente quisquilloso. De verdad me has sorprendido. - Añadió acomodándose mejor en la silla, y alzando una mano para que viniera el mesero a pedir la orden de su acompañante.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marco Dinosso el Sáb Mayo 02, 2015 6:44 am
Era evidente que Nathan estaba sorprendido. Cuando contacté con él no le dije quien era yo, solo que quería concertar una cita para hablar en un sitio tranquilo, donde nadie pudiera molestarnos. Y aquí estábamos los dos, viejos conocidos de nuestra etapa en Nueva York, que se habían reencontrado de nuevo después de mucho tiempo sin saber nada el uno del otro. Cuando nos conocimos ya me parecía atractivo pero, al igual que yo supongo, había madurado y mejorado con los años. Seguía gustándome, de eso no había duda, pero ya por aquel entonces su situación era complicada e imagino que ahora no iría mucho mejor. Pero ya habría tiempo de hablar de todo y ponerse al día. Me correspondió al abrazo, pudiendo comprobar que en estos años se había puesto aun más fuerte y pude notar que su cuerpo estaba duro, algo que me gusto comprobar, para que engañarnos. Tras el abrazo, nos sonreímos el uno al otro. siempre había habido complicidad y buen rollo entre nosotros, y me gustó saber que, a pesar del tiempo que hacía que no nos veíamos, no habíamos perdido esa relación.

- Espero que no te haya molestado la sorpresa, pero no quise decirte nada precisamente por eso, porque quería este momento y alegrarte después de tanto tiempo sin vernos. Y me alegro de que me hayas recibido tan bien, de verdad. No sabía cual iba a ser tu reacción al verme después de tanto tiempo sin saber nada el uno del otro. Y gracias por el cumplido, creo que los años nos han tratado muy bien a los dos, la verdad - dije, con una sonrisa, a la vez que hacía un recorrido visual por todo su cuerpo sin cortarme, algo que ya hacía desde hacía mucho tiempo y esa parte descarada de mi era una de las que más le gustaban a Nathan en el momento que nos conocimos, por eso congeniamos tan bien. Esperé a que se sentara para tomar asiento después yo, en frente suya para poder tenerle bien a la vista. Mientras esperábamos a que el camarero viniera a tomarme nota, empezamos a ponernos al día. - ¿Como estás? ¿Qué es de tu vida? Que después de nuestro último encuentro en Nueva York y de que te marcharas aquella noche sin avisar, no he vuelto a saber de ti. e intenté llamarte, pero el teléfono que me diste salía fuera de servicio, así que supuse que no querías saber de mi - dije directamente, pues yo era muy sincero y sin pelos en la lengua, cualidad que él ya conocía de mi y que también le gustaba, pero no quería ponerle en un aprieto, aunque quería dejarle claro que no estaba enfadado por ello, pues fue hace mucho tiempo, pero si me gustaría una explicación. Eramos adultos y no había problema en hablar las cosas.
ELITE
ELITE
Mensajes : 318

Fecha de inscripción : 20/04/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Dom Mayo 03, 2015 6:01 pm
Marco le había sorprendido en verdad, ni se le hubiera pasado por la cabeza en la mañana estar a esa hora almorzando o siquiera conversando con un viejo amigo ese día. Su sonrisa parecía no quitarse de su cara, era una de esas en las que se notaba perfectamente lo complacido que estaba al ver a la otra persona, pocas veces este gesto era mostrado fácilmente a los demás.

Negó con la cabeza rápidamente al escuchar a su amigo, no estaba para nada molesto de poder verlo, más bien entusiasmado de volver a tratar con él en una ciudad diferente y bastante alejada de lo que en Nueva York podrían haberse tratado. Reforzó su negativa, alzando una mano para restarle importancia y que no se preocupara por ello.

- No me molesta recibir sorpresas de personas que aprecio. - Aclaró en un tono de lo más varonil y agradable. - No creo que te recibiría mal de todas formas, nunca tuvimos algún percance mientras estuvimos en Nueva York. - Continuó sonriendo, asintiendo al comentario de que a ambos el tiempo les había sentado muy bien. - El tiempo trata bien a ciertas personas, somos afortunados en ello. - Añadió divertido, viendo después como el otro repasaba su mirada en él, sólo sonrió de lado pensando en que Marco no había cambiado para nada en ese aspecto.

- Estoy bien, lamento no poder haber avisado pero necesitaba salir de Nueva York y buscar otros horizontes. Empezar de nuevo sin problemas o asuntos que me distrajeran, como mi matrimonio y mi familia... ya sabes. - Comentó dándole un cierto toque de complicidad a la última frase que decía, pues Marco sabía eprfectamente qué era lo que pasaba con ese tema en particular. Bebió un pequeño sorbo de su copa, mirándole con interés. - Aquí querido amigo, soy otra persona y me gustaría seguir de esa manera. Mi trabajo me ha permitido mantener una vida lujosa, sin inconvenientes y con la diversión suficiente, creo que ha sido en parte liberador. - Dice sonriendo ladino, relamiéndose los labios de forma sutil, no tenía por qué esconderse tanto sabiendo que Marco ya le conocía. Se encogió de hombros, esperaba que el otro pudiera comprender su decisión repentina. - ¿Y tú? ¿Sigues actuando, y modelando? Para serte sincero, ni siquiera he tratado de contactar a la mayoría de mis conocidos en Nueva York. - Preguntó, sonriendo divertido mientras por fin el mesero llegaba a la mesa.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marco Dinosso el Vie Mayo 08, 2015 4:42 am
Nathan no había cambiado mucho, era muy sincero y se notaba que este encuentro le había agradado mucho, algo que podía notar por sus gestos y por la atractiva sonrisa que no se le iba de la cara, algo que siempre me gustó de él. Parecía como si el tiempo no hubiese pasado para nosotros, pues hablábamos con la misma confianza y tranquilidad que cuando nos conocimos en Nueva York y con la frecuencia con la que nos veíamos, algo que también me gustó pues ahora tenía un buen amigo en esta ciudad totalmente desconocida para mi. Quería saber que había sido de él en todo el tiempo que no habíamos sabido nada el uno del otro, como le iba la vida en general, tanto en el trabajo como en lo personal y, quien sabe, quizá podríamos recordar viejos tiempos en privado si la cosa se terciaba. Nathan me gustó desde el primer momento en que le vi, me parecía un hombre sumamente atractivo, estaba bueno y encima en el sexo era espectacular, un hombre de los pies a la cabeza a quien le gustaba disfrutar y hacer disfrutar. Pero primero disfrutaríamos de este encuentro y de nuestra comida juntos, ya veríamos como se desarrollaba el día y las cosas entre nosotros.

- El tiempo trata mejor a unos más que a otros - refiriéndome a él, obviamente - pero la verdad es que yo tampoco me puedo quejar. Estoy contento con como estoy ahora y como me van las cosas. Me he mudado hace poco a la ciudad, quería cambiar de aires y probar suerte en un ambiente totalmente diferente y la verdad es que no podía empezar mejor. Ya estoy empezando a grabar una peli y hace un par de días me han dado un papel protagonista en una serie que se estrenará la próxima temporada. Así que el volver a reencontrarme con un viejo amigo es lo mejor que me podía pasar para terminar estos primeros días en la ciudad, ¿no te parece? - dije, dejando de hablar cuando vino el camarero, pidiéndole un refresco y algo de comer. quería despachar rápido al camarero para poder seguir charlando con Nathan, pues tenía muchas ganas de reconectar con él, la verdad. Ahora era su turno de hablar, así que le escuche con interés, sobre todo la disculpa que quiso darme para como acabó nuestra relación en aquel momento, algo por lo que no estaba enfadado ni guardaba rencor, pues cuando le conocí sabía en que situación estaba él y yo la acepté, con todas sus consecuencias. No pude evitar sonreir al escuchar sus palabras, sobre todo como me dio a entender que ya era libre, que no tenía las ataduras que tenía cuando nos conocimos en aquel momento, pero quise asegurarme por si acaso. Ya no era un crío y no quería que jugaran conmigo ni yo hacer nada a nadie. - Claro que lo comprendo Nathan, lo comprendí en su momento y lo hago ahora, así que no tienes porque disculparte, solo me extraño que ni siquiera te despidieras de mi con lo que compartimos durante aquellos meses. Creo que ambos conectamos bastante bien y lo pasamos muy bien, ¿verdad? - dije, refiriéndome a la pequeña relación que mantuvimos en Nueva york, en secreto por supuesto, y que duró hasta que él se marchó. - Pero tranquilo, que no te guardo rencor por nada. Entonces, ¿sigues casado o ya eres libre? - dije, preguntando sin tapujos, sonriendo.
ELITE
ELITE
Mensajes : 318

Fecha de inscripción : 20/04/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Mar Mayo 12, 2015 3:12 pm
El tener a Marco frente a él le hacía recordar la época en que ambos disfrutaban de salidas nocturnas a ciertos clubes exclusivos, y otro tipo de momentos más íntimos que le hacía sonreír de tan sólo rememorarlos. Su cambio de ambiente había sido de improviso por ciertas acciones del chico que ahora ya no estaba con él, no podía en aquel tiempo arriesgarse a que su vida familiar y su imagen se mancharan con rumores que podrían costarle su carrera además de su vida tal como la conocía.

Tomó su copa de vino y bebió de ella, sintiendo la boca seca al haber pensando en esos asuntos. Más cuando Marco parecía haberse puesto más guapo con el paso del tiempo. Se relamió los labios, sin querer parecer provocador aunque tampoco negaría que una parte poco decente había despertado después de mirar mejor a su acompañante.Le escuchó atento a cada gesto, cada palabra, fijándose en sus labios y asintiendo cuando este terminaba con la pregunta. Sonrió de nuevo un poco más cómplice que antes, al estar más enterado de la vida de Marco en Beverly Hills. No dijo nada hasta que el camarero se retiró al obtener la orden del actor, y se inclinó hacia delante para hacer un poco más íntima la conversación.

- Estoy feliz de haber aceptado la reunión, me has subido el ánimo como para terminar muy bien la semana. - Mencionó sonriente, pasando una mano por su cabello para ordenarlo sin dejar de mirar al otro. - Llegaste hace poco, y ya estás ocupado eso es bueno. - Añadió, ya que otros pasan tan desapercibidos en Beverly Hills que deben regresar por donde vinieron. - Lo mejor sería, tal vez recordar viejos tiempos... eso sí marcaría un buen comienzo de tu estadía en la ciudad. - Agregó con un tono más pícaro en la voz, sus ojos ya tenían aquel tinte seductor que le caracterizaba cuando pensaba en cosas más carnales. No iba a negar que Marco le revolvía un poco las hormonas, siendo un chico tan atractivo y tan bueno en la cama no podía cerrar la posibilidad de revivir aquellas aventuras del pasado.

Tras explicar y tratar de disculpar sus acciones al no contactarse con su viejo amigo, siguió bebiendo de su copa de vino. Suspiró un par de veces al oir después lo que decía el actor, aún sabiendo que su acompañante aceptaba sus disculpas sentía que debía haberse comunicado con él para aclarar las cosas. Un error que podía intentar reparar en el presente, teniendo cerca a Marco podía intentar hacer algo para recuperar el tiempo perdido.

- En verdad lo lamento, pero prometo compensarte ahora que ya estas viviendo en la misma ciudad que yo. No creo que vaya a escapar de nuevo, tan de repente pues aquí mi empresa ha tenido muy buena recepción. - Se encogió de hombros un poco apenado, sonriendo ladino también. - Obviamente lo pasamos muy bien, y ahora lo más probable es que sea de la misma manera si existe la posibilidad ¿o no? - Continuó con aquel tono ya más seductor, no iba a ser tan descarado pero sí lo suficientemente provocador para dejar en claro que no había perdido el interés en Marco. Soltó una leve carcajada, tapándose la boca al oir la pregunta que el otro le hacía. Le miró alzando una ceja, relamiéndose los labios un segundo. - ¿Te molestaría si lo estoy aún? A pesar de que aquí en Beverly Hills, para todos, soy un hombre maduro soltero y sin compromisos. - Aclaró sonriendo todavía con gracia, ya que ese asunto estaba zanjado en Beverly Hills y así lo había dejado al establecerse en la ciudad.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marco Dinosso el Jue Mayo 28, 2015 6:00 pm
No podía evitar pensar en los momentos pasados que Nathan y yo habíamos compartido. A pesar de todo el tiempo que hacía de esos recuerdos, no me arrepentía de nada de lo que había pasado entre nosotros y aun hoy seguía pensando de la misma manera. Mi relación con él, aunque fue corta, me enseñó a madurar como hombre, pues cuando yo le conocí aun era muy joven y con él experimenté una serie de cosas que me ayudaron mucho en el futuro, me enseñaron a ser fuerte y a no cometer determinados errores. Pero el destino había querido que, años después y habiendo madurado los dos muy bien, nos habíamos vuelto a reencontrar y era como si entre nosotros el tiempo no hubiera pasado, solo hubieran cambiado nuestros cuerpos, a mejor por supuesto. Ahora Nathan me gustaba mucho más que antes, era un hombre de verdad, mucho más atractivo y elegante de lo que le recordaba, y no iba a engañarme ni a mi ni a él, tenía ganas de recordar viejos tiempos con él, en todos los sentidos. Pero no sabía en que punto estaba su vida ahora mismo y no quería fiorzar nada: si algo tenía que pasar, que fuera porque surgiera solo, no porque lo fuera buscando.

Pero algo me decía que Nathan estaba pensando lo mismo que yo. Sus gestos, su forma de mirarme, como se relamía los labios después de haber bebido un poco de vino. Era innegable la atracción física que sentíamos el uno por el otro, y ahora eramos adultos y no haríamos nada malo volviéndonos a acostar juntos. Pero antes quería charlar un poco con mi viejo amigo, ya habría tiempo después para una buena ración de sexo salvaje entre viejos amigos y amantes. - Y yo me alegro de que la aceptaras. Cuando me enteré de que residías aquí, no podía esperar el momento de volver a verte. Eres uno de mis amigos más antiguos y no es que acabáramos precisamente bien hace años, por eso quería volver a verte y saber de ti, ver como nos había tratado la vida. Y por lo que veo, ninguno de los dos podemos quejarnos - dije, con mi sonrisa seductora y, sin dejar de mirarlo, me llevé la copa a los labios y bebí algo de vino. - La verdad es que no puedo quejarme, hace pocas semanas que he llegado y ya tengo trabajo, así que solo quiero asentarme y empezar a trabajar. Pero estaré más que encantado de recordar viejos tiempos antes - dije, de nuevo, con voz seductora, sin que hubiera malos entendidos entre nosotros y queriéndole dejar las cosas bien claras.

Nathan seguía disculpándose por haber desaparecido sin despedirse de mi hace años, a pesar de haberle dicho que no se preocupara, que había sido hace muchos años y que no iba a guardarle rencor por eso. Pero el ver que realmente se arrepentía de lo que había hecho me hizo darme cuenta de lo importante que era para él en aquel momento y ahora, a pesar de no tener una relación juntos, me consideraba un buen amigo al que no quería perder. Volví a sonreirle y me levanté de la mesa para sentarme en la silla que estaba al lado suya, pues en frente estaba demasiado lejos de él y quería tenerlo más cerca para poder sentirlo más cercano, poder sentir su calor y poder desprender esa atracción que sentía por él. - Por supuesto que espero que ahora que hemos recuperado contacto y encima vivimos en la misma ciudad nos veamos a menudo. ¿Y que te hace pensar que no vamos a volver a pasarlo bien? Creo que en su momento se nos daba muy bien eso de divertirnos, ¿no? - dije y, arriesgándome mucho, empecé a acariciar su pierna por debajo de la mesa, notándola mucho más fibrada que hace años, empezando a excitarme de verdad. - En absoluto me importa. Los dos somos adultos y somos buenos amigos y sabemos lo que es esto. Espero entonces que no te importe que haga esto - dije, y sin contarme acerqué mi rostro al suyo y lo besé, algo que llevaba deseando hacer desde que nos habíamos vuelto a ver y que, en realidad, era el beso de despedida que teníamos pendientes desde hacía años...solo que esperaba que ahora no fuera de despedida.
ELITE
ELITE
Mensajes : 318

Fecha de inscripción : 20/04/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Mar Jun 02, 2015 2:55 pm
Nuevamente una de sus manos se alzó hacia su cabeza, ordenando su cabello como una señal de seducción más que otra cosa pues Marco le había despertado aquella faceta más conquistadora. Siempre era de esa manera al ver a su viejo amigo y amante, tal vez era por cómo habían sido en el pasado o porque estaba con ganas de juguetear. Se pasó la misma mano sobre los labios, tocándose estos después de beber de su copa de vino. Sonrió complacido al escuchar de nuevo a Marco, asintiendo pues tenía mucha razón al mencionar que el tiempo los había tratado muy bien a los dos.

- Vaya, soy un privilegiado entonces... uno de los más antiguos de tus amigos. - Soltó una risilla divertida, relamiéndose los labios sin querer parecer más encantador pues era algo natural hacer esos gestos para él. - No mi amigo, no creo que podamos quejarnos de nada. - Se encogió de hombros sonriendo, para observar como el otro bebía de su copa y oírle otra vez después. - Bueno, te ofrezco mis servicios por si necesitas alguna propiedad en una buena ubicación, te haré los descuentos que quieras. - Se ofreció él levantando las cejas, pero siempre dándole la seguridad de que podía contar con su palabra al hablar de su negocio, nunca bromeaba con ese tema.

Alzó una ceja sorprendido al ver que Marco se acercaba y lugo se sentaba a su lado tras ofrecerle sus renovadas disculpas sobre no despedirse apropiadamente al irse de Nueva York. Le miró a los ojos al escucharlo, en verdad su viejo amigo hacía que despertaran sus hormonas.

- Obviamente nos divertíamos bastante... - Sonrió cómplice, notando la mano que acariciaba su pierna por debajo de la mesa, se relamió los labios sintiendo el calor que pronto le provocaban aquellas caricias. Se alegró de saber que no le importaba su estado civil, siempre le agradaba esa comprensión de parte de Marco. Ladeó la cabeza un poco, pestañeando rápido al escuchar sus últimas palabras. - ¿Qué cosa? - Alcanzó a preguntar, antes de darse cuenta de lo que se trataba. Sonrió al sentir los labios de Marco sobre los suyos, y sin resistirse devolvió aquel beso de la misma forma, un poco más apasionado pues desde hacía mucho no probaba los labios de su amigo. Un beso intenso, quizás poco decoroso al encontrarse en un restaurant, pero era necesario para degustar los labios del atractivo modelo.

Al terminar el beso, sonrió juguetón alcanzando a morder el labio inferior del otro, para después relamerse los propios. No dejó de mirar a Marco, sus labios y la cercanía de él le hacía sonreír sin razón aparente.

- Claro que no me importa... es más, puedes hacerlo cuantas veces quieras. - Respondió divertido, tomando su copa de vino pues de repente se le había secado bastante la garganta.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marco Dinosso el Lun Jun 08, 2015 6:29 pm
Estaba claro que ambos intentábamos seducir y llamar la atención del otro, y estaba funcionando. Me sentía a su lado de nuevo tan excitado como cuando nos conocimos, solo que ahora ya había madurado y tenía más experiencia, pero Nathan seguía pareciéndome un hombre tremendamente atractivo y con el que me encantaría rememorar viejos tiempos donde, como, cuando fuera y las veces que fueran. La verdad es que me alegraba haber podido encontrarle y que pudiéramos disfrutar de esta reunión tan reconfortante y tenía muchas ganas de ver a donde nos llevaba y que tipo de relación teníamos después de este primer encuentro. Espero que no volvamos a perder el contacto y podamos seguir divirtiéndonos juntos cuando nos apetezca porque, si no recuerdo mal, en su momento eso se nos daba muy bien.

- bueno, no se yo quien de los dos es más privilegiado de tenerse como amigo. Gracias a ti he mejorado en muchas cosas como hombre, sobre todo en lo que a sexo se refiere. Pasamos una buena temporada en la que disfrutamos mucho, una pena que fuera tan corto, ¿no te parece? - pregunté, aunque ya sabía la respuesta porque ambos habíamos dejado claro cuando nos gustábamos el uno al otro y como nos hubiera gustado que las cosas fueran diferentes entre nosotros. Y ahora, tantos años después, teníamos la oportunidad de retomar algo que dejamos pendiente en su momento y convertirlo en una buena amistad entre dos viejos amantes que, seguro, sabrán como pasarlo bien juntos. Nathan también me dijo que estaba su disposición si necesitaba algo relacionado de su trabajo, haciendo gala de lo buen profesional que era, algo que siempre me había gustado en él.

Al acercarme a él y ponerme a su lado, la tensión entre nosotros era más que evidente y tenía que controlarme mucho para no tumbarlo encima de la mesa. Pero lo que si que podíamos hacer era juguetear, porque ademas estábamos en una zona del restaurante a la que nadie vendría a molestarnos, quizá solo el camarero pero probablemente se quedaría mirando impresionado viendo lo que dos hombres como nosotros podíamos hacer. Al acariciar su pierna pude notar la musculatura de esta, haciendo cada vez más evidente que el tiempo había tratado muy bien a Nathan y que cada vez tenía más ganas de verlo al natural. Después de un apasionado beso que duró casi un minuto y en el que ambos disfrutamos de los labios del otro, cuando el beso acabó no dejábamos de mirarnos y de sonreirnos. Nathan se llevó la copa a la boca y dio un sorbo para refrescarse los labios y la garganta. En ningún momento había quitado mi mano de su pierna que, sin ningún tipo de vergüenza, desplacé hasta su entrepierna que empecé a masajear, notando que ya estaba algo dura, lo que hizo que mi miembro también empezara a excitarse. Pero antes de seguir quise preguntarle algo. - ¿Quieres que terminemos de comer primero o que pasemos directamente a ponernos al día? - le susurré al oído mientras comencé a darle pequeños mordiscos en la oreja y en el cuello.
ELITE
ELITE
Mensajes : 318

Fecha de inscripción : 20/04/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Mar Jun 09, 2015 4:55 pm
No podía ocultar lo complacido que se encontraba de volver a ver a Marco, de tenerlo en su actual vida y que por supuesto surgiera la posibilidad de continuar con aquella "aventura" o relación con el modelo mientras estuviera viviendo allí en Beverly Hills. Se notaba en su actuar, en sus gestos, era inevitable pues el otro hacía que inmediatamente recordara sus tiempos juntos en Nueva York. Y también era el simple hecho de no contar actualmente con un buen amante que supliera todas sus necesidades sexuales, aunque había encontrado una excepción en aquel joven que conoció una noche en un club. A pesar de ello, no se comparaba con lo que tuvo con el modelo antes de su vida en Beverly.

Sonrió halagado ante los dichos del modelo, mostrándose ladino pues tal vez ambos habían sido afortunados en formar esa suerte de amistad y mantener durante un tiempo una relación más íntima.

- Ambos hemos sido afortunados, Marco. - Mencionó sonriendo juguetón, alcanzando a tomar unos cuantos bocados de su comida y beber un sorbo de su copa para continuar aquella conversación. - Me alegra haber contribuido a tu experiencia en el sexo. Y sí, fue un tanto corta... esperemos que aquí sea más duradera. - Agregó con el mismo aire seductor, rememorando aquellos tiempos en los que ambos lograban conquistarse a través de sus gestos y otras cosas.

Tras el acercamiento de Marco, y que terminaran besándose de manera apasionada, era evidente que el almuerzo ya quedaba de lado en sus planes próximos. Se le antojaba probar nuevamente del manjar que era ahora el modelo, ya se notaba claramente que estaba dispuesto a salir del restaurant para digirise a algún lugar más íntimo y cómodo. Resistió un gemido tras sentir la mano del otro en su entrepierna, y él mismo pasó una mano por la espalda de Marco para tenerle más cerca luego de beber de su copa de vino.

- Ya no se me antoja almorzar... tengo hambre de algo más excitante. - Contestó sonriendo con picardía, acariciando el costado de Marco al cual su mano había llegado tras pasar su brazo en su cintura mientras disfrutaba de las pequeñas mordidas en su cuello.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marco Dinosso el Lun Jun 22, 2015 3:54 am
La cosa no podía estar más caliente e interesante entre nosotros. Los años no habían disminuido nada la atracción que sentíamos el uno por el otro y ahora que ambos habíamos madurado, tanto en carácter como físicamente hablando, ninguno de los dos veía ningún problema en que dos viejos amigos y amantes recuperaran el tiempo perdido y pasar un buen rato de una forma mejor que comiendo en un restaurante. Pero esta situación, comenzar a excitarnos el uno al otro en un lugar público, a mi me estaba poniendo muy cachondo y me daba igual quien estuviera mirando. Si alguien nos veía, probablemente tendría una envidia tremenda de que dos hombres tan atractivos como nosotros estuviéramos haciendo eso en este lugar sin ningún tipo de reparo. Pero si era cierto que, cuando las cosas alcanzaran un punto crítico, nos marcharíamos de aquel restaurante e iríamos a mi casa o a algún hotel cercano para disfrutar de verdad de este momento y hacerlo en condiciones.

De vez en cuando le dedicábamos algo de tiempo a la comida y a la bebida que habíamos bebido, pero no era lo que más nos importaba ahora mismo, para ser sinceros. Ambos nos conocíamos desde hacía muchos años y nos conocíamos bastante bien como para saber lo que queríamos y era lo mismo. Pero había que dejarse llevar y que las cosas surgieran de forma espontánea. El aire seductor que ahora tenía Nathan me gustaba mucho más que el que ya tenía entonces, pero ahora yo ya no era un crío y también sabía seducir con mi mirada, mi sonrisa y mi cuerpo, y parecía que mi viejo amigo estaba más que complacido conmigo al juzgar por la dureza de su miembro, pues aun tenía mi mano masajeando su paquete por debajo de la mesa, notando como cada vez se ponía más y más duro. Nathan acariciaba mi espalda de una manera muy sensual y me moría por cogerlo, tumbarlo sobre la mesa y hacer absolutamente de todo con él. Sonrió ante sus palabra de que ya no tenía hambre, así que le hice una seña al camarero para que nos trajera la cuenta, mientras volvía a acercarme a Nathan para besarle de nuevo, a la vez que masajeaba con más fuerza su entrepierna y teniendo cada vez más ganas de saborearla y sentirla dentro de mi. - Vamos a mi casa que estaremos más tranquilos - dije, entre beso y beso, sin querer parar de besarle y sin querer soltar su miembro. Tras pagar la comida ambos nos levantamos con erecciones más que evidentes y pusimos rumbo a mi coche para ir a mi casa, donde estaba seguro que ambos lo pasaríamos de vicio.


ELITE
ELITE
Mensajes : 318

Fecha de inscripción : 20/04/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Vie Jun 26, 2015 11:25 pm
Le divertía un poco que la situación de un momento a otro se hubiese tornado en un ir y venir de caricias por debajo de la mesa, besos y miradas, coqueteos y señales directas de querer algo más que todo eso junto. Nunca había pensado que a esa hora estaría haciendo tales cosas, y menos en un lugar público con alguien de su pasado.

Sabía de antemano a lo que se exponía, Marco había sido uno de aquellos muy buenos amantes en el pasado y verlo nuevamente compartir la ciudad de su residencia actual le daba ánimos para continuar aquella relación inconclusa que había dejado atrás, como todo en su vida en Nueva York. Se notaban los cambios, evidente el físico, que ahora tenía el modelo, además parecía estar mucho más confiado de sí mismo y aquello le resultaba muy interesante.

No podía evitar que su cuerpo recordara aquellas caricias, esa mano traviesa endureciendo su miembro por debajo de la mesa y sus labios increiblemente adictivos a medida que le besaba. Por un par de segundos la imagen mental de una escena al estilo porno se le venía a la cabeza, tumbar a Marco sobre la mesa y follarle salvajemente mientras los clientes del VIP les miraban. Un erótico y sensual baile carnal sobre la mesa, aunque dudaba que esta resistiera demasiado. Sonrió por aquel pensamiento mientras bebía el sorbo de vino, quizás haría realidad una parte de este.

Alzó una ceja con diversión al ver que Marco llamaba al camarero, y correspondió el beso sin reparos tratando de ocultar un gemido en su boca al sentir que le sobaba con más fuerza la entrepierna. Asintió con una sonrisa socarrona en los labios, sabía que el modelo no quería soltarle.

- Tranquilos, probablemente no es la palabra precisa. - Corrige el mayor sonriendo irónicamente, mientras paga su parte de la comida.

Antes de levantarse recoge su maletín, era evidente que había un gran bulto en su entrepierna pero al menos su maletín podía ocultar un poco para pasar un tanto desapercibido, tampoco era correcto ir así tan desvergonzadamente. Al salir del la zona VIP, agarró del brazo al modelo y le llevó hasta la puerta que debía dirigirles al estacionamiento ya que su vehículo se encontraba aparcado allí.

- Mi auto está aquí... ¿trajiste el tuyo? - Pregunta despreocupado, estirando la mano para posarla sobre una de sus nalgas y apretarla juguetón.


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marco Dinosso el Lun Jun 29, 2015 7:35 am
Ya no había marcha atrás y tampoco quería que la hubiera. Nathan y yo habíamos reconectado completamente, como si no hubieran pasado los años entre nosotros, pues salíamos del restaurante poniendo rumbo hacia mi casa para terminar lo que había empezado como una reunión de amigos que hacía años que no se veían. Pero lo que en su día sentíamos el uno por el otro no había desaparecido, y ahora que ambos habíamos madurado y mejorado en todos los sentidos, era el momento de retomar ese momento o, por lo menos, quitarnos esa espinita que teníamos clavada desde hacía años. No sabía si esto sería cosa de una única vez o se podría volver a repetir si ambos disfrutábamos mucho. Por mi parte podía tener claro que me encantaría repetir, pero por si acaso disfrutaría de este momento como si fuera la última vez que fuera a suceder.

Al llegar al aparcamiento noté la masculina mano de Nathan agarrando mi culo sin ningún reparo, algo que me puso aun más cachondo de lo que ya estaba. Así que no lo pude evitar y le empotré contra una de las columnas del parking y comencé a besarle apasionadamente y con fuerza, llevando instintivamente mi mano a su paquete, pero esta vez desabroché la cremallera de su pantalón e introduje la mano dentro, para poder palpar mejor su miembro, aunque aun estaba protegido y a salvo de mi dentro de su ropa interior, pero en cuanto llegáramos a mi casa eso dejaría de ser así. En todo el rato que duró el beso no paraba de gemir mientras nos besábamos y me moría de ganas de tenerlo desnudo en mi cama, solo para mi. Cuando me separé de él y después de sobarle la polla en condiciones, saqué mi mano de su pantalón y se lo volví a abrochar. - Si, también vine en mi coche. Pero no te preocupes, vamos a mi casa en el tuyo y vendré luego o mañana a por el mio. Ahora mismo solo tengo una cosa en la cabeza, y es pasarlo bien contigo - dije, sonriendole de nuevo y dándole un mordisco en el cuello, esperando para seguirlo hasta su coche.

Nos montamos y pusimos rumbo a mi casa. Durante el viaje en ningún momento quité mi mano de su muslo, que iba subiendo y bajando para acariciarle, pues el pantalón le quedaba muy ajustado en las piernas y en el paquete, haciendo que las vistas fueran una delicia. No tardamos mucho en llegar pues mi casa estaba cerca del centro y le dije que aparcara el coche dentro de mi casa, que había sitio de sobra. antes de bajarnos volví a robarle un beso y, antes de separarnos, le mordí el labio inferior como señal de lujuria y de las ganas que tenía de acostarme con él. Nos bajamos del coche y entramos en mi casa y, al cerrar la puerta, le empontré contra ella y pegué mi cuerpo al suyo, para sentir nuestros cuerpos calientes y nuestros miembros duros, para después acercar mis labios a su oreja. - ¿Te gustaría que empezáramos primero en la piscina y luego fuéramos a la cama? Hace mucho calor y creo que en la piscina podríamos pasarlo bien... - dije, mordiéndole la oreja y caminando hacia el jardín, moviéndome de forma sensual para que Nathan se fijara en mi trasero y me siguiera hasta el siguiente punto donde todo se calentaría más.

PD: siento haberme tomado tanta libertad con tu pj, pero quería avanzar un poco y no sabía como hacerlo. Si hay algo que no te gusta y quieres que cambie, estas en tu derecho, así que me lo dices y lo hago sin problema ^^


ELITE
ELITE
Mensajes : 318

Fecha de inscripción : 20/04/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Mar Jun 30, 2015 6:04 pm
El sentir el empujón y como Marco le empotraba a una de las columnas del aparcamiento, sonrió ladino sin quitar su mano de la nalga que había apretado juguetonamente. Le había sorprendido positivamente, y más cuando le besaba de aquella manera apasionada de la cual correspondió de igual forma. La mano que se alojaba en su entrepierna, logró sacarle algunos gemidos ahogados al notar como después de desabrochar la cremallera tocaba a su antojo su miembro más duro que antes. Su respiración entrecortada dejaba a la vista su estado, se mordió el labio inferior después de que el modelo cortara el beso y tal como había metido la mano en su pantalón ahora la sacaba y volvía a dejar todo como antes. Asintió después a lo que decía, mirándole a los ojos con ganas de continuar aquello en un lugar más íntimo.

- Perfecto. - Contestó con una sonrisita cómplice en los labios que dejaba a la vista que estaba ansioso por llegar a su casa, y sabía que Marco pensaba lo mismo. Suspiró por el mordisco en su cuello, y continuó su camino original hacia su coche.

Luego de montarse en el carro junto al modelo, y siguiendo las instrucciones de este para llegar a su casa, fue un viaje tranquilo y no muy largo. Las caricias de Marco en su pierna no hacían nada más que despertar más su excitación obviamente visible entre sus piernas. Al llegar se estacionó donde el otro le indicaba, devolviendo el beso y la mordida que le dejaba antes de separarse para bajar del vehículo.  

Ya dentro de la propiedad nuevamente era empotrado esta vez contra la puerta, correspondió aquello dejando que sus manos bajaran directamente a masajear el trasero del modelo con fuerza pues extrañaba tocar esas firmes y deliciosas nalgas. Notar el duro miembro de Marco le dejaba con ganas de empezar ya a desvestirse, el susurro en si oído hizo que sus manos apretaran más fuerte el trasero del otro.

- Sí, claro... aunque no creo que pueda resistir mucho hasta llegar a la cama. - Comentó jadeando al recibir la mordida en su oreja, verle caminar de esa forma le ponía más y deseaba tocar más aquel hermoso trasero.

Una de sus manos se movió sola hasta liberar un poco la presión que ejercía su polla contra el pantalón, había desabrochado la cremallera y el botón para no sufrir tanto. Siguió como si estuviera poseído al modelo, hasta pegarse detrás de él para que sintiera su polla dura. No tardó en dejarle unos cuantos besos en el cuello, leves mordidas y lamidas mientras sus manos se encargaban de pasearse en sus pectorales.

PD: No te preocupes, me gustó, además era necesario para avanzar rápido xD


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Marco Dinosso el Jue Sep 17, 2015 4:25 am
Off: por favor perdóname por tardar tanto en contestar, pero el trabajo y ahora la universidad me tenian absorbidos. Yo te contesto pero si no quieres seguir con el tema lo entenderé

Caminé delante de Nathan iendo hacia el jardín para provocarlo, dejando que pudiera ver toda mi anatomía trasera esperando que le gustara. Pronto le noté pegado a mi, como su duro miembro encajó perfectamente entre mis nalgas, haciendo que me excitase y no pudiera evitar pararme un momento para restregarme bien contra su miembro, que tantas ganas tenía de sentir sin la ropa de por medio. Antes de volver a reanudar la marcha hacia el jardín, recibí por su parte besos y pequeños mordiscos en el cuello a la vez que sus manos se paseaban por mis pectorales, algo que no hacía más que encenderme cada vez más y más. Tenía muchísimas ganas de acabar en la cama con él, pero quería que este reencuentro que estábamos teniendo fuera memorable y que pudiéramos disfrutar de nuevo de algo que hace tantos años acabó antes de tiempo.

Así que, de nuevo, caminé hacia el jardín de espaldas y me fui quitando la ropa ante su atenta mirada para seguir calentándole y para que él hiciera lo mismo. Me quité el chaleco y me desabroché la camisa, dejando ya al descubierto mi torso desnudo, bien torneado y trabajado, esperando que los cambios que había sufrido desde hace algunos años le gustaran. Hice lo mismo con el pantalón, desabrochando el pantalón y bajando la cremallera, quitándomelos. Justo cuando llegamos al jardín, delante de la piscina, solo estaba con unos boxer muy ajustados, esperando su reacción, para ver si se animaba a hacer lo mismo. Pero tenía ganas de jugar, así que antes de ver su reacción me tiré a la piscina. El agua estaba muy buena, a una temperatura agradable para el tiempo que hacía. Tras bucear un poco para mojarme bien, volví a salir a la superficie, salí de la piscina y fui caminando hacia él, esperando que o se quitara la ropa o se preparara, porque iba a tirarle al agua llevara la ropa que llevara.


ELITE
ELITE
Mensajes : 318

Fecha de inscripción : 20/04/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Nathan Valassi el Lun Sep 21, 2015 12:46 pm
El cuerpo de Marco contra el suyo, su perfecto trasero restregándose contra su polla dura le hizo jadear con ganas. Hacía mucho tiempo que no disfrutaba aquella cercanía con Marco, extrañaba aquella época en la cual ambos se escapaban a algún motel, o a su departamento de soltero sólo para quedarse en la cama hasta que llegara el día siguiente.

Observó al modelo caminar hacia el jardón, su movimiento provocativo le hizo sonreír complacido. Le siguió interesado en aquel streaptease que estaba haciendo, detrás de él un poco alejado para apreciar todo de mejor manera. También se comenzó a quitar la ropa, no iba a quedarse vestido si el modelo dejaba a la vista su perfecto cuerpo. Cuando llegaron al jardín puedo ver que el otro ya estaba sólo en ropa interior, no tardó demasiado tampoco en quedar en sus boxers negros ajustados también. Y sonrió al notar que se daba un chapuzón en la piscina, se relamió los labios al ver que el otro salía a la sperficie y regresaba hacia él. Todo mojado, y a la luz del día, se veía demasiado atractivo.

El enorme bulto en su ropa interior se veía a leguas, Marco le había calentado demasiado, tanto en el restaurant como en el camino hacia la piscina. No podía no estar excitado después de observar su cuerpo semidesnudo, su trasero se le hacía más apetitoso que antes con la ropa puesta.

- ¿Me vas a tirar a la piscina? - Pregunta con una ceja levantada, sobándose levemente la erección en su entrepierna, juguetón.

OFF:
No te preocupes Marco, me ha pasado también, así que no es tan "grave" xD No me dejes botado nada más, y que te vaya bien en tus cosas


Nathan Valassi
FichaMP
Everything is perfect, until I say is not.


Credit Maika


ELITE
ELITE
Mensajes : 216

Fecha de inscripción : 16/11/2014

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.