I.
II.
III.
IV.
V.
Hasta hace cinco años las disputas entre la comunidad judía cristiana y la comunidad LGBT crearon un caos por la dominación de Beverly Hills pero la sociedad LGBT de Los Ángeles y todo California se aliaron a dos diputadosen su afán por crear una igualdad en todo en California, por lo que apoyados por un grupo de empresarios, atletas, músicos y atletas fue que lograron una legislación para la creación de una zona exclusiva para esa comunidad.
El principal activista de ese movimiento y ahora alcalde de Beverly Hills, Travis Denker ha estado acondicionando una ciudad perfecta donde la igualdad prospera, pero lo que no se sabe era que en parte ese proyecto fue para encubrir ciertos negocios ilícitos que tenía con ciertas mafias internacionales. ¿Qué pasaría si la mafia decide cobrar favores?
ambientación
▲ Tu Pj debe tener un Nombre+Apellido o en su defenco un Pseudónimo.
▲ Debes subir tu ficha para obtener color
▲ Después de que tu ficha es aceptada, debes realizar tus Registros
▲ El mínimo de líneas por post es 10.
▲No olviden postear on-rol para mantener sus Pbs, 15 días sin actividad on-rol y perderás tu color
▲ Avisen sus ausencias y eviten perder sus Pbs
021

Elite

013

Burgherdom

002

Home Workers

012

Employees

010

Students

001

Press

003

Police

008

Criminals

Nuevo Skin

21 - 04 - 2016

Limpieza de Registros

12 - 03 - 2016

Skin de Otoño

Noviembre - 2015

Skin Primavera

28 - 04 - 2015

Normas Actualizadas

09 - 12 - 2014

Censo Obligatorio

Octubre - 2014

Apertura foro

25 - 10 - 2014

El foro está inspirado en las series de televisión "Desperate Housewives" y "Devious Maids", sin embargo la trama actual y el enfoque que se le ha dado corre a cargo del staff de Beverly Paradise. Así mismo se agradece a:
Paparazzi y Staff de Beverly Paradise, por la historia y trama.
Damien Aubriot : Modificaciones al skin, tablillas, tablones, y otros códigos.

También agradecemos los tutoriales de Glintz
Savage Themes
The Captain Knows Best y Foroactivo

Algunos recursos gráficos e imágenes han sido tomados de
Tumblr
DeviantArt - Agradecemos especialmente a Pillsburymonki por su coloring Hollywood psd 15
Google
Otros

Gracias a Flaticon por los íconos, créditos a sus autores.

Licencia de Creative Commons

Beverly Paradise by Paparazzi is licensed under a Creative Commons Reconocimiento-NoComercial-CompartirIgual 4.0 Internacional License.
Creado a partir de la obra en http://beverly-paradise.foroactivo.mx
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Mejor AAAApellido
Últimos temas
» Over muscle
Jue Mayo 18, 2017 10:54 pm por Vladimir Mikhailov

» Petición y/o Búsqueda de Rol
Vie Mayo 05, 2017 1:21 pm por Connor Reznikov

» Sorcery hill {Af. Élite}
Lun Abr 03, 2017 9:52 am por Invitado

» Comunidad Homosexual | Eternal Pleasures | REALES | SPORT & UNIVERSITY | APERTURA.
Miér Mar 29, 2017 7:29 pm por A. Griffon Arkwright

» — WALPURGIS HETERO ♥ +18 — Cambio de botón élite!
Sáb Mar 25, 2017 2:42 pm por Invitado

» Gold rings | Griffon
Sáb Mar 25, 2017 2:27 pm por A. Griffon Arkwright

» HUSBAND & MY BOYS 1/4 | Boda del año | Lacayos.
Vie Mar 03, 2017 12:06 pm por A. Griffon Arkwright

» THE RED JOINT | Putos | Sexual Slaves | Clientes
Miér Mar 01, 2017 7:15 am por A. Griffon Arkwright

» Daddy's Boy | Griffon +18
Mar Feb 21, 2017 9:29 am por A. Griffon Arkwright

Afiliados Élite 21 de 50
afiliados Hermanos 03 de 05
Directorio

Long time no see {Fred}

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo

Mensaje por Johann Miller el Mar Mayo 12, 2015 1:52 pm
Hasta el momento la vida sólo le sonreía, de ser un gigoló había pasado a ser una persona normal y corriente, con nuevos intereses y un futuro próximo junto al hombre que tenía su corazón. Su instrucción como cocinero en el instituto estaba cada día dándole mayores conocimientos, y hasta la fecha sus calificaciones estaban bastante bien. De hecho había podido aprender varias cosas que únicamente sabía por la televisión en los programas de cocina o de haberlo leído en internet. Era uno de los mejores de su clase, y podía verse en el futuro administrando su propio restaurant.

Tras salir de sus clases en el instituto privado, que se encontraba en Wilshire, pensó que podría encontrar algo de utilidad en alguna tienda de la zona. Quizás un poco de ropa, abarrotes para la cena o simplemente conocer un poco más la ciudad. Traía consigo su mochila, por suerte aquel día no tenía que llevar su uniforme y cuchillos ya que era bastante más pesado acarrear todo. Vestía con una camiseta de manga larga, pantalones negros ajustados, botines y un gillet de jeans descolorido. Nada demasiado espectacular pues debía ir cómodo a las clases por si debían realizar alguna actividad.

Caminó algunas cuadras mirando las vitrinas de las tiendas, observando todo con curiosidad. Se detuvo en una de estas donde en habían aparadores con utensilios de cocina, últimamente ese tipo de cosas le llamaba mucho la atención debido a sus estudios de gastronomía. Tomó algunas fotos desde su móvil, para anotar después el número de la tienda y los modelos de las cosas que quería. No compraría enseguida, tal vez al final de la semana. Se quedó allí un buen rato, fascinado con todo lo que veía en los aparadores e imaginando qué podría hacer con algunos de esos utensilios en casa.

vestimenta:



We are what we are, and no one will change it.


STUDENTS
STUDENTS
Edad : 28

Mensajes : 39

Fecha de inscripción : 28/04/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick A. Parris el Mar Mayo 12, 2015 3:50 pm
De esas pocas veces que podía salir sin escolta, sin nadie que me siguiera a tres pasos de distancia de mí y que se interpusiera mientras alguien se acercaba a hablarme pasando por un interrogatorio en ocasiones peor que el de un policía para al final dejarlo hablar conmigo y por temor irse dejándome sin nada. Esta vez logre salir sin ellos y así poder respirar aire puro muchos podrían pensar que al ser el jefe y quien pagaba los salarios de mis escoltas podía salir sin ellos cuando yo quisiera pero lo cierto es que hacen tan bien su trabajo que solo dentro de la mansión es donde puedo estar en total soledad sin ellos a excepción del día de hoy.

No tenía un lugar claro a donde ir y pasear puesto a que simplemente quería estar solo tal vez acompañado por alguien pero en la cama para simplemente disfrutar de él y después irme dejando pagada la habitación todo lo que restaba del día y unas horas por la mañana para que si quería se quedara puesto a que esos encuentros ocasionales no me quedaba después simplemente me iba y en muchos de ellos ni su nombre sabia porque la verdad no me importaba para mi ese era solo un momento de placer, una calentura que quería desaparecer y el que terminaba conmigo en la cama tal vez para él estaba en un mal lugar pero para mí estaba en el lugar correcto.

No prestaba la más mínima atención de por dónde iba en ocasiones solo me detenía en seco para observar uno que otro aparador observando la ropa que en ese lugar vendían puesto a que era lo que me llamaba la atención ese era mi debilidad por mencionarlo de algún modo, el comprar ropa y sobre todo ampliar mi colección de relojes de diferentes marcas y modelos siempre teniendo más interés en aquellos antiguos relojes de bolsillo del cual tenía tres uno de ellos herencia familiar y que para mí era sin duda el más preciado de todos. No me percataba por donde iba que al final termine tropezando con alguien – Lo lamento – Fue lo único que dije, estaba tan perdido en mi mundo en ese momento que no comencé a pelear como en otras ocasiones donde haría lo que fuera para que él se disculpara diciendo que él tenía la culpa de todo.




En el placer esta en el pecado:

CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 178

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Johann Miller el Miér Mayo 13, 2015 11:18 pm
Seguía mirando las cosas en la vitrina de la tienda de utensilios de cocina, escribiendo recordatorios en su móvil cuando de repente alguien tropezó con él. Se movió un poco de su sitio, y enseguida miró al culpable del asunto tras escuchas sus disculpas. Tenía el ceño fruncido, y pensaba que el sujeto había sido muy estúpido al haber chocado con alguien que estaba mirando tranquilamente a través del ventanal de la tienda. Pero la voz que pudo oír le llamó poderosamente la atención, parpadeó rápido mientras giraba la cabeza para ver de quién se trataba. Alzó una ceja en señal de sorpresa, y se tapó la boca al darse cuenta de quién era aquel chico.

- ¿Fred, Fred eres tú? - Preguntó muy sorprendido, con las manos tapando su boca al no creer lo que estaba viendo. Hacía tiempo que no lo veía, desde que partieron a establecerse a Beverly Hills con Brennan no había tenido contacto con ningún miembro de la familia Parris. Nunca tuvo problemas con ellos, al menos por tanto tiempo, y hasta agradecía en parte que hubiera conocido a su ahora prometido por el contacto que tenía con ellos.

Tragó saliva incrédulo, entre feliz por ver a Frederick allí y un poco preocupado por lo que pensaría Brennan al volver a tomar contacto con un Parris. No era por haber tenido encuentros sexuales con él, sino por el asunto de sus actividades criminales. A veces los problemas podían llegar, al estar comunicados con otros de su mismo tipo.


We are what we are, and no one will change it.


STUDENTS
STUDENTS
Edad : 28

Mensajes : 39

Fecha de inscripción : 28/04/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick A. Parris el Jue Mayo 14, 2015 2:31 pm
No estaba prestando atención a la persona en general no estaba prestando atención a nada en general simplemente veía en las vitrinas sin tan siquiera prestar atención detalladamente simplemente como si realmente prestara atención. Escuchar que me decía Fred era algo extraño puesto que pocos me llamaban así porque no a todos se los permitía, levante la vista y note a un joven de cabello largo al principio no se me hacía conocido por lo cual iba a comenzar a discutir de como sabia mi nombre pero pronto lo reconocí era Johann Miller un joven que llego a trabaja r para mi familia y de un momento a otro se volvió en un hombre de confianza para al final dejar el negocio y como le tenía aprecio lo permití así sin mas – ¿Johann de verdad eres tú? – No podía creer que lo fuera a encontrar en este lugar y de esta forma

- Johann me alegra verte – Le decía mientras lo abrazaba y giraba un poco con él pues era una emoción volver a verlo después de tanto tiempo - Lo lamento fue la emoción, ¿Cómo has estado? – Me disculpe para inmediatamente preguntarle aquello quería saber que había sido de él, si seguía con mi padrino o simplemente él vivía ahora aquí solo o con alguien más  sin duda había muchas cosas de que platicar – De un momento a otro ya no supe nada de ti y te seré sincero me tenías preocupado pero sin duda veo que estas muy bien, mejor que antes diría yo – Le mencionaba aquello con una leve sonrisa traviesa pues no solo me refería a su aspecto y él debía de entender con facilidad a aquellas palabras.




En el placer esta en el pecado:

CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 178

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Johann Miller el Vie Mayo 15, 2015 2:40 pm
Todavía sorprendido asintió a lo que preguntaba Frederick, sonriendo de manera complacida al tener a alguien conocido nuevamente frente a él. Tal vez su prometido también estuviera feliz de volver a ver a su ahijado, y hasta podrían comenzar a hacer negocios que les convendrían a ambas familias. Su mente rápidamente pensaba en cosas que podrían hacer, salir y pasear los tres en la ciudad, pasar una buena tarde poniéndose al día.

- A mí también me alegra mucho verte, Fred! - Contesta mientras se agarra de Fred y le permite darle vueltas, un abrazo nunca estaba demás y más cuando no había visto a Frederick desde hace mucho tiempo. Se le nota bastante bien, su aspecto es el de siempre y atractivo. Negó con la cabeza ante la disculpa, no necesitaba disculparse por la emoción de volver a verlo él sentía lo mismo. - No te preocupes Fred, bien, muy bien de hecho. Estoy esperando el día de mi matrimonio, con tu padrino, aún estamos juntos. - Respondió con una enorme sonrisa en los labios, sintiéndose orgulloso de poder todavía estar con Brennan y si el destino lo quería sería hasta sus últimos días. - ¿Y tú, qué tal? - Preguntó dándole un apretón en el brazo, como gesto de cariño. Sonrió de la misma forma traviesa que Fred, torciendo los labios. - Lo siento, no avisamos a nadie... simplemente nos fuimos cuando Brennan quiso y yo lo seguí. - Se encogió de hombros sonriente, tratando de disculparse un poco. - Sí, estoy de maravilla Fred. He dejado la mayoría de mi "pasado" atrás, y ahora estoy viviendo cosas nuevas. Estoy feliz. - Le confesó a su viejo amigo suspirando, con una sonrisa que comrpobaba sus palabras, estaba feliz de su nueva vida alejado de todo lo de antes.


We are what we are, and no one will change it.


STUDENTS
STUDENTS
Edad : 28

Mensajes : 39

Fecha de inscripción : 28/04/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick A. Parris el Vie Mayo 15, 2015 5:17 pm
Sin duda podía imaginar encontrarme a cualquier persona en cualquier parte del mundo pero no a Johann justamente en este lugar puesto a que al irse de pronto no creía volver a verlo mucho menos a mi padrino pero sin duda me alegraba de encontrarlo nuevamente. Escuchar que estaba comprometido con mi padrino sin duda me alegraba mucho el saber que por alguien estaba bien – Me alegra escuchar eso Johann sin duda te mereces ser feliz y espero que hagas feliz a mi padrino – Le decía casi como si fuera una advertencia puesto a que sin duda me importaba la felicidad de ambos, ¿Cómo estaba yo? Eso era una pregunta complicada y que no a cualquiera le respondería con la verdad o a detalle pero tratándose de él no podía ocultar nada puesto a que él era una de las personas que mejor por lo cual era preferible contar las cosas como eran y simplemente esperar su apoyo o simplemente unas palabras de ánimo – Pues se puede decir que estoy bien, aquí estoy – Le decía intentando sonar tranquilo y un tanto alegre – Pero la verdad es que lo mío con Thomas no funcionó bien y unos pequeños problemas con mi familia, nada grave pero preferí volverme a mudar y vivir solo por un tiempo – Le comenzaba a contar tranquilamente aunque en cierto punto me dolía recordar aquello aunque en parte había sido error mío el problema en mi matrimonio.

Escucharlo hablar sobre su vida el que había dejado todo atrás y sobre todo que estaba feliz me alegraba, también esa “disculpa” por irse así sin decirle a nadie no era necesaria era su vida junto a mi padrino y no tenía por qué justificar el hecho que se alejaron de pronto – Como tú lo mencionaste no es necesario una disculpa ni mucho menos una justificación simplemente mi padrino opto por irse así y era obvio que tú lo siguieras al fin se nota lo enamorado que estas de el – Le respondía con tranquilidad y tratando de estar alegre aun cuando era algo complicado por lo que recién le contaba – Espero que ahora que me encontré contigo pueda hablar también con mi padrino y este invitado a su boda, claro si es algo más privado lo entenderé pero quiero que acepten mi regalo - ¿Qué podría darle a alguien que tiene igual o más dinero que yo? Tal vez no era necesario un gran regalo tal vez un detalle aunque elegante sería más que suficiente para ellos más si venia de mi parte puesto a que a ambos los apreciaba y sabía que ellos también me apreciaban a mí.




En el placer esta en el pecado:

CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 178

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Johann Miller el Dom Mayo 24, 2015 10:51 pm
No pudo evitar sonreír realmente feliz, al escuchar que Fred le deseaba que fuera muy feliz con Brennan, y la verdad era que a veces él pensaba que no se merecía demasiado de eso y le parecía que ya vendría alguna cosa que le dejaría sin ello.

- Trataré de hacerlo, siempre... - Respondió un tanto divertido por el tono que tenía Fred al final, casi como si fuera una advertencia. Sabía muy bien que hablaba ne serio, pero hasta el momento sólo había actuado de forma que Brennan siempre estuviera complacido y satisfecho de tenerlo a su lado.

Pronto vino la respuesta a su pregunta, de cómo estaba, y podía notar el cambio en su tono de voz y en su expresión aunque trataba de ocultar su tristeza. Fred había sido un buen amigo, un buen jefe, y saber que estaba pasando una mala racha le hizo sentir un poco triste también. Alargó la mano para darle un apretón en el brazo, para hacerle sentir que estaba allí por si lo necesitaba.

- Lamento oír estas noticias... sabes que cuentas conmigo y con tu padrino para cualquier cosa que necesites. Incluso si es sólo para distraerte o hablar, sabes que no divulgo nada ni tampoco juzgo, eso sería el colmo. - Comentó dándole un toque más esperanzador con aquella broma al final de la frase.

Sonrió cómplice al oír lo que decía el otro, pues era totalmente cierto, estaba completamente enamorado de su prometido y había dejado todo atrás para empezar una vida con él en Beverly Hills.

- Lo sé, pero tampoco voy a hacer de cuenta que no importa y que te deba al menos una explicación si éramos amigos ¿entiendes? - Dijo dejando en claro su posición, ya que consideraba a Fred un amigo y desaparecer de pronto sin dejar rastro es algo que no se puede dejar pasar. Sonrió de lado ilusionado ante la mención de la boda y el regalo, a pesar de que Fred estuviera contándole sobre su amargura y eso lo tendría en cuenta para subirle el ánimo. - Claro que sí, debes venir a cenar a casa, y obviamente prepararé una deliciosa comida para volver a reunirnos como antes. A tu padrino le alegrará verte, te lo aseguro. - Sonrió cálidamente, volviendo a abrazarle porque sentía que su amigo necesitaba un poco de cariño y afecto por todo lo que le estaba pasando. Luego le agarró del brazo, mirando hacia algún local donde pudieran ir a sentarse y ponerse al día más calmadamente. - ¿Quieres un café? No te voy a soltar tan fácil, necesitamos hablar más... - Mencionó con una sonrisa dulce, invitándole con la mirada a que fueran a la cafetería de enfrente.


We are what we are, and no one will change it.


STUDENTS
STUDENTS
Edad : 28

Mensajes : 39

Fecha de inscripción : 28/04/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick A. Parris el Vie Mayo 29, 2015 11:46 am
Sonreía puesto a que aun cuando le estaba amenazando en mantener feliz a mi padrino era una simple broma puesto a que sabía a ciencia cierta que él así lo hacía e incluso mi padrino se preocupaba por él y lo cuidaba y amaba no por nada aun sabiendo que trabajaba para mi familia lo saco de ese mundo y en mejor momento no pudo ser puesto a que de un momento para otro a mi padrino se le presentaron muchas cosas, muchos problemas que tal vez solo no iba a poder pero ahí estaba Johann para apoyarlo y ahora más sabiendo que próximamente iban a estar casados – Te lo agradezco mucho y se bien que puedo contar con ambos así sea solo para hablar un poco no estar tanto tiempo solo – Le respondía. Solo, actualmente así estaba completamente solo, podía estar rodeado de empleados, de los chicos que trabajaban para mí o de alguna aventura de una noche pero no estaba acompañado, salvo por mi escolta que él lo consideraba un amigo y que al igual que Johann algún tiempo atrás pertenecía a ese mundo.

Una explicación eso necesitaba de ambos aunque no me preocupaba y la verdad no la necesitaba puesto a que ahora sabía que ambos estaban bien, muy bien. Sacudí un poco mi cabeza para dejar ese recuerdo atrás y seguir con mi vida adelante ahora sin preocuparme de que dirán mi familia con respecto a mis gustos y caprichos, puesto a que ahora el dinero que tenía provenía de mi esfuerzo y no del ya tan conocido capital de la familia Parris. Si bien el apellido aún tenía ese respeto y esa fama en el mundo de los negocios ilegales, todo en las sombras yo me imponía y no hacía uso de él demostrando que yo podía hacerme de un nombre sin ningún problema.

Asentía ante su invitación era la primera vez desde mi llegada a Beverly Hills que me emocionaba tanto por una invitación a cenar y más al saber que él iba a preparar la cena sin duda comida hecha en casa era mejor que la que podías comer en cualquier restaurante por más famoso que fuera. Correspondía a aquel abrazo que sin duda en este momento me hacía falta, escuchaba su propuesta, cualquiera que nos llegara a ver sin duda pensaría que éramos algo más que viejos amigos y aunque en lo personal no me importaba lo que los demás pensaran no quería que se interpretara mal aunque no lo soltaba - ¿Y quién menciono que yo te dejaría ir así de fácil? – Le preguntaba con cierta sonrisa comenzando a caminar hacia una de las cafeterías más próximas para así seguir con la plática puesto a que era mucho tiempo sin saber el uno del otro.




En el placer esta en el pecado:

CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 178

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Johann Miller el Mar Jun 09, 2015 3:20 pm
Ahora que lo pensaba bien, tal vez Fred representaba en alguna manera lo que un hermano significaba. Quizás no en el tema sexual, pues Johan había disfrutado en varias ocasiones de las atenciones y necesidades de su ex-empleador. Pero por otro lado, siempre había sido uno de esos en los que podía confiar, nunca completamente pues siempre había sido desconfiado, pero al menos Fred siempre era sincero. Y ese pensamiento le hizo ver que a pesar de que Fred tenía una familia, ahora no contaba con ellos como lo hacía antes. Por ello quería darle su apoyo, su cariño a pesar de ya no tener relación en cuanto a lo laboral pues seguía siendo uno de los pocos amigos verdaderos que tenía.

- Ahora no estarás tan "solo", vamos que si te sientes así puedes perfectamente mudarte a nuestra casa y allí te mimaremos como parte de la familia. - Le dijo para poder animarlo, lo notaba bastante triste y no le agradaba para nada ya que Fred nunca había estado así, a excepción de los tiempos en que peleaba con su familia o su novio.

Sonrió al ver que correspondía su agarre en el brazo, estaba muy feliz de volver a ver a su amigo allí en Beverly Hills. Se alegró de saber que tampoco quería dejarlo ir tan rápido, apenas estaban volviendo a verse y necesitaban ponerse al día sobre todo.

- Ese es el Fred que conozco, debes hablarme de todo... quiero saber qué ha pasado y qué estás haciendo actualmente aquí. - Comentó caminando junto a Fred hacia la cafetería en la que podrían ponerse al día.

Entró con su amigo al local, llevándolo hacia una mesa junto a la ventana. Un camarero pronto les entregó la carta, y mientras pedían su orden Johan aprovechó de observar bien a Fred. Tratando de dilucidar lo que pasaba por su cabeza, siempre había podido percibir lo que sentían los demás a través de sus ojos y quería intentar averiguar sobre él.


We are what we are, and no one will change it.


STUDENTS
STUDENTS
Edad : 28

Mensajes : 39

Fecha de inscripción : 28/04/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick A. Parris el Jue Jun 11, 2015 1:34 pm
El encontrarme con Johann en este preciso momento había sido una grata sorpresa y no lo decía por el hecho de haberme topado así con él, sino más bien en este momento en donde ahora estaba solo. Si bien sentía que aun contaba con mi familia para algunas cosas no era lo mismo vivir de forma independiente de ellos aun cuando yo lo había querido así pero bueno en algún momento tenía que comenzar a hacer mi vida sin ellos aunque la familia siempre está para apoyarse y cuidarse en todo momento.

Escuchaba las palabras de Johann y su clara invitación a vivir con ellos esa era una gran idea puesto a que estar con ellos me alegraría mucho simplemente porque podría estar tiempo con el que para mí era un gran amigo e incluso podía considerarlo un hermano más y también pasar tiempo con mi padrino aquel que siempre me apoyo en todo momento e incluso me ofreció su casa muchas veces para dejar atrás tantos problemas con mi familia y que siempre contaba con su apoyo – Te lo agradezco pero no quiero ir a interrumpir su vida, ustedes tienen sus planes y su vida hecha que el simple hecho de llegar yo y solicitar atención los va a hacer cancelar algunos planes por mí - Le daba un beso en la mejilla, un beso de amigos que éramos pues en este momento y desde que él estaba con mi padrino no habíamos tenido nada y aun para mí eso era algo de sorpresa puesto a que eso nunca me importaba – Lo que les puedo aceptar es una habitación para pasar unos días pero claro después de hablar con mi padrino – Unos días y tratando de que no fueran muchos y que no modificaran sus agendas por estar conmigo con el hecho de sentirme en familia era más que suficiente.

Asentía sin soltarlo y caminando a su paso – Claro, te contare todo y aunque me imagino que tú y mi padrino están aquí por su matrimonio quiero saber mas no creo que eso sea el único motivo – Teníamos mucho de qué hablar y tanto el como yo no pensábamos dejarnos ir así de fácil por lo cual esta platica iba a ser muy larga y tal vez terminaríamos en su casa hablando ahora también con mi padrino siendo los tres en una rica cena o simplemente en una agradable platica.

- No te esfuerces tanto en saber que pienso – Le decía aquello sin despegar mis ojos del menú – Sabes que contigo son un libro abierto y lo que me preguntes simplemente te lo voy a responder – Era una de las cosas que extrañaba de él, aun cuando intentaba ocultarle algo él se percataba que no era verdad lo que decía y al final terminaba contando lo que me pasaba realmente y en otras cosas el siempre sabia la verdad y solo esperaba el momento para que yo se lo contara.




En el placer esta en el pecado:

CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 178

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Johann Miller el Miér Jul 08, 2015 2:33 pm
Asiente al oír las palabras de Fred, sabía que él no estorbaría para nada en la casa que compartían con Brennan pero entendía que el otro se sintiera un poco incómodo de interrumpir la vida que ahora llevaban con su prometido en Beverly Hills.

- Vale, pero aún así está abierta la invitación a que puedas quedarte cuando necesites ¿si? - Contestó el pelinegro, recibiendo el beso con gusto al estar tanto tiempo alejado e incomunicado con el que había sido uno de sus jefes y terminó siendo un amigo. Sonrió asintiendo de nuevo con alegría, devolviéndole el beso en la mejilla a su amigo con cariño. - Claro, como quieras. No creo que Bren no te permita eso, tenemos un montón de espacio. - Dijo ladeando la sonrisa, dándole palmaditas en el hombro a modo de darle ánimos y un poco de afecto al haber vuelto a verle.

Luego de agarrarle del brazo para cruzar hacia el frente, con destino a la cafetería a media calle. Sonrió cómplice a lo que decía Fred, asintiendo despacio pues habían otros motivos por los cuales estar allí y eran más que todo negocios que su prometido tenía en la ciudad.

- Además de matrimonio, pues negocios... ya sabes como es el asunto. Yo no discuto nada de eso con él, no me incumbe y dice que es para protegerme. - Comenta encogiéndose de hombros con la última frase, ya que era la verdad. Él sabía qué tipo de cosas ilícitas realizaba, pero nunca opinaba o se entrometía pues no era su asunto.

Tras entrar y sentarse en una mesa, tuvo que taparse la boca divertido al oír a Fred, le había pillado tratando de decifrar lo que le ocurría.

- Lo siento, es la costumbre. Además no te he visto en meses y es un hábito tratar de descubrir qué pasa en la mente de cualquiera. - Suspira divertido, mirando la carta descuidadamente ya que tenía en mente lo que pediría. - Te extrañé... - Dice haciendo un puchero tierno en los labios, extiende la mano sobre la mesa para tomar la de su amigo y apretarla en señal de cariño y sinceridad en sus palabras.


We are what we are, and no one will change it.


STUDENTS
STUDENTS
Edad : 28

Mensajes : 39

Fecha de inscripción : 28/04/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick A. Parris el Miér Jul 08, 2015 6:06 pm
Asentía a aquello – Te lo agradezco mucho Johann y se bien que seré muy bien recibido contigo y mi padrino y me gustara pasar un tiempo con ustedes – Seguía con mi idea de no interrumpir su rutina de siempre y su libertad de estar en su propia casa como a ellos les gustara puesto a que ya debían de tener su rutina – Bien en ese caso tenemos que hablar ambos con mi padrino pero yo llegando de sorpresa cuando eso ocurra – Le decía como si fuera un plan aquello pero más que eso quería sorprender a mi padrino por mi presencia, además quería platicar con él y saber si seguía contando con su apoyo aunque por como actuaba Johann me decía que si contaba con el como siempre había sido.

Escuchaba atento, los negocios nos movían a ambos con frecuencia, era de esperarse que ese era su motivo por estar ahora aquí, por negocios había terminado en Beverly Hills un mercado nuevo y donde sabía que mis jóvenes de más categoría serian bien recibidos aquí puesto a que se trataba de gente con dinero –Ya veo, en mi caso es la misma situación por la que termine en esta ciudad - ¿Protección? Era la vida de todos los que querían formalizar algo con un criminal – De ahora en más también tienes mi protección, cualquier cosa que necesites no dudes en llamarme, el ir por ti a algún lugar sin importar la hora háblame y personalmente iré por ti – Le decía seguro de aquello, era un buen amigo, un ex trabajador que cumplía sin pero alguno y era la felicidad de mi padrino un hombre que me ha apoyado siempre y que es parte de mi familia por lo cual Johann también lo era.

- No te preocupes, te conozco tanto como tú a mí y aun cuando no te veo se bien lo que intentas hacer, así que pregúntame lo que quieras y lo vas a saber sin ningún problema – Tomaba su mano correspondiendo a aquella caricia que él me daba para después darle un beso en el dorso de la mano – Yo también, me hiciste falta este tiempo pues no tenía a un verdadero amigo con quien hablar – Él era de los pocos casi inexistentes amigos que tenía y la verdad podía decir que lo quería más como a un hermano mas.




En el placer esta en el pecado:

CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 178

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Johann Miller el Sáb Jul 18, 2015 11:08 pm
Estaba simplemente feliz de poder volver a tomar el contacto con Fred, habían pasado tantas cosas desde que se vio forzado a no volver a verle que se sentía un poco culpable de no retomar la comunicación antes de aquel encuentro.

- Así aprovecharé para llenarte de comida, he aprendido muchos platillos en el instituto. - Le dice sonriendo, pues al no estar tanto Brennan en casa no puede practicar sus preparaciones sin sentir que cocina demasiado para nadie en casa. - Vale, podrás hablar con él sobre los detalles de tu estadía. - Comentaba divertido, pues notaba que Fred no quería molestarles, aunque estaba demás decir aquello pues para nada su amigo era un estorbo en casa.

Asiente después por lo que dice sobre los negocios, Beverly Hills estaba cargado del tipo de negocios que Fred y su prometido tenían. No era una sorpresa, pues en todos lados en realidad había tales cosas pues siempre existía quién necesitaba de aquellos servicios.

- Vaya, Beverly Hills se ha vuelto muy apetecida por los empresarios de tu tipo, eh. - Le pica divertido, pues en la ciudad se puede encontrar una variedad de chicos y chicas que estaban dispuestos a probar en aquel rubro. Sonrió de lado mirándole con renovada ternura y agradecimiento, sabía que podía contar con Fred por si necesitaba ese tipo de protección mientras Brennan no se encontraba en la ciudad. - Gracias, aprecio que me cuides. Te avisaré si lo necesito, sé que me mantendrás tan protegido como tu padrino. - Le dice agradecido, dándole un leve apretón en el brazo como forma de agradecimiento.

Sonrió entretenido por las palabras de Fred, pues era verdad que estaba tratando de saber más de lo que él decía en esos momentos. Más tarde podría interrogarle mejor, saber de algunas cosas más profundas y no simplemente la superficie de lo que pasaba.

- Luego te interrogaré... deja que te mire para recordar lo bonita que es tu cara. - Comenta soltando una risilla llena de gracia, y luego le mira con una sonrisa llena de honestidad pues le agrada saber que también a Fred le ha hecho falta su presencia. - Me pone triste que digas eso, Fred. Pero al menos ya nos volvimos a ver... y como dije antes si necesitas hablar o siquiera desahogarte cuentas conmigo... sabes que no juzgo nada y puede que así te sientas más liberado de lo que llevas en tu corazón. - Menciona mirándole con dulzura, sin dejar el agarre en su mano pues le quería demostrar que estaba allí siempre que necesitara.


We are what we are, and no one will change it.


STUDENTS
STUDENTS
Edad : 28

Mensajes : 39

Fecha de inscripción : 28/04/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Frederick A. Parris el Mar Jul 21, 2015 2:39 pm
Sin duda el estar con él, con alguien que sentía que realmente era mi amigo y no me juzgaba por mis acciones y mucho menos me buscaba para ser yo quien pagara todo en una fiesta me llenaba de alegría, últimamente era más frio y era difícil que alguien me viera con una sonrisa pero Johann sin ningún tipo de esfuerzo lo había logrado, logro derretir ese hielo que comenzaba a cubrirme y sin duda lo agradecía –Me parece perfecto, la comida hecha en casa sin duda es la mejor y más si la preparas tú, que recuerdo como me tenías en engorda por tu culpa casi perdía mi cuerpo trabajado – Le decía como si lo estuviera regañando pero todo era en tono de broma puesto a que siempre quería comer algo que el preparara, iba a hablar con mi padrino sabía que no iba a haber ningún problema con mi estadía en su casa unos días o en ocasiones puesto a que el me veía como su hijo y siempre me había apoyado cada que tenía problemas.

Era verdad que volver a encontrarme con él y saber que seguía con mi padrino era algo complicado y que tanto mi padrino como yo coincidiéramos en esta ciudad me gustaba – Eso parece y sin duda que mi padrino, tu prometido este aquí me alegra por dos cosas. La primera porque lo quiero como a un segundo padre y la segunda porque siguen juntos y puedo estar contigo otra vez y es lo que me hace feliz – Le mencionaba, no era en plan de otra cosa aquellas palabras sino más bien como amigos puesto a que era lo que necesitaba, un amigo – No es que no confié en la seguridad que te da mi padrino, pero me gustaría que tengas a uno de mis hombres para asegurarme de que no te pase nada, te aseguro que no lo notaras y así estaré más tranquilo prefiero pecar de precavido que culparme después por no poder hacer nada – Sabía a ciencia cierta que mi padrino no lo iba a dejar ni un segundo sin seguridad aunque me sorprendió que no apareciera nadie cuando nos encontramos más por la reacción que tuve yo y era también por eso que esperaba aceptara.

- Estoy esperando ese interrogatorio, aunque te repito soy un libro abierto y tú me conoces como la palma de tu mano, no sé qué más quieras saber – Le decía con una sonrisa. Tenía en mente unos temas, sobre todo los de mi divorcio y tal vez era buena idea que él me hiciera hablar para así poder contar todo y sentirme más liberado de ese tema – Por eso siempre te estaré agradecido, por saber que puedo contarte todo y no mencionaras nada y tampoco me juzgaras, me alegro de poder volver a verte y saber que en este lugar tengo a un verdadero amigo – Mencionaba aquello sin dejar de acariciar su mano para después darle un beso en el dorso de la misma.




En el placer esta en el pecado:

CRIMINALS
CRIMINALS
Mensajes : 178

Fecha de inscripción : 02/05/2015

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Johann Miller el Mar Ago 04, 2015 6:35 pm
Tuvo que taparse la boca con la mano libre para no soltar una tremenda carcajada al oír lo que decía Fred sobre haber engordado con su comida. A él le encantaba poder preparar las cenas y que su prometido o sus amigos pudieran disfrutarla, y sobretodo ahora que Fred había regresado a su vida lo haría con más satisfacción.

- No es mi culpa tener buena mano en la cocina, además si engordas bien puedes hacer más ejercicio para dejar tu cuerpo bien marcado. - Contesta sonriendo, contento de volver a tener aquellas pláticas y conversaciones como dos grandes amigos de toda la vida. Estaba seguro de que Brennan no haría problemas en tener a Fred en casa por algún tiempo, así todos estarían más felices al poder compartir entre ellos.

Sonrió con sinceridad, realmente contento de haberse topado con Fred aquella tarde pues pensaba antes que ya no podía seguir en contacto con él ni sus amistades de su pasado reciente, aunque también sabía perfectamente que no todos eran bienvenidos en su nueva vida.

- A mi también, de verdad que estoy feliz de haberte encontrado. - Menciona sonriendo con honestidad, pues sentía que una partecita de él volvía a tener aquellos recuerdos que quizás le hacían falta un poco. Tuerce un poco los labios al oír lo de la seguridad, si bien no llevaba a ningún lado a un guardaespaldas estaba seguro de que su prometido le había encomendado a algunos de sus hombres seguirle sin ser vistos. Asiente torciendo más los labios, a él no le agradaba tener que llevar a nadie tras la espalda pues podía verse como una carga más para los demás. - Eres igual que Brennan, yo sé que él me dejó a dos guardaespaldas pero nunca los he visto cerca. Aceptaré que uno de los tuyos me cuide, pero no quiero que se noten... mi vida aquí no es demasiado glamorosa y quizás molestaría a los que están a mi alrededor. - Comenta, agradeciendo el gesto que tiene por protegerle en aquella ciudad llena de peligros y aventuras.

Sonríe al oírle, si bien tenía unas cuantas preguntas no quería ser imprudente al comenzar a interrogarle de esa forma. Se mordió el labio inferior, mirándole después al escucharle de nuevo y asintió a lo que decía. Sentía que Fred necesitaba más que nunca a alguien que pudiera escucharle sin reclamarle después, apretó más su mano y luego sonrió con cariño ante su beso.

- Fred... siento que en verdad necesitas que te escuchen... - Le dice sincero, sin dejar su mano en un agarre firme pero cariñoso. - ¿Qué pasó con tu Thomas? ¿Tu matrimonio? ¿Estás bien sin tus hermanos, sin tu padre? - Preguntó siendo cuidadoso en su tono de voz, curioso pero delicado pues eran temas sensibles y lo había notado antes.


We are what we are, and no one will change it.


STUDENTS
STUDENTS
Edad : 28

Mensajes : 39

Fecha de inscripción : 28/04/2015

Localización : Beverly Hills

Ver perfil de usuario
avatar

Volver arriba Ir abajo

Mensaje por Contenido patrocinado
Contenido patrocinado

Volver arriba Ir abajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba

- Temas similares

Permisos de este foro:
No puedes responder a temas en este foro.